Relatos eroticos, Sexo, Sexo gratis, Videos porno, Fotos porno, Porno, Porno gratis, xxx

Relatos eróticos Marqueze. El Sexo que te gusta leer.

El relato que les voy a contar es 100% real y no se porque me paso y por amor a mi mujer no he tomado ninguna actitud de enojo con ella y su amante y ni modo.

Tratare de resumir la relación con mi mujer y su actitud en el plano sexual, en el social estamos bien dentro de lo normal. Desde novios y ya después de casados en las relaciones sexuales siempre fui muy atento y respetuoso con mi mujer sin embargo cuando quería tener relaciones a élla eso como que le molestaba y me hacia caras como diciendo ya esta otra vez de lujurioso este idiota y siempre buscaba algún pretexto para no hacerlo, dichas situación nos traía en ocasiones problemas, nunca le reclame, pero si le hacia observaciones y a veces le preguntaba porque no le gustaba hacer el amor y que cuando lo llegabamos a hacer la sentía fría y sin ningún interés de su parte, sin ninguna iniciativa a experimentar en la cama, normalmente si lo hacíamos yo era el que tomaba la iniciativa, preparaba el lugar y un ambiente comodo, le preguntaba si quería algún tipo de música, los besos, las caricias, insinuaciones, lo hacia tratando de que se interesara pero nada de nada se hacia sin tocar o besar más allá de lo por ella permitía. En una ocasión me pregunto si había visto la película de Calígula y mintiendo le dije que y sin preguntarle si la quería ver se la traje un día en el que sentí que estaba dispuesta a todo. Despues de verla le pregunte que si le habia gustado y lo unico que hizo fue levantarse enojada y diciendo que como podia una mujer estar teniendo relaciones con dos o más hiombres y también con mujeres que era un asco, yo para hacerla enojar más le pregunte que si no lo haria ella, que me engañaria con otro, o tener relaciones con mujeres y consoladores, menuda bronca que avente logrando que mis relaciones con ella fueran todavia más esporadicas y con poca variedad, para ella todo era repulsivo, incluso me imagine su problema pudiera ser psicologico o que hubira sido causa de una violación.

Después de esta breve reseña entraremos en materia a contarles algo que nunca creí que pasaría, Siempre que queria hacer el amor me ponia pretextos de que estaba cansada del trabajo y la casa por lo que decidi inscribirnos en un club para hacer ejercicio y destensarnos del trabajo, a ella le gusto la idea y se empezo a compras ropa deportiva sin nada de atrevimientos, yo le sugería ropa un poco más atrevida pero se enojaba, despues de un tiempo y por mi trabajo, tuve que estarme ausentando mas seguido, sin embargo ella me decia que con el club y el ejercicio en el gimnasio se le pasaban los días rápido y asi no me estrañaba tanto, sin embargo note que cambio su forma de vestir tanto en casa como en la ropa deportiva, tenia en su cajon del closet un buen surtido de tangas, lenceria, medias floreadas y cosas asi, sin embargo yo nunca la vi ponerse algo cuando teniamos relaciones, y algo que levanto mis sospechas fue en una ocacion que la encontre con una minifalda y una tanga en un regreso de viaje, de momento pense que mis ausencias estuvieran provocando un cambio, pero hubiera sido yo muy ingenuo como para creerlo.

Lo que me llamo la atención en sus salidas al gimnasio fue que hacia los más posible por no faltar y se ponía furiosa si algo se lo impedía, decía que solo siendo constante llegaria a tener el cuerpo que quería y además estar sana, en una ocasión me platico de su instructor – un muchacho muy joven – le había puesto unos ejercicios muy relajantes, yo por mi parte le hacia bromas a cerca de su instructor, ella se enojaba y me decia que como podía pensar en eso, decía que estaba muy joven para ella.

En una ocasión que salí temprano al trabajo por las prisas se me olvido el celular y como lo utilizo mucho decidí regresarme a la casa a recogerlo, por la hora suponía yo que mi mujer no estaría en casa y si rumbo a su trabajo, al momento casi de abrir la puerta alcance a escuchar su voz y que en ese momento abría la puerta, por lo que rápidamente me escondí en las escaleras que dan al piso siguiente para que no me viera, lo que si alcance a escuchar es que le decía a alguien – esperame en la recamara, voy a la tienda a comprar algo para desayunar y que no se tardaba- en ese momento me entro un coraje y pensé salir y armarle una bronca, sin embargo pudo mas la curiosidad y la calentura de ver que pasaria a su regreso y con quien estaba, las cortinas quedaron entre abierta

y pude ver que ni en la sala ni en el comedor no había nadie, como la tienda esta en el edificio siguiente tenia poco tiempo para entrar sin hacer ruido y al hacerlo me oculte rapidamente en la otra recamara del depto. y no me vieran, momentos después de esto se oyó la llave en la puerta y vi como entro mi esposa, llevaba puesta una minifalda entallada y por lo mismo entallado se transperentaba dejando ver una figura deliciosa y la tanguita de hilo y la que nunca he visto o me a mostrado a la fecha.

Estaba a punto de entrar mi mujer a la recamara cuando se oyó la voz de un hombre y le decía a mi mujer que se quería dar un baño y que lo esperara en la cama, hubo un momento en que mi esposa lo acompaño al baño para llevarle una toalla, lo que aproveche para salir de donde estaba y meterme en el closet de nuestra recamara, después de 10 minutos pude oír que los dos entraban a nuestra recamara y se quedaron parados, yo sin verlos supe que con quien estaba era su instructor del gimnasio ya que le dijo que los ejercicios que le había puesto eran precisamente para que ella se pusiera muy buena y ella le dijo que si quería confirmar si estaba dando resultado el ejercicio que lo podía hacer y por el ruido de la ropa supe que la estaba manoseando y los suspiros lo corroboraron, de pronto le dijo mi mujer que se esperara tantito que quería poner música para ambientar el momento y se fue a la sala y al poco rato entro de nuevo a la recamara pero bailando muy sensualmente, quitandose la blusa y desabrochandose el sostem, dejando un par de tetas duras y unos pesones bien parado producto uno de los ejerciosiony lo otro de la calentura que tenia, asi bailando se dirigio a una bolsa que tenia en un banco y saco un consolador de látex de unos 22 cm. Aproximadamente y le dijo que lo había comprado para cubrir mis salidas de viaje, en una ocasión se me ocurrió sugerirle conseguir uno y me hecho un pleito que que creia yo que era, una prostituta o que, el momento para mi mujer pintaba de lujo y no siendo difícil adivinar que ella le iba a dar un show que nunca me daría a mi, aproveche que con el volumen de la música no me oirían me acomode en mi escondite en una posición en la que pudiera ver todo lo que pasaba.

El joven que vi en mi cama tenia un cuerpo bien formado y era bastante atractivo, en ese momento vi como mi mujer se subía a la cama y estando parada empezó un baile muy cachondo y en la mano tenia la verga de plástico y la empesaba a lamer diciendole al tiempo, mira como mamo la verga papito y conforme bailaba se empezó a desnudar quedándose solo con la tanga, la hizo a un lado y con el consolador se empezó a frotar la panocha, a tocarse el clítoris notando que en ese momento le recorrió un escalofrió además de que su vagina se humedecio a tal grado que al momento de introducir el consolador este se resbalo facilmente y se fue hasta el fondo sacandole a mi mujer una serie de suspiro casi orgasmicos, se le notaba muy excitada y así estuvo un rato y de pronto paso algo que no me hubiera imaginado, se saco el consolador y se volteo dándole al joven instructor una vista de su culo y el joven tomo a mi esposa de las nalgas y empezó a dar lengüetazos en la panocha y en el culo alternativamente mi mujer empezó a gemir y a moverse mas cachondamente al ritmo de la música y frotándose en la cara del joven instructor, el joven le quito de las manos el consolador y tomando un tubo de gel lubricante empezó a untarlo, volteo a mi mujer quedando su culo y panocha mojada a mi vista, ella se agacho y empezó a besarlo y le agarro la verga empezando a masturbarlo lentamente, en eso el instructor le dijo, a ver vamos a ver como van esos ejercicio y con el consolador empezó a frotarle el culo y despues de meterle dos dedos en la vagina le introdujo en consolador en el culo, yo lo que me esperaba es que mi mujer le gritara y le dijera enojada que no pero fue todo lo contrario, empezó a estremecerse de gusto y a tener su primer orgasmo y con sus manos se abrió mas las nalgas para que le metiera mas el juguete, ella entre gemidos lo siguio besando y poco a poco se fue agachando hasta llegar a la verga bien parada que tenia enfrente y que esperaba ser deborada, mi mujer al sentirla en la boca empezo a gritar de placer y a decirle, esto si que lo estoy gozando siguele papito, memeteme mas mi juguete y tus dedos y dame esa verga tan rica, que quiero tu leche, yo me que estupefacto de lo que estaba viendo y oyendo, mi mujer estaba irreconocible empezo a mamarle la verga de una forma que el muchacho dejo de mover el juguete y ella no tardo en tomarlo y empezar e moverlo en su culo con mayor rapidez, en ese moment

o me acorde de que habia guardado la camara digital y con video integrado en una chamarra, la saque rapidamente para captar todo ese momento, mi mujer empezo aun con la verga en la boca a soltar una serie de gemido que de no ser no ser por el volumen de la música se hubieran oido en los demás departamentos.

Estando así de frente a mi vista mi esposa se abrió los labios vaginales dejo de mamarle la verga al muchacho y se incorporo acomodandose para que quedara en la entrada de su panocha y se la metió toda lo que al momento le provoco un orgasmo fulminante que la dejo tendida en el pecho de su instructor, tan caliente estaba que se incorporo y se volteo ofreciendole el culo, él se lavanto y apunto su verga a la vagina empezando a meterla lentamente ya que estaba ocupada por el consolador, empezo a moverse ritmicamente, y a cada embestida mi mujer grita de deleite y lujuria, yo estaba sorprendido de verla penetrada por dos verga en su coño, con sus manos ella le ayudo tomado el consolador y meterlo y sacarlo y a menearse de tal forma para que los dos pudieran llegar al climax y proporcionarse el mayor placer y tener otro orgasmo que ella le agradecio con dos orgamos seguidos, en eso el muchacho le saco la vergo y poniendo boca abajo a mi mujer empezo a mamarle el coño y con el consolador empezó a meterlo y sacarlo lentamente en la panocha en esta posicion mi mujer adivino lo que queria y que ademas ella tambien estaba buscando se acomodo de tal forma que la verga le quedo justo en el culo, mi mujer se empeso a frotarse el clitoris y los pechos le dijo, anda papito meteme tu verga en el culo que ya sabes que solo será para ti y de nadie más, ni a mi esposo pienso darselo, solo es para tu verga, el ni tardo ni peresoso se la metio toda de un jalon respondiendo mi mujer con un grito de placer y empezando a menearse con tal lujuria haciendo que el muchacho tuviera su primer orgasmo de la mañana, el instructor le saco la verga del culo y entonces otra cosa insolita en mi mujer se volteo rapidamente y tomo con sus manos la verga y se la metió de un jalón hasta los huevos y empezó a darle una mamada genial haciendo que la verga del joven que empezaba a decaer se le parase nuevamente y que por la forma de mamar no tardo mucho en sacarle la leche y con otra sorpresa más, mi mujer se trago todo el semen del semental y le lamió el pene hasta dejarlo limpio, diciendo que su leche estaba bien sabrosa y que le gustaba limpiarle la verga a mamadas.

El joven se acostó y mi mujer al lado empezó a acariciarle los huevos y la verga agradeciendole los orgamos que le había dado y se quedáron dormidos, este momento lo aproveche para ir al baño y ya esta preparándome para salir rumbo al trabajo, cuando de pronto mi mujer se despertó y volvio a poner musica, lo que aproveche para colocarme en mi sitio y empezar a filmar nuevamente mi mujer empezó a mamarle la verga muy delicadamente a su instructor la cual empezó a pararse lentamente lo que yo aproveche para hacer unas buenas fotos, el joven se despertó y tomo el consolador y le unto gel lubricante y dándoselo a mi mujer, ella lo tomo y lo coloco en su culo y sin mucha resistencia entro haciéndola soltar un suspiro de gozo empezandolo a meter y sacar lentamente, dándome así la oportunidad hacer varias tomas y acercamientos con la cámara no sin perder de cuadro la mamada que le estaba dando, sus pezones se levantaron y empezó a suspirar de lujuria, poco a poco empezó a acelerar los movimientos del consolador y momento seguido se estremeció en un orgasmo intenso, el joven ya más despierto se levanto y acostando a mi mujer le quito el consolador y acercando su cara a la panocha de mi esposa le proporciono unos lengüetazos que hicieron que mi mujer temblara de placer y pidiéndole ella que le metiera la verga que la quería sentir toda hasta dentro, el le levanto las piernas y la apoyo en los hombros lo que dejo su culo al aire, a lo que el joven aprovecho para untarle mas gel y a meterle el consolador en el culo sin ninguna resistencia haciendo que mi mujer se meneara buscando la verga parada para metersela en la panocha, en cuanto el joven rozo con su verga la panocha de mi esposa ella se pego desesperada buscando ser penetrada lo mas profundamente posible y logrando su objetivo empezo a gemir de gozo y a moverse mas aprisa pidiéndole mas verga y que el consolador se lo metiera hasta donde fuera posible y en cuanto el joven hizo lo que le pidió, soltó un grito que creo ahora si se pudo oír en todo el edificio, yo aproveche para cambiar la modalidad de la cámara a video y poder grabar todo lo que estaba pasando, así estuvieron un buen rato hasta que el joven se

dejo caer enzima de mi mujer teniendo una venida tremenda ya que mi mujer le dijo que estaba sintiendo como entraban los chorros de leche en su panocha.

Se quedaron así un rato ensartados y besandose, mi mujer le dijo que tenia que salir y que le encantaría quedarse cogiendo mas tiempo pero que no podía. El joven tomándola de la cintura la levanto y no dejándola de manosear le dio un beso de despedida y se vistió, yo no deje de filmar las escenas hasta que mi mujer se vistió ya de una manera más discreta y le abrió la puerta fijándose que nadie lo viera salir, cinco minutos mas tarde salio ella y casi al tiempo salí yo pensando como hacerle para mostrarle a mi mujer la película y las fotos.

Ya en la noche cuando llegue a casa le pregunte que como estaba y que si podiamos hacer el amor ya que tenia que salir de viaje y estaria ausente una semana, semana que me preocupaba no por que se quedara sola, sino que tendria con eso mas tiempo y de ser posible todo el día para coger con su instructor. Pero la curiosidad pudo mas que la indiferencia y me vi obligado a conseguir un equipo de circuito cerrado en toda la casa, y que conecte a la computadora, como mi mujer no sabe mucho de pc’s la deje prendida para grabar todo lo que pasara en mi ausencia.

Autor: hergestridge_57

hergestridge_57 ( arroba ) hotmail.com

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Mi mujer y su instructor del gimnasio (I), 10.0 out of 10 based on 1 rating
  
categoría:

Ningún comentario »

Aún no hay comentarios

Canal RSS de los comentarios de la entrada | URL para TrackBack

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Bienvenido a la mayor comunidad de escritores de relatos eróticos


Copyright © 2008. Gestores Profesionales de Contenidos Digitales S.L.
Todos los derechos reservados