Pajas.

Buenas, como les va. Seguramente como yo ustedes se convirtieron en adictos a esta pagina y a sus relatos.

Yo soy una persona que goza se mucha imaginación, cosa que es profundizada por que tengo 20 años y soy virgen..

Imagínense mi situación desesperante, donde me hago 3 a 5 pajas diarias. Mi grave problema es que soy tímido con las mujeres, pero tengo alma de exhibicionista.

Descubrí mi gusto a estas artes, un día hace 3 años que estaba estudiando para el curso de ingreso a la Facultad, en la terraza de mi edificio (callao y corrientes, para lo que no conocen una de las calles mas transitadas de Buenos Aires, a 3 cuadras del congreso), descubrí que había dos mujeres en el balcón de un edificio cercano, entonces yo como no entendía que estaba leyendo saque mi pequeña pija y comencé a tocarla.

Al notar que ante esto provoque la atención de las mujeres y como la excitación crecía, aunque solo sabía que me mirarían nada mas, comencé a quitarme la ropa.

Primero me saque la remera nada especial por ser un día cálido de verano, después me empecé a bajar los pantalones.

Como veía que además de las mujeres de ese edificio, había atraído la atención de unas chicas oficinistas que miraban a escondidas, decidí quitarme toda la ropa, y comenzar a masturbarme sin importar quien me viese.

Después de esto mi excitación fue tal, que ya lo que había hecho en la terraza no me satisfacía, y comencé a masturbarme en colectivos, biblioteca, aunque siempre con el temor de ir preso.

Pero encontré los lugares que mas satisfacción me trajeron, uno es un ciber donde va mucha que tiene un box en el fondo apartado en donde he terminado desnudo masturbándome.

Pero en donde mas satisfacción me trajo, es en la calle.

Un día eran las 4 de la mañana venía de divertirme con mis amigos (yo estaba sobrio, soy abstemio) pero tenía una gran calentura, vi en la esquina a dos travestís trabajando, entonces me puse medio alejados de ellos, en la entrada de un edificio y comencé a tocarme de a poco.

La excitación fue subiendo, ellas llevaban pequeñas minifaldas, eso sumado a la adrenalina, me fue calentando mas, primero saque mi pija y después de a poquito me fui bajando el pantalón ya sin importarme nada.

Pero ante mi calentura parece que un travestí noto mi presencia y se acerco a mi, me hablo se llamaba Alejandra, era un poco gordita, pero tenia una minifalda espectacular, se me acerco me pregunto si tenía plata mientras me acariciaba la pija, como yo le dije que no tenía ella sacó una tarjeta me la dio con su nombre y teléfono, y me dijo que cuando yo quisiera me hacia precio, pero mientras ella se levanto la pollera, y se paseaba provocándome.

Descargar

Me hice dos pajas mas con el espectáculo que estaba viendo, cuando acabe dos veces y ya amanecía, guarde mi pija y me fui a mi casa a dormir.

Si alguien se apiada de mi desdicha escríbanme a mi mail, y yo feliz perderé mi virginidad con cualquiera, o me voy a pajear a domicilio.

Autor: Claudio

claior ( arroba ) hotmail.com

¿Te ha gustado?
¿Te lo crees?

Difunde la palabra. ¡¡Compártelo!!

Sobre el autor: Kara Marqueze

Ahora ya puedes tener tu perfil de usuario en Relatos Eróticos Marqueze.

Puedes poner una descripción sobre tí y tus gustos, mostrar tu nombre, tu foto y tu correo públicamente para que otros usuarios de la web puedan ponerse en contacto contigo.

Un saludo, El equipo de Editores de Marqueze.net

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.