Relatos de sexo entre hombre y hombre. Sexo homosexual

Mucha feminidad

Un día me levanté con muchas ganas de vestirme femenina, tenía ya todo listo, mis padres se habían ido a de vacaciones una semana a Estados Unidos, yo no pude ir porque tenía trabajos que hacer aquí. Así que no desaproveché la oportunidad de gozar la feminidad.

Primero que nada tomé la rasuradora que había comprado hace unos días y comencé a rapar todo vello de mi cuerpo, tengo que decir que mis piernas son las que más trabajo cuestan para eliminar el vello, pues tengo demasiado en mis piernas, por fin eliminé este vello y al ver mi piernas recién afeitadas me excitó mucho, se veían bellísimas, pues están firmes y bien formadas.

Leer más

Me gusta / No me gusta

Putito para todos 10 La crueldad del ser

Gay. Andrés se retiró tarde aquella noche después de cenar y hablar entre todos en una larga tertulia, los siete nos sentíamos muy bien y a pesar de todo me hubiera gustado que se quedara a mi lado y no volviera a su casa.

Gocé tumbado en mi cama pensando en él. Le recreaba en mi cabeza, su bello y perfecto cuerpo, su rostro casi siempre serio, donde sobresalía su hermosa sonrisa que tanto se hacía de rogar hasta aparecer para iluminarle de gloria.

Sonreí recordando mi asombro al ver sus tremendos atributos viriles, tan desproporcionados con lo que era él, y sobre todo eso que le magnificaba, su enorme corazón y el amor que me demostraba en cada momento y sin pedirme nada a cambio, hasta este momento en que me había pedido lo que tanto deseaba, que fuera su novio. Leer más

Me gusta / No me gusta

Putito para todos 10 La crueldad del ser

Andrés se retiró tarde aquella noche después de cenar y hablar entre todos en una larga tertulia, los siete nos sentíamos muy bien y a pesar de todo me hubiera gustado que se quedara a mi lado y no volviera a su casa.

Gocé tumbado en mi cama pensando en él. Le recreaba en mi cabeza, su bello y perfecto cuerpo, su rostro casi siempre serio, donde sobresalía su hermosa sonrisa que tanto se hacía de rogar hasta aparecer para iluminarle de gloria.

Sonreí recordando mi asombro al ver sus tremendos atributos viriles, tan desproporcionados con lo que era él, y sobre todo eso que le magnificaba, su enorme corazón y el amor que me demostraba en cada momento y sin pedirme nada a cambio, hasta este momento en que me había pedido lo que tanto deseaba, que fuera su novio.
Leer más

Me gusta / No me gusta

Mi Debut Femenino Como Modelo y Servicial Mujer Sexual

 
Transexual, Dominación, BDSM. Comenzaba el nuevo milenio en Chile,tenía 21 años y realizaba mi práctica laboral como junior en un taller de artes plásticas,para ser bien calificado y así graduarme como secretario administrativo.Entonces,la cincuentona y voluptuosa profesora Enilda,se fijó en mis rasgos femeniles y decidió utilizarme como modelo transgénero para sus clases de dibujo sobre la figura humana,que impartía a alumnos adultos mayores.
Como ella me prometió excelentes calificaciones por mi desempeño extra curricular,acepté sus lecciones para que me feminizara;embelleciendo mi figura y refinando mis modales.
Así debuté en una clase del retrato humano,posando semidesnudo,con un peinado,maquillaje y calzado estilo geisha.Con sensual desplante y coqueta sonrisa hacia los retratistas,me encuclillé arriba de una mesa y procedí a cubrirme con un par de abanicos los sutiles pechos;en tanto lucía con agrado,mis redondeadas nalgas y modesto pene adornado con una cinta de moño en el glande.

Leer más

Me gusta / No me gusta

Putito para todos 09 Las vacaciones se acaban

Gay. Andrés y yo dimos un paseo después de salir de la clínica, un largo paseo urbano lleno de silenciosos y cómplices misterios, él no me pidió explicación alguna sobre lo que habíamos hablado su tío y yo, aquel señor me había transmitido una enorme tranquilidad con sus palabras, en realidad no habían sido tantas, todo se redujo a preguntas aunque no lo parecieran.

Resulto grandioso poder caminar a su lado, como le había visto con Luca pero sin cogernos de la mano, en un momento del paseo llamó por el móvil a papá, quería entregarme en casa y a la vez hablar con él y con Joky si podía estar presente.

Iba orgulloso a su lado, con un chico tan mayor, en estatura y en edad, le observaba de reojo o aprovechando cuando me hablaba, era tan serio y formal que parecía mayor que Joky aunque tenía un año menos.

Cuando llegamos a casa no solo estaban papá y Joky, Jesús me esperaba allí y fue el primero en llegar a nuestro lado y posesivo sujetar mi mano tirando de mi. Leer más

Me gusta / No me gusta