Sexting (contracción de sex y texting) es un anglicismo para referirse al envío de contenidos eróticos o pornográficos por medio de teléfonos móviles y/o ordenadores. Si, esas cositas que hacemos por app como whatapps

VOLVI A LOS CHATS DE LAS WEBCAM

Y después de muchos meses sin entrar, volví a los chat de las webcam, era pronto, aún no había mucho ambiente, la mayor gente que se conectaba desde el otro del charco. Me dediqué a descargar videos de gente habitual del chat que los colgaba en la Web. Los primeros que vi, la verdad, no eran muy buenos, apenas tuvieron reacción en mi, me gustaban los videos de parejas, y sobre todo que tendrían sonido, lo que más me excita es el sonido de sus gemidos, sus gritos, y sobre todo cuando llegan al orgasmo, sonido real y puro, sin fingir, eso me ponía a mil, me encendía de tal modo, que me ardía todo el cuerpo.

Descargué videos antiguos, que hacia mucho que estaban colgados, pero que yo por mi larga ausencia en el chat, no había visto.

La conexión era muy lenta, mientras descargaban, me puse a ver alguna cam, una pareja jugaba con una botella de cava, aún estaban celebrando el nuevo año, él la masturbaba, con una mano, mientras con la otra agitaba fuertemente la botella…….cuento creyó tener a punto a su mujer, dejó de acariciarla, agitó con más fuerza aún la botella, y la derramó sobre el sexo de su pareja, empezó a de estremecer, le llegaron unas sacudidas seguidas, su pecho se agitaba frenéticamente, cuando acabó de derramar toda la bebida, él se dispuso a lamerla entera, lástima que no tenga sonido.

Abrí el primer video, era una fiesta, se veía como una discoteca, gente que iba y venia semidesnuda, la cam enfocaba a una chica con los pechos descubiertos, el vestido le caía por las caderas, morena, pelo largo, está de rodillas, ante tres hombres, nudos por completo, ella lame el sexo de uno, mientras acaricia el pene de otro, ellos no dejan de tocarla por todos lados, se escuchó de fondo el gemir de una mujer, por como lo hace esta a punto de llegar a un orgasmo, la cam no se mueve, enfoca constantemente a la chica , con sus acompañantes, aún de rodillas se acaricia sus pechos, mientras ellos se tocan hasta descargarse sobre ella, me quedo con las ganas de ver a la otra pareja, por sus gemidos, debió de ser un polvo genial- El siguiente, sexo anal, no tiene sonido, la cam concentrada en el pene de él, y el trasero de ella , con un pequeño tatuaje que no logro distinguir, él tumbado con las piernas abiertas, ella de espaldas a él, en cuclillas, se deja caer lentamente, sube y baja, cada vez entra más… y más… tiene el pene bastante largo, grueso, se toman su tiempo hasta que lo introducen completamente dentro, ella queda sentada encima de él, ahora ya, sube y baja con más facilidad.

. Una pareja, ella a cuatro patas, su cabeza recostada en el sofá, solo lleva puesto unas botas de tacón muy alto, él desnudo también, de rodillas tras ella, la embiste fuertemente, mientras tira de su pelo, esto hace que ella se contraiga, su culo se pegaba más aún a él, gemía… más y más fuerte, jadea de tal forma, que parece desmayarse, sus piernas se contraen, un grito final indica que acaba de correrse, cruzo mis piernas fuertemente, los sonido de sus gemidos, sus movimientos convulsivos, si que han hecho efecto en mi.

(Conocí a alguien que le encantarían estos últimos videos)

Solos en la oscuridad, con un punto de luz con los ilumina, la Cám enfoca a un punto concreto, la cara de ella, el sexo de él, se le escucha murmurar, ella mira a la cámara con una mano acaricia la base del pene, le va chupando delicadamente, se recrea en la cabeza del pene, él gime, chupa como si de un rico caramelo se tratara, seguro le sabe rico, se relame constantemente, el sonido de sus gemidos se hace más audibles, ella intuye que va a correrse, abre aún más la boca para tragárselo todo.

