Penetración anal en los hombres

Lo emotivo no tiene nada que ver con lo carnal y si en una orgia, un trío, un intercambio o cualquier situación un hombre es penetrado por otro hombre esto no lo hace homosexual. La homosexualidad y la bisexualidad es una condición sicológica que crea vínculos afectivos con personas de su mismo sexo y estos vínculos podrían no llegar a requerir necesariamente la penetración por tal motivo no tiene nada que ver una cosa con la otra.

Aparte de los comentarios que he recibido de algunas cosas que he escrito y de lo que he leído por ahí me puedo dar cuenta como hay un enorme tabú con respecto al sexo anal tanto en hombres como en mujeres.

Veo que existe un creciente interés en muchos sobre este tema. De lado de las mujeres muchas ya no lo ven como algo de sumisión o algo prohibido y han podido darse cuenta que es una nueva experiencia, otra vía de placer y nada más.

En los hombres contrariamente existe un paradigma muy arraigado de que la penetración anal está directamente ligada a la homosexualidad cosa que es totalmente errónea.

El ano es un esfínter que posee muchas terminaciones nerviosas y por tal motivo al ser estimulado puede generar mucho placer, esto no está en absoluto fisiológicamente ligado a una entidad sexual. Algo así como que si un hombre se pone una falda se vuelve mujer.

La entidad sexual de una persona no está ligado en absoluto a su hábito carnal si no a un asunto meramente sicológico y he ahí el punto de partida de cómo plantearse este asunto.

El placer que se desarrolla por la penetración anal puede ser de muchas maneras una nueva posibilidad de disfrute, tanto por la fricción que se logra en la penetración como en el acto de dominación.

Un hombre que es penetrado por el ano no tiene nada que ver con un homosexual o un bisexual, esas son tendencia sicológicas como dije antes.

Yo parto de que el sexo es una actividad meramente de placer, de disfrute y como tal permite todo tipo de estimulación y de acto que conlleve al placer.

Me gustaría detallar varias posibilidades de penetración anal en el hombre:

A: la más común es la auto penetración. De por si es mucho más común de lo que muchos creen. Solo por el hecho de la vergüenza casi ningún hombre habla de eso pero una gran mayoría lo ha experimentado o lo experimenta con regularidad. La auto penetración sea con un dedo, un objeto o hasta un juguete sexual es un adicional a la masturbación tradicional, sobre todo en aquellos hombre que logran descubrir su punto G, el cual está ubicado a nivel de los testículos pero en la cavidad anal y la cual si es estimulada puede llegar a dar un placer igual o a veces hasta mayor a la eyaculación, de por si se logra saber cómo hacerlo se puede eyacular sin ni siquiera tocarse el pene. Esta auto estimulación además de placentera amplía los horizontes de la auto satisfacción.

B: La penetración por un sexo contrario. Es muy común la penetración por parte de algunas mujeres que mientras le practican el sexo oral a su hombre introducen un dedo o un objeto en su ano creando una estimulación exponencial ya que es sabido por todos los hombres que la sensación dada por la boca en el glande es una estimulación de alto grado y si a eso se le suma la estimulación anal puede conseguirse una verdadera combinación explosiva. Además que la esposa o pareja obtiene un placer que alimenta mucho más su morbo al darle a su hombre una estimulación que para ella misma es como una mezcla de dominación con tabú.

En algunos casos parejas que evolucionan mucho en el arte del placer utilizan un juguete que en los últimos años a proliferado que es el Strap-on o Arnés el cual es una correa que lleva un consolador o un vibrados y le permite a la mujer tener el dominio de una especie de prótesis y así poder penetrar mucho mejor a su hombre y sin inutilizar sus manos, así se logra mayor dominación, estimulación y manejo del morbo.

B: Penetraciones con un mismo sexo:

Las penetraciones en el hombre de parte de otro hombre podrían estar más cercanas a la homosexualidad o a la bisexualidad pero quizás no. El hecho que un hombre sea penetrado por otro hombre no significa que el hombre pasivo tenga una condición diferente a la heterosexualidad ya que es posible tener un arraigo a dicha tendencia de manera sicológica y otra de manera fisiológica.

Esto quiere decir claramente que lo emotivo no tiene nada que ver con lo carnal y si en una orgia, un trío, un intercambio o cualquier situación un hombre es penetrado por otro hombre esto no lo hace homosexual.

La homosexualidad y la bisexualidad es una condición sicológica que crea vínculos afectivos con personas de su mismo sexo y estos vínculos podrían no llegar a requerir necesariamente la penetración por tal motivo no tiene nada que ver una cosa con la otra.

La penetración anal en hombres no solo puede expandir el rango de oportunidades sexuales en un hombre el cual evidentemente tendría más oportunidades de placer si no en un rango propio e individual de sus zonas erógenas. Hasta cierto punto en muchos hombres es importante poder desarrollar esta nueva zona erógena ya que lo saca de un encasillamiento paradigmático que al final podría convertirse en una represión insana.

Como en la mujer la penetración anal tiene sus mismos cuidados tanto del pasivo como del activo. Mis recomendaciones a los hombres que experimentan dudas es que investiguen primero y si pueden hasta consulten con fuentes seguras y confiables, a aquellos que desean compartir con sus parejas heterosexuales háblenlo con confianza, una de las bases del amor es la compresión, además que este tipo de comprensión es una buena muestra de amor.

Con relación a las penetraciones por parte de otros hombres no teman en absoluto, solo pueden suceder tres cosas, que les guste y lo disfruten, que no les guste y sea solo una mala experiencia o que les guste y descubran una nueva inclinación afectiva y esto solo sucederá si en el fondo son así, nadie se vuelve homosexual o bisexual, ser hetero, bi u homo es una condición natural que viene desde nuestro nacimiento y que lo mejor sería desarrollarla para vivir una vida plena y no quedarnos reprimidos por siempre por que a la final no será en absoluto sano.

Autor: sexyisla

Sexyisla@gmail.com

(Visited 4 times, 1 visits today)
Me gusta / No me gusta
sexyisla
Pareja Venezolana, vivimos en el sur del país. Ambos profesionales. No buscamos contacto físico con nadie. Nos gusta expresar nuestras experiencias y mantener contacto con otras parejas o personas solas, manteniendo siempre mucha discreción.

3 thoughts on “Penetración anal en los hombres

  1. Me ha parecido muy interesante el artículo. Los rótulos para identificar algún tipo de actividad sexual solo son eso: rótulos. Me gusta el sexo anal, me gusta ser penetrado y amado por otro varón. Sobre la sensibilidad en la próstata es absolutamente cierto. He tenido orgasmos sin tocarme el pene, es maravilloso. Reivindicar la sexualidad humana incluye la recuperación del cuerpo y el despliegue de la imaginación. No negar nada. Todo puede ser. Tu pones los límites que quieras porque te parece que debe ser de ese modo. Les deseo lo mejor.

     
  2. Leon09
    Para llegar a eyacular estimulando la prostata vas a tener que practicar mucho, no es fácil.
    Me imagino que cada uno tiene su toque especial. Lo importante es que en la búsqueda de una buena estimulacion prostática no generes mucha fuerza o podrías causar molestias, hazlo con cuidado y disfrutalo.

     
  3. Me han servido mucho tus comentarios porque pareciera que en el punto A estuvieras hablando de mí. Ya me he introducido dos veces un objeto y posiblemente por no hallar bien mi próstata no ha resultado tan placentero como yo quisiera, pero ahora con tus comentarios lo seguiré intentando.

     

Deja un comentario

Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR