Relatos eroticos, Sexo, Sexo gratis, Videos porno, Fotos porno, Porno, Porno gratis, xxx

Relatos eróticos Marqueze. El Sexo que te gusta leer.

MI HERMANA Y YO

9 de octubre de 2007

Hola, les voy a contar una historia totalmente verídica que me sucedió con mi hermana.

Hace un par de años cuando tenía 23 (ahora tengo 28) y ella 18 (ahora 23) llegué a casa de trabajar y con la novedad de que mis padres habían ido a ver a una de mis tías fuera de la ciudad de México. Les comento que yo soy el mayor de tres hermanos. Mi hermano había llamado diciendo que tenía una fiesta en casa de unos amigos cerca de su universidad y que se quedaría en la casa de su novia.

Eran alrededor de las 20:00 h. cuando llegué y mi hermana estaba con su novio, estuve platicando un buen rato con ellos y después me despedí para retirarme a mí habitación. Al cabo de un rato escuché que sonaba el teléfono al ver que no contestaba nadie, decidí pararme a contestar, eran mis padres preguntándome si ya habían llegado mis hermanos a lo que mi respuesta fue que solamente mi hermana y que mi hermano había dicho que se quedaría en la casa de su novia.

Al colgar me asomé por la ventana para ver si mi hermana ya se había despedido de su novio, como las luces de adentro ya estaban apagadas no se podía ver al interior, presencié una escena que en un principio me dio un poco de coraje pero después me dio morbo y decidí quedarme para ver lo que acontecía, mi hermana estaba con su novio y le acariciaba las nalgas por encima del pantalón, él levantaba la vista hacia mi habitación, pero él no sabía que yo lo estaba viendo por la ventana de abajo.

Así estuvieron por un buen rato acariciándole desde la tetas hasta las nalgas, después mi hermana le pidió que se fuera ya que ella se tenía que meter a bañar. Yo tenía una sensación muy extraña en mi estómago algo indescriptible y me hacia pensar mucho en el sexo, posteriormente recordé que en el baño había puesto un trapo que tapaba un hoyo de un tubo que pasa hacia el lavabo y este como está debajo del lavabo no se podría darse cuenta, así que antes de que ella se metiera a bañar fui y quité ese trapo, después de estar esperando ansiosamente que se metiera a bañar lo hizo, para esto esperé unos minutos.

Al escuchar caer el agua, fui a la terraza, lo primero que hice fue apagar la luz, para que no se viera nada hacia afuera, sentí un hormigueo en mis manos y la boca se me secaba al acercarme cada vez más al orificio, se veía cómo salía una luz desde adentro del baño, al acercarme muy cuidadosamente y agacharme pude ver sus lindas piernas mojadas, ella es bajita 1.62 y pesa cerca de 52 Kg. es de piel blanca.

Al agacharme un poco más pude ver sus hermosas nalgas blancas y esa rayita que las partía en dos, mi respiración se fue acrecentando cada vez más así la estuve contemplando un rato, pero yo quería verla de frente, ya que no me imaginaba cómo tendría la parte de adelante de su hermoso cuerpo, después de un rato giró lentamente para descubrir una maravillosa mata de pelo negro que cubría todo su coñito, pude ver también sus pequeños y rojizos pezones, los cuales miles de veces me los imaginaba. Me dieron ganas de poseerla en ese momento.

Ya se estaba secando regresé de inmediato a mí habitación, pensando en la maravillosa escena que acababa de presenciar, pero yo quería más, tenía que tocarla, así que empecé a idear un plan para llevar esto a sus últimas consecuencias, así que fingí un dolor muy fuerte en mi estómago.

Antes de que saliera del baño, salí directamente hacia donde tenemos el botiquín y me encontró buscando una medicina y ella me preguntó que si me sentía bien a lo que yo contesté quejoso que me sentía muy mal, ella dijo que me haría un té, mientras yo seguía quejándome cada vez más.

Me preguntó que si quería que me llevaba al doctor que le hablaría a su novio para que nos llevara y le dije que

no, que mejor me pasara la agenda para llamarle a un doctor amigo mío y que me dijera qué me tomara, después de simular que le llamaba le comenté a mi hermana que me había recetado varios medicamentos, entre ellos una pomada y una anestesia si el dolor era intenso, como tenemos una farmacia cerca de la casa le dije que me acompañara a comprar las cosas, que lo que terminé comprando fue un analgésico y una botellita de aceite, ella esperó en el carro con el pretexto de que tenía que informar al farmacéutico cómo tenía que ser la medicina.

