Piedra papel o tijeras 3

Amor Filial Hetero. Por último sigo yo julio mi mama se llama Lorena

Terminamos de ver los videos de la mama de Fernando así q puse la lap pera ver los vídeos

 La empezare a describir ella la más joven de las 3 con 39 años Ella es morena, ojos oscuros, cabello rizado tiene  un trasero de escándalo, redondito, prieto y unos pechos grandes las aureolas de sus pezones  grandes y oscuros Actualmente ya se le nota un buen barrigón de embarazada su vagina con una mata de pelos sus labios abiertos y jugosos

La vimos bañarse como se enjabonaba ese delicioso cuerpo de embarazada luego la vimos cuando se cambio en unos de los videos vimos se estaba masturbando  vimos como una de sus manos se perdía entre sus piernas y con la otra se magreaba las tetas , luego poniendo se de boca abajo se empezó a convulsionar acababa de tener un orgasmo fue lo único interesante q vimos por q mi padre al estar ella embarazada no la tocaba Me preguntaba cómo podría aguantar sin sexo, pues sabía que mis padres habían tenido una vida sexual activa. Yo mismo les escuchaba en alguna ocasión así que idee un plan para poder cogérmela 

Les comente q me acorde de ese día

J -Una tarde que llegue a casa antes de tiempo,  entre sin hacer ruido y  me encontré con una escena que tengo grabada a fuego en mi mente. Se oía algún ruido en la habitación de mis padres y sigilosamente me acerque. A través de la rendija de la puerta semiabierta ví a mi madre desnuda en su cama No se apreciaba mucho por la penumbra de la estancia, se estaba masturbando  con una de sus manos entre las piernas, que mantenía cerradas, y la otra acariciando sus pechos , que puede ver mejor, con unos pezones grandes y oscuros. Luego se volteo ofreciéndome su hermoso culo y empezó a convulsionar en lo que parecía ser un intenso orgasmo. Ella se levanto ofreciendo su desnudez se puso una de sus bragas caladitas que hacían más hermoso su tremendo culazo y se tapo con su bata de estar en casa Se acomodo el pelo y salió de la habitación…

Creí que me había visto salí corriendo a la cocina

L –julio, julio eres tu cariño

J Acabo de llegar me voy a bañar…

Me dio su aprobación con una leve sonrisa, todavía tenía un hermoso rubor en las mejillas fruto del orgasmo que se había regalado Me duche y no pude evitar acordarme de lo que había visto y me la jale  hasta que me vine a chorros

Julio y Lorena

Mis padres discutieron fuerte mente  así que como estaba de vacaciones mi mama me dijo q si la acompañaba a fuimos a la casa de mis abuelos q esta en el estado de Querétaro es un rancho no muy grande pero si muy bonito llegamos al rancho y mis abuelos nos recibieron al llegar nos dijeron q como estaban remodelando la cas asolo tenían un cuarto para los dos no le dimos importancia así q nos acomodamos pero solamente había una cama mi madre dijo q si no me importaba dormir con ella le dije q por mí no había problema . Nos cambiamos y bajamos a cenar

 Terminamos de cenar y mis abuelos y mi madre se fueron a la sala a platicar yo me fui al cuarto pero al ir subiendo mis abuelos le preguntaron por qué se había enojado con mi papa yo me quede n la escalera escuchando mi mama les dijo que le reclamo  que ya n la tocaba que en cuatro meses no le había hecho el amor y que ella estaba necesitada de sexo mi padre le dio excusas tontas y ella decidió venir acá con ellos para calmar las cosas

Por la noche tuvimos que dormir en una cama de matrimonio para mí fue un suplicio. Hacía mucho calor mi madre se puso un camisón mas fresquito, la prenda en cuestión le quedaba muy justa a mi madre apretando sus hermosas tetas y marcando sus pezones oscuros. También dejaba al aire sus muslos morenos.  Fue un autentico suplicio, pero allí tumbado en la cama a su lado, en cuanto se durmió me la jale una tremenda chaqueta en silencio y los chorretones de leche me llegaron hasta el pecho

Al otro día me desperté y mi madre ya no estaba se había ido con mi abuelo a comprar cosas al mercado al rato regreso mi mama pero sola mi abuelo estaba en el establo mi madre le dijo a la abuela q mi abuelo  la llamaba se fue a la cocina y de ahí me grito

L  me ayudas

Cuando entre la vi arriba de una escalera tratando de acomodar las cosas q había traído mire hacia arriba, un enorme culazo que flotaba por encima de mi cabeza ¡Unas pequeñas braguitas blancas, casi transparentes, apenas lo cubrían, metiéndose desvergonzadas entre los dos cachetes semiesféricos! No sé cuánto tiempo pasó, quizá una eternidad, hasta que mis ojos lograron despegarse de su culo marmóreo y descendieron a sus muslos y fue entonces cuando caí en la cuenta que era el culo de mi madre el que estaba observando maravillado

L – ¡Ah, ahí estas! ¡Vamos ayúdame dándome lo que hay en las bolsas que he traído del mercado!

Obedecí agachándome para tomar un par de cajas que había en las bolsas situadas a los pies de la escalera donde estaba subida mi madre, aunque eso sí, sin apartar sus ojos del culo de ella.

L ¡Gracias,  no sabes, lo mucho que me has ayudado!

Me faltó poco para responderla, a la vista de la descomunal erección que tenía

J ¡Gracias, mamá, por inspirar mis próximas chaquetas!

Y comenzó a bajarse de la escalera, despacio

L ¡por haberme ayudado te merece un buen premio! Exclamó alegre y sonriente.

J ¿Qué te coja por el culo, mientras te doy unos buenos azotes? Pensé yo.

L ¡Una buena cena te voy a preparar!

j -¡Una buena enculada es lo que te voy a hacer! ¡Comerme tu culo rebosante de mantequilla es lo que yo llamaría una buena cena! Fue lo que pensé

L Pero antes, me voy a dar un baño, que vengo empapadita de sudor.

J Empapadito estoy también, pero no precisamente de sudor. Continué con mis pensamientos.

Se tambaleó y a punto estuvo de caerse, así  que aprovechó la ocasión, abrazándola y sujetándola con las dos manos sobre sus nalgas por encima de la falda.

L Gracias, si no es por ti me voy al suelo. Y, sonriendo, me dio un ligero beso en la boca.

 Como  anonadado, no la soltaba y seguía apretándola fuertemente los glúteos, le dijo mi madre, todavía sonriendo, muy cortada

L Ya puedes soltarme, cariño. Como me aprietes tanto, me vas a producir moratones en el culo.

Y eso hizo que la soltarla, y ella, despegándose de mí, con la cara de un rojo carmesí, me miró el enorme paquete que tenía a la altura de la bragueta del pantalón Y mi madre, dándome la espalda, se alejó balanceando impúdicamente el culo, o al menos eso me pareció, mientras la veía cómo se metía en su dormitorio, cerrando la puerta tras de sí.

Saliendo echó una ojeada a la ventana del dormitorio donde había entrado ella. Ya, situado detrás de la ventana, bien que pude ver como mi madre, de espaldas a la ventana donde me  encontraba, se quitó en un momento el vestido, que tiró sobre la cama, el sostén, que siguió el mismo camino, y, cómo no, bajándose las bragas, se agachó a recogerlas del suelo, enseñándonos su formidable culo, ya sin adornos, en todo su esplendor, con su sonrisa vertical y con su hermoso y quizá inmaculado “hoyo”.

Tirando igualmente las bragas sobre la cama, se metió completamente desnuda con rápidos saltitos en el cuarto de baño, cerrando también la puerta tras de sí, pero no sin antes haberme deleitado bamboleando provocativamente sus glúteos a cada brinquito que daba

Me que sin aire, conteniendo abrumado la respiración, sin dejar de contemplar ese milagro de la creación, que era el fabuloso culo de mi madre.

 Me acorde q en el baño había una pequeña ventana así q corriendo salí  puse un tambo para subirme y poder ver lo q pasaba. Una canción pop en inglés se escuchaba desde el baño, donde mi madre, como acostumbraba, había puesto la radio. Al mismo tiempo que salía agua de la ducha, la vista era desde el reflejo del espejo q había ahí Y allí estaba ella, debajo de la ducha, casi sin moverse, disfrutando de cómo el agua corría sensualmente por su cuerpo completamente desnudo como si la estuviera copulando, apasionadamente cogiendo.

En silencio, sin moverme y apenas sin respirar, contemplaba entusiasmado y erecto, como mi madre, después de aguantar sin moverse bajo el agua durante casi cinco minutos, empezó a acariciarse lentamente sus pechos, perezosamente, incidiendo en sus pezones que cada vez aumentaban más de tamaño y adquirían un color aún más oscuro, casi negro.

¡Se estaba masturbando! ¡Mi propia madre se estaba masturbando delante de mí! Una de sus manos descendió lentamente a su vientre y de ahí todavía más, hasta su entrepierna, y comenzó a acariciarse también su sexo, poco a poco, despacio, restregando sus dedos, la palma de sus manos, una y otra vez, arriba y abajo, metiendo los dedos dentro de su vagina, unas veces uno, otras más de uno y poco a poco su respiración se fue haciendo más profunda, más agitada.

Girándose, se colocó de espaldas a mí, inclinándose un poco hacia delante, y pude verle sus sensuales glúteos y los movimientos que les imprimía. Al abrirse de piernas, para meterse mejor mano, aprecie su jugosa vulva hinchada, así como su agujero, puro y virtuoso, y me imagine cómo sería penetrarla, introducir mi pene, una y otra vez, hasta correrme dentro, juntando nuestro fluidos  y los dos  ser llevados por la corriente del placer.

Estaba tan excitado una con erección brutal que casi reventaba el pantalón hasta que, desabrochándome la bragueta del pantalón, conseguí sacarme  trabajosamente la verga, tiesa, enorme, apuntando al techo y de un color rojo encendido. Y empiezo ahora sí a masajeármela con ganas, arriba y abajo, arriba y abajo, sin dejar de contemplar por la ventana cómo se masturbaba mi propia madre.

Los gemidos de ella iban subiendo cada vez más de volumen, incluso muy por encima de la música que emitía la radio, hasta que estalló en un chillido agudo. ¡Se había corrido salvajemente! Luego vino el reposo y dio un profundo suspiro.

Continuó masturbándome frenéticamente, hasta que me corrí a lo bestia, manchando de semen todo lo que estaba a menos de un metro de mi la pared u unos troncos q estaban ahí Estuvo ella varios minutos bajo la ducha, sin moverse apenas, recuperándose de la corrida. Luego abrió la mampara de cristal y tomó la toalla, secándose parsimoniosamente el cuerpo Colocándose la toalla alrededor del cuerpo, tapándose algo tetas y pucha, salió del baño.

Sin hacer ni un mínimo ruido y, desde la ventana, vi cómo mi madre dejaba la toalla sobre la cama y completamente desnuda, cogió un vestido del armario, poniéndoselo. Mi madre no se puso bragas ni ningún tipo de ropa interior. Había escogido un vestido crema de tirantes muy corto y ligero, pero cómo estaba ella todavía mojada de la ducha, prácticamente se la transparentaba todo, por lo que pude ver que sus pezones empitonados amenazaban en rasgar la fina tela del vestido.

Y así llego La segunda noche, mi madre se acostó con un camisón mas cortito. Procedí de la misma forma que el día anterior, pero en esta ocasión las bragas eran tipo tanga con lo que el espectáculo fue mayor y la corrida casi inmediata.

Así estuvimos 3 días más. Pero el ultimo día que dormimos juntos, al levantar su camisón en medio de la noche que quede alucinado. La muy puta no se había puesto bragas, joder que culo, redondo, perfecto y con los pelillos del panocha asomando. No sabía si era una señal, pero mientras me pajeaba me atreví a acariciarlo e incluso metí mis dedos entre sus nalgas, primero rozando su prieto ano y después su suave panocha, que estaba empapado, le metí un dedo, ella hecho su culo hacia atrás como pidiéndome más y me corrí como un bestia. Pero esta vez necesitaba más, estaba como poseído y no retire la mano de su jugoso coño. Con sus jugos lubrique bien su ano y le introduje un dedo primero y luego dos simulando un mete saca. Ella reculaba, suspiraba y se agitaba. Entonces le dije al oído

J – Te voy a dar por el culo mamá, hasta reventártelo

La puse a cuatro patas, la metí el capullo y se quejo: con cuidado me dijo

Me eche sobre ella acariciando sus tetas y pellizcando sus pezones hasta que su ano se dilato y se acostumbro a mi pene, entonces me incorporé el tome por sus amplias caderas y la di bien dada por el culo durante varios minutos (aguante bastante por haber tenido una corrida previa)

L -Me corro, me corro Ahhhhhhhh – gritaba separando con sus manos sus hermosas nalgas

En ese momento fui consciente de que me estaba cogiendo a mi querida madre, y acelerando mis embestidas le deposite una buena carga de semen en el fondo de sus intestinos.

Caí rendido encima de ella. Mama se incorporo y dijo:

L – La primera y última vez, entiendes (dijo con la voz todavía entrecortada). A partir de ahora nos comportaremos como si no hubiera pasado nada. Si tu padre o tus abuelos se enteran  nos matan.

 Me coloque encima de ella

J – mi papa no ve el monumento q tiene delante de él, pero no te preocupes apartar de ahora yo me ocupare de ti

L – no podemos, no debemos

J – no te resistas porque tengo una mejor idea

Y la volví a penetrar pero ahora por delante

L – uufff, aaahhh

J – mama ere maravillosa mejor que cualquier otra

L – por el amor de dios julio córrete dentro

J – mama me corro aaahhh

L  mmmm

Nos quedamos recostados un momento y mi mama dijo

L – espero q lo hayas disfrutado porque esto no se volverá a repetir ahora vete a la sala largo

Me que confundido  pero hice lo q me dijo. A la mañana siguiente mi abuelo me despertó y me dijo A- porque dormiste en la sala hijo

J – es que mama se sentía incomoda y la deje que durmiera sola en la cama

A – muy bien nos vemos

J si abuelo nos vemos

 Al despertar mi mama tomamos el carro y nos regresamos a la casa en el camino nadien dijo nada era mucha la  tención que cortaba el aire al llegar a la casa mi mama hizo como si nada hubiera pasado La convivencia era algo cordial pero hasta ahí

3 mese después

Un día mi padre fue por mí a la escuela y me dijo que quería hablar conmigo  de mama

Llegamos a un restaurant, comimos y me pregunto

D – como te fue con mama y los abuelos

J – bien por que

D – avisto que desde que llegaron tú y mama están un poco distantes

J – lo que pasa es que cuando estuvimos allá me la pasa un poco aburrido porque ya sabes los abuelos no tienen ni internet  ni cable a sí que me la pasaba con cara de enojado y eso a ella no le gusto

D. ok, quiero que trates de compensar a tu madre por lo ocurrido allá ok,

J muy bien hare lo posible

Terminamos de comer y me dejo en casa mi madre me pregunto

L – como te fue con tu padre de que hablaron

J – de lo que paso en la casa de los abuelos  se lo dije todo

Y me subí a mi cuarto ella se quedo parada con cara de susto

Al llegar la noche papa llego y la saludo como si nada se metió a bañar y en eso aproveche para pedirle las llaves de carro para buscar unos libros que se me quedaron en el auto

El me las dio y Salí hacia la cochera para que buscar los libros mi madre le dijo que me ayudaría a buscar los libros y fue tras de mi, papa se metió a las ducha y yo en cuando llegue al carro mi mama me alcanzo y dijo que, que le había dicho a papa y le dije lo mismo que a él que me aburrí y q ella se enojo por eso que eso fue lo que le dije

 Decía esto mientras buscaba mis libros en la parte delantera del carro y le dije que buscara en la parte de atrás ya que estaba aquí, en cuanto abrió la puerta ella se empino  y yo aproveche el momento para meterla al carro ella se volteo rápido  y que damos frente a frente

J vamos mama ella se resistía

L tienes que parar

J si bien que te gusto que te cogiera

L no me hables así que soy tu madre

J vamos una vez mas

 No julio tenemos que para con esto

Le desabroche la bata de maternidad que traia y baje el sostén para dejar libres ese par de melones

L – estas sordo he dicho que no

J vamos si lo estas deseando tanto como yo

Forcejee con ella pero la pude voltear y ponerla en cuatro patas en el asiento trasero y le hice a un lado sus bragas me saque el pito y se lo metí de un solo golpe

L julio no por favor si tu padre nos ve aaahhh

 J vamos mama sabes que te necesito

L aaahhh, mmmm

J eres toda una diosa mi diosa aaahhh, me vengo a aquieta tu leche  aaahhh

La desmonte y ella se arreglo la ropa y aprovecho que yo me había quedado como menso sentado ahí y Salió rápido y entro al casa

Cundo entre papa ya había salido del baño y me pregunto que si había encontrado lo que busque en el auto le dije que sí que lo encontré

 Cenamos y papas se fue a su cuarto  y yo al mío pero de repente escuche la ducha así que me dirigí allá pero primero eche un vistazo a la habitación de mis padres y ahí estaba el durmiendo se había tomado unas pastillas para dormir ya que sufría de  insomnio

Así que entre en el baño  Al entra me vio desnudo y con la riata bien parada y dijo

L  – ya me has humilladlo bastante todavía no has tenido suficiente

J mira mama como me pones necesito contestarte

Camine y entre en la ducha la tome por los hombros y la hice ponerse en cuclillas

L no otra vez no

Y le metí la verga en la boca pero ella ya no se resistió

L- arggg, mmmm

Se la saco y dijo

L ya no me puedo resistir

Se la puso en medio de sus tetas

L –te gusta cielo

Meneado sus tetas haciendo me una buna chaqueta con sus tetas y chupando la cabeza cada que bajaba las tetas y quedaba descubierta

J oh si mama me encanta OOOOhh me corroo

Se trajo toda mi leche se levanto no dijo nada y se fue, al salir al pasillo la oí decir

L oh señor que hecho y camino hacia su cuarto

J a mi ya no me engañas se que te gusto – pensé y una sonrisa se dibujo en mi cara

Yo me regrese al mío y me dormí como un bebito.

Desde ese día ya no hice nada espere a que ella me lo pidiera pero como ya esta pronto para dar a luz  deje que pasara el tiempo así llego el día en que nació mi hermanito y todos estábamos felices

Un día llegue y salude nadie me respondió lo volvía hacer y me respondieron del cuarto de mis padres ya que ahí estaba ella dándole d comer a mi hermanito

J – mama

L  – pasa, que sucede estoy dejando a tu hermano en la cuna

Entro y veo a mi mama en camisón de dormir cortito y al agacharse a dejar a mi hermanito en la cuna se le ven las nalga y langa metida en medio de ellas , ella se voltea y se había olvidado meterse la teta dentro del camisón era una vista divina esa tetas escurriendo de leche

J mama eeeh

L que cariño, te pasa algo

Se fijo en mi entre pierna y vio el bulto que se me hizo

L oh tengo una teta de fuera

Se voltea eh intenta metérsela pero de inmediato la abrazo y me le pego en la espalda y la tomo por las tetas se las empiezo a magrear y ella d inmediato me toma la verga y la saca del pantalón

L – oh se siente tan bien, ¿qué grande  es? Lo quiero todo dentro mételo todo

 La llevo hacia la cama la empino y pone sobre la cama sus manas y luego sube las piernas y queda en posición de perrito le bajo la tanga yo me desabrocho el pantalón y se me cae y me bajo l bóxer y se la meto de un solo golpe

J – oh pero que apretado lo tienes

L  OOOOhhhh

Empezamos a jadear los dos y en seso estábamos cuando oímos que alguien gritaba era papa

D cariño donde estas hijo donde estas donde se metieron

J mierda debo apurarme

L Ohhh dios, ella llego a un orgasmo y yo todavía no terminaba

 Y en eso  me vengo la desmonte y Salí rápido a mi cuarto ella se acostó y se hizo la dormida al escuchar que papa iba subiendo las escaleras  se asoma y ve a mi mama recostada y juego va a mi cuarto y yo ya sin pantalones haciendo como que me estoy cambiando

 D – hola hijo

J – hola papa me voy a cambiar

 Pasado una semana y mis padres salieron a cenar y me dejaron a cargo de mi hermanito. Lo dormí y me puse a ver una película  pero como ya era tarde me quede dormido en la sala al llegar mis padres

D  que  de … parece que se quedo dormido en el sofá de nuevo

L – eso parece

D despiértalo para que se vaya a su cuarto – al decir esto el ya iba hacia arriba

L- pssssss.. Despierta cielo despierta

J – mm   qué hora es, me he quedado dormido

L – si

J en donde esta papa

L – está arriba pero debemos de hablar

J – de que

L – no te hagas de lo que hemos hecho

J- De que de que te gusta cómo te cojo

L – ssshhh baja la voz tu padre nos puede escuchar

J – oh madre no me digas que no te gusta cuando te toco en esta forma – le estaba acariciando sus muslos hasta la entre pierna

L – no ya no  basta

J – pero… pero…

L – que se necesita para dejar esto

J que tal si por última vez lo hacemos

L – estás seguro que dejaras de pedírmelo y podremos volver al principio ser nada más madre e hijo

L – si madre

L – bueno esta es la última vez lo prometiste

J déjame eso a mí – me abalance sobre ella

L oye despacio

Ya le había bajado el vestido hasta el estomago y pude ver sus tetas sin ninguna otra prenda ya que no llevaba sostén

J – tus tetas me encantan mucho pero no puedo parar quiero sentir tu lengua por favor mama

Y ella empezó a mamármela

J lo estás haciendo muy bien mama utiliza también tus tetas, voy a correrme antes si lo haces de esta manera

L – tienes razón  tengo  que darme prisa, avísame si cuando vayas a acabar no puedo subir con semen en mi…

J – síguelo acariciando

D –  CARIÑO

Mi padre bajaba a la sala

L – tu pa… glupppp

Le metí la verga de un golpe a mi mama y la agache para que no la viera papa

J – mama shhh… yo me encargo

D – y tú mama

J – se dirigió al coche ya que olvido su bolso ahí

L – agghh

 Se subió otra vez al cuarto y al ver que papa ya no estaba  le solté la cabeza a mama

L estas contento, tu pare nos atrapara, por eso tenemos que poner fin a esto

J pero tú lo prometiste dijiste que sería la última vez mama

L – y te lo vuelvo a repetir pero va tener que ser algo especial ya veraz

Se volvió a agachar y termino la mamada  me vine en su boca y se lo trago todo, se arreglo la ropa  y se subió al cuarto.

Después de eso pasaron dos semanas y mi padre le dijo a mi madre q iba a salir con sus amigos de caza

Llego el día papa se fe fue un viernes yo tuve ir alá escuela pero al llegar mi mama ya tenía preparado todo Ella me pidió que fuera a su habitación, y cerró con llave después que yo entre. Llevaba puesta una bonita bata corta Se desato el cordón amarrado a su cintura que sujetaba la bata para que no se abriera. Entonces abrió la bata y se la quito; llevaba puesto un sexy conjunto de ropa interior de color blanco. Las bragas eran diminutas, tipo hilo dental; y los sostenes de encaje levantaban sus pechos haciéndolos ver más tentadores. Enseguida sentí como mi verga se ponía dura.

Ella se desabrocho los sostenes por detrás. Luego se los saco con calma y los puso en un mueble; mi corazón se acelero y la excitación recorrió mi cuerpo. Dejo a la vista el espectáculo de sus hermosos senos. ¡Que Par de Tetas!; eran unas tetas magnificas, grandes y bien formadas, levantadas y duras. Sus pezones eran una invitación irresistible a lamerlos y morderlos, se me hacia agua a la boca de ver aquellas bellísimas tetas. Su culo era grande y muy bien formado; un par de ricas nalgas con aquella sabrosa raja de por medio Yo estaba a millón viendo ese culo, queriendo pellizcar y acariciar sus nalgas y abrir su raja para ver su esplendido agujero….la vista de esa deliciosa mata de vello púbico, aquellos finos  pelos que cubrían la rajita de su concha Ella se acostó boca arriba en la cama, y abrió totalmente las piernas. Con un abrazo la atraje hacia mí, mientras con mi otra mano detrás de su cabeza acerque su cara a la mía; y sin pensarlo la bese en la boca. Era el beso que yo buscaba hacía mucho tiempo, el beso que ambos necesitábamos; nuestros labios se unieron, yo devoraba su boca, mordía sus labios, metía mi lengua dentro de su boca. No la dejaba respirar y ella me correspondía; metía su lengua en mi boca también, se “comía” mis labios desesperada. Fueron minutos interminables, acariciaba toda su espalda y la atraía hacia mí

J – Acuéstate lore- le dije al tiempo que delicadamente empuje su cuerpo hacia atrás. Ella se hecho para atrás y quedo acostada boca arriba; entonces yo deslicé mis manos por sus sensuales caderas

Entonces me quite rápidamente la ropa, sin dejar un solo momento de ver su hermoso cuerpo tendido sobre la cama, esperándome. Pronto yo estaba totalmente desnudo, verga erecta y dura como un palo Me acerque a la cama y de nuevo comencé a acariciar y a besar sus piernas, subiendo por ellas hacia arriba. Mis manos recorrían su suave piel hasta encontrar sus caderas que apreté como aferrándome a ellas; ya mi cara estaba a la altura de su divina cuca, por vez primera tenia aquella deliciosa rajita y esa  mata de vellos a solo centímetros de mi cara Luego deposite mis labios sobre aquel “bosquecito” de vellos y bese su panocha. Lo bese varias veces seguidas, luego saque mi lengua y con su punta empecé a explorar la profundidad de su vulva. Lorena  temblaba con cada vez más fuerza, como si tuviera espasmos por todo su cuerpo. Mientras ella temblaba con violencia, mi lengua no paraba de abrirse paso entre sus labios vaginales; yo lamía aquella húmeda cavidad pensando que por ella yo había venido al mundo, lo cual me daba más morbo y placer.

Estaba embriagado con el “néctar” más delicioso, y no podía detenerme; y si me detuve fue para dar un paso más en mi enloquecedora experiencia. Despacio acerque mi mano temblorosa y con mucha delicadeza le introduje un dedo en su coño; Poco a poco le fui introduciendo mi dedo, mientras ella se retorcía de placer, miedo y culpa. Se lo sacaba un poquito y se lo volvía a meter, palpaba el interior de su cavidad al dedo inicial se unió otro, y fueron dos con los que la estaba penetrando; y pronto serian tres. Con mis dedos la estaba estimulando, introduciéndolos entre sus labios vaginales y luego arremetiendo contra el interior de su vulva, escarbándola sin piedad, mientras ella ponía gestos de dolor y excitación.

Pero deje también de meterle mis dedos, y entonces escale un poco más en su cuerpo;  ya mis manos buscaban sus senos y los hallaron. Por primera vez mis manos fueron aprisionando sus tetas desde la base de las mismas, desde el punto donde estas se unen con su pecho; cada teta fue encerrada por una de mis manos, que intentaba rodear toda su circunferencia. Yo iba subiendo mis manos a la medida que iba apretándolas, subiendo por sus laderas para llegar hasta sus pezones; ya pellizcaba sus pezones con mis dedos, sintiendo aquellas ricas puntas en el colmo de mi dicha. Y sin perder mucho tiempo, dirigí mi boca hacia sus pezones; los besaba, los lamía, los mordisqueaba y los mamaba como había hecho un día con inocencia y ahora lo hacía con lujuriosa malicia. Tal parecía que yo quería meter cada teta totalmente dentro de mi boca, pero como obviamente esto era imposible (sobre todo con tetas tan grandes como las de Gaby) entonces mi boca se afanaba en engullir la mayor parte posible, como un animal cuando se atraganta con algo demasiado grande. Le mamaba los senos con desesperación, como poseído; ella no dejaba de temblar y se aferraba más duro a las sabanas, mientras alzaba la cabeza como buscando aire, con los ojos cerrados. Yo estaba loco, mi deseo era hacer con ella lo que tantas veces solo me había atrevido a soñar.

Me mi verga erecta con mi mano y la coloque en la entrada de su coño en la posición adecuada para la penetración; yo empuje y la punta se introdujo un poco. Ella arqueo la espalda y con las manos se agarro del copete de la cama; y entonces, yo empuje más mi miembro dentro de ella.

L – ahhh

Luego saque un poco mi miembro y lo volví a meter, comenzando con una suave cadencia de mete y saca; la penetraba de esta manera, sin parar, mientras ella se estremecía debajo de mi. Ella jadeaba y me clavaba las uñas en la espalda, levantaba los pies en el aire y ponía gestos de dolor cada vez que se lo empujaba adentro; mientras que yo iba aumentando la rapidez del mete y saca, dándole más duro. Yo le mamaba las tetas y la besaba sin parar como un poseído, con rabioso frenesí, como un animal hambriento. Me excitaba mas cuando la oía quejarse y jadear de dolor y excitación; lo hacía en voz cada vez más alta.

L – – ¡AH!…., ¡HAY!….., ¡NO……!

Ahora era yo que jadeaba, me sentía cansado pero al mismo tiempo impulsado por un deseo que me quemaba las entrañas y me volvía loco. Sentí que ya no podía mas, mi verga hundida en lo más hondo de su vulva estaba a punto de hacer erupción finalmente eyacule; un copioso chorro de cálida leche broto de mi verga y lleno su cavidad.

J – Ahhhhhhhh

L –aaahhh

En silencio recuperábamos fuerza mientras suavemente yo besaba su cara y sus tetas agradeciéndole delicadamente por el regalo de su cuerpo; ella me acariciaba la espalda y el cabello, mientras me besaba también en la boca de vez en cuando. Con mis manos fui recorriendo una vez más su cuerpo, encontrándome con sus sinuosas curvas y aquellos lugares prohibidos que yo había profanado en mi lujuria. Pronto la excitación se fue apoderando de mí, y la fatiga dio paso a una nueva erección; quería sentir que estaba dentro de ella nuevamente, quería volverla a penetrar y fundirme con ella en una nueva danza frenética que terminara en un nuevo apogeo de placer.

Pero a diferencia de la vez anterior, esta vez fue lore la que quiso llevar la iniciativa; hizo que nos diéramos la vuelta y entonces yo quede acostado boca arriba y ella encima de mí. Entonces ella se sentó a horcajadas sobre mí, y tomo con sus bellas y delicadas manos mi verga; era la primera vez que agarraba mi verga y ello me puso más acelerado. La agarro con determinación y se la introdujo en la panocha; y así comenzó a cabalgar sobre mi verga. Yo extendí mis brazos y agarre sus tetas para apretarlas y acariciarlas mientras ella “jineteaba” sobre mi miembro; ella tenía los ojos cerrados y una expresión en su rostro como si estuviera “transportada” en alguna especie de éxtasis. Así caía y subía sobre el miembro que la penetraba sin tregua; de nuevo sudábamos y ella chillaba y emitía quejidos mientras aumentaba la intensidad de nuestro coito. Fuimos ganando rapidez e intensidad, ella hacía que mi verga la embistiera más duro con cada ejercicio de cabalgata; su pequeña rajita sufría la salvaje agresión de aquel extraño. Entre salto y salto me volví a correr por tercera vez, y no fui el único, ya que mi madre, chillando como si estuviera nuevamente pariendo, también tuvo su rico orgasmo, dejando de botar y quedándose quieta mientras se corría. Estuvo sobre mí, sin movernos durante casi un minuto, y luego se desmontó tumbándose otra vez a mi lado en la cama.

J- espero q lo hallas disfrutado x q es la última vez q lo vamos a hacer

(Visitado 2.804 veces)
Me gusta / No me gusta