Relatos eroticos, Sexo, Sexo gratis, Videos porno, Fotos porno, Porno, Porno gratis, xxx

Relatos eróticos Marqueze. El Sexo que te gusta leer.

mi suegro

21 de abril de 2010
por jmoros

Esta historia comenzó hace ya 20 año.

Había tenido algunas experiencias esporádicas con compañeros en el colegio y la universidad pero no había pasado gran cosa, excepto alguna masturbada mutua y una que otra mamada.

Cuando tenía 25 años conocí una hermosa mujer de mi misma edad que era secretaria en una de las oficinas de la universidad, empezamos a hacernos amigos, y poco a poco la relación fue madurando hasta que fuimos a vivir juntos. A los pocos meses vino a visitarla su padre, ella no había vivido con él pues fue producto de una relación anterior a su matrimonio, cuando él era muy joven.

A pesar de ello, tenia una relación relativamente cordial con mi novia, el señor tenía 42 años cuando estuvo en nuestro apartamento. Era de mi misma estatura, 173 y de unos 85 kg de peso, era fornido, fuerte, velludo, de una calvicie ya notoria y un bigote negro bien formado, yo pesaba 70k con un vello suave y corto.

Cuando me lo presentó me miró fijamente, dándome la mano con mucha fuerza, lo que me hizo sentir cohibido pero intenté disimularlo, estuvimos cenando y la conversación se fue haciendo mas fluida, llegando incluso a hacer bromas y riendo los tres.

Yo estaba haciendo mi trabajo de tesis, permanecía gran parte del tiempo en el apartamento haciendo lecturas y procesando la información, don Pedro, que así se llama mi suegro, pasaría con nosotros una semana, pues tenía que adelantar algunas cosas en la ciudad, también pasaba tiempo en el apto, mientras mi novia trabajaba todo el día.

La relación con don Pedro se torno amable, nos preparábamos café, y nos encargábamos de preparar la comida. Al segundo día él me empezó a preguntar sobre las intenciones con su hija, y sobre mis experiencias anteriores.. yo le dije que mis intenciones eran serias con su hija y de las otras experiencias procuraba no ser muy explicito… mi mirada se me iba sin proponérmelo a su bulto que se veía de buen tamaño, pero creí que  no se daba cuenta, pues yo retiraba la mirada inmediatamente a otro lado pensando que no lo alcanzaría a notar. Mi suegro empezó a pasarme el brazo por el hombro mas frecuentemente y cada que lo retiraba, me lo iba pasando por la espalda, poco a poco mas abajo, pero sin llegar a tocarme el culo, yo sentía corrientazos por la columna vertebral cada vez que lo hacía…

Al cuarto día de la visita de mi suegro, mi novia nos informo que esa noche llegaría tarde pues tendrían una celebración con sus compañeros de trabajo y que estaría llegando a eso de las dos o tres de la madrugada. Esa noche llego don Pedro después de hacer sus diligencias con una botella de whisky, diciendo que nosotros también la pasáramos bien mientras mi novia estaba en su reunión.

Empecé a preparar algo para comer y sentí como mi suegro se pegaba por detrás mío con la disculpa de ver que estaba preparando, sentí el roce de su bulto, pero pensé que era algo fortuito. Comimos y fuimos a la sala a tomarlos el whiskey, escuchar música y conversar, a medida que se iba surtiendo efecto el alcohol mi suegro se acercaba cada vez mas hasta quedar pegados y me pasó el brazo por la espada, después me metía mano por la nuca revolviéndome el pelo.. yo ya estaba excitado pero procuraba disimularlo.. después me dijo que que bueno que estuviéramos solos y así poder seguir conociéndonos mejor, el ya bastante alegrón, me pidió que bailara para él, ya desinhibido me puse a bailar, normalmente, sin pensar en hacer insinuaciones, no fuera a pasarme sin saber que intenciones tendría él, no sabia si estaba probándome para ser la pareja de su hija… al momento se levanto e inicio al bailar conmigo como si fuéramos los mejores amigos y poco a poco fue tomándome hasta bailar juntos, me tomo de la espalda y poco a poco me iba acercando y bajando su mano hasta tomar el inicio de mis nalgas.

Pegue un brinco y quise retirarme pero no me dejó, me apretó mas fuerte hacia él quedando bien pegados, me dijo, tienes un cuerpo muy bonito y unas nalgas ricas, yo hacía fuerza para desprenderme pero era muy fuerte..

He visto como me miras, me dijo y te voy a dar lo que quieres, y no hay problema pues todo queda en familia, me dijo con una sonrisa medio cínica, yo estaba muy asustado y quería desprenderme pero no podía, quieta putita, vas ha hacer lo que yo quiera, o le diré a mi hija que eres un maricón que intentaste seducirme.

