Relatos eroticos, Sexo, Sexo gratis, Videos porno, Fotos porno, Porno, Porno gratis, xxx

Relatos eróticos Marqueze. El Sexo que te gusta leer.

MI CUÑADA, PUTA POR NECESIDAD

29 de marzo de 2006

Un día, mirando la sección de contactos del periódico observé un anuncio que me llamó la atención :"Casada en apuros. Nueva. Discreto. Sres solv. TEL. 6453xxxxxx"La verdad es que me sonó el teléfono y lo comprobé.

Sí…era mi cuñada Maite.

Me picó la curiosidad y llamé para concertar una cita esa misma tarde.

Lo hice desde una cabina por si acaso.

Rápidamente reconocí su voz por teléfono.

"A las 4h, antes que lleguen los niños del colegio.", me pidió.

"De acuerdo. Por cierto, me llamo Pedro".

Me presenté allí a la hora indicada.

Maite se sorprendió al verme llegar.

"Ismael, que haces aquí?" Me preguntó.

"Pasaba por aquí cerca y he venido a hacer una visita de cortesía.""Verás", me dijo ella mirando el reloj."La verdad es que estoy esperando a alguien y no puedo estar por ti", me confesó.

"No importa", me espero hasta que llegue…Lo conozco ?""No creo", dijo ella un poco angustiada.

"Pues yo creo que sí. Me llamo Pedro".

Maite abrió los ojos como platos y se puso roja…

"Estooo…todo tiene una explicación.""Ya me lo imagino", dije.

"Pero no se lo digas a tu mujer, ni quiero que se entere mi marido.", me suplicó.

"No lo sabe?""No, cree que aún trabajo.""De acuerdo pero explícamelo todo."

"Resulta que desde hace un tiempo que de mi marido no entra nada de dinero en casa y dependíamos solamente de mi sueldo para ir tirando. Pero hace unos cuatro meses me despidieron del trabajo y con el paro no tenía suficiente. Así que pensé hacer lo más fácil para una mujer para ganar dinero sin que se entere su marido.""Te has hecho puta?".

"Bueno, más o menos""Cobras o no cobras por follar?".

"Bueno, sí, vale soy una PUTA!Pero de “alto standing”".

"Vaya, y cuanto cobras?", le pregunté.

"30€ la mamada y 60€ un completo", me dijo de corrido. Se lo sabía de memoria.

"No me puedes hacer un precio especial?".

"Hombre, no quiero hacer nada con el esposo de mi hermana".

"No seas tonta. Necesitas el dinero o no ?""Pues sí".

"Tranquila, pagaré por tus servicios a tarifa completa."

Maite me condujo entonces hacia la habitación de matrimonio.

"Tenemos 1 hora, la canguro no trae a los peques hasta las 5h.

Qué quieres que te haga?"Pensé que me apetecía que mi cuñada me chupara la polla. Era un viejo sueño que por azar se hacía realidad.

"Una mamada".

"Vale". Maite se arrodilló y me bajó la bragueta.

"Espera! Primero quitate la parte de arriba para ponerme a tono."Mi cuñada se separó un poco de mi, se quitó la camisa que llevaba y se quedó en sujetador.

Pude comprobar lo redondos pero turgentes pechos que tenía.

A continuación se puso los brazos por atrás y se desabrochó el sostén y descubrió sus pechos.

Por fin pude ver sus tetillas al natural con marca del bikini y todo. Siempre había intentado imaginar como serían viéndola en bikini…y al final allí delante las tenía. Acerqué la mano y las toqué. Eran pequeñas pero duras. Los embarazos no las habían hecho caer.

Maite entonces acercó la mano a mi paquete y sacó mi erguido miembro.

Lo estrujó un par de veces, me miró y se lo metió en la boca.

Di un respingo de placer al sentir sus labios sobre mi glande.

Maite empezó a chupar con devoción. No lo hacía mal. Debía haber practicado últimamente.

Iba cada vez más y más rápido, con sus labios y se lengua masturbándome como nadie había hecho hasta entonces. Al poco ya no podía aguantar más. Ella sabía que yo me iba a correr por lo que retiró levemente su boca de mi pene, dejando sus labios a pocos centímetros de mi miembro mientras me masturbaba ahora con su mano. "Vamos córrete, córrete, sé que lo estás deseando, córrete en mis labios, vamos vamos córrete&qu

ot;. No pude aguantar más, chorros de leche surgieron de mi pene hacia sus labios y su lengua.

Al acabar, me miró riendo con los dientes llenos de esperma.

"Ismael, eres un guarro. Mira como me has dejado."Entonces se empezó a lamerse y tragarse todo mi semen.

"Así no me tengo que limpiar." Concluyó.

Yo casi me había caído de la corrida que había tenido. Mi cuñada me había puesto a cien.

Pero aún quería más. La quería follar bien follada.

"Ahora quiero hacerlo contigo… Sin condón.""Vale, pero serán 60 euros más de lo normal.""Sí, ya te dije que te pagaría".

Maite se acabó de desnudar y se metió en la cama de matrimonio. Se recostó y se quedó mirándome.

"Venga, a que esperas?".

Al ver a mi cuñada completamente desnuda en esa posición me volví a poner a mil. Me desvestí rápido y entré en la cama.

Nos abrazamos y noté su delgado cuerpo. Nos besamos y sobamos durante un rato. Entonces Maite se puso debajo y se abrió de piernas.

"Ya estoy preparada para ti. Fóllame."No la hice esperar. Me coloqué encima de ella y la penetré.

Noté como su coño me acomodaba en su interior con un firme apriete. Deslizaba muy bien.

Empecé a empujar y ella se dejó hacer. Tenía los ojos cerrados y daba grititos. Yo diría que eran reales y que estaba disfrutando.

Su sumisión y sus jadeos me calentaron más y empecé a darle con fuerza. Toda la cama se movía a la vez.

Entonces levanté la vista y vi una foto enmarcada encima de la mesilla de noche, que se tambaleaba a cada embestida. Se veía a Maite sonriendo con sus dos hijos y su marido…La situación era muy excitante, pues mi cuñada era la perfecta esposa y madre que estaba ejerciendo de puta para sacar adelante a su familia.

También pensé, mirando la cara de mi cornudo cuñado, que ahora yo ya sabía lo que sentía cuando penetraba a Maite.

Como no veía bien el cuerpo de ella, le pedí cambiar de posición.

"Ponte arriba".

Me estiré y ella se sentó encima de mi tieso miembro.

Desde abajo pude observar mejor sus pechitos, que se balanceaban mientras ella me miraba sonriendo.

"Seguro que nunca imaginabas verme así algún día".

"Ni en sueños", le dije.

"Disfruta, disfruta que para eso estás pagando."Maite levantó los brazos y se puso las manos detrás de la cabeza. Yo le agarré por las caderas para entrarla aún más. Ya casi tocaba el final de su vagina. "Me voy a correr".

Ella sonrió.

Miré fijamente a Maite, en una imagen que recordaría cada vez que la viera.

Se me hinchó mi polla dentro de mi cuñada y empecé a chorrear mi leche dentro de ella.

El orgasmo me duró un minuto entero.

"Eres más peleón que mi marido." Me dijo.

De repente, sonó el timbre.

"Mis hijos, la canguro…!"Maite descabalgó de encima de mí y salió corriendo mientras le caía semen por entre las piernas.

Nos vestimos rápido y fuimos a recibir a los niños.

"Mirad quien ha venido a veros…el tío", dijo Maite.

"Hola tío", dijeron los niños.

Estuvimos jugando con ellos toda la tarde.

De vez en cuando me quedaba mirando a Maite y pensaba que minutos antes me había estado follando a esa madraza.

Cuando llegó el tiempo de irme, mi cuñada me acompañó a la puerta.

"Cuanto te debo?", le dije.

"A ver…son 150 euros".

Abrí la cartera y le di el dinero.

"No digas nada a nadie", me suplicó.

"Pero podré volver a venir?", le pregunté.

"Por supuesto", me dijo sonriendo.

Nos despedimos dándonos un beso en la boca.

Noté el gusto a esperma que aún tenía en sus labios y pensé en lo que pasaría cuando esa noche llegara su marido…

Autor: Igor123

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
MI CUÑADA, PUTA POR NECESIDAD, 6.4 out of 10 based on 8 ratings
  
categoría:

Ningún comentario »

Aún no hay comentarios

Canal RSS de los comentarios de la entrada | URL para TrackBack

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Bienvenido a la mayor comunidad de escritores de relatos eróticos


Copyright © 2008. Gestores Profesionales de Contenidos Digitales S.L.
Todos los derechos reservados