Relatos eroticos, Sexo, Sexo gratis, Videos porno, Fotos porno, Porno, Porno gratis, xxx

Relatos eróticos Marqueze. El Sexo que te gusta leer.

Mi padre nos había abandonado casi literalmente. Para él éramos sólo una carga. Mi madre entonces tendría 35 años y yo 16.

A partir de entonces llovió mucho. Mi madre se hizo fuerte y muy independiente. Poco a poco le fue cambiando el carácter, creo que tenía ambas partes, la femenina (se cuidaba mucho y le gustaban las pelis de llorar), y la masculina (más ordenante y hasta prepotente de vez en cuando). Hasta compramos un perro unos años después, cosa que papá nunca había querido.

Cuando ya teníamos 17 años más mi madre se atrevió a presentarme una de sus conquistas.. Como ya dije mi madre se había comenzado a cuidar y si no la conociera yo no diría que tiene 50 años, sino que se había quedado estancada incluso antes, en los 30.

Además, con parte del dinero de la separación se hizo un retoque….mamario.

Desde entonces no tuvo ningún pudor en venir a casa de vez en cuando a follarse aalgún…amiguete. Traía muy diferentes chicos a casa, no la duraban ni tres semanas. Al último lo echó sin que acabara la noche.

El caso es que un día llegué demasiado pronto a casa, como la puerta estaba cerrada supuseque estaba solo y no avisé al llegar, pero no era así.

Mi madre debió dejar la puerta adrede para oírme al llegar, sin embargo estaba tan ensimismada que no se dio cuenta. Fui a dejar las cosas en mi habitación y cuanto más me acercaba más me percataba que mi madre estaba haciendo algo en su habitación. Como oí jadeos no quise delatar mi presencia y quise pasar todo lo desapercibido posible yendo directamente hacia mi habitación, pero cuando pasé al lado de su puerta no pude evitar echar una miradita y no me pude creer lo que vi….

Yo pensaba que con tanto hombre mi madre se estaría satisfaciendo….pues me equivoqué y mucho, mi madre se la estaba chupando a Tyson, mi perro. En ese momento me paré en seco, no pude mirar hacia otro lado. Mi madre estaba desnuda en el suelo, semi recostada con la polla de Tyson en la mano y en la boca, agitándola hacia adentro de su garganta ypajeándola mientras se hacía ella un dedo. Sólo paraba para mojarse un poco más los dedos y metérselos en su coño, que por cierto estaba depilado. Nunca había visto a mi madre en bolas y la verdad es que parece una puta de las porno americanas. No lo dudé ni un instante y saqué mi rabo, que para esas alturas estaba más duro que el marco de la puerta y empecé a pajearme, viendo a la puta de mi madre cómo se la chupaba a mi perro.

El perro no aguantó mucho, incluso menos que yo y se corrió en la boca de mi madre, quienapartó su picha y escupió toda la lefa del animal. Mi madre se puso a cuatro pata Ella salió según estaba, sin cortarse un pelo y me dijo: Hijo, te crees que soy tonta? Y sefue al cuarto de baño! Me dejó helado. Yo fui también, para seguir con la mentira claro: Mamá, no sé a qué te refieres?, pero enseguida ella me señaló mi rabo que aún seguía erecto y me dijo: Hace falta que te enseñe el semen de la puerta o vas a creer que te vímientras follaba con Tyson?.

Me puse colorado, no sabía dónde meterme…:Lo siento mamá, al principio pensé queestarías con algún amigo tuyo pero cuando te vi…no pude apartar la mirada Quieres verlo otra vez? Me respondió. Yo estaba durísimo con esa frase Sí, pero…. dije tímidamente.

Pero qué? Quieres participar no? Joder con mi madre.

No mamá, yo no quiero follar con Tyson! No hijo, yo follo con los dos Era la bomba. No terminó mi cabeza de procesar esainformación cuando ya estaba desnudo.

Mi madre me llevó a su habitación y llamó a Tyson. Me dijo:yo dirijo de acuerdo?, sí claro, yo no sé cómo llevar esto alegué. Se sentó en la cama, Tyson le daba la espalda y yo estaba de frente a ella, le dio la vuelta a la polla de Tyson y cogió la mía y comenzó a chupar y pajear al unísono….qué maravilla tener una puta por madre. Al llevar un buen rato ella se puso a cuatro patas, detrás de Tyson y me dijo: cómeme el coño tú,

y a eso que fui. Empecé a lamerle todo el coño mientras ella no dejaba de mamársela al can. Ella soltaba gemidos con la polla de Tyson en la boca y se mojó en exceso, tuve que limpiarle el coño con una toalla porque me estaba empapando la cara.

Tyson se corrió en la boca de mi madre otra vez (ahora entiendo lo rápido que se corre Tyson con las mamadas de mi madre) y esta vez no apartó la boca y se tragó la leche del perro. Mi madre me dijo fóllame el coño hijo, sin parar de chupar, y así hice. Joder qué bien entró, cómo resbalaba, mi madre tiene el coño fenomenal. Empecé a bombearla y me dijo entre jadeo y jadeo: Fóllame más fuerte, reviéntame el coño hijo, y proseguí con más fuerza. Los gemidos eran altísimos. Aunque ella no quería dejar de mamar, el placer que tenía no la permitía hacerlo bien. Yo, a ese ritmo y con esas imágenes en frente de mi no pude aguantar mucho: Mamá me voy a correr…, mi madre se dió la vuelta, me mamó la polla hasta que me corrí en su boca…ahhhh qué placer. No dejó caer de mi polla ni una sola gota. Lo mejor fue ver acabar a mi madre, cogió la polla del perro y la utilizó de consolador, empecé a meterla y sacarla hasta que ella se corrió también.

A mi madre la tengo mucho respeto, pero he de decir que para temas sexuales no tiene casi ningún tabú, y tengo suerte, mucha suerte de tener a mi puta personal. Follamos cuando queremos con quién queremos y podemos compartirnos, es genial. Espero que dure pormuuuuuuuuucho tiempo.

Que os haya excitado….

Anónimo.

Autor: Anonimo

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
MI PERRO Y YO, FOLLANDO A MI MADRE, 8.0 out of 10 based on 62 ratings
  
categoría:

Ningún comentario »

Aún no hay comentarios

Canal RSS de los comentarios de la entrada | URL para TrackBack

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Bienvenido a la mayor comunidad de escritores de relatos eróticos


Copyright © 2008. Gestores Profesionales de Contenidos Digitales S.L.
Todos los derechos reservados