Relatos eroticos, Sexo, Sexo gratis, Videos porno, Fotos porno, Porno, Porno gratis, xxx

Relatos eróticos Marqueze. El Sexo que te gusta leer.

Hola a todas.

Mi nombre es July soy de Quito Ecuador Sudamérica, tengo 48 años y soy casado, mi relato se basa en mi experiencia de soltero usando ropa interior de mujer.

Bueno les voy a contar una historia real, como empezó mi pasión por usar ropa interior de mujer, cuando tenía más o menos 10 años fuimos de vacaciones a la finca de una tía, con mis padres y mis hermanas. Nos acomodamos en la finca de mi tía por ahí a eso de las cuatro de tarde, cuando me puse a arreglar mi ropa me di cuanta que no había llevado mi ropa interior, preocupado fui a donde me madre y le comenté lo que sucedió, entonces ella sin ninguna mala intención, bueno eso fue lo que creí, me dijo, no hay problema coge unos calzones de tu hermana Paola y póntelos.

Me pareció tan natural la reacción de mi madre y no hice ningún comentario, fui al cuarto de mi hermana Paola ella no se encontraba allí, abrí los cajones del closet y me encontré con una gran dote de todo tipo de lencería, sostenes, calzones, tangas, habían con encajes y transparentes, bueno tomé lo más parecido a un calzoncillo, era un calzón de una textura muy fina como de seda, el elástico tenía bordes muy femeninos, pero con uno no era suficiente, así que tome otros muy femeninos y uno en especial tenía mucho encaje en la parte de las piernas, fui a mi cuarto, arreglé mi ropa y por supuesto guardé en un cajón los calzones de mi hermana Paola.

Se hizo de noche y mi mamá me hizo que me diera un baño y me vistiera para la noche, así lo hice, empecé a vestirme y lo primero que hice fue coger los calzones de mi hermana y probármelos, empecé por el de encaje en la parte de las piernas me los puse con mucho cuidado empecé a sentir un cosquilleo entre las piernas que me agradó mucho, me miré al espejo y fue tal la emoción de verme puesta esa rica prenda que me quedé mirándome por un buen rato, acariciándome pasando las manos por encima de tan rico calzón, luego me puse la pijama y me quede viendo pasmado lo que me espera al siguiente día y ponerme otro calzón, en eso entró mi madre me vio y me hice el que acomodaba la ropa, me preguntó si mi problema de no haber traído los calzoncillos lo había solucionado, le dije, si mami no hay problema, vio lo que había tomado de mi hermana, se sonrió me dio las buenas noches y salí de mi cuarto. Nuevamente me quedé solo y empecé a disfrutar de lo que llevaba puesto, no pare de verme en el espejo por un buen rato y el cosquilleo era más fuerte, qué! Noche, al siguiente día use ese mismo calzón pues era divino me iba al baño muchas veces a verme lo rico que se veía.

Así empecé por ponerme las ropa interior de mi hermana especial mente cuando me quedaba sola en casa fui creciendo y me masturbaba con la lencería de ella, que cada vez se compraba muy sexis, cuando entré a la universidad ya podía comprarme mi propia lencería con la mesada que me daba mi padre, la tenía bien escondida entre mi ropa, hasta que un día mi madre encontró un sostén y un calzón entre mi ropa y me preguntó preocupada sobre qué pasa conmigo, me quedé atónito no tenía ninguna palabra de excusa, mami ya tengo mi edad tengo 19 años y tengo deseos de hombre, tengo esas prendas sólo para satisfacer mis deseos, y mis gustos, a lo cual mi madre se creyó, ah, pero no se lo digas a mi padre, mi madre guardó muy bien mi secreto, y de vez en cuando hasta me acolitaba comprándome unos calzones de licra y encaje para masturbarme.

Un cierto día encontré a mi madre vistiéndose y pude ver que se calzaba unas pantimedias transparentes y no pude resistir y le dije mami que bien se te ve, ella me dice te gusta? Pues claro mami quisiera sentir eso en mi cuerpo.

-¿bien, te gusta? dijo mi mami -si claro deben ser calientitas para una temporada fría.

-si, lo son quieres probar, dijo mi mami con un tono de picardía y sabiendo lo mucho que me gusta usar ropa interior de mujer y

lencería.

-si no te incomoda mami quisiera que me compres unas para mi, si hijito a mi regreso tendrás tu premio.

Así lo hizo regresó y me había comprado unas pantimedias muy transparentes color negro y otras color carne, aquí las tienes hijito, gracias mami, fui a mi cuarto me puse un calzón blanco con mucho encaje y luego me puse las pantimedias negras como eran transparentes se veía el calzón blanco muy bien formado en mi cuerpo a través de las pantimedias y sentir la sensación del nylon en mi cuerpo era muy rico, pues desde ese día hasta hoy que escribo este relato uso pantimedias, pues su textura es de lo mejor y no me importa si hace calor o no pues es lo máximo de rico estar puesta unas pantimedias. Saber que mi mamá me acolitaba en este gusto por ponerme ropa interior de mujer era lo mejor que me pudiera haber pasado, pero quería saber la reacción de ella verme vestido así, pues creo que estaba abusando del cariño que ella me tenía, y mejor no hice nada para que me viera vestido en pantimedias, y me guardé por un tiempo esas ganas.

Pero un día que me levanté con un resfrío mi madre me dijo: hijito sería bueno que vayas a la universidad muy abrigado si mami así lo estoy haciendo (pues como ya les dije estaba usando pantimedias todo el tiempo incluso las lavaba yo mismo y les dejaba secar en la cortina de mi baño, pues mi hermana casi nunca entraba allí, excepto mi madre) no se porque pero mi madre entró a mi cuarto justo cuando terminaba de ponerme las pantimedias y no me dio tiempo a nada, me miró con un calzón rojo bajo las pantimedias y me ruboricé tanto que no sabía que hacer, mi madre se acercó y me abrazó.

-tranquilo, cual es el problema si ya se de tus gustos, y te ves muy bien solo hace falta que uses sostén y te verás como una señorita,

No podía creer lo que estaba pasando, no podía contener la erección que me venía al oír esas palabras, mi madre me quería demasiado y hacía cualquier cosa por complacerme. Así vestido en pantimedias me acarició las piernas y se me hizo tremendo bulto con mi verga bien erecta, me seguía acariciando hasta que llegó a toparme la verga y empecé a correrme por torrentes, pues mi excitación fue tal que no pude contener mis gemidos y seguí vistiéndome con ropa interior de mujer incluso con sostén y pantimedias debajo de mi ropa de hombre todo el tiempo y con la complicidad de mi mamá. No hay nada que se compare con lo rico que es usar ropa interior de mujer con colores, texturas muy femeninas, me encantan los calzones rojos y rosados con encajes por los bordes.

Se estaba acercando la fecha de mi cumpleaños y mi madre me pidió que le acompañe hacer unas compras y yo accedí, nos fuimos a un centro comercial y entramos a una tienda de lencería, me quedé anonadado de ver tanta ricura y lo que más me gustó fue unas medias con liguero y encaje, de color lila, debo haberme quedado como lelo que mi madre me tuvo que decir: te gusta? Y solo pude responder con la cabeza afirmativamente, no dijo nada más y se acercó donde la vendedora y le pidió un conjunto de medias, liguero y panty, luego le pidió unos baby dolls transparentes uno rojo y otro rosado así mismo que tuvieran encajes, y compró toda la orden, todo ese tiempo de compras esta muy excitada, estaba a mil, luego de tomarnos unos helados regresamos a casa y me dijo con un tono muy seductor, toma hijito aquí está tu regalo de cumpleaños, cumplía veinte y tres años, que sorpresa la mía pues no creía lo que pasaba, gracias mami te quiero mucho le dije y fui a mi cuarto a disfrutar de tan rico regalo, y desde entonces ya no usé nunca más pijamas de hombre sino los baby dolls que me regaló mi madre y creo que todas mis fantasías se han hecho una realidad, tenía todo mi ropero de ropa interior y lencería de mujer, incluso tenia decorado mi cuarto con posters de mujeres en ropa interior.

Pero no se puede guardar el secreto de usar ropa interior de mujer toda la vida, así que un día en que mi hermanita tenía exámenes de matemáticas en el colegio entró abruptamente a mi cuarto y sin darme tiempo a nada me encontró vestida como toda una puta, con mis medias y liguero de encajes color lila que me regaló mi mamá por mi cumpleaños, qué espectáculo, me excita tanto esta parte de mi historia que no puedo contener mi erección,

entonces mi hermanita al verme así se quedó muda diciendo: vaya, vaya que tenemos aquí una mujercita vaya, vaya, tengo una hermanita muy linda veamos que podemos hacer, entonces hizo que me de la vuelta pero yo muy avergonzado, mejor me senté con pena en la cama, hermanito no sufras te voy a ayudar pues no eres el único hombre que le gusta vestirse con ropa interior de mujer, además que se te ve muy bien pero, muy bien, me calmaron esas palabras y le pedí así mismo como a mi madre que guarden el secreto y así lo hizo y ahora hasta le pedí que me ayude a escoger la ropa interior que voy a usar pues buscó en mi closet y encontró de todo.

Bueno que les puedo decir todo a pedir de boca con mi familia, mi madre y mi hermana acolitándome en este gusto tan rico, tan excitado estuve ese dichoso día que me vio mi hermana queme masturbé como tres veces. Mi vida sigue con esa linda rutina de usar ropa interior de mujer, pero no he llegado a ser gay pues solo me visto con ropa interior de mujer, siempre salgo a la calle en mi interior con tanguitas, pantimedias, medias con ligueros, a veces me pongo un brassier con una camisa que no se note el brassier, y sobre eso mi ropa de hombre, actúo como tal, pero en mi casa me pongo cómoda y ustedes ya saben, con mi ropita de dormir muy femenina.

Bueno este es mi relato y tengo más que contarles en otro relato sobre mi vida de casado, si tienen algún comentario por favor escriban a mi correo electrónico, me gustaría conocer más personas con mis mismos gustos y cruzar experiencias, un beso a todas..

Autor: Julio Juliofer.1409 (arroba) hotmail.com

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
MI PASION POR LA ROPA INTERIOR DE MUJER, 7.9 out of 10 based on 13 ratings
  
categoría:

Ningún comentario »

Aún no hay comentarios

Canal RSS de los comentarios de la entrada | URL para TrackBack

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Bienvenido a la mayor comunidad de escritores de relatos eróticos


Copyright © 2008. Gestores Profesionales de Contenidos Digitales S.L.
Todos los derechos reservados