Donde nos cuentan lasmás ocuras fantaisas, o las más morbosas situaciones que el autor imagina como reales, pero que no lo son

EL BESO DE LA DONNA I

Buenos días le pedí a mi amiga escritora que contara lo que viví como catarsis pues aun me cuesta creer lo que paso y como afectó mi vida compartir con ésta persona parte de mi intimidad.

Comenzare por contar algo de mi, mi nombre será Donna soy una mujer de piel blanca mido uno setenta y tres mas o menos tengo muy buen cuerpo, mis senos son medianos pero paraditos de pezones rosados, con un cabello negro azabache largo hasta la cintura muy liso, me encanta y se que a muchos les gusta, mi cola es redonda se que muchos se quedan mirándome cuando voy caminando y eso siempre me gustó y me encanta coquetear y ver que me miren sin ser mostrona, por el contrario me considero muy elegante y femenina; Soy casada desde muy joven, tuve un hijo y por razones ajena a mi voluntad mi esposo debió salir del país y radicarse en otro, así que me quede aquí viviendo con mi Madre y mi hijo. Me dedique a estudiar y a hacer negocios pues me considero una mujer muy emprendedora y lo que deseo lo consigo, sin embargo el problema de estar separada de mi esposo me ha costado mucho, me ha frutado no poder compartir juntos y a pesar de estar en contacto todo el tiempo a veces no puedo negar sentir que me falta.

Read more

Me gusta / No me gusta

El trio por realizar

Somos una pareja feliz, de lo más normal. Nos queremos mucho, llevamos catorce años juntos, tres como novios, otros tantos de feliz matrimonio. Con dos niños, nuestra vida sexual no es para nada monótona, siempre que podemos hacemos el amor o follamos como animales, nos gustan los juguetes y se puede decir que tenemos confianza plena en exponer nuestras fantasías y jugar con nuestros cuerpos.

Mi mujer es fenomenal, una mujer bajita, morena, con 33 años muy buen puestos, tiene un buen par de tetas y un culo que me vuelve loco, y un cuerpo que incita al pecado. De un tiempo a esta parte, jugamos mucho con la fantasía del trio hmh, en la cama solemos usar un vibrador, a ella le gusta que le vende los ojos, y mientras la follo por detrás, le doy a chupar polla…

-¿ Te gusta chupar otra polla mientras te follo..?
– mmmmm… asiente, con la boca llena.

Read more

Me gusta / No me gusta

EN MEDIO DE LA NOCHE

NOCHE 0

En medio de la noche, estaba él en mi cama, bueno en su cama, hablando literalmente… yo no podía dormir, pensando en que podríamos hacer él y yo en esa cama, lo sentía moverse al costado mío, se movía lentamente como insinuándome a algo. No sabía si estaba durmiendo, o si se hacía el dormido, pero lo que si sabía es que yo estaba hecho un volcán, con solo sentirlo respirar al lado mío, un respiro suave y pausado, uno de esos que hacemos cuando corremos y nos detenemos.

Read more

Me gusta / No me gusta

Era nuestra fantasia, pero… (II)

Hola otra vez!
Continuando con el relato de lo que me sucedió hace un par de meses aquí en Sao Paulo, Brasil, me encontré con Sol, mi novia, en la estación de trenes. Cuando entramos en el vagón (yo detras) ella fue avanzando como podia (ya que como dije, a esas horas esta totalmente completo) Me guiaba de la mano entre empujones. Los hombres se hacian a un lado apenas como para dejarnos pasar, pero obligándola a frotarse contra ellos. Entonces ella se detuvo en medio del vagón frente a un parante y detrás de un muchacho. Tuvo que subir la mano bastante para poder asirse al pasamanos y quedamos aprisionados como sandwiches de carne. Yo estaba a su lado entre un mar de huevos y un par de mujeres. Ella seguia aferrando mi mano y me miraba con una disimulada sonrisa maliciosa. Entonces noté que un hombre con traje mas o menos de mi edad (no lo he dicho, pero tengo 62 al parecer de algunos, bien llevados. Soy normal. He practicado y practico deportes desde siempre (sobre todo artes marciales y buceo) Soy delgado y por lo pronto no necesito viagra.

Read more

Me gusta / No me gusta

Mi amigo disfruta de las nalgas de mi mujer

Mi amigo disfruta las nalgas de mi mujer

Hola buenas a todos, espero que les guste mi relato, y si es así les relatare las otras veces que he compartido a mi mujer con mi amigo, sin mas preámbulos empiezo

Desde que estaba en la universidad fue que inicie mi relación con mi mujer, Alice, ella era algo tímida, de cabello negro, y sus pechos pequeños, pero de nalgas redondas y voluminosas y mantiene su cuerpo por el gimnasio, esto hacia que los demás compañeros de mi instituto se le quedaran bien con lujuria, al principio yo no me había fijado en eso, mi di cuenta fue por mi mejor amigo Eduardo, cuando el me comento esto me dio como una pequeña excitación, pero no le di importancia, y los días fueron pasando y cada vez notaba como la miraban con lujuria y hacían comentarios en silencio, y en una ocasión
cuando hablaba con Eduardo el me confeso por la confianza que tenemos, que el tampoco puedo evitar mirarle las nalgas a Alice, esto a mi me excito mucho, y yo le dije que no había ningún problema ya que es normal en los hombres. Y así fue pasando el tiempo y de repente empece a tener la fantasía de compartirla, y cada vez que veía las nalgas de Alice esa idea venia a mi mente. Ya luego pasaron los años, nos graduamos y empezamos la preparatoria, yo nunca me atreví a comentarle algo a Alice, y siguieron pasando los años, empezamos a trabajar, nos casamos y hoy en día ambos tenemos la edad de 28 años.

Todo comenzó un día en el que mi amigo Eduardo me llamo para reunirnos, ya que por el trabajo teníamos tiempo sin vernos, y le propuse que viniera a nuestro hogar y que yo pasaría a por el, Eduardo acepto. Y justo en ese momento, no se por que,
se me vino una excitación y comencé a pensar en que podía realizar mi fantasía, no aguante mas y decidí comentarle a mi mujer, cuando se lo comente, al principio ella se veía muy sorprendida y me pregunto el por que me excita tanto,
y yo le respondí, "Amor se que ambos nunca hemos tenido otra pareja, pero me da mucho morbo que tu experimentes tener sexo apasionado con otro" y ella me dijo que con quien seria, y le respondí que pensaba con mi amigo Eduardo, pero que ella decida, y me respondió, "Bueno lo pensare". Ya en la noche le pregunte si había decidido,
a lo cual ella me dijo, "Bueno amor lo estuve pensando, al principio no quería pero al ver que tienes muchas ganas de que cumpla tu fantasía lo haré", y le pregunte si pensó con quien seria y me dijo, "Ya que tu propusiste a Eduardo lo elijo a el, ya que ambos nos conocemos desde hace mucho tiempo y tenemos bastante confianza", Esto me
puso muy excitado y esa noche tuvimos sexo muy caliente. Ya al siguiente día por la tarde, le dije a Alice que iría a buscar a Eduardo y que le comentare sobre mi fantasía, y dicho esto salí con el coche a buscarlo. Cuando lo recogí nos saludamos y empezamos a platicar por el camino, y hubo un momento en que Eduardo empezó a hablar sobre como eramos en la secundaria y aproveche este momento para decirle, "Recuerdas cuando me confesaste que
te gustaban las nalgas de Alice?" El con una sonrisa me dijo "Si lo recuerdo, pero ya no es así", a lo que yo le respondí provocandolo, "Si tuvieras la oportunidad de tener sexo con ella, lo harías?" Eduardo en ese momento se le formo un ligero bulto en su pantalón y se quedo callado, y aproveche para comentarle sobre mi fantasía, al terminar de decírsela el se veía, muy emocionado y excitado pero dudoso, (ya que pensaría que seria demasiado bueno
para ser verdad), justo en ese momento llegamos, guarde el coche y entramos, el saludo a Alice con un beso en la mejilla, y ella estaba vestida con pantalón pegado que hacia que sus nalgas resaltaran mas. Almorzamos y pasamos el rato platicando, ya había notado mas de una vez como Eduardo miraba el cuerpo de Alice con lujuria, y cuando
ella se levanto del sofá para ir a la cocina, a Eduardo se le formo un bulto en sus pantalones al verle las nalgas, yo también me levante y fui a la cocina, una vez ahí le comente todo a mi mujer, y le dije cuando tomara la iniciativa, a lo que ella me respondió con una sonrisa, "Sal a dar una vuelta como de 20 minutos amor para ir creando el ambiente, y ya cuando
vuelvas disfruta el momento", esto me excito mucho y la obedecí, le di un beso y me fui a decirle a Eduardo que ya volvía.

Estuve caminando 20 minutos exactos y estaba muy intrigado y excitado por saber lo que hacían, así que decidí volver, abrí la puerta silenciosamente y vi que no estaban en el sofá, subí para ir a la habitación y vi la puerta abierta,
al entrar pude ver como Eduardo y Alice estaban fundidos de pie en un beso apasionado, esto hizo que me excitara mucho. Eduardo le agarraba fuertemente las nalgas a Alice de la calentura que tenia, luego ambos se quitaron la camisa, y siguieron besándose, yo me senté un sillón a masturbarme, y Alice sonríe y me dice "Amor lo que vas a ver hoy te va a calentar por varios meses. Y ambos con una sonrisa se empezaron a quitar la ropa por completo,
y Alice empuja a Eduardo dejándolo sentado en la cama, y se acerca a agarra su verga de 26 cm, y con una sonrisa me mira y dice "Mira amor es un poco mas grande que la tuya y hoy sera mía, a lo que Eduardo le dice, "Si me verga hoy sera tuya, entonces tus nalgas hoy también serán mías, y Alice empezó a chupar su verga, y por ratos se me quedaba
viendo con cara de calentura, luego Eduardo la levanto y se puso a chuparle sus pechos, luego ambos se empezaron a besar de lengua, y justo en ese momento note que ya estaban muy calientes, ambos siguieron besándose hasta que Eduardo se acostó en la cama y Alice se monto encima de el, para hacer un 69, Eduardo le abrazaba las piernas y
se comía su vagina de una forma muy salvaje, por otro lado Alice se metía salvajemente la verga de Eduardo en su boca y por momento se la metía completamente y duraba unos segundos, luego ambos se separaron y Eduardo se sentó en la
cama y Alice le dijo "Bueno ahora es tu turno de disfrutar de mis nalgas, dicho esto ella se sentó sobre su verga dándole la espalda para que el pudiera ver y sentir el choque de sus nalgas, y Eduardo le dijo a Alice "Tu vagina esta muy apretada, se siente rico" y que debía ponerse un preservativo a lo que ella le respondió, que no había problema ya que toma pastillas, seguido de esto ella empezó a cabalgarlo y Eduardo la agarraba por la cintura y miraba fijamente sus nalgas, ambos gemían y estuvieron
así unos 5 minutos, luego Alice se detuvo y se dio la vuelta esta vez quedando de frente con Eduardo, en ese momento Alice volteo a verme y me dijo "Amor terminaremos de la forma mas apasionada para que disfrutes", luego se volteo mirando a Eduardo y este le dijo "Tus nalgas son mucho mas ricas de lo que imaginaba, tu cuerpo se ve muy erótico" luego ambos sonrieron y se fundieron en un beso de lenguas muy apasionado y Alice empezó a cabalgar, Eduardo le agarraba los pechos con fuerza y entre sus besos se podían escuchar sus gemidos, luego de 10 minutos Eduardo se corrió dentro de ella. Era una imagen muy erótica y excitante, se podía ver claramente como la verga de Eduardo
se llenaba de semen por los lados aun estando adentro de la vagina de Alice, y solo se podía escuchar sus besos, ambos luchaban por meter la lengua en la boca del otro y se podía escuchar sus jadeos ya que apenas se dejaban respirar, estuvieron así un largo rato, hasta que Alice saco su lengua de la boca de Eduardo dejando un hilo
de saliva, luego mi mujer se fue a duchar mientras yo me quede hablando con Eduardo y este me decía "Tu mujer esta muy buena, tienes suerte de tenerla, me gustaría volver a repetir la ocasión, te agradezco que la hayas compartido conmigo", y yo le respondí
"Si a Alice le gusto, tal vez lo volvamos a repetir y también podrías ser su amante para sexo, Eduardo mi miro y me agradeció. Luego platicamos cosas simples hasta que Alice salio del baño, seguimos platicando como si no
hubiese pasado nada y cuando nos despedimos, Eduardo me volvió a agradecer y se acerco a Alice y le dio un beso. Luego cuando se fue le pregunte a mi mujer que había pasado cuando salí, y me dijo, "Eduardo y yo estuvimos hablando hasta que le comente sobre tu fantasía, y el me dijo que desde que me conoce siempre le han gustado mis nalgas
y que las deseaban mucho, esto me excito mucho amor y ambos nos fundimos en un beso y Eduardo me llevo cargada hacia la habitacion y luego llegaste", esto me excito mucho y tuvimos un sexo muy caliente toda esa noche.

Me gusta / No me gusta