Primer trio mhm

Desde el tercer año de casados comenzamos a conversar sobre la posibilidad de hacer un trio, mi esposa, mujer de cuerpo espectacular, unos senos deliciosos, un culo firme y bien parado, una cintura de alocar, y claro, unos gemidos que de solo escucharla hacian llevar al placer, me habia comentado que tuvo un sueño con una amiga, y eso le seguia dando vueltas en la cabeza.

Demoramos 7 años para finalmente en el aniversario de 10 años, luego de muchas pajas, mucha fantasia, pensar que podriamos poner otra mujer en la cama, por mi parte desde el primer dia deseaba hacerlo, pero era algo que debia ser madurado en su cabeza.

Asi, comenzamos una busqueda por la mujer ideal para mi esposa, no teniamos idea de lo que buscabamos, la unica condición era que sea de buena apariencia y de limpieza impecable, pero la busqueda no es tan facil como suele parecer en los relatos, nos demoramos mas de 4 meses en conseguir una persona.

El proceso finalmente quedo para mi, volvi a chatear con amigas, principalmente amigas divorciadas, y a hacer bromas al respecto para medir su respuesta, hasta que en una fiesta, una amiga se me acerco y me dijo no sabia que tu esposa era tan guapa, ademas despues de tener hijos, aun mantiene un cuerpo de envidiar, a lo que yo solamente comente, imagina como me pone cuando esta desnuda, y asi comenzaron las bromas.

Al salir de la fiesta le dije a mi esposa mira mi amiga aprecia tu cuerpo, con ella podriamos hacer un trio, creo que las 2 disfrutarian mucho, mi esposa la quedo viendo, la analizo un tiempo y su respuesta fue, me exita.

Pasados algunos dias, comence a chatear nuevamente, a hacer bromas y a insinuar lo fantastico que podria ser un triangulo amoroso, y sin esperarlo mi amiga comento que le gustaria conocer un poco mas a mi esposa y que salgamos a tomar unos vinos el fin de semana.

Faltaban 2 semanas para nuestro aniversario, y las ideas se iban concretando, esperamos ansiosos el viernes, ver a mi esposa como se preparaba por si algo ocurria, depilarse su concha, dejarla lista para ser chupada, pasarse crema, ya me tenia a mil, tuve que adelantarme a la salida y hecharme un polvo para bajar un poco la tension.

Salimos, nos tomamos un vino, mi amiga estaba espectacular, aunque yo no podia verla completamente, no queria que mi actuar despierte celos en mi esposa, asi fuimos dejando que el vino haga su trabajo.

Al finalizar la botella, mi esposa se acerco a mi oido y me dijo quiero besarla, como debo hacer, yo no sabia que hacer, solo me anime a decir en voz alta, mi Nena, mi esposa quiere probar una copa de vino en tu boca, la respuesta no se hizo esperar pues rompio el hielo con un ya no hay vino, pero podemos besarnos y ver que pasa.

De repente yo estaba parado al frente de dos delicias viendo como sus lenguas se entrecruzaban, como se besaban, como se mordian los labios, poco a poco los cuerpos fueron cediendo, hasta que vi a mi esposa acostada en el sillon trasero del carro, y a nuestro nuevo juguete buscando sus piernas.

Entre besos vi como mi esposa le ofrecia el cuello para placer, algo que no se desperdicio y comenzo a besar el cuello, era la señal para saber que tenia paso libre entre sus piernas, y entonces vino un maneja, vamos a un lugar donde podamos estar solos.

Me subi al volante y comence a manejar a un motel, mientras por el retrovisor acompañaba los besos y las caricias. Al llegar al motel entramos al cuarto y comence finalmente a participar del juego, encontrar 2 lenguas para mi, besos apasionados, 4 manos acariciando mi cuerpo, pero no era un regalo para mi, esta vez quien disfrutaria era mi esposa, me sente en un sillon y deje que el juego siga, solo observando, llegaron a la cama aun con ropa, besandose, tuve que soltar el cinturon de mi amiga para dar paso a las manos ansiosas de mi mujer, quien aprovecho el momento para enseguida meter un dedo a lo que exclamo estas mojada, te gusto, yo prosegui desvistiendo a las 2, sin participar mucho del juego, solo dejando que los cuerpos se vayan mostrando de a poco, par que cada una lo pueda disfrutar.

Cuando estuvieron desnudas, me invitaron a la cama, era mi momento, se bajaron a mis testiculos y comenzaron a chupar, tener 2 mujeres en medio de tus piernas, un placer indescriptible, ver como se besan turnando sus lenguas en tu pene.

Fue una larga noche, donde los 3 llegamos a explotar de pasion, mi semen regado en dos cuerpos espectaculares, mi mujer oliendo a otra mujer, lenguas con todos los sabores.

(Visitado 1.531 veces)
Me gusta / No me gusta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *