Relatos eroticos, Sexo, Sexo gratis, Videos porno, Fotos porno, Porno, Porno gratis, xxx

Relatos eróticos Marqueze. El Sexo que te gusta leer.

MI PADRE Y YO II

28 de julio de 2007

Me desperté a eso de las 11 de la mañana y bajé a desayunar. Mi padre estaba en el gimnasio y no vendría hasta las 12 más o menos. Fui a la nevera y allí había una nota de mi padre que decía que había llamado Marta, que no podría ir a su casa porque había salido con su madre a comer a casa de su abuela aprovechando que era fiesta. Había dicho que llamaría por la tarde si le daba tiempo a llegar.

Me puse a desayunar y después subí a mi cuarto a hacer un poco el tonto con el ordenador.

Al rato llegó mi padre. Oí el coche y después la puerta del baño. Entró a darse una ducha como cada martes. Medía hora después estaba viendo la tele en la sala con unos pantalones cortos y una camiseta de manga corta. No recuerdo muy bien que era lo que veía, algo de deporte seguro. Me acerqué a él y le pregunté si había llamado mamá, si sabía si vendría a comer. Me dijo que no había llamado aún, que esperaríamos un poco más y si no hacíamos nosotros la comida para nosotros dos solos. Me senté a ver un poco la tele con él.

Pero ya no aguanté más y al final pregunté:

-vale tu ganas! Necesito saber si es grande o pequeña, me pica demasiado la curiosidad.

-ja,ja,ja vale y qué quieres que haga yo si no me dices cuanto le mide! -….eres un jeta!….le mide 17 cm.

-ummm, no está mal -ummm no está mal? Eso que significa, es grande o pequeña -hombre no es pequeña, pero tampoco es grande.

-Tampoco es grande?, pero cuanto es grande?, a mi me parece grande -ja,jaj,a Pero si Héctor aún es un niño hombre! Como va a ser grande -pues a mi me parece que si….a ti cuanto te mide a ver? -ja,jaja Pero Lucia!, no vas a comparar a un niño conmigo no? -Que Héctor no es un niño, que tiene ya 18 años! -pues…si él tiene 18 años y le mide 17 cm, pues yo tengo 38….haz una regla de tres….

-Ala fantasma! Que exagerado eres! Si te midiese tanto no te cabía en el pantalón! -es que la escondo bien…

-ja,jaj,a no en serio papá, cuanto te mide? -en serio, serio? -en serio, serio si -me mide 21 cm.

-21 cm?!!! Anda ya! Tanto no puede ser! -ja,ja,ja es verdad! -si tu mismo me dijiste que los tíos siempre mentíais con eso, y ya lo he comprobado que es verdad con Héctor, cómo quieres que te crea a ti ahora? -quieres medirlo o que? -no hombre!……con qué te vea a ti midiéndolo vale! -ja,ja,ja lo dices en serio? -Claro! -Y si lo hago ya te convencerás de verdad? -de verdad…

Mi padre se levantó y fue a su habitación. Al poco volvió con un metro, me miró y me dijo:

-Oye! Esto no se lo digas a nadie eh! -no papá tranquilo -Vale pues ahora te voy a demostrar que esta vez no he mentido! -Eres un mentiroso! Solo te marca 18.5! tampoco es tan grande y has exagerado mucho más que Héctor! -pero bueno! Te lo voy a demostrar! Que no te he mentido de verdad que me la he medido muchas veces…

Mi padre se sentó así con la polla al aire en el sofá, tan solo vestido con la camiseta de manga corta y empezó a pajearse delante de mí. Agarró su polla con la mano derecha y empezó a mover arriba y abajo con fuerza.

-ahora verás, como no te he mentido -ja,jaja anda para que te vas a hacer daño y así no te va a crecer mentiroso! -….ves cómo si que crece?

Volvió a medir y esta vez el metro marcó 20 cm. Yo estaba alucinada, si que parecía realmente grande. No había imaginado ver algo así entre las piernas de un hombre nunca. Y estaba mirando a mi padre. No podía creérmelo. Estaba alucinando y por lo que veía mi padre también.

-aún así aún no llegas a lo prometido, pero he de reconocer que estás dejando la de Héctor pequeña -ja,jaja te gusta más esta entonces? (la agitaba un poco mientras lo decía). Te parece grande? -ummm no está mal, pero podía estar mejor -eso cree

s? (me miraba de forma rara). ¿quieres tocarla a ver si tu consigues hacerlo mejor que yo?

Ahí ya se rompió la barrera que nos estaba reteniendo a los dos. Sin saber porqué, estaba mirando sin poder evitarlo la polla de mi padre. Y él me miraba serio mientras la agitaba un poco así con la mano como queriendo demostrar su hombría.

-no me incites anda! -venga! Tócala a ver si notas diferencias hombre, solo eso! -pero papá! Que eres mi padre -joe! Que no vamos a hacer nada, tan solo es tocar, no es nada malo…

Me acerqué y toqué su mano, no su polla, sino su mano, la mano que tenia en la polla. Él me miró y me la agarró con su otra mano la mía mientras quitaba la anterior. Nos mirábamos ahora sin decir nada. Yo solo me dejaba llevar y creo que él también. Ahora solo estaba mi mano sobre su polla. Ahora puedo decir con toda seguridad que mi padre tiene una polla enorme. Sé que el tamaño no es lo importante, pero esa polla me hacia disfrutar solo mirarla.

Mi mano no conseguía cerrarse sobre toda su polla, creo que era muy gruesa, pero yo tampoco tengo la mano muy grande así que no puedo decir cuanto. A mi me lo parecía. Empecé a mover mi mano arriba mientras mi padre me la soltaba. Ahora abajo, lo hacia muy lento. Mi padre dejó escapar un gemido y dejó caer su cabeza sobre el sofá. Yo solo miraba su polla y movía de arriba abajo muy lentamente. Quería que él disfrutase tanto como lo estaba haciendo yo. Y lo estaba haciendo de verdad. No podía creer lo que estaba pasando, era mucho mejor de lo que había imaginado el sábado con Héctor.

Mi padre me miró

-ahhhhhhhh….que bien lo haces cariño -te gusta? -me encanta….no pares vale? sigue un poco más mi amor -me gusta tu polla papá -te gusta cariño?, quieres probarla? -que? -que si quieres probarla?… que si quieres chuparla? -tu quieres? -A mi me encantaría cariño -quiero chupártela papá -ahhhh….pues es toda tuya cariño (me dijo susurrando mientras me acariciaba el pelo)

Bajé mi cabeza sin dejar de pajear a mi padre. Estaba disfrutando de verdad. Yo y creo que él, los dos lo estábamos pasando genial.

Acerqué mi boca a su polla y saqué un poco la lengua mientras le miraba. El tenía los ojos cerrados y había puesto sus manos detrás de su cabeza dejándome hacer a mí. Lo tenía solo para mí y pensaba aprovecharlo marrana del porno. Estaba excitadísima. Notaba como mi coño se estaba humedeciendo por momentos y también notaba el sabor del líquido preseminal de mi padre en mi boca. Era un sabor raro, pero no molesto. Su polla sabía riquísima y cada vez que pienso en su sabor me vuelvo a mojar como lo hice esa mañana.

Seguimos así por unos 10 minutos cuando escuchamos que la puerta de la calle se abría. Era mi madre! Había venido de trabajar antes de tiempo o se nos había pasado a nosotros el tiempo volando, pero el caso es que estaba ya en casa y yo estaba en el sofá chupándole la polla a mi padre mientras él tenia la ropa al lado de la tele y estaba desnudo e cintura para abajo sentado en el sofá disfrutando. Nos sorprendimos tanto que nos quedamos paralizados. Yo saqué enseguida la polla de mi padre de la boca y mi padre me apartó hacia un lado. Mi madre se asomó al salón y nos saludó por detrás. Aún no había visto nada, pero mi padre seguía desnudo, si se acercaba estaríamos perdidos, así que me giré y dije lo primero que se me ocurrió:

-mamá ha llamado Inés, he escuchado el contestador mientras desayunaba pero no llegué a cogerlo. Creo que tienes un mensaje.

-Inés? Y qué quería? -no se míralo tú, está el teléfono en la cocina -menudo sitio para dejar el teléfono

Y salió hacia la cocina mientras seguía riñéndonos por lo desordenada que teníamos la casa.

Mi padre me miró -gracias cariño! -anda! Ponte los pantalones que como se de cuenta que no hay mensajes, venga y te pille estamos perdidos. Mi padre se levantó corriendo y se puso los pantalones rápidamente (escuchábamos a mi madre acercarse al salón otra vez). Se puso los pantalones cortos y tiró hacia la habitación los calzoncillos. Después se sentó de nuevo en el sofá a mi lado

-Yo no veo ningún mensaje hija, estás segura que era Inés?

-Me pareció mamá, pero si no ha dejado ningún mensaje ya volverá a llamar, no sería importante -Hola cariño (saludaba a mi padre)Mi padre se giró, hola!, como has venido tan pronto? -porque como es fiesta en casi todos los sitos ni los enfermos quieren venir, verás como vienen todos mañana.

El peligro había pasado mi padre estaba temblando, lo noté en cómo me cogía la mano por debajo del cojín que tapaba el bulto que tenía entre las piernas. No puedo entender cómo no se le bajó la erección con lo nerviosos que nos pusimos los dos.

La mañana siguió normal. Comimos todos juntos y luego mis padres salieron a tomar algo. Yo me quedé en casa y llamé a Marta. No había forma de dar con ella, no estaría en casa en todo el día me supuse así que me decidí a darme una ducha y a ponerme a estudiar un poco, aunque no se si lo conseguiría porque no paraba de pensar en lo que habíamos hecho mi padre y yo hace tan solo unas horas.

Llegó la noche y subí a mi cuarto a dormir, o al menos a intentarlo. Durante la cena mi padre me miraba y sonreía todo el rato, yo solo bajaba la cabeza, creo que era yo la que estaba más arrepentida de lo que había pasado, a él parecía no importarle ya nada. Me acosté en la cama mientras veía un poco la tele. Al poco la apagué porque no encontraba ningún canal que me gustase, apagué la luz y empecé a recordar lo todo el día emocionante que había tenido. Como era lógico empecé también a excitarme de nuevo y a mojar las bragas otra vez.

Muy bajito escuchaba la voz de mi mamá hablando con mi padre, anda!, mira que eres! Dejame dormir que mañana tengo que madrugar, lo hacemos mañana anda! -pero yo quiero ahora!, estoy caliente, quiero follar -no seas tonto anda, duérmete!

Mi padre esperó a que mi madre se durmiese, no fue muy difícil porque estaba rendida de todo el día. Salió de la habitación y fue al baño sin dejar de pensar en lo excitado que estaba. Según me dijo pensó en hacerse una paja en el baño pensando en mi cuando escuchó cómo apagaba la tele la luz de mi cuarto. Subió las escaleras despacio para no hacer ruido y entró en mi cuarto mientras yo estaba tocándome con los ojos cerrados pensando en él.

-hola nena

Me asusté al principio y mi reacción fue sacar mi mano de las bragas

-soy yo papá!, no dejes de tocarte porque haya entrado. Te he asustado? -me has asustado papá….y mamá? -mamá está dormida y yo estoy cachondo -yo también estoy caliente papá -pobrecita….esta mañana me ha gustado mucho lo que has hecho -lo que? -vamos no seas tonta. Me ha gustado como me comías la polla. Me gustaría que lo hicieses otra vez. Estoy cachondo por ti cariño y tienes que arreglar eso no? -quieres que te la chupe otra vez? -claro que si, pero antes quiero darte yo a ti mi agradecimiento por lo de esta mañana. Puedo acostarme a tu lado?

Mi padre se desnudó tirando su ropa a los pies de mi cama. Podía ver con la poca luz que entraba por la ventana el cuerpo desnudo de mi padre. Realmente está bueno…creo que he encontrado mi Marcos.

Se tumbó a mi lado y me dio un beso en al boca.

-Ahora voy a hacerte gozar yo a ti también un poco

Bajó su mano y empezó a acariciar por encima de mis bragas mi coño. Mientras tanto me besaba. Metía su lengua en mi boca y yo lamía en la suya. Parecíamos dos amantes que no se veían desde hacía mucho tiempo. Estábamos muy calientes los dos. Yo bajé mi mano y toqué por segunda vez en el día su polla. El me apartó la mano

-ahora dejame hacer a mi, luego ya tendrás tiempo de disfrutar de esto

Ahora con una mano me estaba tocando las tetas metiendo sus dedos entre los botones de la pequeña chaqueta de pijama. Con la otra hacia lo mismo con mis bragas. Me iba tocando por encima del coño, y después subía hasta meter tan solo un poco los dedos dentro. Luego otra vez por encima y luego otra vez los dedos dentro…pero cada vez un poco más abajo. Me besaba, recorría mi cuello con su boca y yo me dejaba hacer. Estaba disfrutando de verdad. Empezó a quitarme el pijama. Me alzó con sus brazos para poder terminar de quitarlo. Sentí en ese momento su fuerza, sentí que sería suya si él quería. Ahora chupaba mis pezones, pr

imero uno y luego el otro, ensalivando todo mi pecho. Siempre sin dejar de tocarme el coño. Subía su cabeza y metía su lengua en mi boca para luego bajar de nuevo y seguir chupando mi cuerpo.

Fue bajando su boca por todo mi pecho, después por mi vientre, luego por mi pubis hasta llegar a mis bragas. Entonces metió una de sus manos debajo de mi, tiró de la parte de atrás de mis bragas hacia abajo hasta bajármela un poco y luego con esa misma mano me levantó de la cama de cintura para abajo mientras con la otra me quitaba del todo las bragas, para finalmente tirarlas contra la pared y dejarme caer de golpe otra vez en la cama.

Ahora empezaba a bajar su lengua más abajo, más abajo, mientras con sus manos me abría poco a poco las piernas. Yo seguía con los ojos cerrados dejándome hacer. Notaba como su boca se acercaba a mi coño para finalmente con su lengua recorrer toda mi concha, me retorcía del placer, le acariciaba los huevos, esa polla descomunal, sus lengüetazos eran un fuego que me ardía en las mejillas

-la quieres verdad? -siiii, quiero chupar tu polla -la quieres?….pues toma, es toda tuya! Toda para ti cariño…

Agarró su polla con su mano derecha fuertemente por la base y fue arrastrándola desde mi ojo derecho hacia abajo hasta que la metió en mi boca…

-abre la boca cariño, es toda tuya…..chupa como hiciste esta mañana, chupaaa…..chupa mi nabo nena….

Después se inclinó y apoyándose en la cabecera de la cama empezó a follarme la boca despacio, poco a poco pero me la metía muy profundo. Pensé al principio que llegaría a vomitar, pero cada vez entraba más profundamente y a mi más me gustaba. Mi padre estaba disfrutando muchísimo. Lo notaba por cómo gemía. Yo no podía hacer más que mantener mi boca abierta y tocarme el coño con la mano mientras dejaba que me follase la boca.

Tocaba sus huevos que se acercaban mucho a mi barbilla, entonces él me quitaba su mano y arremetía más fuerte rápido y profundo contra mi boca.

Mi saliva caía por las comisuras de mis labios y siguió así hasta que la sacó, se agachó y me dio un beso.

-ahh que boca tienes nena. Me encanta tu boca. Me encanta como me la comes -a mi también me gusta como lo haces tu papá. Te quiero -me quieres? -siii besame…

Me besó de nuevo, esta vez un beso muy profundo mientras tocaba de nuevo mi coño y metía un dedo. Lo sacaba y me hacia chuparlo, después lo chupaba él y metía otro dedo. Me besaba mientras lo hacia, luego los sacaba y me hacia chuparlo otra vez.

-ahhh quiero que me folles papá -¿quieres follar de verdad hija? -quiero sentirte dentro, quiero tu polla dentro de mi, no puedo aguantar más -tranquila no tengas prisa si vas a disfrutarla siempre que quieras. Vas a ser mi putita cariño. Tú y yo vamos a follar muchas veces.

-fóllame papá…

Mi padre se colocó con la polla en la entrada de mi coño y empezó a frotarse contra mí. Con las manos iba levantándome un poco las piernas de forma que no las alzaba mucho pero las iba abriendo para poder rozar su pollón entre mis piernas.

-mátemela yaaaaa!!!! -toda tuya cariño, vas a disfrutar…

Empezó a meter su polla poco a poco, mi coño se iba adaptando. No hay palabras para describir lo que sentí mientras notaba como entraba en mí, como me partía en dos haciéndome gozar como nunca lo había hecho. Estaba muy húmeda y mi padre me había trabajado bien el coño así que cuando me di cuenta podía sentir casi toda la polla dentro. Quería gritar pero mi padre me tapaba la boca con su lengua. Bajé mi mano y toqué su polla. Tenía los huevos a poquísima distancia de mi ano. Mi padre me besaba y no se movía, Mi coño se estaba adaptando a tener tanta carne dentro.

Cuando dejé de estremecerme mi padre comenzó a sacarla lentamente y luego cuando estaba fuera del todo empezó todo de nuevo. Lo hacía muy lentamente disfrutando de cada metida, mirándome a la cara, y volvía a meterla toda. Yo estaba en las nubes mi padre tenia mis brazos amarrados con sus manos que agarraban a su vez el cabecero de la cama cuando empezó a meter y sacar su polla con más fuerza. Era increíble la facilidad con la que me estaba taladrando. Era increíble que dentro de mí tuviese 21 centímetros medidos de mi padre y que disfrutase

tanto con ello.

Seguimos follando en esa posición hasta que mi padre sin sacar su polla se giró y me puso de costado. Ahora me la metía de lado. Esa posición era casi mejor que la otra, podía notar su polla en todo cariño -correté papá -ahhhh, estás tomando algo hija? -ahhh no pero no pasa nada, córrete en mi boca, quiero probar tu leche

Mi padre sacó su polla, se arrodilló en la cama y empezó a pajearse rápidamente sobre mi cara

-abre la boca cariño, abre la boca….ahhh

Mi padre se corrió en mi boca…bueno en mi boca, en mi nariz, en mi pelo…en toda mi cara se podría decir. Después me dio un beso y entre los dos nos tragamos todo el semen que tenia en mi boca. Fue algo increíble de verdad

Mi padre salió de mi habitación cuando me quedé dormida y volvió con mi madre que no se había enterado de nada. Después de ese día en estos meses han pasado muchas cosas que tal vez otro día os pueda contar. Espero no haberos aburrido mucho. Para mi ha sido un placer recordar todos esos días.

Autor: Marcia X

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
MI PADRE Y YO II, 9.9 out of 10 based on 8 ratings
  
categoría:

Ningún comentario »

Aún no hay comentarios

Canal RSS de los comentarios de la entrada | URL para TrackBack

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Bienvenido a la mayor comunidad de escritores de relatos eróticos


Copyright © 2008. Gestores Profesionales de Contenidos Digitales S.L.
Todos los derechos reservados