Relatos eroticos, Sexo, Sexo gratis, Videos porno, Fotos porno, Porno, Porno gratis, xxx

Relatos eróticos Marqueze. El Sexo que te gusta leer.

Mi papá y mi hermano

29 de agosto de 2008

Me llamo Javier tengo 18 años y lo que les voy a contar sucedió este verano pasado. Mis padres viven separados, yo vivo con mi madre en gran Buenos Aires y mi padre vive en Rosario con mi hermano mayor de 27 años. Antes de terminar las clases mi madre me propuso que vaya a visitar a mi padre y mi hermano, a lo que yo dije que si inmediatamente, ya que hacía mucho que no los veía.

Cuando llegué a casa de mi padre me encontré con ese gran par de machos, mi padre con 42 años se mantenía súper y mi hermano con solo contarles que es físico culturista les digo todo, además de su rostro hermoso. Todas las noches me masturbaba pensando en ellos, pero nunca me imaginaba nada entre nosotros. Mi hermano Gonzalo, salía con sus amigos casi todos los días, una noche que llegó todo vomitado por un amigo entró a la casa y fue directo al baño, yo sentí los ruidos y me dirigí al baño a ver qué pasaba, y me encuentro a Gonzalo desnudo entrando a la regadera, me excité tanto que me senté al lado de la puerta y me comencé a pajear, cierro los ojos, cuando los abro estaba Gonzalo completamente desnudo mirándome mientras se secaba con una toalla, enseguida me levanté y me fui al cuarto que compartía con él. No podía dejar de pensar en ese tremendo mástil que aún fláccido media unos 20 cms.

Me hice el dormido, y cuando él llegó no dijo nada, pensé en lo que había pasado toda la noche y que al otro día se lo contaría a mi padre, pero no fue así, el día siguiente pasó sin que él dijese nada, pero a la noche nos acostamos al mismo tiempo y comenzamos a charlar hasta que en un momento salió el tema del sexo y él me contaba cómo se cogía a todas sus novias, todas las putas que había traído a la casa e incluso las que había compartido con mi padre, y entonces me dice:

-¿Y tú, te has cogido alguna? -¡No todavía no estoy listo! -Que no vas a estar, ¡para mí que sos re puto! -¡No como te parece! -Dale si ayer te vi como te pajeabas mientras me bañaba. -Estaba pensando en una chica que conocí. -Dale a mí me podés decir, yo no le cuento a nadie.

Yo sentí mucha seguridad al escuchar sus palabras, entonces le dije: -Bueno sí, soy gay -Yo sabía puto, ¿y ya te cogiste alguno? -No, a mí en realidad me gusta más que me cojan los demás, pero a algún culo voy a romper. Todavía no he tenido ninguna experiencia porque me da miedo de agarrarme alguna peste. -Pero Javi, no te preocupes, para eso estamos la familia, que más sano que nosotros mismos.

Entonces Gonzalo se levanta y se dirige hacia mi desnudo, bajándose el calzoncillo, y cuando llega a mí ya tenía la verga semi parada, y yo me quedé en shock, entonces me dice:

-Dale chúpala que de mí no te vas a agarrar nada…

Entonces tomó mi cabeza con una de sus enormes manos y me empujó para introducirme su pija. Yo me dejé llevar y tomé su pija como pude y la empecé a mamar hasta donde me entraba, entonces entra mi padre a la habitación para despedirse y se queda parado con cara de sorprendido, yo sin nada que perder les digo quiero ser su puta y que me rompan el culo como a las que vienen acá, entonces mi padre lo mira a Gonzalo y Gonzalo a él y con una sonrisa de cómplice mi padre le dice: ¡Huuuuyy, como le vamos a dar!

Y se rieron los dos, entonces mi hermano me volvió a meter la pija en la boca y mi papá se empezó a desvestir, cuando mi padre quedó completamente desnudo pude ver el tremendo rabo que escondía en esos jeans, era más grande que el de mi hermano, mientras yo mamaba a mi hermano, mi padre me sacó el pijama y comenzó a escupirme el ano y pasarme la lengua, mi hermano gemía como loco, se notaba que estaba gozando como un toro. Que placer me producía esa lengua en el culo ¡huy! Luego de lamerme mi padre comenzó a introducirme un dedo y como dolía le decía que pare y él seguía y me decía ya va a parar no te preocupes, luego

metió otro y otro y grité porque ya no aguantaba más, entonces Gonzalo me dijo:

-¡Ay me vengo, me vengo uuuuuhhhh! Y se corrió en mi boca…

Cuanta espesa y rica leche, estaba riquísima, entonces mi padre dice: ¡ahora dame la boca a mí! Mi padre se dirige a mi parte delantera con su palo totalmente duro, no sé cómo hice para meterlo en mi boca, mi hermano me tomó de la cintura y me levantó el culo dejándome en cuatro y acercándose sobre mi espalda a mi oído me susurró: Después de hoy no vas a querer que te cojan más, y de una sola embestida metió casi todo su nabo traté de gritar, pero tenía la pija de mi padre en la boca.

Luego mi hermano le dijo a mi padre vamos a darle como a las putas, y empecé anotar como mi padre empezaba a acelerar el ritmo de la penetración en mi boca y me tomaba de la cabeza, lo mismo comenzó a hacer mi hermano, que se estaba poniendo como un loco por la velocidad y la fuerza con la que me estaba penetrando, parecía que me estaban violando entre los dos, entonces mi padre dijo: ¡me corro aaaaaaaaaaahhhhh! Que puta que eres, pero mi hermano seguía con toda su furia en mi culo, entonces mi padre le dijo:

-Pará, ¿le damos como a la Sofi? Y Gonzalo le dijo: -¡Huuyy dale!

Y sacó su pija de mi culo, yo estaba agotado, pero que placer. Gonzalo se recostó boca arriba en la cama y me dijo vení sentate en la flor y yo como todo buen hermano le obedecí y me senté encima de su verga, que ahora entraba más profunda y me hacía gozar como loco, entonces mi padre se apoya en mi espalda deteniendo el sube y baja y me dice al oído mientras mi hermano lo miraba y se reía:Agárrate de donde puedas que te vamos a romper el culo.

No sabía que esperar ya estaba dispuesto a recibir cualquier cosa cuando de repente empiezo a sentir la pija de mi papá que hacía fuerza en la entrada de mi culo junto con la de mi hermano que ya estaba adentro, no podía creer lo que estaban tratando de hacerme, me querían coger los dos al mismo tiempo por el culo, mi padre seguía presionando y yo le decía que no porque me iba a doler mucho y Gonzalo me dijo: ¿no dijiste que eras nuestra puta? Bueno, esto les hacemos a las putas. Sí, pero no y siento que mi padre me logra penetrar, ese grito que largué lo debe haber escuchado toda la ciudad, era increíble el dolor, pero cesó más pronto de lo que esperaba ya que me cogían como si le tuviesen bronca a mi culo, con qué velocidad.

De repente miro hacia abajo y veo las sábanas manchadas de sangre que chorreaba de mi culo, no lo podía creer, mi padre y mi hermano me estaban partiendo en dos (literalmente) hasta que vi que sus gemidos eran cada vez más acelerados y me di cuenta de que estaban por acabar y siguieron y siguieron hasta que se corrieron casi al mismo tiempo en mi culo, ¡cómo quemaba esa leche, y cuanta que era! Mi padre agotado se dejó caer sobre mí y yo sobre mi hermano y así nos dormimos en emparedado, por supuesto ellos con sus vergas en mi culo. Después de esto Gonzalo me lleva a todos lados con él, y cuando le agarran ganas en cualquier lugar me da como un salvaje, también invita a sus amigos y nos divertimos a lo loco.

En resumen estas fueron las mejores vacaciones de mi vida, ahora cada vez que puedo los voy a visitar para que me hagan el service en el culo.

Me desespero por sus votos…

Autor: Javier

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Mi papá y mi hermano, 8.8 out of 10 based on 42 ratings
  
categoría:

1 comentario »

  1. betopasivo dice:

    me encanto tu historia me gustaris armar algo junto con tu hermano tu visejo y vos

    GD Star Rating
    loading...
    GD Star Rating
    loading...

Canal RSS de los comentarios de la entrada | URL para TrackBack

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Bienvenido a la mayor comunidad de escritores de relatos eróticos


Copyright © 2008. Gestores Profesionales de Contenidos Digitales S.L.
Todos los derechos reservados