De manera simple, el , fetichismo significa amor por un objeto: existen muchas variantes del fetichismo, siendo las más conocidas, por ejemplo, el fetichismo hacia los pies (fetichismo de pies), los zapatos, las medias, la lencería, el cuero, los guantes, etc. Algunos de ellos están socialmente aceptados (por ejemplo, el fetichismo hacia los uniformes o hacia la lencería) mientras que otros pertenecen al mundo del tabú. Sois bienvenidos para escribir sobre vuestro fetichismo particular.

Mi querida Frida III

Llegamos al campus de la escuela al mediodía. Frida me miraba y se mordía los labios, yo sólo la miraba con su diminuta falda y su camisa negra. Sus piernas se veían increíbles con esa ropa y sus pezones se remarcaban en su camisa negra. Nos abrazamos, con tal de que en nuestros cuerpos se encendiera esa chispa que nos prende a ambos. El calor comenzó. Ella inició, tocándome el pene y frotando su mano en mi entrepierna. Yo en seguida de ella le acariciaba su enorme culo y le levantaba la falta con tal de meter mis manos entre sus nalgas. Llevaba una tanga blanca bien puesta y metida entre sus carnes. Jugueteé un poco con los hilos de su calzón, así como también sus pechos y luego proseguí a meter mi dedo medio en su ano ardiente; le pasé todo mi dedo en su ano… pero hubo una sorpresa más que obvia.

Read more

Me gusta / No me gusta

Nalguicela

bueno este es el relato de mi primera experiencia con una mujer mayor:
por aquellos dias yo tenia 22 años y por asares del destino tuve que dejar la escuela por un tiempo y ponerme a trabajar, me meti a seguridad privada de guardia en un centro comercial. con el tiempo ise varias amigas y amigos, luego como a los 6 meses entro una chava bien sabrosa se llama maricela era de estatura media de 1.70 era medio gordita pero de esas gorditas que se ven bien sexys tenia senos medianos y unas piernotas, pero lo que mas me yamo la atencion de ella era que tenia un culote frondoso con unas nalgas bien grandes formaditas duritas a sus 27 28 años
hasta entre los compañeros le deciamos la nalguicela, varias veces me caho cuando me le quedava viendo pero nunca le decia nada solo buenos dias, tardes, noches, un dia organizaron una fiesta por el cumpleaños de una amiga y ella llego con un pantalon de mescliya blanco y una blusa como batita color mamei con tacones de plataforma azul turqueza ya en la fiesta nomas me anime a sacarla a bailar ya para el final como ella tiene carro pregunto quien iva por su rumbo para dar aventon salimos una amiga y yo, mi amiga se bajo como a las 4 cuadras y ya nos quedamos ella y yo, yo iba en el asiento del copiloto iva viendo por la ventana; como nosotros ivamos mas lejos pues ivamos platicando del trabajo y cosas asi, luego en un alto ella me pregunto que porque siempre me le quedava viendo?

Read more

Me gusta / No me gusta

Utilizada por mi compañero de trabajo (3)

Después de un tiempo les puedo explicar como siguió mi historia.

Al día siguiente de la cena de empresa, me levanté en casa de Antonio. Mas bien el me despertó del suelo con tocándome con su pie:

-“Buenos días zorrita…espero que hayas dormido bien…ahora vas a vestirte e irte a tattoo center, dónde les he hecho un pedido para tu cuerpo.”

Yo asentí, cogí mi ropa y me fui hacia el tattoo center, por el camino iba pensando en la noche anterior y tenía ratos de asco y desesperación y otros de una brutal excitación por Antonio. Mi pinta, con el vestido corto y con el coño al aire ayudaban a incrementar la excitación. Al llegar al tattoo center, me sentaron enseguida y me empezaron a hacer un extraño tatuaje en el tobillo. Al no llevar ropa interior, el tatuador no paraba de mirarme el coñete y yo me sentia enromemente cachonda….sintiendo ganas de volver a ser penetrada por Antonio…así que ni me pregunté que quería decir el tatuaje. Cuando terminó, pagué el tatuaje y me fui a casa. Al llegar, mi novio no estaba…y no apareció en todo el fin de semana. Ni lo intenté llamar…mi cabeza era un lío…pero allí mi vida se continuó despeñándose…El lunes me fui al trabajo…y para seguir complaciendo a Antonio, me vestí con la ropa mas corta y ajustada que encontré, intentando que se marcase bien el tanguita tal y como a él le gustava..pero al llegar al trabajo, mi jefa me llamó a su despacho.

-“Sofia, tu actitud los últimos meses, tu vestimenta…y la felación que le hiciste a tu compañero de trabajo Antonio no son tolerables…me veo en la obligación de despedirte”.

O sea…por querer un ascenso a través de Antonio…había terminado en el paro…Recogí mis cosas de la oficina bajo la atenta mirada de Antonio, el cual tenia una media sonrisa en la cara…de todos modos se me acercó y, agarrándome el culo me dijo:

Read more

Me gusta / No me gusta

Mi querida Frida II

“¿Has visto mujeres desnudas? “, me preguntó Frida. “No cuentan las de los vídeos porno”, agregó. Yo le negué, teniendo los ojos bien puestos en sus pechos y los nervioso en punta, porque alguien de intendencia podía entrar y ver lo que Frida estaba haciendo. Le dije que se pusiera su camisa; no me hizo caso. El corazón se me salía. Sentí un calor que lentamente me fue recorriendo por toda la cabeza hasta desaparecer con fuertes palpitadas en el cerebro. “Sabes que desde hace tiempo no dejo de pensar en coger. Sólo quiero que cojamos y ya”. Mi ingenuidad superaba las palabras de mi compañera. Creía que estaba jugando o haciéndome una broma con cámara escondida; en Frida era muy  normal que hiciera bromas llenas de sexo y dijera cosas incómodas, como la vez que me contó lo que hacía para combatir la menstruación. Me explicó a detalle cómo ese ciclo le afectaba y lo que tenía que hacer para soportarlo. Una vez se me ocurrió preguntarle si se atrevería a ser actriz porno, y me dijo que lo haría, no por el dinero, sino para saber cómo se siente ser cogida por varios hombres a la vez… luego se carcajeó al ver mi expresión y me repuso con un “Es broma”, indicando lo mucho que deseaba algo así.

Creí que era una broma , y seguí tan firme en la probabilidad en esa idea que ya no me molesté por mostrarme impresionado… hasta que se quitó la falda junto con su ropa interior. Sus piernas eran de lo más hermoso: Eran rosadas y bien rellenas, ambas las tenía bien juntas y su vello púbico estaba muy bien afeitado, siendo sólo una línea muy delgada de vello en la zona púbica. Cuando dejó su vagina expuesta, me dio la sensación de percibir un olor femenino exquisito, que sólo podía provenir de los interiores de mi querida Frida. “Estoy mojadita…, como dicen las urgidas por una verga. Estoy urgida por que alguien me coja”, me susurró. Agarró mi mano derecha y la puso en su vagina con tal de que mis dedos entraran en ella. ¡La primera vagina que toqué en mi vida! Mis dedos inmediatamente se humedecieron, su interior era carnoso y muy caliente y satisfactorio tocar. No quería sumergir todos mis dedos hasta lo más profundo de ella; creía que la lastimaría o le dolería tanto que la haría sangrar… luego me di cuenta que no era dolor lo que sentía sino un placer absoluto. Fue meneando sus curvas más y más con tal de que la siguiera masturbando… Ese olor seguía emergiendo de ella, el olor a sexo…, a lujuria… O tal vez sólo era el olor de su cuerpo sudado.

Read more

Me gusta / No me gusta

Cuando mi esposa me hizo sentir lo que ella siente

Voy a contarles lo ocurrido cuando cumpliamos 7 años de matrimonio. Luego de una cena romantica con mi esposa, donde no falto el vino par festejar nuestros siete años de casados, no podia controlar el verla en la mesa del restaurante con esa mini deliciosa, ella tiene unas piernas espectaculares, que finalizan en un culo  que cualquiera desearia tener. Para finalizar la noche, al regresar a casa se acerco a mi oido y mientras me metia su mano en mi pantalon me dice al oido si me llevas a un motel voy a hacer que estos siete años nunca se te olviden.

En muy poco tiempo estaba llegando al motel, ya con la verga metida en la boca, todo el camino me lo chupo de una forma deliciosa, no podia manejar bien, la verdad me estaba llevando a las nubes con esa chupada.

Cuando entramos al cuarto le arranque la blusa y me encontre con 2 pezones rosados deliciosos, parados y que me llamaban a la lujuria, no espere nada para comermelos y comence una succión en sus tetas, hasta que me pidio que la penetrara. Esto sera otra historia.

Read more

Me gusta / No me gusta