Entonces empezó a besarme, al yo querer evitarlo me tomo del pelo fuertemente repitiéndome que tendría que hacer lo que dijera, intento meterme su lengua hasta que lo logró, empecé a responderle el beso, era la primera vez que besaba un hombre con bigote y lo sentía extraño y a la vez muy excitante, dejo de besarme y me dijo, ves como te gusta putita, lo vamos a pasar muy bien, yo ya estaba completamente entregado y perdido, entonces se sentó nuevamente en el sofá, con las piernas abiertas e indicándome con el índice que me acercara, me tomo de la nuca y me beso, me tomo las manos y las puso sobre los botones de su camisa, ya sabia que tenia que hacer, lo empecé a desabotonar, me iba empujando a que le besara lo que quedaba descubierto, un pecho fuerte y velludo, una tetillas oscuras que era una delicia chupar, asi putita sabia que eras un experto sigue sigue.. llegue a su cinturón el cual quitaba mientras me entretenía metiendo la lengua en su peludo ombligo, tomo mi cabeza y la apretó contra su entrepierna por encima del pantalón, haciéndome sentir la dureza de lo que iría a encontrar, se la empecé a morder, ese hombre gemía de placer, al fin se abrió el pantalón y salto una verga gruesa, pareja, de unos 17 cms, completamente mojada de precum, me parecía la mas hermosa que había visto en mi vida, me quede contemplándola extasiado, lo miré y estaba con una sonrisa llena de orgullo, se tomo la verga y la apretó haciendo salir una gota transparente, brillante, es para ti, tómala con la punta de la lengua, hacia muchos años que no sentía ese sabor a macho, salado delicioso.. poco a poco me iba comiendo esa ciruela colorada, caliente, la recorría con la lengua sintiendo su suavidad, su dureza, su calor, me tomo nuevamente de la nuca haciéndome comer el tronco hasta comerlo completamente, me dieron arcadas, me salieron lagrimas.. me dejaba retirar un poco y nuevamente me empujaba hasta comerla toda, me dejo retirar y me llevo a sus bolas para que las oliera y las comiera, primero una por una.. cuando estaba chupando una, fue empujando la otra hasta hacérmela comer también, yo jugaba con la lengua…. Después con una sonrisa me dijo, eres una putona golosa y me puso a mamar de nuevo, cuando siento que empieza a agitársele mas la respiración y sentir que su verga se ponía mas grande y dura, ya sabia que iba a pasar e intente retirarme, pero me tomo firmemente con sus manos, mientras empujaba su cadera, empecé a sentir los chorros de semen que me llenaban la boca, y empecé a tomármelos pues sentía que no me cabía mas en la boca y me ahogaría, sin embargo no pude evitar que se escaparan un par de gotas por la comisura de los labios, me mantuvo apretado contra él hasta que recupero la respiración, me dejo retirarme, me miro con una gran sonrisa, y me dijo muy bien yerno, lo haces muy bien, vio las gotas de semen que tenia en la cara, las tomo cono el dedo índice y me las metió en la boca nuevamente, la leche de macho no es para desperdiciarla dijo. Ambos estábamos empapados de sudor.. me senté a su lado me paso su brazo por la espalda diciéndome eres un yerno muy juicioso tomándote tu leche, vamos a seguir entendiéndonos muy bien.. y por supuesto mi hija no se puede enterar de nada de esto, a ninguno de los dos nos conviene, me dijo mirándome a los ojos, muy seriamente, no te preocupes le dije, no quiero perder a ninguno de los dos. Bebimos otro trago de whiskey, me recosté en su pecho y nos quedamos dormidos. Cuando desperté eran casi las dos de la mañana, me asuste mucho pues hubiera podido llegar mi novia, afortunadamente nada había pasado, desperté a mi suegro y le dije que era mejor que nos fuéramos a nuestras respectivas camas.

Mi novia llego como a la media hora, yo acababa de dormirme, pero me desperté al sentirla meterse en la cama, estaba desnuda, me beso y me di cuenta que tenia ganas de hacer el amor, yo estaba muy caliente por lo sucedido con mi suegro y con la bolas llenas de leche, y empezamos a tener el sexo mas desenfrenado que habíamos tenido hasta ese día, esa noche mi novia quedo embarazada de nuestro primer hijo.

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
mi suegro, 7.8 out of 10 based on 27 ratings
  
categoría:

Ningún comentario »

Aún no hay comentarios

Canal RSS de los comentarios de la entrada | URL para TrackBack

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Bienvenido a la mayor comunidad de escritores de relatos eróticos


Copyright © 2008. Gestores Profesionales de Contenidos Digitales S.L.
Todos los derechos reservados