Relatos eroticos, Sexo, Sexo gratis, Videos porno, Fotos porno, Porno, Porno gratis, xxx

Relatos eróticos Marqueze. El Sexo que te gusta leer.

Mi Amigo y Mi Mujer

13 de mayo de 2012

Estábamos solos en la casa viendo televisión, cuando mi amigo llego a la casa a visitarnos, se me hizo raro pero no le vi nada de malo, nos tomamos algo y empezamos a hablar, se sentó en nuestra cama, después de un rato de hablar y de notar unas miradas un poco raras de él hacia mi mujer decidí proponer tomarnos unas cervezas a lo cual todos estuvimos de acuerdo, me acompaño por una canasta a la tienda y empezamos a tomar y charlar los tres, al cabo de un rato empezamos a entonarnos y la conversación se puso un poco picante pero igual no me pareció malo, igual seguí notando unas miradas un poco raras, mi mujer se levanto al baño y se tropezó pues estaba un poco mareada, cayendo sobre las piernas de él, la tomo de la cintura para ayudarla a levantar, lo cual hizo que su trasero quedara en la cara de él, note como la miro con morbo pero me gusto la forma en la que la miró, ella entro al baño y se me ocurrió la idea de ir por otras cervezas, mi amigo se ofreció a acompañarme pero le dije que no, que se quedara con mi esposa, salí de la casa y fui a la tienda, cuando llegue con las cervezas los vi hablando muy animados y de hecho se habían acercado un poco, pues estábamos sentados todos en nuestra cama les dije que tenía que pasar a hacer una vuelta y que me demoraba una hora que por favor se quedara con ella y no la dejara sola cerré la puerta pero no salí, me escondí de forma que ellos no me vieran, empezaron a hablar de tonterías pero la conversación subió de tono, pues las cervezas ya hacían su efecto, él empezó a admirarla y a decirle que le atraía muchísimo y ella le dijo que él le parecía una persona muy especial, de hecho alguna vez ella me hizo un comentario con respecto a la forma de ser de él, de un momento a otro él se le acerco y le cogio las manos acariciándolas muy suavemente, ella lo beso con mucha pasión, yo miraba esto pero no creía que a ella le atrajera de esa forma, se puso de pie delante de él, para que le desabrochara el pantalón, metió sus manos entre su camiseta subiendo muy despacio por su vientre dándole besos mientras la acariciaba hasta tocar sus senos, le abrió el pantalón, tenía puestas unas tangas pequeñitas que me enloquecen y al aparecer a él también, él dijo que lo hicieran rápido, por que no tenían sino una hora, pero ella le dijo que quería disfrutarlo, que la tocara y besara todo su cuerpo, ella se agachó para que el la besara, igual ella besa muy delicioso y se notaba que a él le encantaba, lo notaba por como el bulto de su pantalón parecía que iba a estallar, le bajó el pantalón, dejando ver que estaba mojada por las caricias y los besos que estaba recibiendo, él le dio la vuelta mientras acariciaba sus piernas y sus nalgas, esas nalgas deliciosas que hacen de su culo un manjar, lo se, por qué he estado allí, abrió su culo muy despacio pasando su lengua por toda la extensión de su raya, haciéndola estremecer y gemir de placer, mi amigo se puso de pie y le quitó la camiseta, poniendo las manos en sus senos, sacándolos del brasier y haciéndolos saltar como si estuvieran presos y deseosos de salir, se notaba por que tenia sus deliciosos pezones muy duros y esperando a ser lamidos, paso sus dedos sobre ellos, tomándolos entre ellos y halándolos para hacerla sentir, él se paro a su espalda, poniendo su bulto contra su trasero, ella lo frotaba contra sus nalgas, de arriba abajo y en círculos, en una danza erótica, haciéndolo excitarse cada vez mas, le dio la vuelta, ya no aguantaba mas, empezó a besarla con locura, sus lenguas se enredaron en un beso profundo, húmedo, delicioso, bajando por su cuello hasta llegar a sus pezones que estaban paraditos esperando su boca, él se los chupaba, los mordía, los tocaba con pasión, ella le quito la camisa y lo empujo sobre la cama y se subió sobre él, para seguir besándose desenfrenadamente, frotando su vulva contra su verga que quería salir de su pantalón, empezó a bajar hacia la cremallera abriéndola y quitándole el pantalón acentuando mas la erección que tenia, ella lo miraba con deseo y saco de sus bóxer su verga que estaba a punto de estallar se notaba que estaba mojado y muy excitado, debo decir que a estas alturas de lo que sucedía yo también lo estaba, con una total incertidumbre por que sentía una mezcla de ira y excitación al ver lo que sucedía, mi verga ya estaba parada, estaba muy mojado y empecé a tocarme mientras ella cogió su miembro y se acercó muy lentamente a él pasando su lengua por la punta, era de un tamaño generoso, lo lamio varias veces y después lo metió en su boca como si fuera un helado de chocolate, él se estremeció cuando ella hizo esto, lo chupa muy rico debo decirlo, disfrutaba con cada movimiento de su cuello, succionándolo, saboreándolo, metiéndolo todo en su boca, besando sus huevos, una y otra a vez, acariciándolo con sus manos, él la atrajo hacia su cara y se besaron muy rico, saboreando sus labios, se dieron vuelta en la cama quedando ella debajo, él bajo a quitarle las tangas, tenía su sexo depilado y rosadito, brillante por sus jugos, palpitante, deseoso de ser penetrado, le dijo que lo quería dentro de ella, pero él lo que hizo fue empezar a chupar su vagina, mi amigo es trigueño y mi mujer es blanca, el contraste de sus pieles se veía muy sexi, él lamia su clítoris con apuro, deseoso de saborearlo, haciendo que gimiera de placer, estas muy delicioso, me encanta como lo haces, dame mas, le pedía, a lo cual él contestaba con sus labios en su vagina, los pezones parados él los tocaba con una mano, haciéndola sentir placer, se notaba en su cara, era muy excitante para mi ver lo que sucedía, me tocaba, masturbándome mientras mi amigo se comía a mi mujer, siguieron así unos segundos más, pero ella le dijo, “No me aguanto más, quiero que me lo metas ya”, el subió besando su abdomen, sus tetas, su boca, su lenguas se enredaban en cada beso, puso su miembro en la entrada de su vagina y lo empezó a meter muy despacio, haciendo que ella arqueara su espalda de placer, cuando ya había metido la mitad de su miembro, ella lo jaló haciendo que la penetrara completamente, ella estaba como loca de placer, “Lo prohibido es muy rico” le dijo él, “Tenía muchas ganas de comerte”, empezó a bombearla despacio, subiendo la velocidad cada vez más, adentro y afuera en esa danza deliciosa y con cada golpe ella abría su boca demostrando lo rico que lo sentía, cambiaron de pose haciéndose ella en cuatro y el penetrándola desde atrás haciendo sonar su cuerpo, sus huevos contra su culo, sonaba delicioso, y las caras que hacían eran aun mas deliciosas, ella le dijo que se quería hacer encima de él, el se acostó en la cama y ella lo montó, metiéndose todo su pene, clavándose en él, subía y bajaba rítmicamente, se notaba la satisfacción que sentía, sus tetas bailaban con cada movimiento, haciendo que él se las apretara y jalara sus pezones, “Así, que rico, más, que delicia, ya viene ya viene”, se quedo quieta sintiendo su orgasmo, con el miembro de mi amigo dentro de ella, apretándolo con su vulva, siguió cabalgándolo y cuando él ya estaba a punto de venirse se quitó haciéndole una buena paja para que terminara y acerco su boca mamándolo hasta que no pudo más y se vino en su boca, llenándola con su leche, nunca pensé verla haciendo eso, parte de la leche se le regó un poco sobre él, pero ella la limpio con su lengua, se levantó, y le dijo a él, vístete rápido que ya no debe demorar en llegar, él le dijo, “Listo pero a la próxima me vas a dejar disfrutar de ese culo tan delicioso que tienes”, se vistieron rápido y se acomodaron a los extremos de la cama, “ya veremos por ahí nunca lo he hecho”, le dijo ella, abrieron unas cervezas, espere un minuto e hice sonar la puerta como si acabara de llegar, ella se levantó y me beso en la boca, preguntándome porque me había demorado, pude sentir el sabor del pene de mi amigo en su boca, olía a semen pero no le dije nada, no sé por qué lo hizo, yo no sabía nada se supone, les pregunte, “¿Si la pasaron rico?”, mi mujer me dijo, “Sí, tu amigo es muy buen conversador”, a lo cual yo le conteste, “Sí, él es muy bueno con la lengua”, nos reímos los tres, cada uno pensando en el por qué nos estábamos riendo, nos tomamos unas cervezas mas, al rato él se fue, cuando ya nos acostamos empecé a tocarla, podía sentir su vulva húmeda, se la empecé a lamer, sintiendo nuevamente el sabor a sexo, en una mezcla de su chocha húmeda y deliciosa y la verga de mi amigo, lo hicimos muy rico como siempre, le lubrique muy bien su culo, ya que estaba muy excitada y muy suavemente se lo metí por su ano, ella me miro raro pero yo empecé a bombearla cada vez mas rápido hasta que no pude aguantar mas llenándole el culo de leche, fue espectacular acababa de desvirgarle el culo, después de ver como era comida por mi amigo, me beso muy rico como siempre aunque con un ingrediente nuevo, el sabor de la verga de mi amigo en la boca de mi mujer.

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Mi Amigo y Mi Mujer, 8.2 out of 10 based on 111 ratings
  
categoría:

1 comentario »

  1. panterita dice:

    que bueno que disfrutes tu y mujer uauauauaau es delicioso

    GD Star Rating
    loading...
    GD Star Rating
    loading...

Canal RSS de los comentarios de la entrada | URL para TrackBack

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Bienvenido a la mayor comunidad de escritores de relatos eróticos


Copyright © 2008. Gestores Profesionales de Contenidos Digitales S.L.
Todos los derechos reservados