Relatos eroticos, Sexo, Sexo gratis, Videos porno, Fotos porno, Porno, Porno gratis, xxx

Relatos eróticos Marqueze. El Sexo que te gusta leer.

PROPUESTA INDECENTE A MI PROFE

12 de diciembre de 2008

Hola a todos, tengo 18 años y les voy a relatar lo que me está pasando en mi escuela en especial, lo que me hace mi profesor.

Esto comenzó porque a mí me estaba yendo muy mal en mis estudios, con decirles que estaba a punto de repetirlo, sobre todo un ramo especifico el cual es matemáticas. Si repito ese ramo aunque pase todos los otros, repito igual el año.

Mi profesor de matemáticas tiene unos 45 años, es muy estricto y yo no le entiendo nada en clases, así que al final de una de las clases me quedé sentada esperando que mis compañeros se marcharan para poder hablar con él a solas y poder pedirle ayuda, me dijo que pusiera más atención en clases y ejercitara más en casa y así me iría bien, pero yo le respondí que ponía atención en clases y ejercitaba en mi casa y así me iba mal.

Y así con esa respuesta le hice una propuesta indecente, le dije profesor porqué no hacemos un trato le dije, si usted me ayuda a pasar el ramo yo todos los días me quedo después de clases y usted hace lo que quiera conmigo. Después de terminar mi proposición noté que su pico se empezó a endurecer así que aproveché, me acerqué y lentamente le empecé a bajar el cierre de su pantalón y a acariciar su miembro y le dije, puede hacerme lo que quiera, vamos diga que si, ¿quiere que le suplique profesorcito ah?

Me agaché, le bajé el pantalón junto con su ropa interior y me lo metí a la boca, era grande, desprendía un fuerte olor, pero era a la larga bien rico, después empecé a moverlo adelante y hacia atrás como lo había visto en una película. A medida que se lo empecé a mover, de su pico empezó a salir algo blanco justo en la cabeza, él la tenía de un color bien rojo, me dijo que le lamiera eso blanco que le estaba saliendo. Yo obedecí, era bien amargo, pero él al verme lamerlo creo que se excitó más, así que seguí, después él me dijo hazme acabar y yo me metí mucho más su pico en mi boca y empecé a moverlo con más fuerza y rapidez hasta que saltó una esperma transparente en toda mi boca y en mi cara, creo que él estaba un poco acumulado porque no paraba de salir.

Una vez que paró, al ver tanta esperma la empecé a saborear, era de sabor salado y también desprendía un fuerte olor, no sabía que hacer con tanta esperma en mi boca y en mi cara hasta que el me ordenó tragármela y saborearla y lo hice. Al principio no me gustó mucho, pero después si y me la comí con muchas ganas y sin dejar gota hice cuenta que era una especie de cereal que le haría bien a mi cuerpo. Después de esto, él se abalanzó sobre mí como un animal, me empezó a comer el cuello, mi cara, que aún tenía un poco de esperma, eso parece que lo excitó más, con una mano me acariciaba mi zorrita (mi vagina), y con la otra me bajó el sostén y me empezó a chupar una teta.

A todo esto estábamos en la sala de clases y de pronto se escucharon unos pasos, creo que era la gente de aseo así que rápidamente se separó de mí y esperamos un poco, como unos diez minutos, me llevó al baño de los alumnos. Como la gente del aseo siempre hacía los baños de los alumnos ya no corríamos el riesgo de que nos pillaran, así que fuimos, era ya de noche, llegamos y nos encerramos en el primer baño que vimos, ahí de nuevo volvió a besarme y a correrme manos, ya creo que se había recuperado de la mamada que le había dado, así que él puso mi culo frente a su pico, el cual era bien grande, creo que pasaba los 20 cms, se agachó y me empezó a comer el chico (mi ano), después de unos minutos a mí me empezaron a salir unos jugos de mi zorrita (vagina), y él lo notó. Como él estaba agachado comiéndome el chico me dio vuelta, me sacó por completo mi calzoncito color blanco transparente y se empezó a beber mis jugos, yo empecé a gemir cada vez más fuerte h

asta que en un momento empecé a gritar, él como podía trataba de callarme para que nadie viniera y nos pillara, pero era inútil yo no paraba de gritar, después él lentamente empezó a parar de comerme mis jugos y mi zorrita peludita y me volvió a dar vuelta, pero esta vez no empezó a comerme el chico sino empezó con uno de sus dedos a echarme saliva de su boca, yo no sabía que quería hacerme, pero como ya saben yo le dije que él podía hacerme lo que quisiera, así que lo dejé. Me empezó a meter dos dedos con saliva hasta llegar a tres, ahí yo grité un poco porque me abrió el chico, después me sacó los dedos y paró de echarme saliva en mi ano, pero escuchaba un ruido extraño en su boca y por debajo creo que se estaba sacando saliva de su boca, pero no sabía para qué si ni siquiera me estaba echando saliva en mi culo.

De pronto él me agarró de la cintura y me empezó a acomodar en la tasa del baño (el escusado o wc), me puso en una postura extraña, yo estaba en cuatro patas apoyando mis manos en el baño y mis rodillas rozando la parte de abajo del baño, él también se agachó y me puso en mi zorrita una mano mientras con la otra agarró su pico y me lo empezó a subir y a bajar por la raya de mi culo hasta que se detuvo en el chico. De pronto empecé a sentir como la cabeza de su pico empezaba a perforar mi ano, yo empecé a gritar así que él de inmediato sacó su mano de mi zorra y me la puso en la boca para que yo no gritara, después cuando iba más o menos por la mitad se detuvo como un minuto. Luego de unos segundos me empecé a acostumbrar a su pico grande y grueso hasta que sin pensar me adelante a él, antes de que siguiera introduciéndomelo, yo de un solo empujón hacia atrás me lo introduje en su totalidad, él en ese instante por primera vez gritó de placer porque no era un grito de dolor así que él y yo empezamos a movernos, él con todas sus fuerzas hacia adelante y yo con todas mis fuerzas hacia atrás, en ese momento él me quitó la mano de mi boca y la volvió a poner en mi zorra peluda y empezó a meter dos de sus dedos dentro, yo ya pude desahogarme y empecé a gemir y gritar y le decía: mmmmmmmmm profe, más fuerte por fa, aaaayyyyyy, es puro filete el que tiene Ud. El me decía grita todo lo que quieras mi putita que si te sigues portando tan bien como hoy te paso mañana mismo de curso, ya habían pasado como unos 30 minutos desde que él me empezó a culear por el chico hasta que le empecé a decir: profe se lo suplico por favor acabe que no doy más, guarde algo para mañana y él me respondió voy a acabar siempre y cuando me hagas caso en lo que te voy a decir y yo le dije lo que quiera, soy su putita chica y él me contestó que mañana lo hiciéramos en la oficina de la directora del colegio y yo le empecé a gritar si, si, si, si, donde quiera mi querido profe, si ,si y a medida que yo gritaba si, él empezó a gemir cada vez más rápido hasta que mi ano (el chico), se llenó de esperma transparente y creo que esta vez fue mucho más que la primera.

Yo ya no daba más del dolor y del placer que me hizo sentir mi profesor de matemática así que con mucho cuidado sacó su miembro de mi ano, él me empezó a limpiar el chico con su boca hasta no dejar ninguna gota, después yo se lo empecé a limpiar y chupar, pero esta vez estaba mezclado con un poco de excremento y sangre que correspondían a mi ano, de todos modos los tragué igual. Otro día lo hicimos donde me dijo y así pasaron los otros días donde lo hicimos de todas formas y en todos los lugares que quiso él, total él era mi dueño.

A mí me fue muy bien en mis otros ramos y sobre todo en matemáticas donde terminé el año con el primer lugar de mi clase y adivinen en que ramo.

Les agradezco la lectura de mi "Aventura", hay más, en esta, si les ha dado "cosquillas" en la panza, porfi lo votan, ¿Siiii?, gracias…

Autor: Dispuesta a todo

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
PROPUESTA INDECENTE A MI PROFE, 7.5 out of 10 based on 4 ratings
  
categoría:

Ningún comentario »

Aún no hay comentarios

Canal RSS de los comentarios de la entrada | URL para TrackBack

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Bienvenido a la mayor comunidad de escritores de relatos eróticos


Copyright © 2008. Gestores Profesionales de Contenidos Digitales S.L.
Todos los derechos reservados