De regreso a casa le di instrucciones a mi hermana, (pensé que ya no lo haría), le dije: "Mira, esta es una anestesia muy fuerte, las indicaciones fueron que me tomara esta pastilla y quedaría profundamente dormido y este aceite lo tendrás que untar en mi estomago debajo del ombligo cada tres horas debes de comprobar que no esté inflamado", ella accedió a hacerlo, mi idea es que ella tocara mi miembro y empezarnos a calentar, me trajo un té junto con la pastilla, yo no dejaba de quejarme, después le dije que me sentía muy inflamado y que la ropa me apretaba mucho, ella dijo en plan serio, bájate un poco la ropa, yo accedía, dejé casi entrever muy poco la punta de mi pene y ella observaba esa parte y no quitó ni un sólo momento la mirada de ese lugar.

Empecé a bostezar y me dijo duérmete que yo te voy a cuidar, me hice el dormido durante casi 30 minutos, después de ese tiempo escuché que mi hermana regresó de nuevo a mi cuarto con el aceite, hizo las cosas con mucho cuidado, para esto yo me bajé un poco más mi pantalones y mi trusa, dejando ver mi vello púbico, abrí muy poco los ojos para ver la cara de mi hermana, al destaparme fue una gran sorpresa para ella, después empezó a sobarme, poco a poco mi pene se fue poniendo erecto al grado de quedar totalmente parado, en más de un par de ocasiones mi hermana me lo rozaba.

Volvió a salir y al cabo de 5 minutos regresó, y se acercó a mí y me llamó por mi nombre en varias ocasiones pero nunca le respondí, mi pene curiosamente empezó a pararse de nuevo, noté que temblaba su mano, de hecho me pellizcó un poco en mi estomago, creo que para ver cuál era mi reacción, pero me quedé inerte, después empezó ya no a sobarme el estomago sino que en repetidas veces acariciaba mi pene, era exquisito, me llamó de nuevo pero no me inmuté, me quitó el cobertor poco a poco y como todo estaba oscuro se acercó a mi estomago, yo ya tenía casi todo el pene de fuera.

Se agitó mucho su respiración y no quitó la mirada de mi pene para nada, empezó a sobarme ya muy poco el estomago y después se fue directamente a mi pene, su mano poseía todo mi pene totalmente erecto, sentía su respiración cerca de mi pene creí que se lo iba a tragar pero no fue así, se quedaba viéndolo muy de cerca y apretándolo, yo ya no aguantaba más así que agarré su mano en mi pene y ella saltó, quiso quitar su mano pero yo lo impedí y no dijimos nada.

Agarré su cabeza y lo dirigí directamente hacia el pene, el cual me lo chupó como jamás nadie lo había hecho, después empecé a agarrar sus nalgas era una sensación indescriptible, le metí la mano por su pantaleta y sólo se quejaba, le quité lentamente su pantalón y su pantaleta y esas bellas nalgas que había visto un par de horas antes, las tenía posadas ante mí, no resistí la tentación y nos enfrascamos en un delicioso 69, nos estuvimos lamiendo un buen rato, hasta que decidí penetrarla.

Ella sólo se quejaba y poco a poco fui metiendo mi verga dentro de su coño, yo estaba encima de ella cuando me la cogía, con la otra mano me fui bajando hasta sus nalgas para abrírsela y meterle mi dedo por su culito, ella estaba como poseída y pedía más, y se movía frenéticamente, después la puse de 4 patas y le chupé su hoyito, ella sólo gemía, se lo ensalivé tanto hasta que quedó bien mojado, le volví a meter mi dedo después me la pidió toda por su culo y se la di de una sola estocada, ella gritó muy fuerte, y mi embestida era igual, sentía cómo me apretaba todo hasta que ya no aguanté más y me vine en su culo, fue maravilloso.

Después de esto nunca más volvimos a hacerlo de hech

o jamás comentamos de lo ocurrido.

Saludos

Autor: Non28

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
MI HERMANA Y YO, 7.2 out of 10 based on 12 ratings
  
categoría:

Ningún comentario »

Aún no hay comentarios

Canal RSS de los comentarios de la entrada | URL para TrackBack

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Bienvenido a la mayor comunidad de escritores de relatos eróticos


Copyright © 2008. Gestores Profesionales de Contenidos Digitales S.L.
Todos los derechos reservados