Tengo el msn en estado no conectado, veo entrar a alguien, que hacía mucho tiempo que no saludaba, me trae muy buenos recuerdos, minimizo la Web de las Cám, y le abro de inmediato, después de saludamos afectuosamente , me pregunta que hacia , le comento los videos , se los paso, y los vamos comentando, mientras los vuelvo a ver, y voy descargando más, la convers

ación se va poniendo más y más caliente, nos ponemos la Cám, debido a las altas temperaturas, estamos ligeros de ropa, él solo lleva unos bermudas, yo un pequeño vestido de raso, muy coto, y solo el tanga debajo.

Mientras me fumo un cigarrillo, me dice que excitante seria compartir un rato juntos, hacer realidad sexo de aquella formal sin inhibirnos en nada, gozar de nuestros cuerpos, darnos placer mutuo, sonrió, vive a más de 8000 Km., le pregunto sarcásticamente que si le salieron alas, reímos los dos juntos, dice que evidentemente no, pero que podemos satisfacernos de igual manera, veo como se dirige a la Cám, la baja saca su pene del pantalón, grande, las venas se le marcaban mucho, tengo las piernas cruzadas, las aprieto aún más, mientras me acaricio la parte exterior de mis muslos, hago lo mismo, bajo mi cámara, ahora ya no nos vemos las caras, solo enfoca nuestros sexos, él con una mano se acaricia, mientras con la otra me va escribiendo lo que me haría si estuviese a mi lado, cómo desataría mi cabello, dejándolo caer por mis hombros mientras me acariciaba el cuello… bajando sus manos hacia mis pechos y bajando más y más… abriendo mis piernas hasta llegar a mi sexo, muy mojado a estas alturas ya.

No dejaba de acariciarse, yo apenas escribía, ya no podía dado mi estado de excitación, aprieto más mis piernas, ya no es suficiente quiero más, las abro busco mi sexo, muy mojado, dilatado, mis dedos entran fácilmente, no dejo de mirarle, ya no escribe, se pellizca sus pezones, y con la otra sube y baja por su miembro muy erecto compulsivamente, saco mis dedos, y voy directa a mi punto clave, se como acabar con esta excitación que me quema ya, lo necesito, levanto mi pelvis, arqueando mi espalda, frotando mi clítoris, deseando ser penetrada por él, mis dedos entraban y salían una y otra vez hasta llegar a un espasmo final, perdiendo todo control sobre mi cuerpo, me dejé caer sobre el respaldo de la silla, lentamente mi respiración se va normalizando, le miro, acaba de eyacular sobre su vientre.

. Una llamada de teléfono nos interrumpe, cuando regreso, ya tiene la cámara enfocándole su cara, fuma un cigarrillo, le acompaño, coincidimos ambos, en lo intenso que fue todo, sin duda alguna, prometiéndonos repetir esta deliciosa experiencia.

Autor: Carla carla_arroba (arroba) hotmail.com

Me gusta / No me gusta

SEXO PROHIBIDO

Nunca se sabe hasta donde pueden llegar dos personas que se aman y desean, y no hablo de un simple deseo sino que de ese deseo que te lleva al éxtasis, que no te deja pensar en otra cosa que no sea cogerte a tu pareja, verla gemir de placer, hacerla acabar una y otra vez.

Esa excitación que no te deja dejar de pensar en sexo, que te hace oler a eso, que hace que todas las personas del sexo opuesto te miren. Que hace sentir ese calor por dentro. Que nutre tu imaginación de escenas de placer. De cosas que quisieras hacer, de fantasías sexuales. De esos gustos prohibidos que ha nadie puedes contar y menos a tu pareja.

Conocí a mi pareja por internet, vive muy lejos de mi, en otro país, pero pasamos juntos todo el día conectados por internet. Usamos todos los medios posibles, nos vemos y escuchamos y por supuesto chateamos todo el día. Yo soy soltero, vivo solo y ella esta casada y tiene 3 hijos. Fue una suerte conocerla, ella es una mujer muy atractiva e inteligente.

Nos topamos una vez en un chat de adultos, de esos que están llenos de hombres y solo algunas mujeres, y en donde ellas están acosadas por tanto macho caliente. Pero se dio que ella me contestó. Y de ahí nunca más paramos de chatear.

Ella es una de esas mujeres que los hombres no dejan, de esas mujeres que pasan por tu lado y no puedes dejar de mirarlas. Una mujer con un cuerpo que te llama al sexo. Una mujer que te hace pensar solo en sexo. Y lo mejor es que descubrí que a ella le gusta tanto como a mi.

Les contaré algunas cosas que hemos hecho a través de nuestra larga relación por internet. Como pueden imaginarse tanto deseo a la distancia nos deja pocas ocasiones para poder llevar nuestras fantasías a la realidad, pero con el tiempo lo hemos logrado, llegando a límites que ni sabía podía llegar. Estamos llegando al punto en que solo te dejas llevar por el morbo y el deseo. Y que lo único que importa es llegar a la mayor excitación.

En una de esas veces que conversábamos por internet, con el peligro que corría ella para que su marido no la descubriera, sabiendo que él ya estaba enterado que tenía algún novio o amigo por internet que la hacía llegar a la cama todas las noches con olor a deseo. Y que ella no lo dejaba ni tocarla. Lo que lo hacía morirse de celos. Por que no podía probar nada ni hacerle escenas de celos por un amante virtual. Que ni siquiera sabía si era real.

No entendía como un hombre con solo palabras podía hacerla sentir tanto deseo como él en persona nunca pudo. Él la deseaba mucho pero ella ya no, y no dejaba que la cogiera. Una noche de esas de mucho éxtasis y deseo cuando ella me miraba como yo me masturbaba y ella hacía lo mismo, él llega y se puso a ver que escribía tanto. Pero ella alcanzó a cerrar todas las ventanas. Lo malo es que no podíamos seguir con él ahí.

Tenía tanto morbo que en un momento pensé en algo que me hizo volver loco de excitación aunque también de celos. Sabía que ella estaba toda húmeda y que lo primero que iba a hacer cuando nos despidiéramos sería ir al baño a masturbarse. Pero le pedí que no se tocara nada.

Le dije que se asegurara de que estuvieran los niños dormidos. Y que se fuera a poner algo muy sexy. Solo una tanga con una blusita ajustada y transparente. A lo que ella se negaba porque sabía que su marido vendría todo celoso a sacarla del computador. Le preguntaría que para que quería estar vestida así, o solo sería para que yo la viera.

Esa era mi idea pero no se la dije. Ella solo aceptó porque estaba muy excitada y quería saber que estaba planeando yo. Sabiendo que muy luego tendría que cortar la conexión porque su marido con ataque de celos no la dejaría. Cuando llegó vestida solo con una tanguita blanca muy diminuta y una blusa color piel y transparente y muy ajustada, quedé paralizado. Estaba para cogérsela. Nunca la había visto tan sexy. La deseé como nunca.

Con sus pezones paraditos, apuntándome, deseosos de que yo los chupara. Y con esa tang

a que ya dejaba notar la humedad que ella tenía. Le dije que abriera muchas páginas de internet, pero todas con fotos de sexo. Unas veinte paginas al mismo tiempo. Todas con fotos explícitas de mamadas, cogidas, sexo anal, en grupos, de a tres, orgías, de todo. Ella comenzó a abrirlas y a excitarse mirándolas e imaginándose que nosotros éramos los de las fotos.

Yo le mandaba direcciones y ella las miraba y dejaba abiertas las ventanas en el computador. Eran tantos sitios que ya no se distinguía una de otra. Y esa era mi intención. Que su marido llegara y la viera viendo pornografía y no pudiera darse cuenta que también conversaba conmigo y que yo la veía. Tendría que revisar cada una de las ventanas para saber que veía en cada una y ya había abierto más de 20.

Cuando terminamos de hacer eso apresuradamente le conté que tramaba aprovechando lo excitada que estaba para que aceptara mi petición. Entonces, le dije:

– Amor sé que estás muy excitada y que tu marido vendrá luego a sacarte de acá, pero quiero que cuando venga le muestres las fotos que estás viendo y que te lo cojas frente a la cam, para que yo te vea.

Por supuesto su primera reacción fue negativa, y me preguntó como podía pedirle eso y yo le dije que me excitó mucho imaginar verla cogiéndose a su marido porque yo se lo pedía.

Ella me decía que no podía hacerlo y yo le dije que estaba muy excitado pensando en eso y le mostré por mi cam como estaba mi pene duro y erecto de solo pensarlo. Ella al verme se excitó muchísimo y me volvió a preguntar si de verdad quería que ella se cogiera a su marido delante de la cam para que yo la viera. Y yo le dije que si, que eso quería y que era mi deseo. Que quería verla gozar de placer sabiendo que yo la miraba como cogía.

