Una tarde de verano en el pantano

En este relato os contaré una de las primeras y más intensas experiencias sexuales de mi vida. Todo ocurrió hace tres veranos en el pantano cercano a mi ciudad.

En una calurosa tarde de agosto decidí salir a dar una vuelta en bicicleta. En un principio pedaleaba sin rumbo fijo pero, al no tener nada que hacer el resto de la tarde, decidí dirigirme al pantano, que se encuentra a unos diez kilómetros de mi casa. A mitad de camino empecé a sentir el calor, por lo que pensé que seria buena idea darme un baño una vez que llegase al pantano. Como no había planeado a donde iba cuando salí de casa, no llevaba bañador. Me acordé entonces que un amigo me había mencionado que el pantano tenía una zona nudista, y pensé que sería buena idea ir a bañarme allí.

Read more

Me gusta / No me gusta

LUJURIA CULTURISTA – Capítulo Dos: Papá

Esta es una historia de ficción. Todos los personajes que se describen y los nombres utilizados en esta historia son el producto de la imaginación del autor y no son reales. Este capítulo de la historia contiene escenas de sexo homosexual, denigración personal e incesto. Cualquier similitud con la realidad es mera coincidencia. Si usted es susceptible a cualquiera de las clasificaciones de la historia, es menor de edad de acuerdo a las leyes de su país o simplemente no está de acuerdo con este tipo de cosas puede optar por no leerlo.

Capitulos Anteriores:

Capitulo I: Lujuria culturista (MusclePowerBottom) – I (Hotel)

Cuando dejamos a Rick, a su papá y al tío Tony…

“¿Quieres más?, ¿no, Rick?” Me preguntó mi papá. Asentí con la cabeza mientras lo miraba acariciase sus 30 centímetros.

Read more

Me gusta / No me gusta

Crónicas de un gay morboso y pervertido (Capítulo 4.1)

QUE MÁS LE PODIA DECIR (PARTE 1)

Se preguntaran porque llevo varios días sin publicar relatos, pues bien, debo contarles que este fin de semana mi pareja se quedo conmigo, de hecho lo hace una vez a la semana, y dio la casualidad de que mientras yo preparaba el almuerzo, él se quedo mirando alguna serie, fue extraño cuando llego muy serio a la cocina.

– C****o, ¿puede venir? –

– Claro corazón, dime –

– ¿Puede explicarme que es esto? –

Al acercarme al computador para ver a que se refería quede congelado, un archivo de word abierto, el cual se titulaba:

“Crónicas de un gay morboso y pervertido (Capítulo 3)”

– C****o, dígame que lo que dice ahí no paso en verdad

No pude decir nada, estaba aterrado, molesto, preocupado, así que decidí quedarme callado y esperar a ver que reacción iba a tener A****s.

Read more

Me gusta / No me gusta

Crónicas de un gay morboso y pervertido (Capítulo 1)

ASÍ CUMPLÍ UNA DE MIS FANTASIAS

Debo empezar diciendo que no soy de Bogotá Colombia, en mi ciudad natal (la cual no pienso revelar) hay unos cuantos SPAs y Saunas donde gente de todo tipo va a desaguar sus deseos, yo desde los 25 años había asistido periódicamente a estos lugares, y ese día salí temprano de mi trabajo para poder conocer algún sitio puesto que ya me encontraba radicado aquí.

Tras revisar una reconocida página de Internet me decidí por uno que se encuentra en Chapinero (para mi es el mejor de todos), camine desde mi casa hasta llegar al sitio y con un poco de nervios decidí entrar, me entendió un man de 23 o 24 años, alto, moreno, delgado, algo amanerado, esto último me desanimo un poco puesto que realmente estaba bueno, pague la entrada y camine a mis anchas, puesto la mejor manera de entrar a este tipo de sitios es con seguridad.

Al primero que me tope fue al masajista, un tipo de unos 34 o 36 años, alto, muy alto, de piel canela, barba de 4 o 5 días, casi rapado, musculoso a mas no poder, ojos verdes, con sus brazos completamente tatuados, me saludo y me ofreció sus servicios, le agradecí y me dirigí a mi locker.

Tras desvestirme y quedar en bóxer (usar toallas o taparrabos me da oso, nada con el buen bóxer) y cerrar el casillero, camine para reconocer el sitio y empecé a mirar a quienes podía ver, en ese momento eran las 2:30 pm por lo que casi no había nadie, así que sin más entre al sauna, en el habían 2 hombres, con la oscuridad del lugar me era difícil determinar cómo eran, estuve 10 minutos con los ojos cerrados, disfrutando del calor, escuchando como uno de los tipos gemía y trataba de no hacer tanto ruido, para mí era obvio el otro tipo estaba haciéndole una felación (mamada), abrí los ojos y efectivamente, se percibía la silueta de uno de los tipos de rodillas como si le estuviera pidiendo algo, con su cabeza en la entrepierna y haciendo un movimiento que me fue fácil identificar, me levante, mi tour debía continuar.

Read more

Me gusta / No me gusta

Damian

Bueno , mi nombre es Damián y lo que les voy a contar es lo que me paso hace un año en casa de tío Gabriel, el hermano de mi padre, tengo 19 años, soy moreno claro, de 1.70 cm de estatura cabello negro de ondas suaves, no muy delgado ni muy gordo, diría normal. No hago ejercicio ni muy guapo y mi verga no mide 20cm ni mi culo es de burbuja, soy normal, mi pene es de 16 o 17cm, eso sí, muy pero muy dura.

Bueno, todo comenzó un fin de semana, principio de una semana santa, mis padres y yo nos íbamos a casa de mi tío Gabriel a pasar las vacaciones, él vive cerca de un rio en el campo, por lo cual es un  sitio ideal para vacacionar, junto con nosotros si iba la hermana de madre, mi tía Lucia, junto a su esposo Esteban y sus tres hijo (piojos fastidiosos) y su sobrina. En fin íbamos muchos pero como la casa de mi tío es grande no había problemas en eso.

Read more

Me gusta / No me gusta