Relatos eroticos, Sexo, Sexo gratis, Videos porno, Fotos porno, Porno, Porno gratis, xxx

Relatos eróticos Marqueze. El Sexo que te gusta leer.

PATZCUARO

8 de septiembre de 2004

En un viaje al hermoso pueblo de Patzcuaro, pude conocer lo agradables, abiertos de mente y calientes que son los hombres Michoacanos.

La Historia: En una cena entre amigos, mi amiga Carla y yo decidimos planear un viaje de descanso… un lugar en donde se pudiera leer y disfrutar el medio ambiente… los demás comensales dieron opiniones… ¿Playa?… No ya que hay demasiado calor en el Verano… ¿Cuidad Colonial?… Que hueva estar viendo Museos todo el día… ¿Al Extranjero?… demasiado caro… Maribel, otra de mis amigas platicó que hacía unos meses había ido a Patzcuaro, un hermoso pueblito del Estado de Michoacán… a orillas de un lago… pueblo tranquilo y cuyos habitantes se dedican en una gran mayoría a las artesanías y a producir bellos textiles… ella había estado con sus padres en un Hotel Boutique, una nueva idea en Hoteles en donde hay Spa, Temascal (baño de vapor al estilo Azteca o indígena), atención personalizada, pocos cuartos y comida gourmet… enseguida Carla pidió los datos del hotel y la plática continuó hacia otros temas…

A la hora de la verdad, todos tuvieron una buena excusa para no ir al tan planeado viaje… Carla y Yo fuimos los dos únicos que decidimos tomar una semana de verdadero descanso corporal y espiritual… (me gustaría aclarar en este paréntesis que desde la primaria Carla y yo hemos sido mejores amigos… ella sabe de todas mis locuras y yo las suyas… por supuesto que conoce mis preferencias y, es más, es la correctora de estilo de algunos de mis relatos… ella por su parte se casó apenas iniciada la Universidad y pasados cuatro años de una tortuosa relación matrimonial con un imbécil en grado sumo, logró divorciarse de él… cayó en una grave depresión a tal grado que inclusive vivió conmigo algunos meses en NYC buscando alejarse de todo lo que le rodeaba… actualmente vive feliz su estado de soltería… trabaja en una buena empresa… gana un buen sueldo que le permite darse algunos lujos y afortunadamente en cuestiones sexuales es tan caliente como un servidor… aclarando que ella es Straight.

El sábado 12 de Junio inició nuestra travesía… pasé por ella y llenó de maletas mi X-Trail… la carretera nos llevó por lugares verdaderamente paradisíacos… Yuriria y Cuitzeo, un pueblo dividido por una laguna… Paramos en Morelia para tomar el Lunch y admirar sus bellos monumentos coloniales… Seguimos nuestra travesía admirando el extraordinario verdor en el campo que solamente se puede apreciar en la bella provincia mexicana… Después de 5 horas de viaje llegamos a Patzcuaro y buscamos nuestro Hotel… el Hotel no quedaba precisamente en el pueblo sino en un Bosque cercano… El hotel era digno de un cuento de Hans-Christian Andersen… once cabañitas con chimenea rodeadas de un precioso bosque… un área muy extensa de jardín con animales y árboles… lago artificial… un olor a bosque que purifica los pulmones… humedad en el ambiente ya que era una zona en donde cae lluvia casi todos los días del año… un ambiente inigualable.

Desde que llegamos fuimos atendidos cordialmente por un grupo de muchachos de la localidad… ninguno tenía más de 25 años… todos ellos poco preparados para ser los encargados del Hotel pero su amabilidad corregía cualquier error… nos dieron nuestra cabaña que tenía una cama King Size, un baño muy confortable y una salita de estar con su chimenea… Seguramente los empleados del Hotel pensaron que se trataba de una pareja de casados… ni a Carla ni a mí nos importó el detalle… ¡si nos hemos acostado y dormido con extraños más aún lo podemos hacer entre amigos!… el hotel estaba casi vacío… una pareja de ancianos americanos, una pareja de solteronas de unos cincuenta años y un hombre maduro que aparentaba ser el dueño del hotel… la cena fue fortificante… después de ella Carla y Yo decidimos quedarnos platicando en la sala de estar del Hotel justo frente a la Chimenea… una fuerte lluvia comenzó a caer… comenzamos a platicar sobre nuestras intimidades y salió a la plática aquel muchacho que nos había atendido en la recepción del Hotel… ¿Te gustó?, me dijo Carla… Yo sonreí y le dije Sí… también me latió mucho Joel, el mesero que nos atendió y el muchacho que sacó todas tus maletas de la camioneta… todos están bien… tal vez el único que no me latió es el gordo y grandote que puso la leña… ella también me

dio su opinión sobre ellos… le había fascinado el mesero Joel… ambos estábamos en la misma línea…

El Domingo ambos fuimos de compras al pueblo y regresamos a comer al Hotel… como hacía bastante calor, Carla decidió ponerse un traje de baño y asolearse junto al Jacuzzi… los muchachos pudieron apreciar el buen cuerpo de mi amiga (seguramente para ellos mi esposa)… la miraban lujuriosamente y hacían comentarios entre ellos… trajeron bebidas y botana… cada 10 minutos teníamos a uno de ellos diciendo se les ofrece algo (eso es atención personalizada, decía yo)… Me levanté para tomar un baño y leer un poco… Desde la terraza de mi cabaña veía a Carla entrando en acción… platicaba alegremente con Joel, el mesero… era un joven de unos 22 años, con un cuerpo muy bien desarrollado… seguramente hacía mucho ejercicio… 1.65 de estatura… moreno… agradable… pelo negro ondulado y una pequeña barbita justo debajo del mentón que le daba una apariencia ruda… mi definición en dos palabras sería: tronado y chaparrón… había risas entre ambos… Presagié que mi amiga Carla se había ligado al muchacho y así fue… en la cena me confesó todo… ya todo estaba arreglado… me pidió que al día siguiente yo saliera del Hotel toda la mañana para que ella pudiera tirarse al chico… un sentimiento de envidia entró en mi ser pero más tarde recapacité en este mundo debemos de ser compartidos… Ok….

El Lunes me levanté muy caliente por que sabía como se las gastaba Carla… sabía que ese chico de tan buen cuerpo no se le iría vivo… se lo tiraría a como diera lugar… ¿A quién le dan pan que llore?… seguramente aquel chicoo en su vida se imaginaría que se tiraría a una señora de 33 años como era Carla… Pregunté en la recepción sobre algún lugar de interés y Pedro, el muchacho de la recepción me dio informes sobre el Lago Zirahuén y lo que ellos llaman la Vía Apia… un camino de piedra de varios kilómetros de largo que fue construido por los propios pobladores… fui ahí y pude apreciar su belleza… un camino empedrado y sinuoso rodeado de la más bella vegetación… era Lunes y no había nadie en el camino… caminé algunos metros cuando me encontré con un chico que caminaba a la orilla… cuando vió que me acercaba me pidió aventón con el tradicional dedo en alto… paré mi camioneta y pregunté ¿a dónde vas?… el chico me miró como diciendo que pendejo eres… este camino solamente lleva al lago… de inmediato entendí su mirada… ¿Te llevo?… si no te importa… el chicoo vestía unos pantalones beige casi blancos que se los había arremangado hasta la rodilla que lo hacían parecer unos shorts… tenis blancos con negro y una playera gris sin mangas que dejaba ver sus brazos… era un choco de unos 18 ó 19 años… muy moreno y con un bigote que le daba un aire atractivo… de su espalda colgaba un Back Pack de mezclilla en donde seguramente guardaba sus pertenencias… subió a la camioneta y noté que se tocaba constantemente la verga por encima de sus pantalones… ¿Te pasa algo?, pregunté… el muchacho me miró y me dijo…. No… nada… él siguió acomodándose el paquete… Yo volví a inquirir… ¿Pasa algo?… me respondió que estaba bien caliente y lo había encontrado justo cuando comenzaría a hacerse una chaqueta… Yo reí… le dije que si quería bajarse y continuar, estaba en todo su derecho… El me miró y me dijo Prefiero el aventón y no tener que caminar… Esa pequeña plática me hizo excitarme… El chico seguía acomodándose la verga dentro del pantalón pero ahora con menor fuerza.. saludar su negro pene… torcido como una colita de cochino… lo metí a la boca y pude saborear lo salado de su semen que había comenzado a salir de su punta… le bajé los pantalones hasta la rodilla al momento que le pedí que se quitara su playera, la cual solamente pasó por encima de su cabeza… su cuerpo lampiño y moreno saltaba a la vista… mamé su verga como un loco furioso… arriba y abajo… recorrí su tronco y mordí su hinchada cabeza… era un caramelo… un caramelo con relleno cremosito y saladito… El muchacho me tomó de la cabeza y acompañaba el ritmo de la mamada… el aire soplaba… los tenues gemidos se perdían en la atmósfera… él me p

