Relatos eroticos, Sexo, Sexo gratis, Videos porno, Fotos porno, Porno, Porno gratis, xxx

Relatos eróticos Marqueze. El Sexo que te gusta leer.

MI MADRE Y SU AMIGO

11 de julio de 2005

Hola, mi nombre es Carlos (por supuesto ficticio, como el de todos los que menciono a continuación), actualmente tengo casi 40 años y vivo en el estado de Querétaro. La historia que a continuación les narraré ocurrió hace ya algunos años. Mi padre era un hombre de casi 60 años y mi madre muy joven, tenía 34. Por lo que ahora sé, es la edad plena de la mujer, y quizá eso aunado a que él por su trabajo (representante médico) tenía que viajar mucho, por lo que se ausentaba de casa a veces hasta por 10 ó 12 días. Yo tengo un hermano que es mucho mayor que yo, bueno en realidad sólo es hijo de mi papá, pero él en esas fechas ya no vivía en la casa, se había mudado de ciudad, por lo que casi siempre solo estábamos mi mamá y yo en casa… Bueno al grano.

Recuerdo que era una noche lluviosa del mes de junio, era viernes, mi papá había salido de viaje hacía dos días y tardaría en regresar hasta el próximo sábado, es decir 8 días más. Eran cerca de las 9 de la noche, estábamos mi mamá y yo viendo la tv en la sala cuando sonó el teléfono, ella contestó, y aunque yo estaba entretenido viendo mi programa favorito alcancé a escuchar cuando dijo: -Sí, a esa hora está bien… silencio de parte de ella… sí… sí… cerca de las 12… Ok& silencio nuevamente … sí… no, no hay problema … silencio… hasta el sábado… no, mañana no… hasta el otro… Ok… nos vemos… y colgó.

-¿Quién era mami? -Tu tía (refiriéndose a su hermana, quien vivía en otro estado) -Ok, le dije y continúe viendo mi programa, pero mi mente trataba de entender las palabras de esa conversación telefónica… ella se sentó junto a mí, y dormitó por un rato

Un poco después de las 10, me levanté y vi que ella estaba dormida, me dirigí hacia el teléfono para constatar que realmente era mi tía, ya que tenemos identificador de llamadas. ¡Oh, sorpresa!! No, no era. Era un número de la misma ciudad, se me hacía conocido, pero no sabía con certeza de quien era ¿por qué me mentiría? Eso me extraño más, pero no la quise cuestionar. Le hablé suavemente y le dije: -Má… ya me voy a dormir, sube a tu habitación (nuestras habitaciones están en la planta alta. Abajo: la cocina, el comedor y la sala) -Esta bien hijo, me dijo, yo también ya voy a subir pero antes levantaré un poco la cocina y me voy a bañar por que tengo calor, esta lluvia sólo vino a levantar el bochorno.

-¿Si verdad? Le contesté, yo ya no me baño… hasta mañana mami -Hasta mañana hijo, que descanses -Gracias, igualmenteNos dimos un beso en la mejilla y subí rumbo a que te gusta… ¿Ok? Entonces no vengas tan noche, te espero a las once… bye…besos…

¿Irá a salir? Pensé, qué raro por que no me dijo nada. Volví a mi cuarto. Me acosté, pero ahora menos me iba a dormir, es más ni siquiera tenía sueño. Me acosté dándole la espalda a la puerta. La verdad es que no pensaba nada, pero trataba de descifrar con quien hablaba, pasaban en mi mente muchos nombres, amigos y amigas, y no me convencía nadie; pensé en su mejor amiga, pero la frase sí… la que te gusta no era una expresión para una amiga… en fin pensé… no voy a dormir, fingiré hacerlo, al rato cuando salga veré con quien es, y mañana le voy a reprochar el no haberme avisado que saldría. Aún con este pensamiento, casi me estaba quedando dormido, cuando escuché que abrió mi puerta -¿Estás despierto? Me dijo…

Mi corazón latió aprisa y aún no sé como contuve decirle que no o que me había despertado, me quedé callado y no me moví… ella entró a mi habitación, yo cerré los ojos, mi cuarto estaba en penumbras, la luz de la calle lo iluminaba, pero no se podía ver con claridad, se acercó, se paró frente a mí y me tocó la mejilla… Carlos, me dijo suavemente, creo que tienes frío, balbuceó, tomó la sábana que estaba a mis pies para cubrirme con ella, en ese momento abrí un poco los ojos… ooohhh… a eso se refería cua

ndo dijo: sí… la que te gusta… tenía puesto un negligé rojo… se veía preciosa, la luz que entraba por mi ventana hacía que la viera a contraluz, sólo traía abajo una tanga del mismo color, sin bra, el escote era pronunciado, se podía distinguir más de medias tetas, que por cierto las tiene grandes, el pelo lo tenía suelto, de veras: estaba preciosa, divina… cerré los ojos, me cubrió con la sábana, me dio un beso en la frente y me dijo: que descanses hijo, ahora sé que todo esto lo hacía para ver si yo me despertaba, pero yo no dije nada ni me moví a pesar de no estar dormido. Salió de mi habitación. No va a salir pensé, entonces a quien espera, ella no viste así por lo general… me quedé quieto, me volví para mirar hacia la puerta y estaba muy atento a todos los ruidos.

