Relatos eroticos, Sexo, Sexo gratis, Videos porno, Fotos porno, Porno, Porno gratis, xxx

Relatos eróticos Marqueze. El Sexo que te gusta leer.

Soy Roberto, costeño de sangre caliente y me apasiona todo lo filial, mi calentura no se si sea por el calor de la costa o por herencia de mi madre. Mama siempre andaba caliente le gustaba el sexo y tuvo varios amantes, entonces si heredé lo caliente de mama. Y mis primas tenían su sangre pues eran sus sobrinas. A mama no me la pude coger mas que en mis sueños y fantaseaba que me la cogia y me estrenaba, no se dio y a los 16 años me estrenó otra mujer, a los 19 me reestrenó mi hermana Laura y me indicó que unas primas querían conmigo. Así me encontré con Lucy y Rocío, también existe Karina pero ella merece un capitulo aparte. Este relato lo dedico a estas primas por que de todas las mujeres que conocí a excepción de mi esposa que es nitro pura, ellas fueron las mujeres mas calientes que he culeado y he aprendido de ellas, faltó cogerme a mama si no, mi aprendizaje seria completo y las metas sexuales de mi vida cumplidas. Hacer un reconocimiento a mí hermana Laura que después de 30 años volvimos a coger y es tan caliente o mas que mama, parecía que era a ella quien culeaba, movía el culo y pedía verga igual que mi madre cuando se la bombeaban sus amantes y el mejor que la bombeaba era su primo. Entre familia se coge mejor. Repito un pasaje de mi hermana con mis primas para comparar como son de calientes las mujeres de la familia.

Mi hermana Laura ya la conocieron en una historia de deseo por mi madre II, Y mis primos se follaron a mama y mi hermana. Repetiré parte de lo ocurrido con laura, así era mi hermana de caliente que al saber que yo no había tenido sexo a los 19 años una noche me despertó mamándome la verga, callé y seguí el juego se montó a horcajadas sobre mi, tomó la verga frotándosela en la concha, se abrió los labios se dio un sentón que la verga se le fue como en mantequilla, se ensartó hasta el tronco y solté un OOOOOOOOOOOOOHHHHHHHHHHH- pero de sorpresa a mi hermana la consideraba virgen y estaba bien cogida, inicio un lento sube y baja cerrando los ojos en cada sentada, luego la empiné en cuatro patas y como la cama era muy baja flexioné las piernas para alcanzar su vagina, le froté la verga en su raja de abajo-arriba y abriéndole los labios se la fui metiendo poco a poco acaricié sus nalgas y se las abrí para ver la penetración, cuando la metí toda me apoyé en sus caderas que movía de arriba-abajo yo seguía con las piernas flexionadas por la cama muy baja y como estaba incomodo para bombearla me enderecé arrastrándole los labios vaginales hasta el ano y como estaba bien ensartada la levanté del culo hasta quedar suspendida en el aire solté sus caderas y le pe sssplasss, ssplass, sssplaass, del golpeteo de sus nalgas con mis testículos era continuo y perforaba una y otra vez con placer y violencia su dilatada vagina hasta sentir punzadas en el pene anunciando la eyaculación.

-No la saques derrámate en mis entrañas quiero sentir tu leche inundarme por dentro asiii, dammmeeela tooda, máss, mmmáaass duro, siiieente coomo tocass miss entrañaass, aaaahhhhh, ayyy yaaaagggghh, siiii, bañaamee por dentro, dámelos todos haasta la última gota, sieente mi caaloor, muévelo porr dentroo, haazme lo que quieraaass este culo es tuuyo, nooo pueedo pararé me eestooyy viniieenndo, yaaaaa no te mueevaaass poorr fffaavvoor ya no aguaaannnto, ¡yyaaaaaaaa noooooo!

No paré, la bombeaba con fuerza clavándosela hasta el tope gozaba como brincaban sus nalgas. Tampoco aguanté, ¡yyaaaaaaaaaaahhhh!, mee vennngooo, siente como sale la leche. Fue una eyaculación abundante cada punzada arrojaba torrentes de semen, terminé de eyacular y seguí penetrándola, la leche que momentos antes le echara ahora se la sacaba mezclada con sus jugos, estaba tan caliente gozando sus nalgas que no paré de bombearla nomás se oía el&..cloochsss, cloochss, cloochsss, clochsss, y de pronto un: Ssssihsshiihh, sssssshhiiiiiiiiii.

-¡OOOOOOOOOhhhhhh! ¡nnoooooooooooooo!, me estooyyyy orinanndoooooo. ggggagghhh, yaaaaaa, yaaaaa nooo, ya párale y déjame respirar.

Sentí el chorro de meados bañar nuestras piernas y dejé de bombearle la chorreante papaya, de la mezcla semen y líquid

os vaginales. Le mamé el coño y absorbía los jugos que le fluían metiendo lo más profundo la lengua para extraerle la última gota, le metí el dedo índice y buscó acomodarse mejor, movía el dedo por dentro su lubricación aumentó y le metí el dedo medio separándole los labios la preparé para meterle el anular e índice. se los fui metiendo poco a poco para acostumbrarla, cuando sentí su vagina dilatada y encharcada de la cantidad de líquido vaginal le metí los cuatro dedos palpándole las paredes vaginales y con el pulgar masajeaba el clítoris.

-aaaaaaahhhhh, asiii, muévelo despacio tócame tooodo, yyaaaa mmme calentaste de nuevo asssi soooobamme el botón y desgárrame las entrañas, aaaaggggh, me voy a derramar otra vezz, ssiii meteme todos los dedos, haaazme lo que quieras soy tuyyaaaaagggaag, me derraaammooo, gggaaaagggaaaaahhhh, ¡Sooy tooda tuuuuyyaaaaaaa!

Mientras le metía los dedos lengüeteaba su clítoris, todo su cuerpo se convulsionaba y sus fluidos aumentaban facilitando el mete y saca de los cuatro dedos se volvió a escuchar el ssssssiiiissssiiisssiichh.- si, se volvió a orinar, recibí todo en la mano, chupé su concha recién rasurada y absorbí el resto de sus líquidos vaginales mezclados con orina, terminando con un beso en su clítoris. y me acosté a su lado abrazándola. A partir de aquí nació mi adicción a mamar conchas sobre la pantaleta para después seguir con la vagina chorreante de jugos y semen.

Rocío era hija de la hermana mayor de mi madre, (eran cinco hermanas y seis hombres), no era una belleza pero poseía las piernas mas hermosas que mis ojos contemplaran, y se las conocía en toda su extensión, en traje de baño y en calzones desde niños, vivíamos a dos casas de distancia y cada que había baile me llamaba para que la llevara y fuera su pareja hasta que alguien se le lanzara, lo mejor y erótico de estos momentos era que se cambiaba hasta cinco veces de vestido frente a mi para que yo le diera el visto bueno de cual estaba mejor, al final eleg&iac para allá, ¿nos vamos?-si- ¿no andas con Rocío? ¡Supongo! -n…nno, noooo, no como crees, es mi prima, la visito por que me llama y como nunca a tenido novio me pide que la acompañe a los bailes hasta que encuentre pareja.

-por eso lo digo, la conozco a ella y su hermano. Te vi hace dos días, me gustaste y me alegré al saber que eras mi primo. ¿Entonces no andas con ella? -no y no tengo novia.

-entonces ya somos novios y hoy en la noche te invito al cine.

-de acuerdo, estaré listo. Estuvimos un rato platicando en casa hasta que llegó mi madre para hacer la comida y regresar al negocio. Lucy dos años mayor que yo, morena pelo chino y grandes ojos, 1.68 cms., muy delgada y cuerpo armonioso, sus grandes tetas eran su principal atractivo. En la noche fuimos al cine sentándonos en la ultima fila y no perdimos el tiempo, de inmediato empezamos a cachondear, yo no sabia besar, ni novia había tenido, ella me besaba recorriendo con su lengua mis labios, me la introducía y jugueteaba con mi lengua para luego succionarla y chuparla con suavidad, recorría mi cuello hasta el lóbulo de la oreja prensándolo con sus labios, esta operación la repitió varias veces apoderándose por completo de mis labios y boca lo único que yo hacia era dejarme llevar y aspirar su aliento y su delicado aroma de mujer. Yo estaba a mil y cuando intentaba succionar sus labios me reprendía no seas brusco, hazlo con suavidad- metí la mano bajo su falda sintiendo la tersura de sus muslos. tócame mas arriba- subí la mano hasta tocar la suave tela de la pantaleta, dio un respingo al tiempo que apretó mi pene por encima del pantalón, no resistí y solté un estertóreo MMMMMMMMMGGGGRRRRR- Solté el chorro de leche en mi ropa interior y en lo que me vaciaba me prendí a sus labios para apagar mis gemidos y aprisione su concha con el puño con todo y calzón, la solté hasta que termine de vaciarme.

-eres muy efusivo, me lastimaste los labios, debes ser mas delicado. Vamonos antes que prendan la luz y se vea la mancha que traes. ¡Mmmmmmmhhhhhhh! Me gustó que seas efusivo y seas así de caliente y como ya me calentaste, vamos a mi cuarto.

Entramos sin ser vistos por los tíos y en cuanto estuvimos solos la abracé acariciando todo su cuerpo hasta hincarme, subiendo su falda me prendí a chuparle la pantaleta que mostraba humedad de los jugos vag

inales, ahora yo recorría sus muslos con mi lengua hasta llegar a su concha que mordisqueaba a través de la tela, le bajé el calzón y subí su pierna derecha apoyándola en mi hombro en esta posición le metía la lengua hasta lo que daba recorriéndole toda la rajada hasta detenerme en su clítoris para lengüetearlo con ardor. Mi prima Lucy gemía y giraba la cadera al ritmo de los lengüetazos, de pronto que me jaló el cabello y me embarra toda la rajada a lo largo de la cara deteniéndose en la nariz tallándose como si se masturbara con ella, la lengua quedó a la altura de su vulva y arrecié los lengüetazas y soltó un -¡AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAHHHHHHHHHHHH! La vulva parecía una flor, se habría y cerraba en cada espasmo, arrojando su néctar provocado por el orgasmo, succioné esa rosa anegada de miel, eran los fluidos vaginales más deliciosos que hasta el momento haya probado.

-yaaa primo cógeme, metémela por favor me estoy derritiendo de caliente, no sabes besar pero mamas como becerro. Me bajé el pantalón, ella se quitó la falda y se sentó en la orilla de la cama abriendo las piernas, me coloqué en medio, se las levanté tomándola de los tobillos y la penetré con lujuria, soltó un largo gemido MMMMMMMMMMMMMMHHHHHHH- acopl&o con fuerza el tiempo que le duró el nuevo orgasmo, me soltó hasta que cesaron sus convulsiones.

-Lucy, te acabo de conocer y ya siento que te amo.

-yo también te amo y vaya que disfruté.

Duramos 15 días de noviazgo, como vecinos estaba todo el día en mi casa retirándose el momento en que mama regresaba para hacer la comida. Me calentaba subiéndose el vestido dejándome entrever la puntita de la pantaleta para terminar cogiendo en todas las posiciones y lugares de la casa y campo, mi espalda estaba llena de heridas y mi cuello tapizado de chupetones que para justificarlos lacé un potro sin domar que me arrastró entre el zarzal confundiéndose las nuevas heridas con las provocadas por mi prima. (a mi madre no la engañe y me lo hizo saber mas tarde) Lo más loco que hicimos fue tener sexo en una hamaca. Nos columpiábamos y como imaginarán ya estábamos calientes por que todos los encuentros con mi prima eran para coger. Dice Lucy: -Espérate, tengo una idea. Bájate de la hamaca y bájate los pantalones.

Me puse de pie y baje mi pantalón, mi calzoncillo presentaba manchas de liquido preseminal, ella se quitó la tanga que también estaba húmeda, colocó su espalda en la hamaca quedando su cadera casi en el aire, pasó sus manos bajo las piernas que le quedaron levantadas y se abrió los labios vaginales.

-Cógeme así, métemela meciéndome.

Entendí su idea y la penetré, el mete y saca era al ritmo del vaivén de la hamaca, como su posición era incomoda para guardar el equilibrio, echó el cuerpo atrás agarrándose de las rodillas quedando en mejor posición para penetrarla mas profundo.

-así mi amor metela toda, quiero ver como entra y sale méceme mas fuerte, avienta la hamaca con fuerza.

Avente la hamaca al frente y el pene abandonó su vagina pero al regresar se le enterró hasta el tope, la seguí meciendo en una nueva variedad de mete-saca. mi verga, sus muslos y nalgas estaban tan lubricados que donde tocara la punta de la verga se le resbalaba hacia la vagina, en cada choque la verga se le iba hasta el fondo sus nalgas se cimbraban y emitía sus gemidos mmmmmjjj, mmmmmjjj, mmmmmjjj- cuando sentí que me derramaba, quise parar la hamaca para vaciarme en sus entrañas pero no me dejó.

-nooo. Noooo sigue meciéndome quiero que te vengas así, quiero ver como te vienes.

Aassííí me vine, el primer disparo lo hice al aire el segundo le bañe la rajada antes de penetrarla los siguientes ya sin fuerza goteaban embarrándole muslos, nalgas y vagina. Todo mi cuerpo se convulsionaba perdí fuerzas y las piernas se me doblaron hincándome ante ella que seguía con las piernas abiertas y su coño escurriendo semen, hundí mi rostro tallándolo en toda su rajada hasta formar una mascarilla en mi cara. Lucy riéndose se puso de pie y me levantó dándome un beso.

-Mi amor, no alcancé el orgasmo y sin embargo es la cogida que mas he gozado.

-yo no, es horrible venirse en el vacío y que las fuerzas te abandonen.

- Mi amor eso es lo que gocé, gocé como tu pr

imer chorro casi me alcanza y luego como me bañabas el chocho de leche y ver como temblabas hasta caer hincado y con esa mascarilla que traes, no digas que no das risa jajajajajajajajajajaja&&&&.. Mi prima Lucy era una loca calenturienta pero muy buena onda, se entregaba completa y se venia con todo su ser, en el clímax del orgasmo gemía con cachondería no gritaba pidiendo más y más verga y aun así era un huracán y como los huracanes que todo destruyen, destruyó mis ilusiones al despedirse de mi y conf algún día mamarle la pepita. El brassiere y la pantaleta no se las quitaba. Por fin eligió una blusa blanca y una falda azul con amplio vuelo que hacían resaltar sus abultadas nalgas pero resaltaba más la belleza de sus piernas. Llegamos al salón y entre baile y baile recordando su unión de las piernas y su abultada pantaleta le repegué la verga entre las piernas logrando una erección regular, le di otro rozón en la entrepierna y respondió a la insinuación, se acomodó para tallar su monte de Venus a lo largo de mi verga que ahora si alcanzó el máximo de erección y que se la suelto de sopetón.

-Te quiero coger primita.

-¡vaya hasta que te animaste¡ Yo también quiero que me cojas, por más que me exhibía en calzones no me pelabas, pensé que no te gustaba, la Lucy no se compara conmigo y bien que te la cogiste esa misma noche.

Abandonamos el salón y ocultos entre las sombras de la noche y recovecos que dejaban los locales donde se exhibían los productos artesanales, nos dirigimos a su casa no sin antes darnos una cachondeada de pronóstico, la besé de tal forma que casi le absorbo los sesos de las succionadas de lengua, como no le pude quitar el brassiere se lo corrí hacia abajo para sacarle las tetas y darle una masajeada y mamada de pezones que a pesar de lo estridente de la música nuestros jadeos y gemidos eran mas fuertes y poderosos, mis manos recorrían su cuerpo de arriba-abajo hasta alcanzar su entrepierna bajo la falda, acaricié su pubis sobre la pantaleta, mis sueños y fantasías empezaban a cumplirse parecía increíble acariciar sus piernas y el bulto de la pantaleta formado por la vagina y mata de pelos, el deseo me invadía y le metí el dedo medio poco a poco, lo viscoso de sus fluidos y el calor de sus paredes vaginales me puso a mil, Rocío con los ojos cerrados gemía y movía la cadera como si estuviera cogiendo, levantó una pierna para facilitar la dedeada que no resistió, me dio un beso succionando mi lengua con tal fuerza que me provocó dolor, su abdomen se estremecía y sus flujos aumentaron, se estaba viniendo en mi mano, de inmediato saqué la verga del pantalón y haciéndole a un lado la pantaleta se la deje ir en su chorreante vagina, yo estaba súper caliente y con los espasmos de su orgasmo le solté el primer chorro de leche en las entrañas y lo sintió por que entre gemidos y jadeos susurró: -noooohhhhh adentro noooo, saaacalo papacito.

Saqué la verga que seguía bombeando chorros de leche salpicándole calzón y piernas aumentando nuestros espasmos y gemidos, después del orgasmo vino la calma, nuestros cuerpos permanecieron muy unidos uno al otro, como seguí acariciando la concha le batí toda la pantaleta de leche y mi mano la sequé con la parte trasera acariciándole las nalgas.

-¡aaay betiito ya me manchaste toda la pantaleta pero no importa la compré para lucírtela se que te gusta verme las piernas y los calzones.

-tienes unas piernas lindas me calienta verte la punta del calzón y fantaseaba que algún día te mamaria la pepita pero eran fantasías nunca imaginé que sucediera y quiero mamarte el chocho -quiero satisfacerte, Lucy me contó que eres bien caliente. Se todo de ti. Llevadme a casa.

Se quitó la pantaleta y con la misma se limpió los residuos de leche y la tiró, estaba por amanecer y algunos locales abrían sus puertas. Sonreí, cuando saliera el sol y encontraran la pantaleta empapada de semen fresco y jugos vaginales todos querrían saber a quien se habían cogido esa noche y no faltaría alguno que hasta la oliera como hice yo con una toalla sanitari que daba extrayendo sus mieles de lo mas profundo de su ser. Mi Rocío, mi amante de fuego, su sexo simulaba un volcán arrojando lava, una vulva palpitante color rojo encendido contrastaba con el negro brillante de sus labios vaginales lubricados por la mezcla de saliva y sus propios jugos que tragaba y saboreaba con

deleite. Mi prima gemía de placer contorsionaba la cintura al ritmo de los lengüetazos a la vulva mientras mi nariz frotaba su clítoris.

-¡yyaaaaa mi vida, primito métela, métemela hasta el fondo quiero sentir el calor de tu verga hurgando mis entrañas yaaaa estoy por venirme, quiero tu verga adentro. Me puse de pie y dirigí mi verga erguida goteando líquido preseminal que como ave de fuego se dirigió a devorar la flor que asomaba entre los dilatados bordes perforando el cráter del placer, aplastando el clítoris que también erguido parecía su único defensor, no hubo resistencia sus paredes vaginales se abrieron y arroparon con su calor mi verga. La ensarté hasta el tope de mis testículos, su vagina bien lubricada y chorreante de fluidos humedecieron mi entrepierna y testículos escuchándose el clooochhh, clooochhh, clooochhh, clooochhh, de las bombeadas a la jugosa vagina de mi prima, me incliné sobre ella para lamer sus tetas, entonces rodeó mi cintura con sus piernas halándome hacia ella en rápidos movimientos, sus gemidos aumentaron y los ojos los puso en blanco, se acercaba su orgasmo, suspendió el movimiento atrayente y aumentó la presión para no salirme de ella y se acomodó para ensartarse mas a fondo, tensó los brazos enterrando las uñas en la sabana y soltó un profundo:-MMMMMMMMMMMMGGGGGGHHH&..YYAAAAAAAAAAAGGGGGHHHHHHHH- . Así completamente ensartada y sus lindas piernas apretando mi cuerpo sus brazos enlazaron mi cuello, su cintura se movía a tal velocidad que sentía que la verga se iba a romper. Dejó de gemir su culo seguía con el temblor de las convulsiones y no dejaba un solo centímetro de verga afuera su abultada mata de pelos la aplastaba y restregaba con los míos y entre jadeos lo que duró su orgasmo no dejó de repetir: -no te vengas, no te vengas, no te vengas, no la vayas a sacar aguántame, aguántame, déjame terminar no te vayas a veniiir porrrr&.favooooorrrrrrrrr. Segundos después cesaron sus convulsiones y aflojo su presión, pero mi verga pedía más yo también estaba a punto. Separamos nuestros rostros que estaban unidos por el abrazo besé su boca, frente, ojos y todo su rostro, me agradeció con una sonrisa y me dijo:- no te muevas, te voy a premiar con algo que pocos me conocen- como no sabia que era le sonreí, sentí un apretón y una succión agradable en la verga como si me mamaran, no pude ocultar mi asombro y sonriendo dijo: -no te muevas es mi regalo- era lo máximo, me estaba mamando la verga con la vagina no sabia que una mujer pudiera hacer esto y Rocío lo hacia, como se imaginaran no aguanté  síguele así prima, síguele es la glooooria prima, te amo, te amo- sintió las palpitaciones de la eyaculación y casi gritó.

- Derrámate en mi cuerpo quiero sentir tu leche caliente.

Apenas a tiempo, sacándola y soltando el primer chorro sobre sus tetas, los que siguieron sobre el abdomen y las últimas gotas sobre la mata de pelos que por fin la veía sin pantaleta y era una concha tan hermosa que solo la de mi madre se le comparaba. Me lancé sobre sus erguidos pezones esparciendo mi semen con la lengua y así llegué a su concha que succionaba con todo y pelos para limpiarlos de leche hasta que chupé sus labios para tragarme mi leche con sus fluidos vaginales que lamí de sus piernas mi andan culeando, lo de mama no es secreto todo mundo lo sabe y de laura no dirás que no sabes.

-se mucho mas cosas, deja a cada quien su vida y tu goza lo que puedas y ahora vete que ya amaneció y puede entrar mama o Juan y cuídate de mama que no te la acabas, Juan es de confianza.

Me retire y en el lapso de 5 años cogimos como diez veces mas y por igual terminó casándose para ser señora decente y esto quedó en nuestros recuerdos.

Espero sus comentarios, opiniones y consejos a mi correo, con la certeza de que todos serán contestados y me alienten a seguir escribiendo mis experiencias que son muchas, e identificarme con el público lector que sus fantasías, deseos o secretos son comunes y todas las personas los tenemos, no es malo, malo es no realizarlas, el anonimato ayuda démoslos a conocer y nos llegara un buen consejo para lograr lo que nos falta por que no somos los únicos.

Autor: Volante azul depredador ( arroba ) msn.com

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
MIS PRIMAS TAN CALIENTES COMO MI HERMANA, 8.5 out of 10 based on 4 ratings
  
categoría:

Ningún comentario »

Aún no hay comentarios

Canal RSS de los comentarios de la entrada | URL para TrackBack

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Bienvenido a la mayor comunidad de escritores de relatos eróticos


Copyright © 2008. Gestores Profesionales de Contenidos Digitales S.L.
Todos los derechos reservados