MI MARIDO SE PASÓ DE CORNUDO

Intercambio, trío, hombre – mujer – hombre. Su marido le insinuó que quería ser un cornudo y no perderse ni un detalle cuando sucediera.

Este relato que les contaré, lo hago con el ánimo de conocer si a

alguna otra mujer le pasó algo similar a lo que me propuso mi marido.

Tengo 25 años de edad y siempre me he esforzado por mantener una

buena figura, con el afán de agradarle a mi esposo. Tengo un busto talla 36

totalmente natural, y para no ahondar en tallas y medidas

solo les diré que cuando camino sola por la calle soy el blanco de miradas y

piropos de los hombres.

Aunque ha habido ocasiones en que me fastidian por la calle cuando estoy con

mi esposo, él no se molesta y más bien parece que le agradara. Me gusta usar

minifaldas y ropa ceñida pero a diferencia

de lo que me cuentan mis amigas, que a sus esposos no les gusta que vistan

así mi marido mas bien me alienta para que lo haga.

En el plano sexual debo decir que mi relación con él siempre fue un

poco aburrida, ya que tiene un pene mas bien pequeño y en vez de aprovechar

la mujer que tiene, prefiere ver películas picarescas. Durante algún tiempo

estuve intrigada en saber que era lo que le excitaba realmente, hasta que un

día en que nos quedamos en casa tomando unas cervezas me lo confesó.

Sé que a algunos hombres les excita que su mujer se vista con

lencería, látex o cuero y hasta que les peguen con un látigo, pero

lo que me dijo mi marido me dejo sorprendida. Quiero sentirme un cornudo me

confesó, quiero que dejes que otros hombres te penetren

delante mío. Al principio pensé que estaba borracho o que me estaba gastando

una broma, pero empezó a explicarme que cuando hacíamos el amor se imaginaba

que antes que el ya me lo había hecho otro.

Me dijo también que le gustaría ver como otro hombre me metía mano

y yo le chupaba su verga. No podía creer todo lo que me estaba diciendo,

pero debo confesar que me excitaba pensando en el morbo

de la situación. Se puso de rodillas pidiéndome que lo complazca, y

yo le dije si no se arrepentiría de lo que me estaba proponiendo. Me aseguró

que no y me dijo que yo escogiera al hombre con que lo haría cornudo.

Esa noche al acostarnos pensé que cuando se le pasara la borrachera

entraría en razón, pero no fue así ya que al día siguiente me recordó

mi promesa. Me fui a trabajar y no podía dejar de pensar en lo que me

había pedido. Casualmente el sábado anterior había tenido una reunión

en la que me encontré con Enrique, el cuál conocí cuando era soltera

hace un par de años, y a pesar de que era casado salí con él, y en un

restaurante me robó algunos besos.

Enrique siempre me había gustado ya que era muy alto y grande, a diferencia

de mi marido que es menudo y de mi estatura. Busqué su teléfono en mi

directorio y lo llamé un poco nerviosa. Cuando me contestó se alegró mucho y

me invitó a almorzar, aceptando yo de inmediato. Durante el almuerzo me

empezó a halagar y me dijo que aun recordaba esos besos que nos dimos. Le

dije que tenía que pedirle

algo un poco extraño, y él me respondió que ya estaba concedido de antemano.

Cuando se lo dije se quedó mudo al principio y luego me respondió

que haría cualquier cosa por poseerme, así sea delante del cornudo

de mi marido. Le pedí que fuese a nuestro departamento el sábado por

la noche, y luego me despedí dándole un beso cerca de su boca.

Llamé a mi marido desde la oficina y le dije que el sábado se

cumpliría su fantasía, y él me respondió que iría a comprarme ropa

para esa ocasión. El día sábado en la tarde mi marido recién me dio

la ropa que había comprado. Fui a mi habitación a cambiarme y me desnudé

completamente para ponerme la ropa nueva. Primero me puse

unas braguitas color blanco las cuales tenían una pequeña abertura

por la parte delantera, y que per

mitían que se viera una buena parte

de ella. El sujetador dejaban mis pezones al aire y solo sostenían

los senos por debajo.

Me coloqué unas medias de nylon color carne y unos zapatos de taco

alto. Al mirarme al espejo parecía una puta, pero eso le gustaría a Enrique

mucho, y finalmente me puse una minifalda de vuelo y una

blusa que dejaba la parte de la cintura al aire. Me maquillé y peiné

lo mejor que pude, y salí a la sala para que mi marido me viera.

Al verme se sintió complacido y me dijo que me dejara meter mano y

que dejara que me tocara, de forma que él pudiera excitarse con todo

lo que viera. Asentí sin mucho convencimiento de lo que iba a hacer pero no

había vuelta atrás ya que Enrique estaba por llegar de un momento a otro, y

además de eso pensaba disfrutar de la cojida que me iba a dar.

Sonó el timbre de la puerta y mi marido me dijo que abriera, así que

fui a recibir a Enrique, que cuando me vio me miro de pies a cabeza

y me dijo al oído que estaba hermosa. Se lo presenté a mi marido y

al estar ambos parados se podía ver la diferencia entre sus estaturas.

Se pusieron a conversar como si fueran amigos, y le dijo a Enrique

que esperaba que esa noche se sintiera totalmente a gusto, y Enrique

le contestó que él esperaba lo mismo.

Me acerqué a ellos con una bandeja con copas y se las ofrecí. Cuando

le di su copa a Enrique y me incliné para dejar la bandeja en la

mesita de centro, sentí su mano que acariciaba mis piernas por encima

de las medias de nylon. Tu mujer es hermosa y tiene lindas nalgas, le

dijo a mi marido. El de una manera increíblemente natural le contestó

que así era, y que le agradaba saber que le gustaban.

Enrique al ver que era verdad todo lo que le había dicho bebió su

copa de un sorbo, y se abrió la bragueta delante de nosotros y dejó

salir una verga grande y con una cabeza toda colorada. Al mirarla me

arrepentí de no haber aceptado los avances de Enrique hace unos años,

pero ahora podría disfrutar de ella.

Miré a mi marido y él con una mirada me indicó que quería que me

acercara a Enrique. Decidida a todo me dije a mi misma que iba a aprovechar

esa oportunidad, y me acerqué a Enrique y siguiendo el

juego le pregunté, Que deseas que haga?. Inclínate y dame una mamada

me dijo. Yo me acerqué y mostrándole el culo a mi esposo me incliné

a chupar esa verga inmensa. Enrique agarraba mis tetas y yo seguía en lo

mío, comiéndome su miembro hasta la base.

Luego me incorporé y Enrique levantó mi falda para masajearme el coño

delante de mi marido, que solo miraba como manoseaban a su mujer. El

toqueteo que me daba, me estaba excitando al punto de sentir que de mi

concha empezaban a salir mis fluidos. Yo sola me quité la falda y la

blusita que llevaba puesta, y como no tenía necesidad de sacarme las

braguitas debido a la abertura que tenía, Enrique hizo que me pusiera

en cuatro patas sobre la alfombra, y me empezó a penetrar como si

fuera una perra. El le decía a mi marido si le gustaba como hacía

gozar a su mujer, y el muy cornudo no atinaba a responder viendo como

entraba y salía su verga de mi concha.

Me separé de Enrique para quitarme el sujetador y las braguitas, ya

que quería que me viera desnuda. Solo me quedé con las medias y los

zapatos puestos, y me tendí boca arriba para recibirlo. Enrique

también se había despojado de su ropa y nos mostró a ambos su cuerpo

atlético y su verga pétrea. Mientras se ponía sobre mí y comenzaba a

bombearme, pensé que estaría pasando por la mente de mi marido, y al ver su

cara se notaba que le gustaba presenciar como otra verga que

no era la suya me recorría a su antojo.

Me olvidé que mi marido estaba presente y empecé a besar a Enrique

en la boca, y él me chupaba los labios mientras me hacía jadear por

el movimiento de su verga dentro mío. La resistencia de Enrique en no

eyacular tan rápido me hizo sentir un primer orgasmo, y luego él se

separó de mi para sentarse en el sillón y me atrajo hacía el, sentándome

sobre su verga de tal modo que ambos nos en

contrábamos mirando a mi marido

de frente.

Mientras me culeaba de esa forma me abrazaba y agarraba mis tetas

con ambas manos, hasta que sentí que un liquido caliente invadía mi

interior. Yo me seguía moviendo sobre su verga y de pronto su semen empezó a

salir por un costado de mi concha. Mi marido al ver esto se paró de su sitio

y se arrodilló ante nosotros y empezó a lamer lo que salía. En ese momento

la verga de Enrique se salió y mi marido la

tomó con una de sus manos y empezó a chupársela. Yo voltee a mirar a Enrique

y me besó apasionadamente mientras mi marido le limpiaba lo

que aún le salía de su verga.

Luego que se la dejo bien limpia le pidió que por favor se marchara, así que

Enrique se vistió y así desnuda lo despedí en la puerta con

un beso en la boca, y en voz baja le prometí llamarlo a día siguiente. Al

cerrar la puerta mi esposo se había desnudado y me decía que era

lo más excitante que le había sucedido. Me llevó a la cama y empezó

a chuparme la concha lamiendo todo el semen que aún salía de ella. Luego me

metió su verga y me culeaba rápidamente hasta que eyaculó dentro de mí,

haciendo que su semen se una al de Enrique.

Luego de esa vez mi marido me ha pedido que no solo invite a uno,

sino quiere ver como dos hombres me culean a la vez. Lo único bueno

de esto es que yo estoy gozando mucho, y además con el permiso de

mi marido. Por eso si a alguna amiga que me lee le ha pasado algo

similar, le pido que me escriba para saber que no soy la única a la

que le sucede esto.

sleepkiss (arroba) hotmail.com

(Visitado 28.429 veces)
Me gusta / No me gusta

31 comments

  1. Muy rico en vdd, yo tambien muero por compartir a mi esposa, no quiero que la violen o algo así, ami lo que me exita es pensar en que ella disfrute nuevas experiencias y aparte mi mujer me super calienta, una vez cuando estaba embarazada le tome fotos y las subí a un grupo sw CON SU CONSENTIMIENTO, y la vdd si se vio que le calentaba que vieran y comentarán sus fotos, en otra ocasión invite a unos amigos a la casa, esa noche cuando hicimos el amor note que hacía mas ruido de lo normal, ella me dijo que sabia que me exitaba que mis amigos la oyeran gemir, pero hasta ahora es lo mas que ha permitido, me super calienta la idea de que le mamen el coñito que por cierto le sabe delicioso

     
  2. Hola es muy éxitatante tu relato de verdad que ser un cornudo es muy placentero yo también le chupe la verga al amantes de mi esposa cuando la saco de su pucha escurriendo de sémen y nos encanta hacer trío con el ,no hay límites y lo disfrutamos
    Los tres

     
  3. Soy cornudo y me gusta ver a mi mujer con otros hombres me encantó esa experiencias y quisiera repetirlas pero ahora quiero verla con dos machos espero me lo pueda cumplir saludo soy de Argentina.

     
    1. Ola Luis yo también soy Luis y me muero de ganas por aser algo así sino más de leer los relatos me escure líquido blanquisco yo y .Mi mujer emos soñado con algo así megustaria conoserlos

       
  4. CON ANGELA OPORTUNIDAD QUE SE PRESENTABA TODO PERMITIDO..INVITADOS A UNA FIESTA DE VERANO…LOS TRAGOS NOS CALENTARON Y MI MUJER CLAVO LOS OJOS EN UNO DE UNOS 25 AÑOS ESTATURA COMO NOSOTRIOS Y MIUY CALIENTE AL BAILAR CON ELLA LA EXCITABA TANTO QUE ME PIDE NOS VAYAMOS A UN MOTEL…LE DIGO INVITALO..YA LO HICE ME CONTESTA…SALIMOS RAPIDO A UNA CABAÑA UNOS TRAGOS MAS Y LO DESNUDA EL A ELLA CUANDO SALGO DEL BAÑO ESTABA ATRAGANTADA CON UN PICO TAN GRUESO COMO SU BRAZO..CREI NO LE. ENTRARIA..LA SUBE A ESE TRONCO SE ACOMODA Y LENTO EMPIEZA A TALADRAR… NO GIME, GRITA Y ORGASMO CON LA MITAD ADENTRO…ME MIRA Y SE DEJA CAER TRAGANDOSELA TODA..SOLO GRITÓ Y PIDIÓ NO YE MUEVAS….UN RATO. INMOVILES Y SEGUIA ACABANDO HASTA QUE YA ACOMODADA COMIENZA UN METE Y SACA RÁPIDO.. NO MAS DETALLES …CUATRO Y MEDIA HORAS DESPUÉS.. NO PUDO MÁS Y NOS FUIMOS A CASA LLENA DE LAS CINCO LECHADAS QUE LE ECHO…HINCHADA SU CONCHA..ME LA CULIE MAS FUERTE QUE EN TODOS ESOS AÑOS JUNTOS…LES CONTARÉ MAS ADELANTE OTRAS EN QUE LA DEJARON SIN ALIENTO

     
  5. me encanto . yo aqui en playa chihuahua punta del este me encanta ver algunas parejas como disfrutan su cornos,, saludos dde uruguay..favor quiero un saludo a mi correo para tener un contacto exitante..besos..sigan asi

     
  6. SOY UN CORNUDO CONSCIENTE Y SUMISO Y ME ENCANTA BEBERME LA LECHE QUE TRAE MI MUJER CUANDO SALE CON ALGUNO DE SUS MACHOS. CUANDO LOS TRAE A CASA SOY EN SIRVIENTE DE LOS DOS.

     
  7. Me encantó tu relato con mi mujer fuimos al cine porno la cogieron entre tres y me encantó después cogimos mucho cada tanto vamos y la comparto y ella feliz ahora me propuse que la cojan 3 negros pijudos

     
  8. Me encantaría que mi mujer me hiciera cornudo como usted hizo al suyo y me a encantado el trascurir de los acontecimiento en este relato

     
  9. Somos una pareja de Mar del Plata Argentina, Se lo excitante que es esa situación, comparto con mi esposo a su amigo ya hace dos años, le gusta verme cuando él me mete su buena verga, eso lo calientamucho, luego la saca con su mano y la chupa toda completa, con mis jugos y los de él,
    me propuso que sea mi amante y me gusta. mucho ver cuando se lo coje a mi esposo.

     
    1. Hola Sabrina somos pareja de buenos aires yo ( esposo) quisiera q me cuentes mas sobre esa experiencia ya q aveces tengo ganas de chuparcela al macho de mi mujer cuando la acava adentro pero es x la calentura q me da al verla como la coge no es q me guste la verga ja. Me encantaria charlar con ustedes

       
    2. Hola Sabri soy cornudo y corneador yo vivi eso como corneador el marido de la chica me la chupa cuando acabo en ella pero ahora quiero experimentar del lado del cornudo y ver q se siente chuparle la pija al amante de mi mujer me gustaria charlar con ustedes sobre eso. Saludos pareja de bs.as

       
  10. a mi en particular me gusta ver como mi mujer cuando vamos a la playa nudista la follan y la mama y algunas veces algun tio me da de mamar mientras se la folla y me bebo su leche

     
  11. Me Encanto tu relato yo vio con los deseos de poder tener la misma oportunidad y felicito a tu esposo que tiene una esposa que lo complace,no hay cosa mas deliciosa que ver a su esposa cojiendo y despues limpiale la verga a ese macho y la panocha,feilicidades a ambos.JAA

     
  12. Somos matrimonio Maduro el 57 yo 67 y en Veracruz fuimos al cine porno y me metieron mano y masturbe a varios hombres con mi esposo al lado mirando fue muy caliente y nos gustó

     
    1. Que rico Carmen que tu esposo este de acuerdo y te deje agarrar otras vergas y solo los masturbaste o que mas hiciste? Tu esposo te ayudo? Escribeme y platicame y dime que mas te gustaria hacer.

       

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *