Relatos eroticos, Sexo, Sexo gratis, Videos porno, Fotos porno, Porno, Porno gratis, xxx

Relatos eróticos Marqueze. El Sexo que te gusta leer.

Mi novia es una puta

18 de abril de 2009

Ella continuaba mamándolos a los dos, mi hermano se paró y ella se sentó sobre el pene de mi padre, dándole la espalda, lo que le permitía continuar mamando a mi hermano quien la obligaba a que se metiera todo su pene a un ritmo brusco, mi novia ni se inmutaba, gemía, movía su cintura y acariciaba el torso de mi hermano. Mi padre le acariciaba sus senos, pellizcándole los pezones.

Vivo en el Estado de México, tengo 24 años y estoy por terminar mi carrera profesional, trabajo desde los 20 años, por lo que puedo considerar que mi futuro está asegurado. Mi novia, y futura esposa tiene 20 años, terminó la educación preparatoria pero dejó de estudiar, y se puso a trabajar.

Ella mide 1.62, pesa 60 kilos, es de tez clara, cabello castaño claro, ojos color miel, sus senos son medianos, firmes por la edad, sus pezones son muy claros, pero cuando se excita se le ponen oscuros y duros, sus nalgas están bien paraditas y gusta mucho de usar ropa muy entallada. Llevamos casi dos años de noviazgo y el próximo mes de junio nos casamos.

Desde que la conocí supe que era muy cachonda, ardiente, atrevida y provocativa. Según me contó perdió la virginidad a los 17 años, con un señor vecino suyo que le dobla fácil la edad, lo he visto en algunas ocasiones que voy por su casa; y antes de mí había estado con dos hombres más. En fin hablando con la verdad, a mi no me importó eso, de hecho, le pedía que me contara como había sido con los otros hombres, cosa que me excitaba y cogíamos como locos. Como dije ella siempre viste con ropa muy, muy ajustada, a través de su pantalón se puede dibujar muy bien su tanga, siempre usa tanga, y sus blusas son tan pegadas que muchas veces no usa bra, a menos que le de frío o se excite no se le notan los pezones.

Yo sospechaba que en ocasiones, cuando acudía sola a fiestas se portaba mal, pero jamás creí que se portara tan mal. El pasado 15 de enero, quedamos de vernos en mi casa para salir a pasear, yo salí temprano para arreglar unos asuntos, regresé antes de lo esperado y como iba a salir con ella, dejé mi coche para que lo lavaran a tres cuadras de la casa, al llegar a la casa me di un baño y me recosté un rato en mi cuarto en el segundo piso de la casa. Mi padre de 47 años y mi hermano menor de 19, llegaron a la casa; asumiendo que no había nadie se quedaron en la sala, observando la tele mientras tomaban una cerveza.

Yo me di cuenta de su llegada pero me dio igual, como a los 15 minutos llegó mi novia, Karina, yo por la ventana la observé cuando tocó el timbre, traía puesto una blusa blanca ajustada, solo tenía dos botones a la altura de su pecho, por lo que se podía ver perfectamente su abdomen en el cual trae un piercing, y sus senos se veía apretados por un diminuto bra de media copa blanco y de encaje, su cabello suelto, bien maquillada, un pantalón blanco tan ajustado que se le marcaba su tanga, la cual se podía ver que era juego del brasier.

Como yo solo traía puesto una bermuda decidí ponerme una playera para bajar a recibirla, y después subir a cambiarme, no sería la primera vez que cogiéramos en mi casa. Cuando iba a bajar escuché como ella le pedía a mi papá y hermano que se estuvieran en paz. Me quedé congelado, iba a bajar corriendo cuando ella dijo:

-Dejen, le hablo a su celular, y vemos cuanto se tarda en llegar-.

Mi corazón se detuvo, regresé de inmediato a mi cuarto para cambiar el modo de timbre a vibrador de mi celular, apenas y me dio tiempo, contesté normal.

-Hola amor, ¿donde estás, tardarás mucho en llegar a tu casa?- Desgraciada, pero me aguanté, aún había esperanza y duda. – Algo amor como unas dos horas, ¿Por qué? -Es que estoy en el centro comercial con mamá, y quiere que la espere. -No hay problema, ya cuando vaya de camino, te hablo para ver donde estás y paso por ti, ok- -Ok amor, entonces me hablas, bye te mando un beso- Todavía me dijo la muy desgraciada.

Sin hacer ruido bajé a media escalera, por su forma en V es fácil llegar casi al final de ella sin ser visto desde la sala.

-Vamos Karina, decía mi padre, va a ser rápido; además decía mi hermano, no será la primera vez, y los tres reían. -Está bien pero ya de casada no lo volveremos a hacer. -Al contrario lo haremos más seguido. Comentaba mi hermano al tiempo que reían nuevamente.

