Relatos eroticos, Sexo, Sexo gratis, Videos porno, Fotos porno, Porno, Porno gratis, xxx

Relatos eróticos Marqueze. El Sexo que te gusta leer.

Placer con Mamá II (Tiempos de furia)

22 de septiembre de 2010
por xanun

Al día siguiente de esa noche de lujuria donde termine haciéndole el amor a mi musa inspiradora de adolescencia; mi querida madre. Mirándome con repugnancia mamá no me dirigía la palabra y cuando finalmente lo hizo sólo fue para gritarme cosas como maldito cerdo asqueroso, estúpido pervertido.
Haciéndome sentir el ser más despreciable; yo no me atrevía a decirle nada ¿Qué podía decirle?; simplemente me daba hasta vergüenza verla a la cara y la razón por la que con la idea de poderme congraciar con ella que un par de semanas más tarde (A pesar de que al día me marchaba por 2 semanas a una practica de campo de la universidad); en fundada en un diminuto vestido (Que hacía resaltar aun mas su apetecible cuerpo de diosa libidinosa); no le costo gran trabajo convencerme que la acompañara a casa de unas amistades a divertirse; haciéndome sentir cuando no bailábamos; su redondo trasero contra el bulto en mi pantalón o cuando lo hacíamos bailando con sensualidad conmigo me hacia sentir su abultado pubis, sus abultados labios vaginales al frotarse contra mi muslo; sus firmes senos que frotándose contra mi pecho poco a poco se iban endureciendo; su candente respirar con ese rico aroma a sensualidad que emanaba por su piel; provocando a pesar de mis grandes esfuerzos de no querer excitarme que el bulto en mi pantalón creciera poniéndose erecto y en especial aun cambio de música suave en el que pasando sus bien torneadas piernas alrededor de las mías acurrucaba cariñosa su cabeza en mi hombro, esbozando un suave y apenas perceptible gemido en mi oído al posar su abultado pubis contra el duro bulto en mi pantalón; al mismo tiempo que haciéndome sentir ese delicado y exquisito aroma a sexo que emanaba por cada poro de su piel ella misma llevaba posaba mis manos directamente a su redondo trasero moviendo con candentes y lascivos movimientos sus despampanantes caderas; esbozando una sutil sonrisa de coquetería cuando mis manos sin poder evitar ya la tentación; acariciándole su redondo trasero se iban internando bajo su vestido abriéndose paso entre sus respingados glúteos; en tanto mi madre al llegar mis dedos a su erótica y muy mojada comisura y percatarme que no traía nada debajo con voz acariciadora que emana confianza e intimidad me decía
¿Qué pasa cariño? ¿Te sientes mal? Ó será ¿Qué te pongo nervioso?
¡Ahora que lo mencionas! La verdad es que sí me estoy sintiendo como mareado! Y no entiendo pues no he tomado casi nada.
Le dije a mamá que con la ayuda de un sujeto corpulento me llevaba a un sillón sentándose de costado entre mis muslos, para bajarse un poco su ajustado vestido acariciando con detenimiento sus firmes senos al mismo tiempo que bajando sólo uno de sus pies al suelo dejando al descubierto su bella intimidad masajeaba en círculos su ardiente clítoris.
1Pero mamá! ¿Qué crees que estas haciendo?
¡Tranquilo cariño! Aquí estamos entre amigos; no pasa nada; sabes te prometo que esta va hacer una noche que jamás olvidaras.
Sólo dijo mamá levantándose enseguida de fundir por algunos segundos sus carnosos labios en los míos en tanto por mi parte sintiendo un extraño mareo, una rara sensación en todo mi cuerpo era como estar completamente ebrio pero a su vez semi-conciente de todo lo que sucedía a mi alrededor; solamente observaba como al ser amagado por el corpulento sujeto; contoneando mamá con sensualidad sus divinas caderas se acercaba a un par de sujetos que cubiertos sólo por una bata y al mismo tiempo que se tomaba una bebida que uno de ellos le ofrecía como si fuera lo mas natural le comenzaron a acariciar sus firmes senos, su húmeda intimidad, cada rincón de su apetecible cuerpo de diosa pecaminosa mientras mamá lejos de reprochárselos y al terminarse su bebida sus manos bajo sus batas les daba un suave pero lubricó beso como recorriendo con la lengua el interior sus bocas y volteando a verme primero a mí y después a ellos con un ardiente gesto de cachondez decía.
¡Bueno chicos! Creo que ya es tiempo que comencemos ¿A quien le chupo primero la verga? ¿A ti? ¡mmmmh! No mejor a los dos de una vez.
-¡Mamá! ¿De que se trata esto? Me puedes explicar- Le dije desconcertado a mi madre.
Sentándose en cuclillas mamá solamente volteo a verme de reojo al engullir con una sensual sonrisa en sus labios uno de los miembros en tanto al otro acariciándole con las uñas de sus dedos los testículos lo comenzaba a masturbaba con suavidad recorriendo por completo el tronco de su miembro haciéndolo estremecer de pies a cabeza al mismo tiempo que al sujeto que le chupaba el miembro le daba suaves mordiscos en el glande haciéndolo gemir de placer y deteniendo por algunos segundos la placentera satisfacción que les estaba proporcionando les decía.
¡Que tal chicos! ¿Les gusta como los trato? Discúlpenme si soy un poco torpe.
-¡No te preocupes mamita! Que aquí vas a aprender a mamar vergas- Se oyó una voz.
-¡Respeto señores! Que la señora es una dama no una de esas putas a las que están acostumbrados- Dijo el sujeto al que mamá le acariciaba el miembro.
-¿Y tu que opinas muchacho? ¿Te gusta como la zorra de tu mamita les chupa la verga a los señores? Pero que te pregunto si ya tienes bien dura- Dijo otra voz cajeándose.
Mientras por mi parte completamente atontado pero extrañamente sin poder ocultar también que ver a mi madre comportándose como una fulana era algo que te me estaba excitando; en silencio sólo me dedique a observar como acercándose al otro sujeto mamá llevaba con un gesto de lujuria en su bello rostro su duro miembro a su boca chupándolo como sí se tratara del más delicioso manjar rodeándole el glande con la lengua, saboreando con deseo su liquido pre-seminal, volviéndoselo a engullirlo hasta el fondo de su boca obsequiándole al mismo tiempo al otro sujeto; aceleradas y desquiciantes caricias en su miembro y esmerándose al máximo se llevaba un miembro a la boca y después al otro y a veces extrayéndose de la boca el miembro en turno se las restregaba en el rostro hasta que sintiendo como comenzaban a bufar como toros; como podía se llevaba ambos glandes a la boca ordeñándoles cada gota de semen para echarla en una copa con vino que con ayuda del corpulento sujeto me obligo a tomar diciendo con ironía.
-¡Hey; muchacho! ¿Te gusta la lechita que tu mamita les ordeño a los señores sólo para ti?- Dijo otra voz ahora de mujer.
-¿En que estábamos? ¡Ah, sí ya recordé! Mira cariño aunque no lo creas esto es muy difícil para mí y no lo hago para humillarte; si no para que te des cuenta la vergüenza que siento cada que veo a tu padre y pienso lo carnudo que lo hizo su propio hijo- Dijo mamá y acercándose al sujeto corpulento le acariciaba el bulto en el pantalón diciendo.
¡mmmmh! Que rica verga te cargas mí Rey; A ti te voy a guardar para el final.
Sintiendo una rara mezcla de rabia, dolor, impotencia y porque no decirlo también excitación al ser la burla de un grupo de personas que se encontraban a nuestro alrededor; observando como contoneando aun más sus despampanantes caderas mamá se sentaba a la orilla del sofá abriendo sus bien torneadas piernas conforme acariciándose con lujuria sus tobillos iba avanzando sus manos entre sus mulos hasta su húmeda intimidad; mostrando a todo su esplendor el interior de su vulva rosada al abrir como pétalos sus labios vaginales diciendo lasciva.
¡Bueno chicos! Creo que ya es hora que comencemos con lo bueno ¡mmmmh! ¿Quién será el primero?
-¡Que Jorge sea el primero que ya hasta tiene puesto el condón-Se escucho una voz masculina decir
-¡No; Que antes lo haga venirse a su hijo en el pantalón! – Escuche a na voz de mujer decir.
-¡Muy buena idea! Haber moreno sujétamelo bien que no quiero que este maldito cerdo me toque- Dijo mi madre.
Dándome una fuerte cachetada al ser sometido por el corpulento sujeto; mamá me beso con toda la rabia, con toda la lujuria que era capaz al mismo tiempo que con frenéticos movimientos de sus despampanantes caderas frotaba incesante su trémula intimidad contra el bulto en mi pantalón hasta que haciéndome cimbrar lograba que me viniera primero yo y después ella dándome un fuerte mordisco en mi labio inferior que me hacía sangrar para irse como modelo en pasarela a sentar al sofá donde el tal jorge sin perder el tiempo con preámbulos le enterraba de inmediato su duro miembro y aunque por el Angulo en que me encontraba, porque me tapaban reconozco que no podía ver bien por la forma en mi madre arqueaba con sensualidad su apetecible cuerpo me daba cuenta que había penetrado hasta lo mas profundo la ardiente vagina de mi madre quien ante las fuertes y furiosas embestidas dejaba escapar de entre sus dientes ahogados gemidos de satisfacción hasta que sintiendo el tal Jorge que estaba a punto de venirse extrayendo su miembro de lo mas profundo de mi madre quitándose el condón se acercaba a mí corriéndose en mi rostro en tanto el otro sujeto (Un tal víctor); que ya había tomado su lugar acomodaba las bien torneadas piernas de mamá entre sus hombros al mismo tiempo que tomando a mi madre por las caderas la perforaba con más ansias que su amigo.
-¡Esa estuvo buena mi Jorge! Creo que voy hacer lo mismo ¡Mmmmh! Pero que apretadita esta la zorrita esta- Dijo el tal Víctor.
-¡Después de hoy ya no le va a costar tanto trabajo a su maridito entrar- Se escucho a alguien decir.
-¡Y eso que todavía le falta el moreno; Ja, ja, ja.- Escuche a una mujer contestar
Al mismo tiempo que en tal Víctor entraba y salía de la ardiente comisura de mamá en rítmicas pero muy profundas embestidas (No se quizás durante unos 10 minutos); obligándola a que irrumpiera en interminables gritos de placer y que finalizaron solamente cuando el tal víctor se desacoplo de mamá y al igual que su amigo se corría en mi rostro mientras mi madre con los sentidos completamente enervados nuevamente me besaba con lujuria mordiéndome con furia mi labio inferior soltándolo al sentir en su redondo trasero la mano del corpulento sujeto que se la llevaba al sofá acomodándola en pompa, con el trasero levantado, entreabriéndole su redondo trasero para embadurnarle con sus propios jugos su agujerito trasero penetrándolo con su dedo en lo que se ponía un condón en tanto mamá al sentir como al acomodar su rojo glande le producía un intenso dolor en su ano suplicante le decía al corpulento sujeto.
¡Aggggmmmh! Por favor mi Rey; dámela toda de una sola vez no le hace que me desflores el culoooo ¡aaaayyy! ¡aaaagggh!
Dijo mamá dejando escapar un grito desgarrador al penetrada por completo; al mismo tiempo que apretando los dientes y los puños con fuerza; cerrando los ojos para resistir la brutal penetración dejaba caer cual pesado era su cuerpo en el sofá con lagrimas que escurrían por su bello rostro en tanto con saña el corpulento sujeto sabiéndola completamente sodomisada; sin darle tiempo a nada, ni que se acostumbrara a su instrumento tomándola por sus despampanantes caderas de manera desenfrenada, salvaje y brutal; sin miramiento alguno sólo la comenzó a penetrar aumentando aun más sus embestidas conforme entre gruñidos de dolor y placer mí madre se iba relajando, disfrutando de ese formidable miembro dentro de su ano que entraba y salí una y otra vez hasta que entre fuertes jadeos y gemidos de placer explotaban como volcanes en erupción en un prolongado orgasmo y acercándose a mí entre suaves gemidos y jadeos con una fría mirada me decía.
¡Espero que hayas aprendido la lección hijo! Y ahora que llegues a casa te estaré como tu mamita querida y tú volverás hacer mi hijo adorado
Con su apetecible cuerpo empapado en sudor dándome mamá un suave beso en la frente; ya no dijo más y solamente se acomodo el vestido dejando un fajo de billetes en el sofá marchándose en seguida; en tanto por mi parte apenas y sintiéndome lo suficientemente sólo llame a Claudia mi mejor amiga de la universidad para que pasara a recogerme; regresando por mis cosas para marcharme a la practica de campo por la tarde de 2 días después; alcanzando a escuchar al entrar a mi habitación a mi madre en su recamara que sollozando por teléfono le decía supongo a mi padre.
¡No; No ha vuelto! Ya me tiene bien preocupada; Sí ya fui a buscarlo por todos lados y nada; te juro que…Espera parece que ya llego, sí ya llego ¡Pablo, hijo! ¿Dónde andabas? Me tenías muy preocupada; tenemos que hablar.
¡Ahora no mamá por favor! Vengo con Claudia y tenemos que ir a alcanzar al grupo en la práctica de campo; además lo hecho, hecho ya esta y aunque me duele lo acepto; regreso en 2 semanas.

Continuara

Xanun

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Placer con Mamá II (Tiempos de furia), 7.4 out of 10 based on 13 ratings
  
categoría:

1 comentario »

  1. garriga dice:

    Admirado Xanun:

    Tu relato me ha impresionado muchísimo, por su acción pero sobre todo por su fuerza argumental. Llevo leídos más de dos mil relatos en cico años, y este és el que más hondo me caló.
    Te envío por correo aparte unas consideraciones por si te son útiles para la continuación.

    GD Star Rating
    loading...
    GD Star Rating
    loading...

Canal RSS de los comentarios de la entrada | URL para TrackBack

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Bienvenido a la mayor comunidad de escritores de relatos eróticos


Copyright © 2008. Gestores Profesionales de Contenidos Digitales S.L.
Todos los derechos reservados