Ella me dijo que trataría de hacerlo pero que no sabía si podría hacerlo. En eso llegó su marido muy enojado, y le dijo que apagara todo y se fuera a dormir, que parecía una puta frente a ese computador, que no dejaría que anduviera mostrándole su cuerpo a otro. Y ella le dijo que no hacía eso, que estaba muy excitada mirando páginas de sexo. Y comenzó a mostrarle a su marido las páginas que veía. Y él le comenzó a creer y a excitarse viéndola a ella toda húmeda.

Y ella sabiendo que la veía y la hacía excitarse cada vez más con el morbo que le daba, que se la estuvieran cogiendo, y que la estuviera mirando el hombre que ella deseaba y que le había pedido eso. Gritaba y gritaba de placer, ya no podía más con tanta excitación.

Yo escuchaba y veía todo eso y me masturbaba, yo tampoco podía más, era mucha mi excitación, como ver a mi hembra cogerse a otro hombre porque yo se lo pedí, ella gozó como nunca y yo también, su marido se la cogía desesperadamente, estaba muy excitado, hasta que acabó, y ella al sentirlo acabó de nuevo otra vez, y yo al escuchar sus gemidos de excitación no pude más y solté mi leche.

Quedé todo chorreado de mi semen, nunca había sentido tanta excitación y ella al ver a su marido acabar lo tiró hacia atrás y le dijo que se fuera a lavar y se sentó frente a la cam y comenzó a masturbarse loca de deseo, quería acabar una y otra vez, quería verme y decirme como había gozado pensando en mí cuando se la cogía.

Fue una noche de puro deseo a la distancia, no nos importó nada, ni los celos ni la pena, ni nada, solo darnos placer.

Autor: Kurthnew

Me gusta / No me gusta

Mi primera vez no pudo ser

Bueno, he de comenzar diciendo que soy un chico normal, soy de México. Mido 1.66 metros, peso 69 kilos, color moreno, ojos cafés.

Desde hace algún tiempo soy aficionado a leer Relatos Eróticos, me gusta fantasear con las situaciones que ahí se presentan, es excitante poder leerlos y pensar que uno está ahí.

También tengo que confesar que poco a poco empecé a leer de todos los Relatos, Hetero, Bisexuales, Lésbicos y hasta Gay. También empecé a ver Pornografía, ya saben poco a poco me fui envolviendo en cada Relato y en cada Video.

Fue en este punto donde comencé a Fantasear demasiado con que se sentiría estar con otro chico, pensaba e imaginaba que era yo el de los relatos Bisexuales y Gay, empecé a pensar que yo estaba en los videos, era muy excitante. Poco a poco me fui creando la imagen de estar con un chico.

Mi miedo, al pensar esto provoco que no leyera más acerca de esto, pero no paso mucho tiempo cuando ya otra vez estaba metido en estos temas.

Al leer historias sobre el Metro de la Ciudad de México, fui en busca de obtener eso y nada sucedió, no pasaba nada de lo que leía, me subía en los vagones más llenos para ver si algo pasaba y nada pasaba.

También fui a uno que otro Cine Porno del D.F, pero era más mi miedo que no lograba entrar a ellos.

Comencé a chatear con chicos, pero ellos afuera quieren cogerte luego luego o que los cojas y eso era frustrante, yo no quería eso luego luego, así que me conforme con solo chatear y ver por Cam, pero yo quería más, pero por miedo nunca he hecho nada.

Así he pasado el tiempo sin animarme a nada más que esto.

Poco a poco he olvidado este asunto, reprimiendo mis ganas de ver que se siente estar con un chico.

Así paso el tiempo, y solo leo Relatos y veo Porno.

Pero este domingo que paso, algo estuvo a punto de ocurrir, o bueno al menos en mi imaginación y deseo.

Fui a nadar a Oaxtepec Morelos, estábamos nadando con la familia, y me dieron ganas de ir al baño, me salí de la alberca y me dirigí a los baños, al entrar vi como un joven se me quedo mirando, no le di importancia y camine hacia a dentro, ya adentro vi a otro chico que me miro muy sugerente y me dio miedo, pero a la vez mucha tentación y curiosidad. Entre rápido al baño, y me Salí, pero al salir vi que decía regaderas y rápido me fui otra vez a la alberca.