Apagaron la tele, y pusieron el estéreo, la música era cadenciosa, ellos chiflaban y aplaudían como si estuvieran en un table dance. No me pude aguantar la curiosidad y con mucho cuidado me asomé, quedé de su lado derecho de los tres, mi novia, estaba sobre un sillón frente a ellos que permanecían sentados en otro.

Ella bailaba al ritmo de la música, al tiempo que se acariciaba, y metía sus manos entre el cabello echando la cabeza hacia atrás, acariciaba sus senos, pasaba su manos por encima de sus nalgas, en fin un baile como toda una profesional, ni 30 segundos pasaron cuando ya no tenía blusa, sus pezones ya estaban duros, pues se marcaban visiblemente…

Desabrochó su pantalón, lo abrió lentamente permitiendo ver su vagina perfectamente rasurada, debajo de una tanga transparente, se dio media vuelta y se agachó, sin doblar las rodillas, para bajarse el pantalón hasta los tobillos, permitiendo ver todo su trasero, el cuál parecía desnudo debido a que la tanga se le metía entre los cachetes.

Mi padre y mi hermano no dejaban de chiflar, le decían, que estaba muy buena y que era toda una puta. Yo no lo podía creer, el brasier ya también había caído al suelo.

Se bajó del sillón y arrodillándose frente a ellos les sacó sus miembros que empezó a mamar alternando, uno y otro, debo decirles que mi novia, no mama, succiona, sientes que la vida se te va, mi padre y mi hermano, le decían que era una puta, una puta zorra.

Yo no lo podía creer, pero no obstante mi verga estaba súper dura; ella continuaba mamándolos a los dos, de pronto mi hermano se paró, y ella se sentó sobre el pene de mi padre, dándole la espalda, lo que le permitía continuar mamando a mi hermano que estaba parado. Mi padre tiene la vasectomía, pero aún así era muy atrevido de su parte dejarse penetrar sin condón, mi hermano, la tomaba de los cabellos, y la obligaba a que se metiera todo su pene a un ritmo brusco y rápido, y mi novia ni se inmutaba, por el contrario gemía, movía su cintura y acariciaba el torso de mi hermano. Mi padre le acariciaba sus senos, pellizcándole los pezones.

Así estuvieron como 10 minutos, sin parar, entonces mi padre se vino, y ella detuvo su mamada.

-Ya sentí, toda tu leche, en mi interior, caliente y abundante como me gusta-.

No podía creer que mi novia dijera eso. Mi hermano, la puso en cuatro patas frente a mi padre, ella comenzó a lamerle su pene, como limpiándolo del semen y de sus propios jugos vaginales.

Mi hermano con la verga bien ensalivada por la mamada, sin miramiento alguno, se la metió de un solo golpe en su ano, ella solo exclamó un Aaaahhhh, entre dolor y placer, y continúo limpiando la verga de mi padre.

Mi hermano tardó unos 5 minutos más y se vino igual en su interior. La verga de mi padre estaba reaccionando de nuevo, ya que ella no dejaba de acariciarlo con la lengua, desde los huevos hasta la punta, metiéndoselo completamente a la boca de vez en cuando. Mi novia al sentir que mi hermano se retiraba ella se puso de pie y fue al baño, seguida de mi hermano.

Subí a mi cuarto, y esperé como cinco minutos le marqué al celular de mi novia, me contestó, y le dije que pasaba por ella al centro comercial, estando ella de acuerdo. Solo oí como se marchaban los tres, para mi buena suerte.

Salí fui por mi carro y quince minutos después estaba pasando por ella, fuimos al cine, a una disco-bar, y después al hotel.

Ya en el hotel le confesé todo lo que había visto, y ella primero se preocupó, pero después, aceptó su culpa, y me confesó haberlo hecho tres veces más con papá y ella solos, y con mi padre y mi hermano solo una vez, que había llegado mi hermano y los había encontrado en la recámara, y para que no dijera nada aceptó estar con los dos al mismo tiempo.

Me ha confesado muchas aventuras más que ha tenido, y me sentenció que aún casados no dejará de ver a otros hombres, ya sería decisión mía si me caso o no. La verdad, no se que hacer, pero los mantendré informados.

Autor: Sumiso

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Mi novia es una puta, 4.9 out of 10 based on 7 ratings
  
categoría:

1 comentario »

  1. 5cero6 dice:

    muy buen relato

    pero como sea

    tu orgullo de hombre lo esta pisoteando

    no te cases

    es lo mejor

    recuerda q siempre ay mas y mejores mujeres

    GD Star Rating
    loading...
    GD Star Rating
    loading...

Canal RSS de los comentarios de la entrada | URL para TrackBack

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Bienvenido a la mayor comunidad de escritores de relatos eróticos


Copyright © 2008. Gestores Profesionales de Contenidos Digitales S.L.
Todos los derechos reservados