De manera simple, el , fetichismo significa amor por un objeto: existen muchas variantes del fetichismo, siendo las más conocidas, por ejemplo, el fetichismo hacia los pies (fetichismo de pies), los zapatos, las medias, la lencería, el cuero, los guantes, etc. Algunos de ellos están socialmente aceptados (por ejemplo, el fetichismo hacia los uniformes o hacia la lencería) mientras que otros pertenecen al mundo del tabú. Sois bienvenidos para escribir sobre vuestro fetichismo particular.

Entregando a mi esposa

Entramos con mi esposa al super, está tan hermosa, con nuestra hija de dos años en brazos, tiene puesto un vestido floreado a la altura de los muslos que le queda hermoso, se ven sus torneadas piernas y en el vestido se adivina el culazo que tiene, yo camino un poco atrás de ellas me encanta verla caminar, lo sensual que mueve sus caderas, pero ella se siente fea. Se acaba de teñir de colorado que le queda hermoso, pero su panza después del embarazo ha quedado llena de estrías, eso es cierto, a mi me encanta igual, y me calienta como nunca, no creo que a ningún hombre en sus cabales le importe ni medio pimiento, pero bueno las mujeres a veces se obsesionan.

Read more

Me gusta / No me gusta

Orgia de Verano

Hace unos meses con mi primo Javi hicimos un trio con Lucia; una profesora de instituto casada de 35 años, muy atractiva, de buen cuerpo, 100 – 65 – 115, muy nalgona y de tetas grandes. Después de ello le propusimos varias veces que participase de una orgía con mas gente. Cuadró que en agosto su marido se iría de pesca unos días y Lucia me llamó para decirme que estaba disponible y deseosa de participar en una orgia. Tras su llamada contacte a Manu, un amigo, para ver si disponía del chalet de su padre. Quedamos para el último fin de semana de agosto. Manu me dijo que invitaría a Alicia, su madrastra, quien a sus cincuenta años se conserva bastante bien y es una folladora insaciable. Además, quedamos en juntarnos con mi primo Javi, Carlos, Ricardo, Héctor, Juan, y David. Este último quedo en venir con una de sus vecinas (y amante), Laura, una mujer casada de 27 años, bonita, y con unas buenas medidas 100 – 65 – 95, en definitiva, muy apetecible físicamente a los ojos de los hombres. También invitamos a Lorena una cuarentona que tiene unas tetas muy grandes y unas caderas y nalgas de fantasía. Lorena es muy atractiva y muy puta. Es adicta al sexo anal y le mola apuntarse a orgias.

Read more

Me gusta / No me gusta

Teresa Despertando la puta que vive en su interior 2

Teresa Despertando la puta que vive en su interior 2

Lunes 8:00 a.m Teresa está sola en casa, hace 5min que Alfredo salió hacia la farmacia.

Extraño fin de semana (piensa Teresa) el sábado mi marido me pone una inyección para convertirme en su puta. Resultado tres orgasmos y el último en plan exhibicionista en la ventana, bueno mas bien guarra exhibicionista que es como me he sentido después, sin embargo no puedo decir que no me gustase. Tal vez por eso estoy dispuesta a no correrme hasta que no me lo permita AMO porque en el fondo me gusta. Fue duro aguantar el calentón de aquel supositorio si me hubiesen dejado habría tenido por lo menos tres otra vez y en cambio lo que he tenido que darme son tres duchas frías.

Read more

Me gusta / No me gusta

Teresa despertando a la puta que vive en su interior.

Alfredo y Teresa son un matrimonio feliz, como todos, y follan una vez al mes como todos.

    • (AL) Yo quiero follar más
    • (TE) Yo follo cuando tengo ganas.
    • (AL) Correcto solo te pido que te tomes este producto que he traído de la farmacia.(Alfredo era Farmacéutico).Teresa cogió el prospecto y lo leyó detenidamente, era un producto que prometía elevar el lívido de una mujer e igualarlo al de un hombre sin efectos secundarios.
    • (TE) Esto no es natural.
    • (AL) Mira Teresa yo quiero follar más si tu no te lo tomas otra se lo tomará.

 

Read more

Me gusta / No me gusta

Una tarde como sumisa

Habíamos quedado aquella tarde con un amigo en casa. Yo, me atrasé en la oficina y mi mujer me llamó para indicarme que nuestro amigo, había llegado y que me iban a esperar tomando una copa, les dije que no, que empezaran sin mi. A la media hora, llegué a casa y al abrir la puerta, lo primero que vi, fue a mi mujer con las piernas muy abiertas y desnuda de cintura para abajo. Sus tacones apoyados sobre la mesa , hacían que la imagen de sus largas y delgadas piernas ,fuera muy sensual. Nuestro amigo, se había encargado de ponerla muy caliente previamente, besándola y desnudando la mitad inferior de su cuerpo. Sin braguitas y abierta de piernas, el jugaba lentamente con su clítoris. Ella jadeaba y se movía casi al compas del roce del dedo con su pequeño punto de placer, soltando de vez en cuando un pequeño quejido casi imperceptible.

Read more

Me gusta / No me gusta