Con las bragas en la mano

Este fue el año en el que la mayoría de mi círculo más cercano cumplimos 50 años, las cifras redondas siempre son motivo para celebraciones especiales. Las tres primeras fueron divertidas, conseguir reunir a amigos del cumpleañero de todas sus épocas y círculos, daba lugar a reencuentros emotivos, noches de historias y recuerdos de otras épocas. A partir de la cuarta la cosa ya empezó a decaer, se convirtieron más en un compromiso social que en una fiesta de viejos amigos. Corría el mes de julio cuando me llamo la mujer de un amigo invitándome a la fiesta de su marido Juan. Mar, la mujer de mi amigo, había decidido preparar ella misma la fiesta sorpresa a su marido. A diferencia de las otras, además de sus amigos de toda la vida, invitaría también a sus respectivas parejas. Aunque le agradecí la invitación y confirme mi asistencia, el plan no me emocionaba nada, si los cumpleaños ya me estaban aburriendo, este rodeado de matrimonios, se me antojaba que sería un tostón. Más parecido a unas bodas de plata que a una fiesta de cumpleaños.

Read more

Me gusta / No me gusta

Mis vecinos nuevos 2

Despues de la cogida con mi vecino me fui a bañar ya que estaba toda transpirada y chupoteada, durante el baño me masturbe hasta no parar, estaba muy caliente por culpa de el. Esa tarde me cambie para ir a la universidad (estudio de noche), no queria ir como siempre con el tipico jean queria que los hombres cuando me vieran se vuelvan locos entonces me puse una pollera negra muy cortita y una linda remerita a la cual le hice un nudo.
Read more

Me gusta / No me gusta

EXPERIENCIA REAL. INFIELES POR CONVENIENCIA. PARTE III

Seguimos besándonos y la apoyo hacia la encimera. Y de un tirón la arranque la exigua prenda que llevaba. Ante mí apareció una mujer espectacular. Con curvas ¡Que caderas, que senos!, su ombligo, y un monte de Venus con una pequeña línea morena. Seguí besándola y la subí a la encimera, comí su cuello, sus tetas, su ombligo y vientre, y por fin me encontré con su linda rajita. La comí con avidez; calentito, mojadito, suave; ¡que ganas tenía de comerme un coñito como este! y mientras gemía sonó un:
– Huy, que bien lame mi perrito, Chupa, chupa, cabrón.

Read more

Me gusta / No me gusta