ropuso “meterla” pero en aquellos momentos no llevaba condones ni lubricante y yo en ese tipo de cancha no juego… con su negra verga entre los dientes le dije “para otra ocasión”… la mamada se intensificó al grado que el muchacho comenzó a gemir más fuertemente… dos lechazos pararon en mi garganta… otros lechazos en mi paladar… yo seguí mamando su verga hasta dejarla completamente seca… el muchacho gemía y soplaba… yo seguí con su verga entre los labios hasta que poco a poco comenzó a desfallecer… perdió dureza y me despedí de ella con un par de lengüetazos finales… que buena verga había mamado… todo terminó felizmente… antes de despedirnos con mi teléfono digital le pedí que me dejara tomar la tradicional “Foto del recuerdo” y así lo hice… el muchacho sonreía amablemente… minutos más tarde él se fue mas tranquilo a su pueblo y yo regresé al hotel con una sonrisa a flor de labios…

Llegué al Hotel al mediodía… no quise molestar a Carla ni a su nuevo “amigo”, así que me quedé sentado a la orilla del Jardín leyendo el Periódico… los muchachos me saludaron amablemente pero a pesar de que con la mirada lo busqué, no encontré a Joel… A eso de las dos de la tarde Carla vino hacia mí con una sonrisa de “niña traviesa”… se sentó y al oído me comenzó a contar lo sucedido con el muchacho… las expectativas habían sido mayores de lo que en realidad había sucedido… una mamada rápida como “entremés” y el chico no había controlado su venida y acabó en cosa de minutos en la boca de mi amiga… luego un palito de “primer plato” que duró apenas unos cinco minutos ya que al parecer él no sabía controlarse y se había venido en muy corto tiempo… una etapa de descanso “obligatoria” y buscando una mejor cogida como “plato fuerte”, el joven había durado entonces ya un poco más, tal vez diez minutos… “Tres venidas en más de una hora de cortejo”… la cantidad era correcta tal vez lo que había fallado era la calidad… Carla es igual que yo… tal vez preferimos solamente un buen palo pero de mucha calidad y duración… Aquella tarde nos quedamos platicando en el Hotel… leímos… pudimos apreciar una buena tormenta a la orilla de nuestra cabaña con un paisaje de bosque a tan solo unos metros de distancia… Joel nos sirvió la cena y enseguida me vio, se ruborizó… Ya sabía que Carla y yo no éramos pareja pero seguramente supo en mi mirada que Carla ya me había platicado lo sucedido… Aquella noche una vez que nos acostamos a la cama, Carla me platicó con mayor detalle lo sucedido… Yo también conté lo sucedido en la “Vía Apia”… comencé a excitarme y no tuve mas remedio que pedirle a Carla su “mano amiga”… me la jaló lentamente con mucha cremita… me hizo una chaqueta memorable… me vine a chorros entre sus dedos… un par de lechazos salieron como aventados por un propulsor… a pesar de que Carla y yo nos conocíamos desde la primaria, nunca habíamos tenido nada que ver uno con el otro… nuestra frase era “Entre Gitanos no nos leemos las manos”… cuando mi verga comenzó a desfallecer le dio un besito de “buenas noches” justo en la punta… luego me besó en la mejilla y me dijo “que bonita verga tienes”…

Al día siguiente, Carla se levantó temprano y cuando nos vimos en el desayuno me tomó de la espalda y me dijo al oído Hablé con Joel y le propuse hacer un trío contigo… Yo sonreí con cara de incredulidad… ¿Qué onda?, le dije… Luego platicamos… Desayunamos y nos fuimos a Patzcuaro nuevamente… aquel día regresamos después de la comida y nos quedamos platicando en el Jardín… Joel se acercó a nosotros amablemente preguntando si se nos ofrecía algo… Carla lo miró y le dijo en voz baja Se nos ofrece un trío contigo… ¿Lo hacemos?… Joel se puso rojo como tomate y nos dijo que ese día no podía pero que al día siguiente nos veíamos por la mañana en nuestra cabaña…

La hora llegó… Carla y yo estábamos sentados en nuestra terraza y vimos acercarse lentamente a Joel… vestía unos jeans algo flojos, una camisa blanca y como cinturón una tira de manta roja… su caminar era fuerte y atrevido… nos vio a ambos y sonrió… nos saludamos y entramos a la cabaña… Todo estaba arreglado… los condones sobre la mesa… lubricante… la cama King Size estaba lista… Joel se sentó en la cama y nos miró como diciendo

¿Y ahora qué?… Carla tomó la iniciativa y le quitó al muchacho la camisa dejándome ver su musculoso y lampiño pecho… un par de negros pezones los adornaban… ¿Nervioso?, le preguntó Carla… ¿Es tu primer trío?… Joel un tanto confundido asintió… Carla lo tiró en la cama y le quitó lentamente los zapatos, los jeans y los calcetines… el moreno y lampiño cuerpo del muchacho adornaba nuestra Cama… unos calzones blanquísimos dejaban ver un buen bulto entre sus piernas… Carla comenzó a besarlo y como por arte de magia le bajó los calzones para comenzar a mamar su linda verga… era una verga morena y circuncidada… con una pequeña cabeza… de un tamaño normal… tal vez 15 centímetros y de un grosor estándar… Carla lamió su verga lentamente… después de un par de lengüetazos. Carla y yo nos desvestimos hasta quedar como Dios nos trajo al Mundo… En ese momento disfruté del buen cuerpo que se cargaba mi amiga… nada flácido… pechos pequeños pero firmes (tal vez una copa B)… cintura pequeña… nalgas fuertes y apetecibles… Carla acomodó al muchacho en la cama para que pudiera mamarle la verga… Yo me acosté junto a Carla y mientras ella lamía su deliciosa paleta yo podía lamerle a ella sus pezones que de inmediato se pusieron como el pivote de una llanta… Oír los gemidos del muchacho mientras Carla le daba una mamada era excitante al grado que también yo bajé para ayudarle a mi amiga… en un momento tanto Carla como yo estábamos dándole lengua a Joel… Joel abrió los ojos y al verme gimió, pero seguramente era tanto el placer que estaba recibiendo que no le importó la situación… mi lengua se fundía con la lengua de Carla… mientras uno de nosotros lamía el tronco de arriba abajo, el otro mordía la cabeza de la verga del muchacho… No era una mamada intensa sino tranquila para evitar que el muchacho se viniera… Segundos más tarde Carla se quedó en la verga del muchacho y yo bajé a sus testículos los cuales lamí suavemente… la atmósfera del cuarto se llenó de AHHs… UHHs… Joel gemía mientras yo bajé un poco más para mamar justo debajo de sus testículos… Los gemidos comenzaron a aumentar de intensidad al momento que Joel se vino justo dentro de la boca de mi amiga… Cuando esto sucedió yo dejé los testículos para regresar al pene del muchacho y poder saborear la poca leche que Carla me fuertemente… un grito salió de su boca… trataba de hablar y decir algo pero su excitación se lo impedía… después de un par de fuertes empujones me vine dentro de su húmeda panochita… me vacié por completo dentro de Carla que seguía gimiendo como una loca… bajé de intensidad y lentamente le saqué la verga de su cálido agujero que quedó completamente distendido… En ese momento vi a Joel que había despertado… tenía su verga ya parada entre manos… nos safamos Carla y Yo… acudí a Joel y le ayudé a ponerse el Condón… lubricante y le di la alternativa… Carla se acostó boca arriba dejando que Joel la penetrara con sus piernitas al hombro… Joel metió su verga de un solo movimiento… Carla gimió de nuevo… Joel estaba parado a la orilla de la cama con las piernas de mi amiga en sus hombros… la penetraba fuertemente… Yo tranquilicé al muchacho… le dije que no se apresurara… le pedí que cambiaran de posición… Joel se acostó en la cama y Carla se subió encima de él dándole la espalda… de un solo movimiento se tragó la morena verga del muchacho y ahora ella era quien controlaba la penetración… Yo me situé frente a Carla y comencé a lamerle su húmeda vulva… le daba unos largos lenguetazos que alcanzaban al pene del muchacho… seguramente sintió algo extraño ya que sopló fuertemente y gimió… seguí mamándoles la vagina y la verga mientras Carla regulaba la penetración… El cuarto nuevamente se llenó de gritos y jaleos… Mordí fuertemente el clítoris de Carla y fue entonces cuando Carla tuvo un orgasmo ya que gritaba y gemía extasiada… el muchacho trataba de incrementar la intensidad de sus empujones pero Carla lo tranquilizaba… Cambiaron de posición y Carla se puso de perrito… Joel la penetró e inclusive se puso como un verdadero San Bernardo encima de su hembra… Volví a mamar la vulva de mi amiga y el delicioso pene de Joel que entraba y salía… Carla nueva

mente tuvo un orgasmo ya que gritó como una loca al momento que perdía el control… el muchacho aceleró… Yo lamí los colgantes testículos de nuestro amigo que chocaban fuertemente contra las nalgas de mi amiga y volví a mamar el inicio del camino de pelitos que llevaba hacia el culo de Joel… Joel gimió y comenzó su cabalgata final… mientras yo le daba lengua a su culo, él se vació dentro de mi amiga… sus movimientos eran incontrolables… mi lengua sintió como su negro y apretado esfínter se dilató y se cerró en forma inmediata… su culito pulsaba acompañando su venida… Tanto mi amiga Carla como el muchacho habían acabado exhaustos… Yo por mi parte estaba listo para lo que Carla o Joel quisieran…

Enfrente de ambos comencé a tocarme y masturbarme lentamente… mi verga resbalaba de maravilla dado la cantidad de semen que había salido de ella… levanté un poco mis piernas para poder dedearme… con un poco de lubricante en los dedos comencé a tocarme el culo… mi esfínter se abrió y mi dedo índice entró… Carla y Joel dejaron de abrazarse… Joel se levantó al baño a quitarse el condón… Carla me mamaba los pezones mientras yo me dedeaba… Joel regresó al cuarto con su verga en estado de semi flacidez… Carla le propuso ¿Quiéres darle por el culo?… Joel sonrió nerviosamente… tal vez el verme con el culo al aire y uno de mis dedos dentro, hizo que el muchacho se excitara… Carla insistió en su cuestionamiento y le acercó a Joel un Condón… Joel dijo ¿No se si pueda…?… Carla le pidió que tratara… Saqué mi dedo del culo y le ayudé a pequeñas nalgadas… Joel no quiso cambiar de posición… sentía sus fuertes gemidos en mi oído y sus respirar en mi cuello… Estuvo metiendo y sacando su verga mas de diez minutos mientras yo estaba en éxtasis total… le pedía “Maaaassss”…. “Daaaameeeee”… cada vez que le hacia una súplica de ese estilo me daba una fuerte nalgada… En ese momento se nos olvidó Carla que estaba sentada observando todo… Joel era un animal hambriento de sexo… me cogía fuertemente y además decía groserías en mi oído… El tradicional “Pinche Puto”, era constante… Era un San Bernardo cogiéndose a una perrita Chihuahueña… le supliqué que me avisara cuando se viniera ya que los quería en mi cara… Me dio una fuerte nalgada que hizo que mis nalgas enrojecieran… “Eres un Pinche Puto… te encanta la verga ¿Verdad?”… Dámelos en la cara, le pedía… “Espérate… en un rato te los doy donde quieras”… Se subió encima de mí haciendo que sus huevos chocaran contra mis adoloridas nalgas… sentía su verga hasta lo mas profundo… me jalaba el pelo como si fuera la Crin de un Caballo… estaba cabalgando… Comencé a sentir su impaciencia y le suplique nuevamente “Dámelos en la cara…. En la cara”… Joel sacó su verga de mi adolorido culo que sintió un alivio tremendo… Rápidamente Joel se quitó el Condón como en las películas Porno… Yo me volteé y Joel se hincó frente a mi cara… ahhhg ahhhaaa… tiré mi cabeza hacía atrás y cerré los ojos… Joel comenzó a gemir fuertemente al momento que decía “Toma… Tommmmaaaa…. Toooomaaaa”… sentí como todo su esperma caliente me llenaba la cara, lo sentía resbalando por el cuello, lo sentía resbalando por mis mejillas, lo sentí en mis labios y sentí cómo seguía saliendo más y más… Joel gemía al momento en que se vaciaba… el muchacho me dejó toda la cara cubierta de su semen y escuché cómo me decía que era tiempo de limpiarle su pene…. Abrí los ojos y me di cuenta de que tenía la vista nublada por el semen que me escurría de la frente… me limpié con la mano y me acerqué al pene del moreno para dejarlo más brilloso que una bola de billar…

Aquel día tanto Carla como un servidor caímos rendidos… dormimos casi todo el día… si yo terminé cansado seguramente Joel estaba en las mismas condiciones pero con la salvedad de que él tenia que trabajar… En la nochecita nos despertamos y salimos a caminar por el Bosque… Cenamos en el Hotel y Joel nos atendió… se le veía cansado pero el estaba en su papel de mesero y no hizo comentario alguno…

Al día siguiente, después del desayuno, Joel nos alcanzó en nuestra tradicional caminata… Carla lo saludó y agradeci&oacu

te; el Trío del día de ayer… Joel sonrió y dijo que había estado muy chingón… nos pusimos a platicar y nos confesó que le habíamos dado la mejor mamada de su vida… que nunca la olvidaría… que en su vida tenía dos fantasías sexuales, una de ellas “tirarse” a una mujer mayor y la había logrado con Carla y también “tirarse” a un hombre y la había logrado… Le preguntó a Carla que si a ella le había gustado… ella asintió gustosa… luego me preguntó que si a mí me había gustado… Yo lamí los labios con mi lengua y le dije que “Si”… nos separamos y no lo volvimos a ver hasta la cena… Al día siguiente, después de un basto desayuno, emprendimos nuestro viaje de regreso a nuestra Contaminada Cuidad de México… en el camino Carla y yo coincidimos que era necesario regresar pronto a tan bello hotel y a buscar tan grata compañía…

Quiero aclarar que lo narrado corresponde 100% a lo sucedido… escribo poco pero siempre narrando hechos reales, razón por la cual invito a los lectores de la presente narración a leer los más de 20 relatos que tengo publicados en esta misma página… cualquier comentario es siempre bienvenido a mi correo electrónico… Saludos y Gracias por su valioso tiempo…

Autor: Juan_Carlos_Hoff

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
  
categoría:

Ningún comentario »

Aún no hay comentarios

Canal RSS de los comentarios de la entrada | URL para TrackBack

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Bienvenido a la mayor comunidad de escritores de relatos eróticos


Copyright © 2008. Gestores Profesionales de Contenidos Digitales S.L.
Todos los derechos reservados