Relatos eroticos, Sexo, Sexo gratis, Videos porno, Fotos porno, Porno, Porno gratis, xxx

Relatos eróticos Marqueze. El Sexo que te gusta leer.

Mi corazón descansó, comencé a sentirme excitado y mi mente no dejaba de visualizar el momento

Hola, en vista de que no les disgustó lo que leyeron en mi relato anterior les platicaré lo que pasó en el segundo encuentro que tuve con mi tía Alma.

Lo último que les comenté es que ella se fue diciéndome que luego le hablaría a mi madre. Cosa que en efecto hizo, pero solo le dijo que había venido a verla pero que no la había encontrado, según me dijo mi madre cuando le pregunte con un temor que quería mi tía. Así pasó la primera semana, pensando en que había sido un estúpido por no haberme cogido a mi tía como se debe. Pensé que no había aprovechado la oportunidad que tuve y nunca en la vida tendría otra igual. Cuan equivocado estaba yo cuando después de otras 2 semanas, un domingo sonó mi celular como a eso de las 11 de la noche, ya que había ido a dejar a mi novia a su casa y estaba afinando algunos detalles de una tarea que tenía que entregar el lunes:

- Bueno

- Cesar?

- Si

- Ah, hola hijo, habla tu tía Alma

- Me recorrió un frío por todo el cuerpo pensando que tal vez vendría algún reproche o algún tipo de soborno, pues me pasó por la cabeza (ahora lo veo como una tontería y producto de los nervios) que podría chantajearme con decirle a mi mamá o a mi novia lo que había hecho. En voz bajita y cerrando la puerta de mi recámara dije:

- Ah, que pasó tía

- Estas ocupado?

- Pues un poco, que se te ofrecía

- Podemos hablar?

- Pues si, dime….

- Bueno, lo que pasa es que Manuel (su ex-esposo) no me dio dinero y tengo muchos gasto pendientes. No se si tu quieras, y no me gustaría que pensaras mal de mí, pero quiero ver si tienes un poco mas de dinero que puedas prestarme.

En ese momento supe que la vida me estaba dando una segunda oportunidad. Mis miedos se disiparon, pues si había vuelto a hacer esa propuesta era porque sabía a lo que se atenía, y la primera vez pudo haber sido “forzada”, pero esta vez, ella tomó la iniciativa, tenía que ser muy tajante y establecer que iba a haber de por medio.

- Pues de cuanto estamos hablando?

- Pues como de $500

- Pues si los tengo (tuve que mentir en mi casa para que me completaran), pero bueno, estarás de acuerdo que debe de haber algo más en compensación a ese dinero

- Pues si, estoy conciente de eso, pero tu dime pues que es lo que quieres

- Pues que te parece si nos vamos a un lugar donde podamos estar a solas, conozco un buen lugar en Insurgentes, el hotel se llama X y si tomas el camión que se va por toda la avenida lo verás a la altura de X. Puedo el martes a eso de las 12:00

Estaba decidido a ir el todo por el todo. Tomé valentía no sé de donde y le dije todo eso de un jalón, casi casi sin aceptar ninguna negativa. Pensándolo más a distancia no sé como pude decir eso y que no me rechazaran.

- Bueno, esta bien, te veo en la recepción, el martes

No lo podía creer, iba a tener sexo con mi tía, mi fantasía se iba a convertir en realidad.

El lunes me la pasé pensando en eso todo el día, fui a comprar los condones, 2 paquetes de 3 para que no hubiera problema alguno. El Lunes otra vez a eso de las 11 sonó mi celular, cuando vi que la llamada provenía de casa de mi abuela pensé inmediatamente que era ella, para decirme que ya no se iba a hacer nada, que ya había conseguido el dinero por otro lado. Me enojé, pero en fin, tenía que contestar.

- Bueno

- Hola hijo habla tu tía Alma

- Ah, hola, que pasó……

- Nada, solo hablaba para confirmar si seguía en pié lo de mañana

- Pues por mi si, o que, tu ya no?

- No, no, solo era para confirmar. Nos vemos mañana a las 12

- Esta bien, nos vemos

Mi corazón descansó, comencé a sentirme excitado y mi mente no dejaba de visualizar el momento. Me fui a dormir queriendo que ya amaneciera. Por fin el momento había llegado y a las 12 llegue al hotel, pero no había nadie en la recepción. Le dije al de la recepción que esperaría a alguien, mientras pensé en que a lo mejor ya no iba a llegar y mejor me iba a con unas pirujas, pues no me

iba a quedar calentón. A los 10 minutos llegó. Traía una minifalda negra con medias transparentes y unas zapatillas negras, una blusa floreada holgada, y su bolsa negra, se había maquillado como si fuera a alguna reunión. Nos saludamos y pagué la habitación. Mientras subimos le pregunté si le había costado trabajo llegar y dijo que no, como le había dicho estaba muy fácil. Abrí la habitación y pasó ella primero. Inspeccionó el lugar, el baño, el lavabo, la vista de la ventana, mientras yo me dirigía sacarme llaves, apagar el celular, sacarme cartera, preservativos, etc. Ella, se quedó mirando a la ventana (polarizada desde luego) y entonces como vi que no se movía y pensando que sería difícil dar el primer paso me animé, caminé hacia ella despacio y la abracé por detrás, pegándole mi pene en sus nalgas, ella solo cerró los ojos, me movía en círculos para sentirle lo más posible sus nalgas con mi verga. Empecé a besarle el cuello y a pasarle la mano por debajo de la falda, ella me pasaba su mano derecha por el cuello y la otra me acariciaba la pierna. Proseguí a bajarle la falda y las medias, quedó solo de abajo con sus calzones blancos de encaje, mi verga estaba dura, al punto máximo, me desabroché el pantalón, me quité los zapatos y las calcetas. Decidí jugar con sus pechos, no traía brasier, así es que desabotoné su blusa y quedaron al aire, eran tan ricos, lógico es que se veían un poco caídos por los estragos del tiempo, pero aún así estaban deliciosos. Le di la vuelta y nos comenzamos a besar apasionadamente, le tocaba con la lengua su paladar y jugaba con la suya, ella hacía lo mismo. Nos acostamos y ahí comenzó lo mejor, le quité sus calzones, y su vagina, peludita, sin rayar en lo asqueroso, la vi y la comencé a chupar, ella solo emitía gemidos y me pegaba la cabeza a su vagina, le levanté las piernas y le metí el dedo mientras continuaba chupando, gritaba como loca y me excitaba todavía más, se arqueaba y ponía los ojos en blanco. Dejé de chupar y me quité mis calzones y comencé a tallarlos con sus senos juntados, luego decidí metérsela a la boca, la mamaba y succionaba como nada en el mundo. Afortunadamente los condones que compre eran un poco gruesos, sino me hubiera venido enseguida. Tomé un condón y me lo puse, le levanté las piernas y se la metí de un jalón, estaba muy húmeda y no tuve problemas, se la metía hasta el fondo y ella me apretaba las nalgas hacia ella, lo hacíamos como animales, desesperados, frenéticos. Lógico fue que al poco tiempo sentí que me iba a venir, así es que saqué mi verga, le quité el condón, me comencé a tallar nuevamente en sus pechos y me vine, ella se untó todo mi semen y con sus dedos se lo pasaba por el cuerpo. Fue al baño y se limpió, lo mismo hice yo cuando ella salió, los dos nos quedamos tendidos en la cama y le dije:

- Me latió bastante…

- A mi también…

- Que dices, nos quedamos otro rato más

- Pues si, tengo hasta las 2 porque tengo que llevar a Manuelito a su clase de regularización

- Esta bien

Platicamos de banalidades, de que le parecía el lugar y en cuanto sentí otra vez la potencia comencé a chuparle las tetas, cuando noté que respiraba rápidamente le di a chuparme la verga otra vez, le di la vuelta y boca abajo le talle mi pene en sus nalgas, fue tan rico, me puse otro condón y la penetré furiosamente, ella no se quejaba, solo gemía, le subí las nalgas y quedó de perrito, era un panorama delicioso, la seguí fornicando rápidamente, cambiamos de posición y lo hicimos de lado los dos, ella levantando su pierna. Cuando me iba a venir volví a quitarme el condón y la poca leche que me salió la deposité en su boca, se lo tragó todo. Volvimos a lavarnos y nos fuimos.

Acordamos nunca decirle nada a nadie. La deje en la esquina de la calle de casa de mi abuela. Eso tiene poco que pasó y no lo comenté con nadie. No lo pienso volver a repetir, pues la verdad tampoco pienso estarla manteniendo si me lo puedo gastar también en otras cosas, con mi novia, y en su defecto con viejas más buenas. Cumplí mi fantasía de cogérmela y así se quedará. Si alguna mujer quiere compartir su relato o en su defecto algo más escríbanme

. Reitero que esto es 100% real y no son fumadas.

Autor: Cesar

hotcesar22 ( arroba ) yahoo.com

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
ME SIENTO MAL POR LA FORMA EN QUE TUVE SEXO CON MI TIA PERO LO DISFRUTO II, 8.2 out of 10 based on 5 ratings
  
categoría:

Ningún comentario »

Aún no hay comentarios

Canal RSS de los comentarios de la entrada | URL para TrackBack

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Bienvenido a la mayor comunidad de escritores de relatos eróticos


Copyright © 2008. Gestores Profesionales de Contenidos Digitales S.L.
Todos los derechos reservados