Relatos eroticos, Sexo, Sexo gratis, Videos porno, Fotos porno, Porno, Porno gratis, xxx

Relatos eróticos Marqueze. El Sexo que te gusta leer.

Padre e hijo

14 de septiembre de 2009

Con una ligera indicación me hizo acostarme en el suelo y a su hijo a sentarse encima de mi polla para luego el meter la suya a la vez. Alberto tenía el culo muy entrenado, a saber que le habría estado metiendo el cabrón de su padre todos estos años. Las dos pollas en el culo, su padre le tiraba del pelo mientras le decía que me mirase. Quería que mirase como su mejor amigo se lo estaba follando junto con su padre.

Alberto es un tío masculino, extremadamente atractivo y con un cuerpo curtido en el gimnasio. Es mi amigo desde la infancia y su único defecto es que es policía local, eso nunca se lo perdonaré. Alberto siempre ha tenido una relación muy estrecha conmigo, siempre dispuesto a ayudar, a agradar… Con 27 años aún vive con su padre, separado. Su padre parece más su hermano mayor, con 48 años aparenta muchos menos y se cuida mucho.

Por cierto, me llamo Andrés. Soy bisexual y tengo novia desde hace años. Mi orientación sexual no la sabe ni Alberto, bueno, no la sabía. Siempre he sido muy cañero cuando follo con tíos, muy cañero, muy, muy cañero, pero dentro de la “normalidad”. Todo cambió hace dos semanas y aún me pellizco para creérmelo.

Llegamos a su casa sobre las 6 de la tarde, Alberto llevaba todo el día nervioso y mirándome extraño. Entramos y tras beber agua se le saltaron las lágrimas, llevaba años enamorado de mí y ya no podía más…y su llanto se hizo angustia. Por instinto y sin saber porqué le di una bofetada a la que él respondió tirándose a mis pies y parando de llorar…llevaba sandalias y comenzó a besarme los pies. La situación lejos de asustarme me puso cachondo. Ver a mi amigo a mis pies y de esa forma sacó lo peor/mejor de mí. Le tomé por el pelo, le levanté casi a tirones y le escupí en la cara a lo que el muy cerdo respondió con una sonrisa y un te quiero…”haz conmigo lo que quieras”…y vaya si lo hice.

Con una ligera indicación se desnudó completamente, nunca lo había visto desnudo…tenía una polla considerable y unos huevos grandes y prietos. Entendí su juego en un solo instante y yo lo seguía de forma automática. Tras otra bofetada le obligué a arrodillarse y lamerme los pies, desnudarme poco a poco, lamerme huevos, polla, axilas…le obligaba a abrir la boca y le escupía con rabia dentro y su cara de placer me sacaba de quicio.

Nunca antes me había sentido así, pero no podía parar, quería saber sus límites. Le arrastré por el pelo hasta el baño, le obligué a entrar en la bañera y abrir la boca…y oriné en ella, el muy cerdo disfrutaba y encima comenzó con su juego. A cada bofetada, lapo, insulto respondía con un “gracias amo”. ¿Qué coño estaba pasando? Buscaba sus límites y no los encontraba. Traté de degradarlo aún más, sin lubricar le metí lo primero que encontré en el culo, una vela y a pesar del dolor el muy imbécil me daba las gracias y me decía que sólo quería servirme. No entendía nada. Con rabia le saqué la vela y sin contemplaciones lo tiré al suelo y le violé, le sujetaba la cabeza contra el suelo, le daba golpes en el culo, le metía casi toda la mano en la boca y el muy cerdo disfrutaba con todo ello.

¡Joder! Me estaba volviendo loco, quería que me dijera que parase y no había forma. Colocándolo encima de la mesa comencé con la tortura. Le até las manos, le vendé los ojos (mirarme con cara de placer me sacaba de quicio) y le até los tobillos a las patas de la mesa. Le escupía en la boca, en la polla, le daba golpes en los huevos y sus gemidos me ponían más y más cachondo…le abrí la boca con las manos y sin poder remediarle me corrí en su boca. No hizo falta decirle que se lo tragara todo, lo hizo con gusto.

Al abrir los ojos me quedé paralizado. Su padre estaba de pie, en la puerta del comedor, con la polla en la mano y mirándonos. Alberto, sin inmutarse se dirigió a su padre y dijo algo que me dejó helado: ¿Lo he hecho bien papá?

La respuesta no llegó, se acercó a mí y me dio una palmada en la espalda y continuó hacia su hijo y le metió la polla en la boca y orinó en ella. Esta familia estaba loca, pero no quería salir de allí. Se tragaba como un experto casi todo, pero mucha orina caía sobre la mesa y el suelo. Su padre le desató y sin decir ni media palabra Alberto comenzó a lamer todo hasta no dejar ni rastro, verlo lamer el suelo era un espectáculo. Mientras lo hacía el cabrón de su padre se desnudaba mientras le decía lo cerdo que era.

Al terminar le obligó a lamerme los pies y comerme el culo a conciencia, mientras él no paraba de azotarle el culo. Cuando se cansó le ató los huevos y la polla hasta que se puso morada. Le daba golpes en los huevos que por primera vez le hicieron saltar las lágrimas, pero nunca hizo amagos para parar. Yo miraba embobado como su padre maltrataba a su hijo, le insultaba y le obligaba a comerme la polla, le escupía en la boca y cogía mi polla y se la introducía a su hijo en la boca.

Con una ligera indicación me hizo acostarme en el suelo y a su hijo a sentarse encima de mi polla…para luego el meter la suya a la vez. Alberto tenía el culo muy entrenado, a saber que le habría estado metiendo el cabrón de su padre todos estos años. Las dos pollas en el culo, su padre le tiraba del pelo mientras le decía que me mirase. Quería que mirase como su mejor amigo se lo estaba follando junto con su padre. Su polla y huevos atados con cuerdas los sentía en mi pelvis…la imagen me estaba sacando de quicio.

Lo que a continuación pasó cambió mi vida para siempre.

Autor: Andrés

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Padre e hijo, 8.2 out of 10 based on 17 ratings
  
categoría:

5 comentarios »

  1. EsclavoSumiso17 dice:

    que relato tan exitante,
    me gustaria ser tu esclavo
    asi como lo hizo tu amigo..
    Espero leer la continuacion
    porque me pse bn caliente

    GD Star Rating
    loading...
    GD Star Rating
    loading...
  2. mauricio25 dice:

    ¿Y cómo no? Es lo máximo. La que sigue debe ser mucho, mucho más caliente y guarro…
    Lástima que todo sea ficción. Pero gracias por despertar la imaginación. Nuevas inspiraciones para nuevos relatos aún más audaces y atrevidos. La sensibilidad gay une lo femenino y lo masculino,en una mezcla explosiva… Felicitaciones y adelante con lo demás. Tienes otro esclavo más a tu disposición.

    GD Star Rating
    loading...
    GD Star Rating
    loading...
  3. fiera dice:

    yo me calente harto con tu relato buenisimo¡¡
    me ayudo a corrermela muy hot
    gracias bb

    GD Star Rating
    loading...
    GD Star Rating
    loading...
  4. osobilbao dice:

    Hostia macho! Es lo más morboso que he leido hace tiempo!! Joder como me gustaría que me mearas en la boca.

    GD Star Rating
    loading...
    GD Star Rating
    loading...
  5. incest dice:

    MUY CALIENTE TU RELATO ME GUSTARIA VIVIR ESAS EXPERIENCIA

    GD Star Rating
    loading...
    GD Star Rating
    loading...

Canal RSS de los comentarios de la entrada | URL para TrackBack

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Bienvenido a la mayor comunidad de escritores de relatos eróticos


Copyright © 2008. Gestores Profesionales de Contenidos Digitales S.L.
Todos los derechos reservados