De manera simple, el , fetichismo significa amor por un objeto: existen muchas variantes del fetichismo, siendo las más conocidas, por ejemplo, el fetichismo hacia los pies (fetichismo de pies), los zapatos, las medias, la lencería, el cuero, los guantes, etc. Algunos de ellos están socialmente aceptados (por ejemplo, el fetichismo hacia los uniformes o hacia la lencería) mientras que otros pertenecen al mundo del tabú. Sois bienvenidos para escribir sobre vuestro fetichismo particular.

Mis hermanas gemelas 3

Al regresar a casa vimos que mi papa y Daniela ya habian regresado.
Papa: que linda estas Lau.
Laura: gracias.
Dani: a donde fueron?
Yo: al cine.
Dani: yo queria ir.
Yo: luego vamos a ir los cuatro.
Antes que Laura se fuera a su habitacion le dije que le contara todo a Daniela y que despues yo iria a verlas pasada la medianoche.
Despues de la cena me puse a ver videos pornos de trios, queria estar preparado para esa noche.
Pasada la medianoche fui al cuarto de ellas y entre sin pedir permiso.

Read more

Me gusta / No me gusta

Mi amiga Camila

Cuando empeze en la facultad me hize amigo de camila, ella tenia 18 años, tenia el pelo colorado con rulos y su mejor caracteristica eran sus enormes melones que tenia como tetas. La mayoria de mis compañeros se la querian coger a igual que yo pero era imposible porque la mina salia con tipos grandes, se comentaba que habia tenido un amorio con uno de los profesores. Yo siempre la invitaba a casa para estudiar, ya que vivo cerca de la universidad. Ella se llevaba muy bien con mi madre a mi padre no lo conocia porque el llegaba tarde y ella se iba un rato antes. Hubo un fin de semana (viernes a domingo) que la convenci a que se quede a dormir en mi casa, en mi habitacion hay 2 camas.

Read more

Me gusta / No me gusta

Con las bragas en la mano

Este fue el año en el que la mayoría de mi círculo más cercano cumplimos 50 años, las cifras redondas siempre son motivo para celebraciones especiales. Las tres primeras fueron divertidas, conseguir reunir a amigos del cumpleañero de todas sus épocas y círculos, daba lugar a reencuentros emotivos, noches de historias y recuerdos de otras épocas. A partir de la cuarta la cosa ya empezó a decaer, se convirtieron más en un compromiso social que en una fiesta de viejos amigos. Corría el mes de julio cuando me llamo la mujer de un amigo invitándome a la fiesta de su marido Juan. Mar, la mujer de mi amigo, había decidido preparar ella misma la fiesta sorpresa a su marido. A diferencia de las otras, además de sus amigos de toda la vida, invitaría también a sus respectivas parejas. Aunque le agradecí la invitación y confirme mi asistencia, el plan no me emocionaba nada, si los cumpleaños ya me estaban aburriendo, este rodeado de matrimonios, se me antojaba que sería un tostón. Más parecido a unas bodas de plata que a una fiesta de cumpleaños.

Read more

Me gusta / No me gusta