El tan ansiado momento…

Hola, me llamo Carlos, tengo 41 años, les contaré algo que me sucedió el año pasado.
Soy contador, por trabajo viajo con cierta frecuencia a ciudades como Monterrey y cdmx, desde niño he sentido deseos ocultos de estar con un hombre maduro, de ser poseído, por eso cada que viajó busco contactos con hombres de esas ciudades, muchos intentos fallidos hasta que por fin se me dio.
En abril me asignaron un viaje a cdmx, estaría 4 días por lo que me di a la tarea de buscar maduros en una página de sexo gay, así me pase un buen rato hasta que encontré uno que en su perfil coincidía con lo que yo quería, era activo 58 años y discreto, le escribí y por suerte me contestó de inmediato, empezamos a platicar de nuestros gustos sexuales y coincidimos, parecía que desde ese momento se daba la química, antes de dar el paso definitivo decidimos liberar nuestras fotos desnudos, cuál sería mi sorpresa al ver que estaba muy bien dotado, tenía una verga gruesa y cabezona, con unas venas que la hacían ver preciosa, definitivamente era con lo que desde chico había fantaseado.

Read more

Me gusta / No me gusta

La granja: ¿Premio o castigo? 2 – Tío Albert

Ya resignado a pasar unos meses en aquel lugar descendimos del auto para entrar a la casa con la familia, todo había cambiado, la casa era sencilla pero estaba mucho más arreglada a comparación de años atrás cuando era  un niño, todo estaba hecho de muy buena madera nada más entrar se podía visualizar una bonita sala con sillones rancheros de color marrón que estaban perfectamente alineados a una chimenea y con un televisor de esos cuadrados que parecen una caja enfrente de los sillones, a un costado estaba un juego comedor rustico descolorido, por otro lado se podía ver la entrada a la cocina y por otro las escaleras al segundo piso, a pesar de la falta de tecnología del lugar, se sentía muy acogedor por lo sencillo que era.

Read more

Me gusta / No me gusta

Mi Primera Aventura gay

Quizas no sea de lo mejor que los voy a decir, bueno soy un hombre de 45 años y que tanto fue mi curiosidad de experimentar tener una relacion con otro hombre es que asi siempre tenia ese deseo pero tenia muxo miedo de que se enteraran de eso por eso mantenia un total hermetismo, ya que yo trabajaba en una empresa y saliamos todos los dias a las 17 horas y siempre habia un compañero moreno muy agarrado que se quedaba a bañarse en el trabajo, eso me llamaba la atencion porque se desnudaba y se duchaba con la puerta bien abierta y yo muy curioso me iba calladito cuando se echaba jabon todo su cuerpo y cerraba sus ojos un buen momento y yo me deleitaba mirando su tremendo pene eso me iba gustando hasta que un buen dia lo invité a tomar cerveza en un lugar apartado del trabajo,

Read more

Me gusta / No me gusta