De repente escuché que se abría la puerta, ¿o la estaban cerrando? No sé… mi mente era un caos, antes de ese ruido, según yo escuché el de un motor de carro que se detuvo frente a la casa… ¿o pasó? Me estaba volviendo loco… ¡¡¡Pumm!!! Otra vez… no ahora sí se cerró la puerta…un rato más y música suave… entonces no salió… ¿con quien estará que no me dijo? Un silencio… ¿o le bajó el volumen a la música?… sí, eso fue, la escucho, está muy suave, pero la escucho… una voz grave… y la de ella, entonces no es su amiga, es un hombre, ¿quién será? Quise salir de mi habitación y encarar la situación, pero me contuve, me quedé acostado, unos minutos más… se oía una plática amena, agradable, incluso ella reía un poco, suave, pero reía…muy suave. Entonces, silencio… ya no se oía nada, sólo la música… ¿qué está pasando? Me incorporé, me volví a acostar, mi corazón estaba latiendo a mil por hora, si salía ¿qué iba a descubrir? ¿Y si mi mamá se daba cuenta? ¿Qué pasaría? Ella era muy tranquila, pero enojada era tremenda… no, mejor me quedo acostado… 3 minutos, nada de ruido, solo la música y muy suave, de hecho a veces no la escucho… 4 minutos… ¿estará o habr&aac unas zapatillas altas, rojas igual que su vestido, se ve preciosa… él la detiene, y la toma por la cintura… la ve de frente y le da un beso ardiente, sus labios se funden… así permanecen un buen rato, besándose uno al otro, él la acaricia toda, ella igual… le soba sus tetas…ella se queja suavemente, la vuelve, los dos ahora me dan la espalda… Paco está tras ella, la besa en su cuello, su nuca, sus orejas… ella gime, vuelve su mano hacia atrás y le acaricia su bulto, él le mete la mano debajo de su negligé… la pasa por el frente de su tanga, sobando su vagina… ella gime más fuerte… él se quita la ropa… ella sigue con su negligé puesto, pero pierde la tanga, él la toma en su mano derecha y se la lleva a su nariz… uuuummm  dice- huele delicioso; ella sólo ríe un poco… están cerca del sofá, él sólo tiene ropa interior … ella se vuelve se sienta frente a él que está de pie, mi mamá prácticamente le arranca su calzón a Paco, le saca su verga y se la mete toda a la boca, yo empiezo a tener una erección tremenda, la siento muy dura… ella se lo mama, duro, él gime, la toma por los cabellos y empieza a mover sus caderas hacia atrás y hacia delante…

-oooohhhhh… que rico, mamita, que ricoo me la mamas -¿te gusta papi? Le dice sacándosela por un momento de la boca -tú sabes que me fascina, nadie me lo mama como tú -mmmmm… está muy rica… le dice ella, como puede…

Así continúan por un momento… un buen rato, yo me sacó el pene y me lo empiezo a sobar por fuera… que rico siento, nunca me imaginé que ver eso me pusiera a mil…

Paco la detiene, la para… la toma por la cintura, la sube al sofá, la voltea, ella entiende y se pone en cuatro… Paco jala el sillón y se sienta en él… ella está en cuatro dándole la espalda, o mejor dicho, dándole las nalgas… aquí no veo bien, por que el cuerpo de Paco y el sillón mismo me estorban un poco, pero me lo imagino todo…

-Oooohhhhh… papito que rico me lo chupas, dice ella -Ya lo sé perrita, sé que te gusta, por eso te lo hago -Ohhh… desgraciado… me encanta eso que me haces -Mmmmm… es que tienes un culito muy rico -¿¿Te gusta papi?? -Siiiiiiiii…siiii… tú sabes que me encanta… ¿¿me lo vas a dar??

Es

o me estremece… no me lo puedo imaginar… de veras, no pienso eso de mi madre, pero es cierto…

-Siiiiiiiii… ya sabes que es tuyo, mi rey… le dice ella -¿Sólo mío nada más? Le pregunta élNo recibe respuesta, sólo quejido y bramidos de mi mamá…

-Dime, perra, ¿¿sólo es mío?? -Noooo… tú sabes que no…

Escucho eso como un balde de agua fría… no lo dijeron… nooo ¿Entonces? ¿Hay alguien más? Sin embargo, esto dura sólo instantes, por que entonces me imagino a mi madre en brazos y cogiendo con otro… y eso me excita más… mi fierro se pone más duro… y mientras me lo tallo, sigo escuchando y viendo… estoy calientísimo -¿¿Quién más te coge, perra?? Aparte de mí quien más te coge… dime -Tú ya lo sabes… papito…tú lo sabes…oooohhhhh….yaaa…que ricoooo… me encanta como me lo chupas…

-Dime cabrona, con quien te gustaría coger aparte de mi…dime -Para que papito…sigue chupándome el culo, que yo sé que te encanta…

-¿Te digo? Tengo un amigo que quiere cogerte, pero yo quiero que te cojamos entre los dos, ¿¿te animas?? -Ooohhh… desgraciado… bien que sabes que me encanta la verga, ¿verdad? Por eso me lo dices…oooohhhhh…sigueeeee… siiii… máaaaaaaas….siiii…sigueeeee…. ooohhh -¿¿Te gusta?? -Siiii… tú sabes que siiii…dámelo yaaa… dame tu verga…cog&ea quien perrita -A tu hijo… siiii quiero cogerme a Paquito…

-¿De veras desgraciada? ¿¿De veras quieres que mi hijo te la meta?? -Siiii… esta muy bueno, y se ve que a de coger ricoo -Debe ser igual que su padre… cuando quieres que te coja… dime perra… ¿cuando? -No sé… si quieres mañana… no sé cuando tú digas… ven un día con él… y a ver que hacemos… siiii…sigueeeee…papi…sigueeeee…que ricoo… coges… que rico me coges…

-Si mamita…. si te lo voy a traer mañana… ¿a que hora no está tu hijo? -Mañana lo mando con alguna amiga… ¿¿yo te hablo, siiii?? Pero siguee cogiéndome… durooo…siiii…tooodoooo

Paco arreció sus movimientos, y yo también, estaba muy caliente, los dos gemían como animales… yo creo que yo también… me paré poco a poco…quería terminar en mi habitación… cuando estaba a punto de entrar a mi cuarto escuché sus gritos… sus bramidos, me indicaban que habían llegado al éxtasis… yo me metí a mi recámara y con las mil imágenes que tenía en mi cabeza seguí masturbándome… me vine como nunca antes lo había hecho, fue muy rico…

Ya tranquilo, me recosté… como 15 minutos después escuché que se abrió la puerta, no entró, creo que sólo quería corroborar que estaba dormido… no se imaginaba todo lo que había escuchado y visto…

Al día siguiente era sábado, me levanté como a las 10 de la mañana, ella ya estaba en la cocina; nos desayunamos y me dijo: -Me habló mi amiga Alicia, que si por favor puedes ir a ayudarla a podar su jardín.

-¿¿A qué horas mami?? Y mi cabeza ya se imaginaba a Paquito cogiéndosela… sólo era mayor que yo… y ya iba a probar lo que era coger… y se iba a coger a mi madre…

-Me dijo que fueras como a las 11, así es que desayunamos y te llevo, ¿te parece? -Bueno, la verdad no quiero trabajar, pero sólo por que tú me lo pides iré.

-Gracias, hijo, te quiero  y me dio un beso en la frente-No bien acabábamos de desayunar cuando se escuchó el motor de un carro que se paró frente a la casa… era Paco y su hijo…tocaron y Paco entró a la casa…ellos hablaron en la puerta de la casa, yo estaba en la sala, Paquito en el carro…no sé que se dijeron, pero entró mi madre y me dijo: -Mira hijo, el señor Paco te va a dar el ride así ya no tendré que manejar, ya sabes que me choca y me pone muy nerviosa.

-Está bien má  le dije- y pensé- así es mejor, por lo menos los entretengo un rato

Pero grande fue mi sorpresa… Paquito se bajó… y yo me subí…

-Ahorita regreso por ti hijo, espérame un rato le dijo el grandísimo burro de su papá-El chavo se bajó, yo me subí… Paquito se quedó solo con mi mamá… mientras yo iba a ayudar a su amiga… Paco me dejó en la esquina de la calle, no quiso tomarse la molestia de dejarme frente a la casa de doña Alicia, por que el próximo retorno estaba muy lejos… eso fue mejor… apenas me bajé, él se arranc&

oacute;… hice tiempo en lo que tomó la vuelta a la derecha y desaparecer… no me dirigí a la casa de Alicia, esperé un momento más y tomé un taxi de retorno a casa, me dejó en la esquina de la casa, le pagué y me bajé, en mi bolsa llevaba mis llaves, las llaves de la casa, y mi verga ya iba bien parada imaginándome lo que iba a encontrar… hoy me pongo a pensar si todo esto que viví de joven es lo que me ha llevado a imaginarme a mi mujer cogiendo, gimiendo y bramando al estar siendo cogida por otro…

Autor: Halcón PT

Para hacerme llegar tus comentarios, sugerenciaso si deseas colaborar con esta página, por favor, envíameun E-mail a webmistress (arroba) marqueze.netWeb: http://www.marqueze.net

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
MI MADRE Y SU AMIGO, 6.5 out of 10 based on 2 ratings
  
categoría:

Ningún comentario »

Aún no hay comentarios

Canal RSS de los comentarios de la entrada | URL para TrackBack

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Bienvenido a la mayor comunidad de escritores de relatos eróticos


Copyright © 2008. Gestores Profesionales de Contenidos Digitales S.L.
Todos los derechos reservados