Relatos eroticos, Sexo, Sexo gratis, Videos porno, Fotos porno, Porno, Porno gratis, xxx

Relatos eróticos Marqueze. El Sexo que te gusta leer.

ME FOLLE A LA TETONA

7 de septiembre de 2008

Esta historia ocurrió hace apenas algunos años, conocí en Internet una chica, su nombre era Adriana, al principio charlé con ella con ánimos de establecer una relación importante y seria, pero a medida que hablaba con ella me di cuenta que ese tipo de relaciones no eran con ella así que decidí llevarla como amiga…

Al poco tiempo la conocí, resultó ser una chica muy linda, era bajita 1:55, pero tenía unos senos enormes y le gustaba tomarse el cabello en 2 colitas como una colegiala traviesa…

Cuando yo la conocí estaba aún en el colegio, pero con el tiempo entró a la Universidad y su vida como universitaria de verdad que la sabía disfrutar, como ya lo había dicho éramos solo amigos, y la verdad pese a sus enormes senos nunca pensé llevar las cosas a mayores.

Estar en este tipo de relación me llevó a tener un mayor nivel de confianza con ella hasta el punto que me contaba como le gustaba tirar con su novio y en que posiciones, en cierta ocasión me comentó que estando en la universidad había sentido un deseo muy raro y era que había visto una chica pasar y se había sentido terriblemente excitada, yo me sorprendí cuando me contó este tipo de cosas ella me dijo que me lo contaba porque era la persona que más confianza tenía, y que esa noche se masturbó pensando en esa chica.

Como ya lo decía esta chica se volvía cada día más coqueta, un día fui a su casa charlamos un rato y me preguntó si le gustaría tomarme una copa de vino, le dije que sería un placer…

Uno fueron dos y luego tres, cuando menos nos dimos cuenta nos habíamos tomado toda la botella, ella se quitó el saco porque ya se estaba acalorando y pude ver en todo su esplendor esos senos tan magníficos, me sentí muy excitado y mi pene se puso a mil, ella lo notó disimuladamente y me dijo que si la podía acompañar a su habitación a colgar unas cosas, como yo soy alto no vi ningún problema en ayudarla…

Subimos y cuando estábamos allí me pasó una estrella de esas fosforescente, me dijo que la quería justo encima de su cama, me subí y me puse en la labor, sin embargo sentía que sus ojos no estaban dirigidos hacia donde la colgaba sino hacia mi pene cada vez más abultado…

Yo no podía dejar de sentir sus ojos en mí, de un momento a otro me dijo que ya venía, cuando volvió me di cuenta que se había quitado el sostén y sus pezones se notaban muy paraditos, como teníamos cierta confianza le dije: ¡Que provocativos se ven tus pezones! Solo fue que dijera eso para que se botara sobre mi pantalón, me bajara todo y comenzara a chupar mi pene, definitivamente toda esa experiencia que tenía con sus novios le había servido, chupaba la punta, me volvió a bajar el pantalón y siguió chupando, me dijo que ella sabía que realmente me fascinaba verla así, acepté y la tomé de las colitas y empujé su cara hacia mi pene para que se lo tragara hasta el fondo, de un momento a otro reaccioné y dije: “este momento no lo puedo dejar pasar”.

La levanté le di un beso apasionado, la llevé hasta su habitación, boté todas las cosas que en el tocador habían, le alcé la falda y empecé a penetrarla por su conchita con su cara mirando el espejo, me dijo que se sentía dominada, pero que siguiera, en seguida le dije: “esto que ves es para niñitas”, tú ya estás en la universidad.

Así que saqué mi pene de su vagina, busqué entre las cosas que boté del tocador, encontré crema para manos, se la unté en todo su ano y la penetré de una en su culo, no tuvo tiempo de reaccionar, cuando ya me estaba moviendo brutalmente hacia atrás y adelante empezó a hacer sonidos muy fuertes de dolor y placer, pero no me detenía, así que con mis manos comencé a tocarle sus senos que me fascinaban tanto, solo decía sigue, sigue por favor…, cuando sentí que me iba a venir, saqué mi pene,

la levanté y la boté a la cama, puse mi pene entre sus dos pechos empecé a masturbarme con ellos.

De solo recordarlo siento ese calor tan grande, no fue mucho lo que duré con mi pene en sus pechos, cuando eyaculé y todo mi semen cayó en sus enormes tetas ella intentó tomárselo todo, enseguida me subí los pantalones, me puse toda mi ropa y me fui sin darle explicación alguna; tuve suerte, cuando salí de su casa me encontré con su mamá que me saludó amablemente y me dijo que porque me iba tan rápido, respondí una urgencia que no puedo aplazar, y me fui…

No la llamé, ella me llamó al otro día y me dijo que nunca se había sentido tan controlada y como un objeto sexual como aquel día, le dije que perdonara, pero me contestó que lo quería repetir que cuando volvía a ir… Mmmmm…

No se le dije… si vienes ya tengo una sorpresita… cual le dije… te espero y te la contamos, una risa de otra chica sonó al fondo así que colgué y me dirigí a una nueva faena, pero bueno eso es otra historia.

Autor: Thief

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
ME FOLLE A LA TETONA, 8.7 out of 10 based on 3 ratings
  
categoría:

Ningún comentario »

Aún no hay comentarios

Canal RSS de los comentarios de la entrada | URL para TrackBack

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Bienvenido a la mayor comunidad de escritores de relatos eróticos


Copyright © 2008. Gestores Profesionales de Contenidos Digitales S.L.
Todos los derechos reservados