Relatos eroticos, Sexo, Sexo gratis, Videos porno, Fotos porno, Porno, Porno gratis, xxx

Relatos eróticos Marqueze. El Sexo que te gusta leer.

Mi primer sexo oral

15 de octubre de 2010

Hola de nuevo, pues como les prometí anteriormente les platicare como fueron los demás encuentros con mi novio, al cual le entregue mis primeras experiencias y mi cuerpo. Ahora les contare como recibe mi primer sexo oral y de cómo le di el primero a mi novio.
Como sabrán, habíamos comenzado una vida sexual activa, hacíamos el amor al menos tres veces por semana. Nuestros encuentros cada vez se hicieron mas intensos. Cuando teníamos sexo, notaba como el se calentaba cada vez mas, me besaba y lamia cada parte de mi cuerpo, yo sentía muy rico pero a veces después de terminar me daba pena.
Nunca me gusto usar preservativos ni métodos anticonceptivos, al usar condón me sentía incómoda y al tomar pastillas me caían muy mal, así que decidimos usar el método del ritmo, o sea, no tener sexo en mis días fértiles, además, me encanta sentir cuando eyacula dentro de mí.
Un día veíamos una película cómica donde se muestra una escena de sexo oral, fue bastante chistosa, al terminar de verla, yo le dije “hay no que feo es eso” , le pregunte que si él lo haría y me contesto que a mi si me lo haría, me dio risa y me quede pensativa, casi no le importancia a lo sucedido.
Un día me quede sola por un fin de semana completo, así que cite a mi novio para hacer el amor, todo comenzó como casi siempre, primero no besamos y nos fuimos desnudando poco a poco, y me besaba todo el cuerpo..me gusta mucho sentir esa sensación de que soy todo para el y no le impedía tocar ninguna parte de mi cuerpo, sabía que yo lo volvía loco así como el a mí.
Comenzó a penetrarme muy fuerte, el estaba sobre mi, alzo mis piernas y las coloco sobre sus hombros, que metía su pene hasta el fondo, el aire se me escapaba mientras sentía como de mi vagina salían pequeñas gotas de mis propios fluidos, termine con las nalgas mojadas de tanto que escurría mi sexo, termine con un orgasmo muy fuerte, cuando el sintió mis contracciones también soltó unos chorros de semen dentro de mi.
Nos recostamos y lo abrase, era la primera vez que me lo hacia en esa posición, le dije que fue muy brusco pero que me había gustado mucho.
Nuevamente comenzamos a acariciarnos y yo subí sobre el, esa es su posición favorita, así que me dedique a darnos placer a ambos, subía y bajaba de su pene en forma cadenciosa, a veces lento y después rápido, lo hice que se viniera un poco antes que yo, casi siempre tenemos nuestros orgasmos al mismo tiempo.
Esa noche terminamos de hacer el amor, le pedí que se quedara a dormir y así lo hizo.
En la mañana siguiente tome una ducha y el también, desayunamos y nos comenzamos a calentar demasiado, nos fuimos a mi cuarto y nos desnudamos nuevamente, el me acariciaba todo y yo a el, se recostó a un al lado mío y comenzó a chupar mis senos, se concentraba en mis pezones y con su mano sobaba mi sexo, pasaba su dedo índice en medio de mis labios vaginales, me moje al instante, oprimía mi clítoris suavemente y me hacia gemir, mi clítoris es muy pequeño y a veces no resisto que me lo friccione por mucho tiempo ya que llega a molestarme, dejo de mamar mis pezones y fue lamiendo mi vientre, al mismo tiempo, metió uno de sus dedos dentro de mí y lo movía suavemente.
Su boca llego a mi pubis y lo beso tiernamente a su vez acelero el ritmo a la hora de masturbarme, saco su dedo y me metió dos de un solo golpe, yo salte y le pedí que me metiera su pene, el se coloco entre mis piernas y yo esperaba su verga en mi, pero en lugar de eso fue sobando y besando mis piernas, llego a mis tobillos y después subió de nuevo, esta vez lamiendo todo el largo de mis piernas, eso que calentó mucho, se dirigió a mis caderas y las acaricio y beso, se coloco de nuevo entre mis piernas y las abrió un poco mas, beso mis muslos por dentro y por fuera, yo instintivamente coloque una mano para tapar mi sexo, ya que me daba pena que me lo viera así de cerca, el retiro mi mano y me dijo que no pasaba nada, que quería verme bien, al decir esto, me dio un beso en mi sexo y yo me estremecí, lamio suavemente mis ingles mientras metía sus dedos en mi vagina, se quito de ese lugar y se acercó al oído diciéndome. ”quiero probarte” …tan solo conteste “hazlo”.
Se puso de nuevo en medio mío y me beso el vientre y el pubis, mis vellos son muy cortos, lo cual no impidió el paso de su lengua sobre mí, yo me retorcía al sentirlo de esa forma, tenía el pubis lleno de su saliva, llego a mi sexo y se dedico a besar mis labios vaginales los cuales son pequeños, los chupo lentamente y me daba suaves apretones con sus labios.
Mi vagina despedía muchos líquidos así como un olor mas fuerte lo cual me éxito aun mas, después de besar mis labios uso su lengua y la metió un poco, solo la pasaba de arriba abajo, lamia la parte interna de mis labios, eso me volvió loca, me sacudía y él me detenía poniendo sus manos en mis caderas, yo aprovechaba para entrelazar mis manos con las de el, de mis ojos salían lagrimas de placer, arquee mi espalada comencé a tener un fuerte orgasmo y levante mis caderas hacia su cara, el no me detuvo, yo gemía muy fuerte, no paro de lamerme no yo se lo pedí, cuando yo me contorsionaba por el clímax que sentía el aprovecho para meter su lengua mi sexo, sentía como metía y chupaba lo que podía.
El se tragaba todo lo que salía de mi ser, mi cuerpo temblaba pero quería mas, el lo noto y se jalo de las caderas y me puso sobre la orilla de la cama, mis piernas colgaban hacia abajo y el se arrodillo ante mi sexo y de nuevo lo lamia, con fuerza y desesperación, puso mis piernas sobre sus hombros y metió su lengua en mi vagina, esta vez lo sentí más profundo, mi sexo apretaba su lengua, sentía de nuevo que me venía otro orgasmo, comencé a gritarle que “más, más” tome con ambas manos su cabeza y la hundí en mi sexo mientras me venía sobre su rostro.
Como pude me recosté y el se coloco a mi lado, lo bese y lamí su rostro, limpiando mis propios fluidos, tenían un sabor muy fuerte, esa sabor que agrado bastante, después de eso ya no hicimos el amor, yo quede exhausta.
Después de ese encuentro yo quería hacerle lo mismo, pero me daba pena.
Una noche en que nos vimos, decidimos hacer el amor, después de besarnos el se coloco sobre mi, ya que es mi posición preferida…yo lo detuve pero no deje de besarlo, dirigí mi mano a su pene, se lo acaricie muy lentamente, le dije al oído “no te muevas” se lo sobaba muy despacio, con mi otra mano le tocaba los testículos, se los apretaba mientras mi mano rodeaba a su parado pene, comencé a masturbarlo, de hecho era la segunda vez que lo hacia, pero esta vez quería que se viniera con mis manos.
Seguí acariciándolo , todo su cuerpo se erizo, aceleraba el ritmo de mi mano, y de nuevo lo hacia lento, el respiraba rápidamente, apreté mi mano un poco mas y el suspiro, la coloque sobre su punta el baje mi mano rápidamente, bajando la piel que cubre su glande, el dio un gemido de placer, y comencé a masturbarlo de esa forma, jugueteaba con su prepucio de una forma muy rápida, note que se iba a venir así que disminuí mi ritmo y el recupero el aliento y se dejo llevar por la masturbada que le daba, cambiaba de ritmo y el solo gemía suavemente, tenía cerca de veinte minutos masturbándolo cuando se acerco a mi oído y tan solo me dijo “ya”..yo entendí y aceleré lo mas que pude mi mano mientras sobaba su bolas, le bese el cuello y su pecho mientras se venía sobre mi…su eyaculación se sentía calientísima, salpico mi vientre y mi pubis, algunas de sus gotas llegaron hasta mis senos, toque con mis dedos su semen, me pareció algo muy excitante, lo había hecho venirse con mis manos.
Su pene perdió la erección casi instantáneamente, sin soltar su verga nos paramos de la cama, y nos dirigimos a tomar un baño, yo no solté su pene en todo al camino hasta el baño, lavamos nuestros cuerpos e hicimos el amor, cuando eyaculo dentro mi, sentí que casi no le salió semen, eso no me importo, sabía que casi todo se lo había sacado con mis caricias.
Con esta experiencia solo creció el deseo de hacerle sexo oral.
Pasaron los días y tuve una cita en su casa, sus padres habían salido y tendríamos la casa para nosotros solos, íbamos a ver una película y fue a su cuarto por ella, yo lo seguí y lo abrase por detrás, el no le dio importancia y siguió buscando la película, creo que no lo noto raro ya que ambos somos muy cariñosos, pero yo dirigí mis manos a su pene mientras se lo sobaba y apretaba, rápidamente se le puso duro, tan solo dijo “que haces” ..yo le sonreí muy picara y le dije que lo iba a hacer mío, le me quite muy rápido la ropa y él se apresuro a besarme, yo lo detuve y le dije que esperara, le dije que se sentara en la cama, lo comencé a desvestir, bese su pecho y abdomen, le quiete el pantalón y todo lo demás, nos recostamos y me coloque sobre él, el me sobaba todo el cuerpo , yo acariciaba su pene, estaba muy duro, como siempre, el me dijo al oído “te amo” eso me éxito muchísimo y le conteste diciéndole que si le había gustado lo de la vez anterior, todo esto mientas seguía sobando su verga, el contesto que y pregunto por que…me acerque y le dije ”te la quiero chupar, te la voy a chupar”.
Al terminar de decir eso fui besando su cuerpo, su pecho y su abdomen, le pedí que separara las piernas y me coloque ahí, bese su pubis, sus vellos eran cortos y rizados, su olor me encanta e incitaba a metérmelo a la boca, baje y con mis labios bese sus testículos, su pene palpitaba con cada beso, saque mi lengua y se la pase por la bolas, me fascinaba la sensación desea piel arrugada pero extremadamente suave, metí uno de sus testículos a mí boca y lo succione con fuerza hasta donde su piel le permitía estirarse, el se sacudió y lo detuve igual como el lo hizo conmigo, puse mis manos en su cadera..el se calmo un poco.
Seguí lamiendo y chupando sus bolas, su pene goteaba de lo excitado que estaba, vi que era tiempo de probar su miembro, fui subiendo con mis besos, bese la base de su pene, pase mis labios por cada parte de su pene, de nuevo use mi lengua, la puse en sus testículos y di un rápido lengüetazo hasta la punta de su pene, baje mi lengua a lo largo de su pene y me dedique a lamer cada parte de el.
Ya no resistí mas y abrí mi boca y me metí la punta, apreté su pene contra mi lengua y mi paladar, el gimió y supe que lo hacía de forma correcta, subí y baje mi cabeza y su pene se hinchaba aun mas, metí todo lo que pude en mi boca y seguí con mi movimiento, sentía las venas de su verga latir en mi boca, me detuve un poco ya que no quería que se viniera.
Lamí nuevamente su pene y abrí mi boca, el suspiro..me detuve y decidí hacerlo de forma diferente, forme con mis labios un aro y me metí su pene, hice presión hacia abajo y baje su prepucio, probé el sabor de su glande, era un sabor mas fuerte, me encanto, de nuevo hacia presión con mi lengua y bajaba y subía, tenia más de la mitad de su pene en mi boca, me retire y solo lamia la punta de su pene, en otras ocasiones acariciaba su glande pero a el le molestaba debido a lo sensible que lo tiene debido a que no tiene la circuncisión.
Note que esta vez no le hacia daño, en cambio lo disfrutaba mucho, pasaba mi lengua alrededor de la cabeza de su pene, lamia el orificio de su verga el se estremecía, me metí su punta a la boca y hacia círculos sobre ella con mi lengua, sentí como su pene se inflamo, su venas palpitaban muy fuerte, me metí todo lo que pude y seguí mamando su verga, con una de mis manos acariciaba su abdomen y con otras su testículos, el me tomo de la nuca y empujo su pene dentro de mí boca, me llego hasta la garganta, no se como lo resistí pero seguí chupándolo y acariciándolo, me apretó el cabello y un chorro de semen golpeo mi garganta y pasó por mi esófago, me lo trague todo, sentí un sabor algo salado pero me encantaba sentir los latigazos de semen que soltaba dentro de mi, solté sus bolas y pellizque mi clítoris, inmediatamente tuve un orgasmo, garganta se cerro un poco debido al gemido que no pudo salir debido al pene en mi boca, el se termino de venir y lo saque de mi boca, respirábamos agitadamente, lo bese en la mejilla y me fui al baño.
Nos duchamos y platicamos de lo sucedido, de lo mucho que nos gusto y que queríamos repetirlo. Yo le dije con voz picara, ahora si soy toda tuya.

Espero y les haya gustado. Recuerden que hacer el amor nunca se compara ni con el sexo mas salvaje. Al menos en mi caso.

Adiós.

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Mi primer sexo oral, 9.6 out of 10 based on 15 ratings
  
categoría:

Ningún comentario »

Aún no hay comentarios

Canal RSS de los comentarios de la entrada | URL para TrackBack

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Bienvenido a la mayor comunidad de escritores de relatos eróticos


Copyright © 2008. Gestores Profesionales de Contenidos Digitales S.L.
Todos los derechos reservados