LA SOBRINA DE MI ESPOSO III

Esa noche no pude conciliar el sueño, pero tampoco quería estar con mi esposo porque mis sentimientos eran contrariados o confusos, por un lado pensaba en la propuesta de mi esposo y que excitada le había dicho que sí pero debía el conseguir a la persona, por el otro lado sentía ansiedad de saber que Sofía le había mostrado fotos intimas mías a Andres y le contaba las cosas que hacíamos con mi esposo, me gustaba saber que Andres decía que mi cuerpo era hermoso y que sería delicioso estar con una mujer como yo, a sabiendas que a pesar de ser quince años menor y que por sus conversaciones observe que se acostaba o se comía a las nenas de su edad con mucha facilidad, como para que el desee acostarse con alguien que le lleva tanta diferencia; pero también me molestaba la forma en que se refería hacia a mí como si fuera una vulgar puta, o fácil sin tener presente que las cosas contadas por Sofía solo las hacía con mi propio esposo y no con diferentes individuos, di vueltas en la cama pensando en todo, al final me quede dormida.

Leer más

Me gusta / No me gusta

POR ESPIAR A MAMA DISFRUTAMOS COMO PUTAS III

Salí y me subí a su carro estaba haciendo mucho frio cuando me mire en el carro no me favorecía el frio pues como no me puse brasier mis pezones se pronunciaban sobre la camiseta me puse roja y disimuladamente cerré un poco la chaqueta pero la cremallera no subía mientras hacia esto el se acerco a saludarme dándome un beso muy cerca la comisura de los labios eso me altero mas si se puede decir tenia mi pelo mojado mis pezones hinchados y mi cara roja como tomate no podía ser mas notoria mi situación para salir del apuro rápido le pregunte que necesitaba o que pasaba a ver si me podía entrar rápido antes de que don Alex se pudiera percatar de algo

Leer más

Me gusta / No me gusta

LA SOBRINA DE MI ESPOSO II

Era increíble todo lo que había leído entre mi sobrina Sofía y Andres la forma en que se hablaban, lo que se contaban, con la naturalidad que se enviaban fotos o decían las cosas, bueno del tipo no se me hacia raro así son muchos tipos, pero de mi sobrina?, sobre todo que me tenia inquieta saber si en verdad hace todo lo que le dice al tipo o si como me dice aun no ha hecho nada; Ese tipo debía tener unas historias para contar, pero lo mas increíble no era que fuera perro con todas, sino que se le entregaban como tan fácil, había que reconocerle que su miembro ayudaba muchísimo, no hay nada mas excitante que un tipo que tenga un miembro grande o grueso y que lo sepa usar, eso no tiene discusión. Pero lograr que las nenas se fijen en su miembro para excitarlas eso si era el merito que había que reconocerle, pero pues así son los chicos ahora quieren tener el mundo en sus manos y hacer de su vida sexual un polvorín; Estaba muy excitada mi vagina traspasaba mis pantis de lo mojada, mis senos parecían piedras quería cogerme a mi esposo y que me usara como la vez pasada, pero me daba miedo que se diera cuenta que en menos de dos semanas me había puesto muy arrecha, podría pensar que algo esta pasando o que me puede hacer lo que quiera y yo no podría negarme porque fui la que lo incite o le mostré que me excito mas cuando me trata como puta.

Leer más

Me gusta / No me gusta

En el restaurante: Sexo en lugares inusuales, la excitación de la experiencia nueva

EN EL RESTAURANTE

LIDIA no sabía lo que le esperaba esa tarde .. Le habían ordenado que usara falda, que se mojara con la sorpresa que le tenían preparada. No era mujer que gustara de eso, le excitaba si pero no quería verse expuesta en un lugar público, aunque estaba ya excitaba por lo que podía esperarse y además, quería comprobar si como decía Mauro; él era capaz de hacer todas la locuras de las que le había hablado, sin comprobar ninguna.

Accedió a hacerlo pero con reservas y tardó mucho en decir que sí. Apenas después comprobaría que era acertado confiar en él y que sus ocurrencias hacían este viaje compartido una aventura fantástica.

Leer más

Me gusta / No me gusta

POR ESPIAR A MAMA DISFRUTAMOS COMO PUTAS II

Al día siguiente cuando llegue a mi trabajo me sentía ahora si muy incomoda por todo lo que paso, estuvimos muy ocupados y no tuvimos tiempo de hablar pasaron los días hasta el viernes sin yo hablar o mirar a mi mamá ya en la tarde don Alberto me invito un café el cual le acepte pero le pedí que fuera en la oficina lo cual lo sorprendió y pidió el domicilio, nos sentamos en la sala de juntas que quedaba atrás de las oficinas es un espacio muy reservado privado y comenzó a preguntarme porque estaba tan aburrida o estresada que si tenia que ver con su socio si ya se había pasado conmigo o si era con mi mamá

Leer más

Me gusta / No me gusta