Relatos eroticos, Sexo, Sexo gratis, Videos porno, Fotos porno, Porno, Porno gratis, xxx

Relatos eróticos Marqueze. El Sexo que te gusta leer.

Mi primer trío bisexual

18 de septiembre de 2009

Era la primera vez que tenía un pene intentando entrar, me empezó a doler, él suavemente me la fue metiendo, hasta que sentí que su panza chocó con mis nalgas y me di cuenta que la tenía hasta dentro. Yo se la metía a su mujer y él a mí. En eso aprecié algo caliente dentro de mí y escurría su leche de mi culito recién desvirgado. Entonces dije si este me cogió yo también me lo voy a coger.

En una ocasión sin pensar encontrar algo, más que ver una buena película de sexo. Me metí a un cine porno que frecuentaba en el DF de México. Me senté en un lugar alejado de la orilla y donde pudiera estar tranquilo para ver la película y tal vez masturbarme. Después de la primera película pasé al baño y regresé a mi lugar, al llegar vi que había una pareja, y decidí sentarme al lado de ellos dejando un asiento entre ellos, la mujer estaba de mi lado.

Empezó la película y llegó un tipo y se sentó en medio de la pareja y yo. Pensé “que tonto fui que no me senté de una vez al lado de ellos”. En fin empezó la película y pude ver como este cuate acariciaba las piernas de la chica y el marido no decía nada, le dije “dame chance noo”, y estiré las manos para acariciar a la chica, y pude ver que llevaba una falda y podía tocar sus piernas. Entonces el cuate de mi lado se sacó el pene esperando que ella lo acariciara. Yo con las ganas que tenía de estar en su lugar pensé. Que se venga este cuate así dejará el lugar libre y me pondré yo ahí. Como vi que ella no hacía nada más que disfrutar como este cuate le acariciaba las piernas, yo esperaba mi turno.

Decidí con lo caliente que estaba, que podría adelantar ese suceso. Así que con todo el nervio del mundo y con sentimientos extraños de agarrar por primera vez un pene que no era el mío, toqué su pene y empecé a masturbarlo con mi mano. La chica al ver esto le dijo algo al oído a su novio y volteó a vernos. Lo curioso es que no miró al que estaba a mi lado, me miró a mí, y después bajó la vista para ver como masturbaba al cuate de al lado. En fin el sacrificio valió la pena, sentí que el de mi lado se venía, saqué mi mano, él se tapó y al parecer se vino. Ya que se subió el cierre y se fue. Yo sin perder un momento me corrí al lado de la pareja. Y ella volteó a verme y me volvió a sonreír. Le comentó algo a su novio el cual volteó a verme también. Me puse en una postura que no se notara que intentaría algo con ella.

Después de unos instantes ella colocó sus manos en el asiento y yo también la bajé y la rocé, ella bajó su mano y me acarició las piernas, me apretó el pene por encima de mi pantalón, a lo que yo correspondí bajándome el cierre y sacándolo. Ella lo acaricio, empezó con el sube y baja que casi me hacía venir. Entonces le quité la mano y decidí ser yo quien la acariciase a ella. Puse mi mano en su pierna, la acariciaba. Y entonces ella me dijo: Que si me gustaría estar con ella, le dije que sí. Ella le platicó algo al oído a su novio que sólo se limitaba a ver la película y mepreguntó: ¿Te importa si viene mi pareja? Le dije que no habría problema. Me respondió: te esperamos en 10 minutos afuera del cine. Pasaron los 10 minutos y salí y ahí estaban ellos, me platicaron que tenían la fantasía de realizar un trío y que a ella le había excitado todo lo que pasó en el cine. Acepté acompañarlos a un hotel. Como en algunos hoteles no es posible entrar en tres, se registraron primero y llegué yo después.

Me dijeron que tomarían un baño que si gustaba acompañarlos. Nos metimos los tres al baño que tenía una tina. Los tres desnudos, yo con mi pene parado, ella delgada, pechos normales, con unas piernas algo gorditas, pero bien conservadas. Me excitaron más. El tenía un pene más grande que el mío. Empezamos a bañarnos, me pidió ella que le pasara el jabón. Lo hice por todos lados, le lavé los pechos, su conchita, que tenía un vello muy delgado y castaño. Entonces sucedió algo que no esperaba. Él me dijo: Puedes enjabonarme a mí también y mi novia te enjabonara a ti. Yo pensé lo enjabono y ya, empecé a enjabonar su espalda, un tipo normal gordito, con una panza que empezaba a tomar forma por falta de ejercicio, pero que conservaba su figura. De su espalda me agaché a enjabonar sus piernas y de inmediato me subí.

En ese instante ella se puso frente a mí, se agachó y se metió mi pene en su boca, sentí mucho placer, entonces él empezó a echarme jabón en el cuerpo, no dije nada, me dejé llevar por el momento, me enjabonó la espalda, y sentí que enjabonaba mi trasero, luego ella deslizó su mano bajo mis nalgas y empezó a jugar en círculos por la entrada de mi ano. Sentí placer y más que ella lo estaba haciendo. Después me introdujo un dedo y aprecié como entraba resbalando por el jabón. La dejé hacerlo mientras él se quitaba el jabón y salía del baño. Quedamos ella y yo. Ella me seguía mamando el pene y metiéndome su dedo que mi ano que ya estaba dilatado y resbaloso por el agua y el jabón. Después ella metió 2 dedos lo cual aumentó mi placer e hizo que me viniera en su boca.

Después de eso terminamos de bañarnos, enjuagarnos y salimos a la habitación donde él estaba viendo un canal porno. Ella me dijo que le mamara su conchita. Nos pusimos en una posición de 69, yo boca arriba y ella encima. Le empecé a dar una rica mamada y ella también chupaba mi pene flácido que empezaba a tomar forma. Su novio se acercó a ella y sólo observaba. Ella metió un dedo dentro de mi ano. Y después 2, como ya estaba dilatado entraba sin problema. Yo seguía chupando su conchita y metiendo 2 dedos dentro de su vagina. En eso sentí 2 lenguas una en mi pene y otra en mi ano. La verdad sentí algo indescriptible. Me estaban dando placer los 2, él por mi ano y ella por mi pene. Después sentí algo más grande en mi ano. Al parecer él había introducido uno de sus dedos en mí, y después introdujo dos, lo cual aumentó mi placer.

Apresuré mis movimientos con mis dedos en su vagina y ella sólo decía: Más, más, más rápido. Así pasó un tiempo y después ella se sentó con las piernas abiertas en mi boca para que le chupara más su conchita. Y él sin esperarlo, se metió mi pene en su boca, lo que me dejó quieto un instante. Nunca había hecho algo como esto, pero me excitaba. Tener una conchita en mi boca y una mamada en el pene me volvía loco. Lo dejé hacer. Lo hacía bien. Después nos separamos y ella dijo:  ¿Por qué no le haces lo mismo que a tu amigo del cine a mi novio? Me quedé dudando. Él se acercó a mí y me puso su pene cerca de mi mano. Yo sin saber cómo reaccionar y con lo caliente que estaba, lo tomé esta vez y me concentré más en conocer un pene diferente al mío. Lo miraba como palpitaba, las venas gruesas que tenía. Empecé con mi mano un sube y baja pude notar que a él le gustaba. Sentí como ella se metía mi pene en la boca. Eso me excitó más y me ponía más caliente.

Después de eso él me pidió que se la mamara. Era la primera vez que tenía un pene cerca de mi cara. Con la excitación, metió dos dedos y me gustó. Yo penetraba a su novia, entonces sentí que él se me recargó por atrás dejándome sentir su pene. Nos acomodamos de una forma que mi ano quedó expuesto y él se acomodó con su pene y me la fue metiendo. Era la primera vez que tenía un pene intentando entrar, me empezó a doler, él suavemente me la fue metiendo, hasta que sentí que su panza chocó con mis nalgas y me di cuenta que la tenía hasta dentro. Yo se la metía a su mujer y él a mí. Sentí una sensación de querer ir al baño y me dijo que era natural. Me la metía y me la sacaba rápidamente. Sentía una sensación indescriptible de placer. En eso aprecié algo caliente dentro de mí y después me di cuenta que se había venido dentro, ya que escurría su leche de mi culito recién desvirgado. Entonces dije si este me cogió yo también me lo voy a coger.

Lo acomodé sobre la cama en 4, y se la dejé ir por su culito. Ella de entre sus cosas sacó un consolador con un ajustador a la cintura y se la puso. Me dijo. Yo también te la voy a meter. Y sentí como de nuevo algo me atravesaba el culito, que sensación. Ella con la mitad dentro, y yo con la otra mitad también. Y dándole mi pedazo a su novio. No sé cuánto tiempo pasó, me vine primero dentro de él, luego ella me siguió metiendo el consolador hasta que se vino. Fue algo increíble, pero me gustó. Por eso ahora ando en busca de parejas, orgías, tríos, cuartetos, etc., donde acepten alguien bisexual como yo.

Yo soy de México DF.  Con gusto recibiré sus comentarios.

Autor: juan_f_df

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Mi primer trío bisexual, 9.6 out of 10 based on 9 ratings
  
categoría:

2 comentarios »

  1. MARTIN1979 dice:

    hola, muy buen relato, me has dejado super caliente, como me hubiese gusta a mi, estar en tu lugar en esta historia.- saludos

    GD Star Rating
    loading...
    GD Star Rating
    loading...
  2. pepejimenez54 dice:

    UN EXCELENTE RELATO. Es un sueño para mi hacer eso que tu has ya probado, que placer . . . Que envidia !

    GD Star Rating
    loading...
    GD Star Rating
    loading...

Canal RSS de los comentarios de la entrada | URL para TrackBack

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Bienvenido a la mayor comunidad de escritores de relatos eróticos


Copyright © 2008. Gestores Profesionales de Contenidos Digitales S.L.
Todos los derechos reservados