Mi amiga y su hermana

Trío, Amor Fililal lésbico. La verdad no me gusta mucho hablar de mis experiencia sexuales, pero disfruto mucho leyendo y escuchando las de los demás es por eso que tomé la decisión de contarles lo que me pasó recientemente.

Soy estudiante de universidad y como todos, vivo la vida loca vacilando con la primera que empiece a rondarme, tengo una super amiga con la que he llegado a tener mucha confianza y ella conoce todos mis desmanes… En algunas ocasiones también he tenido encuentros con ella, pero no han pasado a mayores solo besos y caricias, algunas veces por soledad de parte de los dos y otros solo pasar el tiempo. No me puedo quejar ella es muy hermosa es muy regia tiene 22 años lo que más me gusta de ella son sus senos enormes y duros siempre usa blusas escotadas y es imposible no mirarlas pareciera que algún rato brincarán hacia a ti, también sus caderas realmente son muy calientes he tenido el honor de menearlas hacia mi las veces que hemos salido a bailar, olvidé decir que es modelo y siempre anda en forma, tiene unas nalgas muy formadas y grandes, sus piernas son muy torneadas y fuertes, tiene lindos ojos cabello rizado y castaño claro y una boca re sabrosa, siempre nos andamos molestando y toqueteando cuando estamos solos, pero moderadamente.

Un día teníamos que estudiar para un examen re complicado así que decidimos quedarnos en su casa, ella es de otra ciudad y vive sola, pero ese día estaba con su hermana la peque que estaba en la ciudad buscando universidad, esta chica es igual a la hermana, rica desde los pies hasta esos ojitos verdes que se carga, es un poco bajita tiene 18 años y nos llevamos bien desde que nos conocimos siempre que nos veíamos nos lanzábamos piropos, pero de broma.

Llegué al departamento tipo 7 de la tarde mi amiga aún no llegaba porque tenía que trabajar así que me pidió que llevara a su hermana a comer, así que llegué todo un galán, bueno como era aún temprano la llevé a bailar un rato para que se divirtiera y no pasé metida en el departamento ella llevaba unos pantalones super apretados y descaderados se le podía ver como una tanguita roja, por encima un top blanco no llevaba brassier y se veía como sus senos brincaba libres por la calle encima estaba puesta una chompita de jeans cortita dejaba ver su delgada cintura y una carita feliz que tenía pintada debajo del ombligo, entramos al bar y había mucha gente así que la abracé para poder pasar y enseguida nos pusimos a tomarnos unas cervezas y a bailar si se puede decir bailar la verdad, no podíamos ni movernos, estábamos abrazados yo le agarraba de la cintura y la apretaba hacia a mi y podía sentir como sus senos chocaban en mi pecho y se mecían de un lado a otro, no pude aguantarme y sentí como mi verga se empezó a parar y como no se iba a parar si miraba esa boquita color rosa que me daba ganas de besar así que mejor me di la vuelta, manos como serpiente luego quise subir mis manos a sus pechos, pero ella no me dejó, dijo que la gente nos estaba mirando y eso no le gustaba así que la saqué de ese antro fuimos al auto y sin parar en rojos fuimos al departamento.

Nos paramos afuera y empezamos a besarnos y directo me fui a sus pechos y empecé por quitarle la chaqueta, luego el top y ella con los senos al aire nos fuimos al asiento trasero y la puse sobre mi para poder besar sus senos que estaban re duros y rosaditos como los de su hermana, sus pezones estaban super duros y me gritaban que los mordiera y así lo hice, mientras tanto ella jugaba con mi espalda y logró quitarme la camisa negra que llevaba, empezó a besarme y a morderme desde el cuello hasta el abdomen, desabotonó mi pantalón, me bajó la bragueta y empezó a besarme y a morderme la verga sobre el boxer, me recosté para quitarme el pantalón y ella se posó sobre mi y volví a tener esos pechos rosaditos en mi boca con mis manos le nalgueaba el trasero y empecé a quitarle los jeans y a acariciarle la vagina que ya estaba muy mojada, me monté sobre ella y empecé a besarla por todo el cuerpo hasta que le terminé de quitar el pantalón, me detuve besando sus muslos y sus labios sobre la tanga y agarrando sus nalgas con mis manos mientras ella empezaba a subir sus caderas a mi boca y a lanzar gemidos entre cortados y casi en silencio, le hice a un lado la tanga y con los dos dedos empecé a darle masajes circulares para que se excitara más mientras no podía parar de mojarse, luego con mi lengua empecé a darle placer y era increíble la cantidad de líquidos que salían de esa vagina pequeña y rojiza, estaba muy excitada y mojada hasta más no poder me colocó sus piernas sobre mis hombros y empezó a moverse en vaivén luego agarró mi cabeza y la llevó hacia su boca y nos besamos, me empujó del pecho y empezó a bajar para quitarme el boxer y empezó a morder mi verga, luego a lamerla y después se la llevó a la boca empezando por el glande y luego la verga entera.

Yo tomé su cabeza y le hice que sacara y metiera mi verga en su boca, pero no duró mucho ahí volvió a sentarse sobre mi y a besarme, le agarré de las nalgas y empecé a encaminarle a mi verga, a metérsela y comenzó a lanzar gritos de placer en mi oído derecho, después ella sólita se movía saltando en mi verga cogiéndome la cara con sus manos y dándome besos cortos y empezó a gritar como una desquiciada yo la ayudaba con mis manos en sus nalgas para que suba y baje nunca había escuchado gritar a alguien de esa manera, sus fluidos resbalaban por sus piernas hasta las mías y empezó a tener un orgasmo, cuando terminó se quedó quieta y me abrazaba fuerte, pero yo aún no terminaba así que la recosté y empecé a meterle y sacarle la verga cuanto más pude hasta el fondo y volvió a lanzar gemidos entrecortados y a gritar otra vez como loca le dije que ya iba a terminar y que no quería hacerlo adentro así que esperé a que ella terminara y me moví rápido y le puse mi verga en su boca para que se tragara mi semen y para mala o buena suerte de ella ese fue mi eyaculación más larga, pero muy valiente la peque se lo tragó todo, nos abrazamos un rato para recuperar energías, nos vestimos y subimos al departamento.

Ahí estaba su hermana preocupada porque no volvíamos pronto, pero de ley que se dio cuenta que nosotros habíamos estado haciendo algo y se rió, se nos acercó y nos empezó a besar a los dos, luego nos dijo que comiéramos algo y que nos preparáramos para la larga noche sus pezones, luego bajé mis manos y le levanté la falda y acaricié sus nalgas, le quité las medias y luego la tanguita color azul, que estaba muy húmeda, la levanté y la puse sobre la mesa del comedor y empecé a lamer su vagina eso era nuevo nunca habíamos llegado hasta ahí, me quité la camisa, la cargué y la llevé al sofá, pero ella me pidió que la llevara a la habitación donde estaba la peque y eso me pareció a un complot, ella nos estaba esperando sobre la cama desnuda, así que nos lanzamos a la cama los tres a besarnos y a acariciarnos todo el cuerpo, luego ellas como dos gatitas juguetonas empezaron a besarme y a chuparme la verga y las bolas, le jalé a mi amiga para que se pusiera sobre mi y poder lamerle la vagina creo que le metí la lengua hasta los ovarios, mientras la peque me chupaba la verga y con sus manos me masturbaba, yo con mis manos acariciaba los senos de mi amiga y con mi lengua le daba placer, fue increíble saber que las dos hermanas chorreaban fluidos a diestra y siniestra, mi pecho y mi cuello quedaron super mojados las almohadas y la sabanas también, después la peque quiso que le chupara a ella y mi amiga fue me agarró la verga y empezó a metérsela poco a poco y cuando ya la tenia toda adentro empezó a moverse muy fuerte y a meterse hasta el fondo mi verga, mientras yo le metía los dedos a la peque, fue increíble ver como las dos saltaban y gritaban super fuerte hasta que no pude más y terminé, mi amiga se dio cuenta y se salió para lamer el semen que empezó a salir, la peque como me salió re golosa también fue a chupar lo que quedaba, después regresaron para besarme y acariciarme mientras yo tenía un trasero en cada mano y cuatro senos caminando por mi pecho después nos cobijamos y nos empezamos a masturbar los tres, es la primera vez que veo como dos mujeres se daban placer con sus manos y también lo hacían conmigo frotando de arriba a bajo mi verga y alternándolo con sus lenguas y sus labios al final nos quedamos dormidos abrazaditos.

Hasta el día siguiente que me levanté asustado con mi amiga, porque les recuerdo que tenía una prueba así que nos bañamos rapidito y salimos a la U a ver si nos iba bien, la verdad nos fue pésimo,yo solo pensaba en lo que había pasado ayer y me imagino que mi amiga también, la pobre peque durmió hasta las tres de la tarde del día siguiente, después de esa noche solo he tenido encuentros con mi amiga porque la peque se fue a su casa y estoy esperando a que acabe el cole y venga a estudiar con nosotros.

Esa es una de mis historias, espero poder escribirles otras en algún rato, la verdad es que hay mucho que contar, cualquier comentario pueden escribirme

 

(Visitado 4.965 veces)
Me gusta / No me gusta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *