Negocio con una clienta

Soy muy reservado y mis experiencias extramatrimoniales , no se las cuento ni a los mejores amigos para no incurrir en el error de que algún día me pase factura.

Tengo 51 años y soy muy aficionado a las relaciones sexuales sin compromisos y sin riesgos .

Tengo tres negocios , pero uno lo llevo muy personalmente , ya que me llena de satisfacciones al tener que tratar con muchas mujeres , debido a que este negocio es de decoración.

La historia comienza un día que un matrimonio , formado por una señora de 50 años , alta morena y de ojos verdes , con un cuerpo de espanto y un marido digno de estar con las ovejas , con perdón de los pastores .

No quiero enrollarme mucho en los prolegómenos , así que iré al grano . La señora cada vez que quedábamos para mirar algún material , si nos agachábamos , me rozaba con su pelo la cara , me volvía y se sonreía . Venía por mi despacho , sin motivo a hacerme unas preguntas tontas ,como ¿que tal va todo? o cosas parecidas , cuando ella pasaba todos los días por la obra .hasta que un día la invité a tomar un café y ella aceptó , al despedirnos me dio dos besos tan cerca de la boca , que cogí la indirecta y al rato la llamé a su casa , para quedar a la mañana siguiente en la nueva vivienda , con la excusa de que ya habían montado el dormitorio principal , me cuidé de decir a mis empleados que ese día tenían que ir a otro piso .

Cuando aparecí en el piso , siendo invierno y no estando la calefacción funcionando , estaba sin abrigo y comenzó a comentarme que para que tanta cama si su marido no la utilizaba nada más que para dormir , que ella no había conocido a otro hombre más que a su marido y que según la contaban compañeras del gimnasio , ella no había en veintiséis años de casada , ningún orgasmo etc. etc. Esto me puso muy a tono y me acerqué mucho a ella tocándola la cintura a lo que ella respondió dándose la vuelta y quedándose como en las películas . No perdí el tiempo y me lancé a darle un beso , no con cierto reparo , pero ella se giró y me dio el beso en la boca , comenzamos a buscar las lenguas y en un momento , la estaba acariciando los pechos y ella me cogió por encima del pantalón el pene con una fuerza desmesurada. La saqué los pechos y comencé a comérselos , se la pusieron los pezones como una piedra , pero ella no soltaba mi pene .La levanté la falda y metí la mano por debajo de la braguita que ya estaba empapada , se derritió y comenzó a desnudarse tan deprisa como yo .

Desnudos en la cama la seguí comiendo los pezones y ella comenzó a gemir tan fuerte que tuve que taparla la boca con la mía al tiempo que la seguía con las manos sobando los pechos .

Se corrió casi sin tocarla , como yo seguía comiéndola los pezones y tocándola el clítoris que tenía totalmente empapado y metiendola un dedo por la vagina , a lo que ella medio gritando me pedía que se la metiera , jugueteé con ella en la punta de la vagina y se retorció hasta que de un tirón se la metí , dio un salto y gemidos de corrida de nuevo , yo bombeando poco a poco y ella corriéndose mucho a mucho y confesándome por sus hijos que jamás había sentido aquello. Madre mía una mujer con esas ganas y sin haber gozado nunca , pensé que sería algo maravilloso en el futuro , me equivoqué , el futuro era ahora mismo , quería probar todo y ahora mismo , que alegría. La dije que se subiera y tuve que meterme los testículos entre las piernas , porque de los saltos que daba , pensé que me los reventaba , a todo esto con la almohada en la boca para que no la oyeran los vecinos .

Nos duchamos para irnos , pero antes de vestirnos , nos besamos con ganas otra vez y a mi se me puso el pene de nuevo como un garrote y ella no estaba por la labor de desperdiciarlo , con lo que la tumbe en la cama y la empecé de nuevo a comer los pechos y fui bajando hasta llegar a la mata de pelo , se asustó y en principio no quería , pero cuando la pasé la lengua por los labios y después por el clítoris , me dijo con voz muy asustada , me voy a correr y yo la contesté eso es lo que quieres ¿no? seguí y me puso la cara con sus jugos empapada , ahora me toca a mi le dije y acto seguido se la metí en la boca ,se la notaba inexp

eriencia , pero no interés y mientras mamaba yo la tocaba y ella se corría metiéndose el pene hasta el fondo , tanto que no pude aguantar y me corrí en su boca , la salía por la comisura de los labios semen , pero no dejaba de chupar y chupar y de correrse y correrse .Le di la vuelta y me advirtió que yo la tenía mas grande y mas gorda que su marido y que la iba a hacer daño , yo le aseguré que no y con sus jugos y mis dedos abrimos hueco para penetrarla gimió e incluso derramó alguna lágrima pero al final gozó y gocé como nunca . Después de ducharnos , me dijo que la había hecho sangre y la prometí no volver a hacérselo por ahí , a lo que me contestó , que sería ella la que me lo pediría , que si había gozado mucho cuando la comí la vagina y cuando follamos en diferentes posturas , haciéndolo por ahí había gozado aún más .

Espero no haberos aburrido con mi historia , que os aseguro que es real y si me escribís y vuestras crítica no son muy adversas , os contaré otros encuentros con mi clienta.

Autor: madridpancho

madridpancho ( arroba ) hotmail.com

(Visited 12 times, 1 visits today)
Me gusta / No me gusta
Kara Marqueze
Buenas! soy Kara de Relatos.Marqueze.net, vuestra anfitriona. Bajo mi nombre republicamos relatos que, estando incluidos desde hace tiempo en Relatos Marqueze.net, no sabemos su autor. Si eres autor de uno de estos relatos y/o sabes quien es el autor, escríbenos y le daremos el crédito que se merece! Un besito donde quieras...
http://relatos.marqueze.net/

Deja un comentario

Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR