Relatos de sexo entre hombre y hombre. Sexo homosexual

Confesiones de un policía

No sé si les ha pasado que algunos días amanecen como más caliente que nunca, las pajas solo tienen un efecto momentáneo y vas por la calle caminando donde aparecen unos panas que te dejan la leche en la punta del guevo.

Como si Dios hubiese elegido colocar cada uno de esos hombres para calentarte para demostrar que él es quien manda y tu solo eres su marioneta.

¿Cuántas personas no estarán solas deseando tragarse la leche de alguien por la boca o culo? Son en esas las oportunidades donde pienso así: Yo tan caliente y a lo mejor este pana de ojos café que está comprando jugo en la panadería necesita un guevo pero no hay forma de saber o de cuadrar. Simplemente la vida es así.

Read more

Me gusta / No me gusta

OBRAS EN FRENTE DE MI PISO

Me llamo Daniel, soy un chico de unos 36 años y hasta hace muy poco tiempo sólo había tenido relaciones heterosexuales. Siempre he tenido un buen cuerpo, fibrado y con músculos marcados; me cuido bastante. Tengo el pelo oscuro, ojos marrón claro, gafas y perilla que ya empieza a encanecerse.

La historia comienza una mañana de Agosto. Yo disfrutaba plácidamente de un sueño reparador en mi cama cuando me despertó un ruido atronador. Me recompuse y miré por el ventanal; los vecinos del bloque de enfrente estaban de obras. No daba crédito. Soy fotógrafo profesional y ese mes es el que menos trabajo suelo tener, así que aprovecho al máximo para descansar y dedicarme a mí mismo. Había dos obreros que estaban montando los andamios. El día pintaba de lo más entretenido (nótese cierta ironía); para no desanimarme quería aprovechar el día realizando algunas tareas. Me obligué a limpiar y a recoger un poco la casa. Ordené los armarios, la cocina, tiré trastos viejos, etc. Al llegar el mediodía no tenía muchas ganas de ensuciar la cocina que había dejado impecable, así que pedí un poco de sushi y me lo comí viendo la tele.

Read more

Me gusta / No me gusta

EL TAXISTA

Primero que todo ¡Hola! , soy lector asiduo y un escritor recurrente. Empezare por presentarme me llamo Fernando tengo actualmente 27 años, Mexicano y actualmente vivo en el sur del país pero eh vivido casi en todos los estados; empecé una vida sexual a muy temprana edad y fui muy “relajado”, actualmente eh cambiado, pero algunas costumbres nunca se olvidan.
Mido 166, moreno claro, con complexión normal y buenas piernas ya que me gusta correr; no soy muy asiduo a hacer ejercicio pero mi cuerpo se mantiene. Dicen que tengo una cara bonita pero lo que más atrae a las personas de mi es mi dualidad puedo ser una persona realmente sumisa cuando alguien es dominante y súper dominante cuando alguien me gusta y es sumisa y tímida.

Read more

Me gusta / No me gusta

Mi amigo el Maestro

Bueno esta es la primera vez que me animo a relatar una experiencia sexual, espero sea de su agrado.

Me llamo Leonardo, 33 años, moreno, cuerpo promedio, estatura algo considerable y ojos algo rasgados. Hacia unos meses conocí a un chavo menor que yo, el chavo me atraía mucho su porte varonil y su aire heterosexual me ponían muy caliente, ya habían transcurrido varios meses y continuábamos frecuentándonos. Un día me pidió algo inusual para nuestra siguiente sesión sexual: usar una tanga de mujer, fue algo que nunca considere en mi vida sexual pero se me hacia morboso pensar como se me vería una tanga de encaje, cierto día despues de tanto pensarlo me dirigí a una tienda de lencería escogí un par de tangas y finalmente las compre.

Read more

Me gusta / No me gusta

Crónicas de un gay morboso y pervertido (Capítulo 3)

HASTA QUE POR FIN LO PUDIMOS HACER

Debo confesar que nunca creí que seria posible, desde hace 6 o 7 meses conozco a un chico que vive en Usme, se llama Pedro y tiene 31 años, trabaja en una finca y es el encargado de todas las labores en lo concerniente al ganado, tiene a sus disposición trabajadores, empezamos como inician las cosas entre dos personas que se conocen por Internet, habíamos estado hablando periódicamente sobre temas de morbo aunque el enfoque inicial de este era conocerme como pareja lo cierto es que no tenia la intención de ir mas allá que una simple tarde de sexo. Por causas del destino no había sido posible encontrarnos ya fuera por nuestros trabajos, o por mi pareja (si, tengo pareja y que…), o por tiempo, incluso llego a tener un accidente donde salio quemado y tuvo que ser hospitalizado.

Tanta espera entre los dos comenzó a desesperarnos, en especial a él, y las cosas se tornaron aun mas pesadas cuando se entero que tenia pareja, de cualquier forma un día me dio un ultimátum:

– Mire C****o, en serio quiero conocerlo, Usted me gusta mucho, pero sea serio, deje las mentiras, yo se que tiene pareja, si lo que quiere es sexo dígamelo y ya, pero deje de mariquear conmigo… – (siempre me ha gustado como ese aire rural que tiene al hablar, como golpeado, sin duda eso y su cuerpo me tienen loco)

Read more

Me gusta / No me gusta