Ya estaba nuevamente nadando, pero tenía esa espinita, me empecé a llenar de mariposas en el estomago, sentía curiosidad, excitación por poder ir nuevamente.

Me anime, me Salí de la alberca y me dirigí nuevamente a los baños, una vez a dentro empecé a buscar cómo eran las regaderas, entre fui hasta el fondo y las vi, pero mi sorpresa fue que no tenían puertas ni cortinas, solo unas pequeñas divisiones a los lados, pero se podía ver al lado y enfrente también había más, eso me éxito demasiado, porque sabia que no podía pasar más de lo que yo quisiera ni me podrían obligar a nada que yo no quisiera.

Había poca gente, unos 3 o cuatro, pero en las regaderas de al principio, seguí caminado hasta llegar a las del final que estaban vacías, me llene de nervios y a la vez de excitación, no llevaba toalla ni nada para bañarme ni cambiarme, pero dije que importa es ahora o nunca.

Me quite la ropa, me deje el bóxer, pero me moría de ganas por quitarme todo y que me vieran, entonces me anime y así lo hice.

No había nadie cerca ni enfrente, eso me dio un poco de más tranquilidad, pero en un rato llego un chavo enfrente, se quito todo como si nada y por primera vez en vivo vi una verga que no fuera la mía, la tenia enorme, me excité mas pero no podía dejar que viera que lo vi y que me excité.

Prendí el agua caliente, me puse debajo del agua y ahí empecé a excitarme demasiado, me movía lentamente, me tocaba el culo, me lo lavaba, lo acariciaba.

De rente de reojo vi que el chico de enfrente me miro, yo estaba a mil, sentía que explotaba, tenía ganas de que él se pasara donde yo estaba y que pasara lo que tenía que pasar.

Yo seguía mostrándole el culo, lo paraba, lo tocaba, me sentía súper imaginando que él me tocaba y me daba su verga, quería agarrarla, sentirla.

De repente él se fue, y quede con las ganas, ya me iba a salir, cuando de repente un chavo se puso a lado mío, se quito todo y tenía una verga enorme, mas enorme que la anterior, casi se me cae la baba, dije wow, otra vez comencé el juego de tocarme, lavarme y acariciar mi culo, lo paraba imaginando que él lo veía, era emocionante, excitante, pensé que ahora si pasaría algo, pero nada paso.

Al menos paso en mi imaginacion, y es lo mas excitante que he hecho, desnudarme frete a otros chicos y que me vean.

Es todo, espero poder escribir nuevamente, con alguna otra historia, porque buscare tener algo excitante nuevamente con algún chico.

Saludos

Me gusta / No me gusta

Mi primera vez con mi mejor amigo

toda la vida he leído relatos eróticos, y soy novata escribiendo historias de este tipo.. pero creo que se merece un relato, mas que con talento, el memorial de la primera tirada con mi mejor amigo.

nos conocimos por chat, afinidad inmediata segun nuestras propias revelaciones tiempo despues. un año casi desde nuestras conversaciones con humor negro y de gran connotacion sexual, que mas de una vez nos llevo a la masturbacion, incluso mirandonos por cam.

pero el dia que debiamos vernos habia llegado…

no voy a profundizar en lo previo por que aunque alimento mi ansiedad, no tiene mucha relevancia.
caminamos cuadras cuadras interminables, no podia caminar mas rapido para llegar al lugar donde estaria al fin con el, el que me decia todas las noches que me deseaba y yo como estupida habia aplazado tanto tiempo. en el camino me toco el culo una y otra vez, me tenia enferma, mojada (las mujeres entenderan lo incomodo que es andar mojada por la vida) hasta que de pronto, paro, me tomo y me beso.. lo queria ahi mismo, tocar, probar gemir, pero conocia mi ciudad. siempre hay alguien observando.
despues de una comica parada para comprar algo para beber, llegamos al motel, ultima habitacion, cama matrimonial.
sin sacarme yo la mochila lo bese, lo bese era lo que deseaba abrazarlo besarlo, de una a la cama y me quito el pantalon sus dedos entraron de golpe sin previo aviso a mi concha, la cual mojada casi inundada me hizo sonrojar, besos en la boca gemidos y en las pechugas.. extasiada total, se solto el pelo.. no podia describir ni menos decir las ancias que tenia que me lo metiera que me la rompiera que se subiera encima mio.. pero fue al contrario, me subi arriba de el y sin sacarme la camiseta se acomodo para chuparme las tetas, su cara no la olvido y mi concha palpitaba fuerte se mojaba, el ritmo en ese momento se me hacia desesperante, queria chuparla, baje y la meti en mi boca, pero el no queria, queria hacerme suya de otra forma…
la metio con todo, la sentia exquisita pero ambiciosa y deseosa de tanto tiempo la queria entera dentro y comence a moverme .. me tocaba los pechos lo queria hirviendo.. use todo en mi para que su primera vez conmigo fuese la mejor y me deseara mas..

no voy a profundizar en lo previo por que aunque alimento mi ansiedad, no tiene mucha relevancia.caminamos cuadras cuadras interminables, no podia caminar mas rapido para llegar al lugar donde estaria al fin con el, el que me decia todas las noches que me deseaba y yo como estupida habia aplazado tanto tiempo. en el camino me toco el culo una y otra vez, me tenia enferma, mojada (las mujeres entenderan lo incomodo que es andar mojada por la vida) hasta que de pronto, paro, me tomo y me beso.. lo queria ahi mismo, tocar, probar gemir, pero conocia mi ciudad. siempre hay alguien observando.despues de una comica parada para comprar algo para beber, llegamos al motel, ultima habitacion, cama matrimonial.sin sacarme yo la mochila lo bese, lo bese era lo que deseaba abrazarlo besarlo, de una a la cama y me quito el pantalon sus dedos entraron de golpe sin previo aviso a mi concha, la cual mojada casi inundada me hizo sonrojar, besos en la boca gemidos y en las pechugas.. extasiada total, se solto el pelo.. no podia describir ni menos decir las ancias que tenia que me lo metiera que me la rompiera que se subiera encima mio.. pero fue al contrario, me subi arriba de el y sin sacarme la camiseta se acomodo para chuparme las tetas, su cara no la olvido y mi concha palpitaba fuerte se mojaba, el ritmo en ese momento se me hacia desesperante, queria chuparla, baje y la meti en mi boca, pero el no queria, queria hacerme suya de otra forma…la metio con todo, la sentia exquisita pero ambiciosa y deseosa de tanto tiempo la queria entera dentro y comence a moverme .. me tocaba los pechos lo queria hirviendo.. use todo en mi para que su primera vez conmigo fuese la mejor y me deseara mas..

una tras otra las embestidas como le llamo llenaron el aire de ese olor a carne humana que hierve en deseo, yo estaba feliz montandolo, despues de tantas noches imaginandolo.. distintas sensaciones me provoco.. miedo, de complacerlo, verguenza, no me controlo muy bien extasiada como estaba, y espasmos casi orgasmicos que hacian cada metida mas rica que la anterior..

me movi en circulos, de adelante hacia atras, despacio fuerte, esperando que su pico me llenara y rozara cada interior de mi concha, en ese momento chorreante de jugos mutuos.

se fue en gemido exquisito.. que ya habia tenido el placer de escuchar en esas llamadas al masturbarnos una mezcla fascinante de dolor y placer… quede cansada .. nos recostamos.. a ver futbol.. mas tarde aprenderia que era una mamada de mis labios 😉

Me gusta / No me gusta

ENTRANDO A SU CUARTO 1

Tenía 25 años, a dos exámenes de terminar derecho, como quién dice… la vida me reía y cantaba, me sentía en la cúspide, todo giraba sobre ruedas… éxito con las mujeres, relaciones sociales bárbaras, sin duda fueron mis mejores años en cuanto a mujeres.  Soy bastante imaginativo, por no decir morboso, y gozaba del tipo de relaciones que me gusta… pendejas, novias de amigos, relaciones sólo sexuales… lugares prohibidos, autos, montañas, todo lugar era buen lugar para dejar volar mi imaginación. En mi casa el tema era sencillo, venia la mina de turno, tocaba timbre, inmediatamente chupada de pija, nalgadas para que pare la colita, penetración, eyacular en las tetas y/o boca y despedida.-
Vivía en un departamento céntrico, en una ciudad del noreste de argentina, con mi querido viejo, que también es bastante pirata… nos une una relación de amigos, él sin duda es mi mejor amigo y compinche, decidimos poner Internet de banda ancha. Nos turnábamos, hablábamos de estrategias de conquistas cybernéticas. Nos volvimos dos especialistas en el arte de la conquista virtual para luego pasar a los hechos. Tanto él como yo, tuvimos encuentros sexuales con personas conocidas por éste medio. Luego de tener segura la presa organizábamos viajes a otras provincias a encontrarnos con nuestras amigas en vivo y directo. No sé él, porque por más que nos tenemos confianza, respetamos nuestros roles de padre e hijo y no abundamos en detalles, pero yo soy bastante liberal en la cama… por no decir degenerado, así que cuando se producía un encuentro ya todo estaba asegurado para dejar volar mi imaginación y hacer de todo en la cama.
Una tarde-noche de esas, en una sala de chat común y corriente, me hice amigo de una porteña (gentilicio de Bs. As.). Guardaré su nombre, aunque no creo que importe…quizás lo diga en algún momento, agoté todos los límites de mi imaginación con ella, tengo pilas de videos, fotos, tangas, etc. Resultó una piba de 18 años, que pronto me dio su msn y mi alegría desbordó al descubrir que tenía cámara web. No podía fallar, debía usar todas mis armas para no dejarla escapar y ganarme su confianza. Me contó que los argentinos, los hombres argentinos la habían desilusionado e inmediatamente le dije que si bien yo era argentino, en la actualidad me encontraba en España haciendo un postgrado en derecho (estaba próximo a recibirme de abogado así que fue lo primero que se me ocurrió). Fue la primera decisión acertada, no sólo porque despertó su interés, sino porque gracias a ello descubrí que seria fácilmente manipulable ya que la notaba muy ingenua.-
El segundo paso fue conocerla, pedirle que ponga su web cam. Era una nena, en su dormitorio, totalmente a mi merced… un cordero invadido por el lobo feroz en el seno de su casa. Debido a la paranoia con el tema inseguridad de su familia (vive con la madre, la abuela, dos hermanos varones y una hermana mujer menor)  no salía a ningún lado, se pasaba encerrada con el ordenador a su disposición, sólo salía para ir al colegio, no llevaba una vida social normal de acuerdo a su edad, ergo, le faltaba calle al punto de que mis palabras llegaron a ser verdades totales, todo lo que le decía era palabra sagrada. Así, con todo, sé notaba que sus hormonas le pedían dejar volar la libido, sólo faltaba la persona que le despierte confianza para convertirla en lo que finalmente se convirtió, un chiquillia ansiosa por complacer a su machito. Que buena suerte tuve! Yo sé como convertir una nena en mujer, y luego en putita personal, y finalmente cosechar lo sembrado y pasar a ser el jefe sexual, que mis deseos suenen a ordenes en sus oídos, que su aspiración más grande sea mi semen, mi placer.-
Pronto, muy pronto debo reconocer, la tenía plenamente entregada. La hacia desfilar por su cuarto con ropa interior, vestida con uniforme de cole, tocarse las tetas y todo con el objeto de hacerme acabar. Nunca vi alguien que disfrute más observar como me masturbaba y sacaba mi leche. Evidentemente explotaba de calentura, me mandaba fotos en lugares públicos abriendo disimuladamente sus piernas con faldas mostrando su bombacha, accedía a todo, abusaba debo reconocer… cuando se resistía a hacer algo, la manipulaba, me hacia el enojado y pronto lo conseguía todo. Muy pronto, por petición mía, cambió todos sus culotes por tangas (cola les).-
Con tantas charlas sexuales, logré hacer de ella una experta del sexo, por lo menos de la teoría. Realmente me excitaba esta tipo sodomización que había conseguido. Para colmo, es una chica linda. Muy blanquita de piel, uno sesenta de estatura, piernas bien formadas, carita de pendeja con anteojos que  daban morbo, un culito durito propio de su edad y, dos cosas más, la hacían el objeto del deseo perfecto. Unas tetas divinas, grandes lo justo como para apretarme la pija, con pezones anchos que inclinando su cabeza permite pasarse su propia lengua, duras; y la segunda, no quiero sonar materialista, pero hay que reconocer que ayuda, su familia tiene mucha plata, y típico de las familias modernos, sólo demuestran su afecto por medio de regalos. Esto mejoraba las cosas; en su vestimenta, que lo que le pedía compraba, cientos de tangas de todo tipo para desfilarle a mi pija, minifaldas, botas para resaltar el efecto de su cola parada contra la pared; y regalos hacia mí, que aunque ella creía que yo estaba en España, igual enviaba cajas llenas de cosas a mi depto. Llegó un momento que esto me incomodo, libros de derechos, colecciones carísimas, remeras, bóxer de los más caros para que me ponga cuando la vea, un reloj citizen, etc etc etc. No perdía oportunidad para decirle que me mande algunas tangas también, las que yo en mi degeneración le regalaba a otra pendeja que por ese entonces también la tenia para mi juegos. Esta ultima salia me visitaba en el departamento, yo dejaba de estudiar, la cogía de todas formas, la hacia tragar mi leche, luego veíamos un rato los Simpson, otro polvo y la llevaba a su casa con la excusa que su madre se preocuparía. Le hacia poner las tangas que me mandaba mi cyberputa de regalo, un festín del morbo. Estas visitas se producían los días miércoles, a una hora puntual que ella salía del colegio. En esas épocas, estaba teniendo mis primeras experiencias con la marihuana, así que calculaba 15 minutos antes, fumaba un porro y como un reloj suizo sonaba el timbre, cuando subía yo totalmente loco, dejaba volar mi imaginación, la filmaba a escondidas, apenas me saludaba la tenia dándome besos arrodillada con su uniforme en mis huevitos y pija (quizás en otro relato les cuente más de ella, vale la pena).-
Así pasó el tiempo, por medio de nuestras web cam hicimos de todo. Una pendeja de 18 añitos desesperada por mi pija, era un regalo. Contaré como eran estas sesiones, casi siempre eran iguales: nos encontrábamos cuando yo tenia ganas de acabar y me daba pereza ir a buscar alguna amiga. Es cómodo tener en casa a todo momento alguien dispuesta a hacerme jugar para acabar. Ella traía una caja grande donde guardaba la ropa interior y me empezaba a preguntar cual quería que se ponga, yo elegía y luego le decía que empiece con su trabajo, que era mi putita y que me saque la leche. Se paraba, daba unas vueltas, se ponía en cuatro patas parando la cola en la silla, yo bajaba la cámara y le mostraba la pija inmensa, le decía que así me la ponía, que era una puta divina, le contaba las cosas que le haría cuando nos veamos, etc. Luego sobaba sus tetas, pellizcaba sus pezones…. Que lindas tetas tiene!!! Y bajaba para mostrarme como se tocaba la conchita esa de nena que tenia, toda depilada para mi, sin un solo pelito. Cuando tenia ganas de acabar, después de agotar mi imaginación, ya que siempre tuve la virtud de acabar cuando quiero, lo puedo controlar, ponía una hoja de papel en el escritorio del ordenador, y acercaba la cámara lo mas posible así veo con nitidez mis chorros de leche. Su cara de desfiguraba, me decía que se moría por chuparla.-
En un momento, le dije que próximamente volvería a la Argentina (en realidad nunca me había ido) se puso muy contenta, luego comento que su abuela (una vieja desagradable que le daba con todos los gustos) le prometió llevarla a Tucumán (donde yo vivía). Yo ya me había recibido y estaba dando mis primeros pasos en la abogacía, así que a los ojos de la vieja era una persona decente. El encuentro sería en un hotel en pleno centro de Tucumán, yo la pasaría a buscar e iríamos a pasear. Ella debía vestirse con una minifalda cortita que me había mostrado por Internet, cuando llegue al hotel, me senté a tomar un café en la confitería y ahí bajaron las dos… la vieja de mierda ésta y la pendeja hermosa a su lado, fue una verdadera entrega a mis garras. Conversamos un poco y pronto salimos.-
Estaba divina, muy sexy, virgen, toda para mi. Decidí no arrebatar las cosas y hacerla perder su virginidad el ultimo día cuando no aguante la calentura. Esa noche la lleve en el auto al pié del cerro, y solo la toca entera, por debajo de su cola sobandole el clítoris, chupando sus pezones, agarrando su mano y llevándola hacia mi pija para que la conozca y se familiarice. Fue un excelente comienzo.-

… PRÓXIMAMENTE, SI ALGUIEN ME ESCRIBE SOLICITANDO PARA COMPROBAR QUE INTERESÓ EL RELATO, LA SEGUNDA Y SIGUIENTES PARTES, MIL GRACIAS.-

Me gusta / No me gusta