WordPress database error: [Got error 134 from storage engine]
SELECT autoload FROM rm_options WHERE option_name = 'rewrite_rules'

WordPress database error: [Got error 134 from storage engine]
SELECT option_value FROM rm_options WHERE option_name = 'rewrite_rules' LIMIT 1

WordPress database error: [Duplicate entry 'rewrite_rules' for key 'option_name']
INSERT INTO `rm_options` (`option_name`, `option_value`, `autoload`) VALUES ('rewrite_rules', 'a:104:{s:34:\"sitemap(-+([a-zA-Z0-9_-]+))?\\.xml$\";s:40:\"index.php?xml_sitemap=params=$matches[2]\";s:38:\"sitemap(-+([a-zA-Z0-9_-]+))?\\.xml\\.gz$\";s:49:\"index.php?xml_sitemap=params=$matches[2];zip=true\";s:35:\"sitemap(-+([a-zA-Z0-9_-]+))?\\.html$\";s:50:\"index.php?xml_sitemap=params=$matches[2];html=true\";s:38:\"sitemap(-+([a-zA-Z0-9_-]+))?\\.html.gz$\";s:59:\"index.php?xml_sitemap=params=$matches[2];html=true;zip=true\";s:55:\"relatos-eroticos/(.+?)/feed/(feed|rdf|rss|rss2|atom)/?$\";s:52:\"index.php?category_name=$matches[1]&feed=$matches[2]\";s:50:\"relatos-eroticos/(.+?)/(feed|rdf|rss|rss2|atom)/?$\";s:52:\"index.php?category_name=$matches[1]&feed=$matches[2]\";s:43:\"relatos-eroticos/(.+?)/page/?([0-9]{1,})/?$\";s:53:\"index.php?category_name=$matches[1]&paged=$matches[2]\";s:37:\"relatos-eroticos/(.+?)/all(/(.*))?/?$\";s:51:\"index.php?category_name=$matches[1]&all=$matches[3]\";s:25:\"relatos-eroticos/(.+?)/?$\";s:35:\"index.php?category_name=$matches[1]\";s:48:\"relatos/([^/]+)/feed/(feed|rdf|rss|rss2|atom)/?$\";s:42:\"index.php?tag=$matches[1]&feed=$matches[2]\";s:43:\"relatos/([^/]+)/(feed|rdf|rss|rss2|atom)/?$\";s:42:\"index.php?tag=$matches[1]&feed=$matches[2]\";s:36:\"relatos/([^/]+)/page/?([0-9]{1,})/?$\";s:43:\"index.php?tag=$matches[1]&paged=$matches[2]\";s:30:\"relatos/([^/]+)/all(/(.*))?/?$\";s:41:\"index.php?tag=$matches[1]&all=$matches[3]\";s:18:\"relatos/([^/]+)/?$\";s:25:\"index.php?tag=$matches[1]\";s:45:\"type/([^/]+)/feed/(feed|rdf|rss|rss2|atom)/?$\";s:50:\"index.php?post_format=$matches[1]&feed=$matches[2]\";s:40:\"type/([^/]+)/(feed|rdf|rss|rss2|atom)/?$\";s:50:\"index.php?post_format=$matches[1]&feed=$matches[2]\";s:33:\"type/([^/]+)/page/?([0-9]{1,})/?$\";s:51:\"index.php?post_format=$matches[1]&paged=$matches[2]\";s:15:\"type/([^/]+)/?$\";s:33:\"index.php?post_format=$matches[1]\";s:41:\"cookielawinfo/[^/]+/attachment/([^/]+)/?$\";s:32:\"index.php?attachment=$matches[1]\";s:51:\"cookielawinfo/[^/]+/attachment/([^/]+)/trackback/?$\";s:37:\"index.php?attachment=$matches[1]&tb=1\";s:71:\"cookielawinfo/[^/]+/attachment/([^/]+)/feed/(feed|rdf|rss|rss2|atom)/?$\";s:49:\"index.php?attachment=$matches[1]&feed=$matches[2]\";s:66:\"cookielawinfo/[^/]+/attachment/([^/]+)/(feed|rdf|rss|rss2|atom)/?$\";s:49:\"index.php?attachment=$matches[1]&feed=$matches[2]\";s:66:\"cookielawinfo/[^/]+/attachment/([^/]+)/comment-page-([0-9]{1,})/?$\";s:50:\"index.php?attachment=$matches[1]&cpage=$matches[2]\";s:34:\"cookielawinfo/([^/]+)/trackback/?$\";s:40:\"index.php?cookielawinfo=$matches[1]&tb=1\";s:42:\"cookielawinfo/([^/]+)/page/?([0-9]{1,})/?$\";s:53:\"index.php?cookielawinfo=$matches[1]&paged=$matches[2]\";s:49:\"cookielawinfo/([^/]+)/comment-page-([0-9]{1,})/?$\";s:53:\"index.php?cookielawinfo=$matches[1]&cpage=$matches[2]\";s:36:\"cookielawinfo/([^/]+)/all(/(.*))?/?$\";s:51:\"index.php?cookielawinfo=$matches[1]&all=$matches[3]\";s:42:\"cookielawinfo/[^/]+/([^/]+)/all(/(.*))?/?$\";s:48:\"index.php?attachment=$matches[1]&all=$matches[3]\";s:53:\"cookielawinfo/[^/]+/attachment/([^/]+)/all(/(.*))?/?$\";s:48:\"index.php?attachment=$matches[1]&all=$matches[3]\";s:34:\"cookielawinfo/([^/]+)(/[0-9]+)?/?$\";s:52:\"index.php?cookielawinfo=$matches[1]&page=$matches[2]\";s:30:\"cookielawinfo/[^/]+/([^/]+)/?$\";s:32:\"index.php?attachment=$matches[1]\";s:40:\"cookielawinfo/[^/]+/([^/]+)/trackback/?$\";s:37:\"index.php?attachment=$matches[1]&tb=1\";s:60:\"cookielawinfo/[^/]+/([^/]+)/feed/(feed|rdf|rss|rss2|atom)/?$\";s:49:\"index.php?attachment=$matches[1]&feed=$matches[2]\";s:55:\"cookielawinfo/[^/]+/([^/]+)/(feed|rdf|rss|rss2|atom)/?$\";s:49:\"index.php?attachment=$matches[1]&feed=$matches[2]\";s:55:\"cookielawinfo/[^/]+/([^/]+)/comment-page-([0-9]{1,})/?$\";s:50:\"index.php?attachment=$matches[1]&cpage=$matches[2]\";s:12:\"robots\\.txt$\";s:18:\"index.php?robots=1\";s:48:\".*wp-(atom|rdf|rss|rss2|feed|commentsrss2)\\.php$\";s:18:\"index.php?feed=old\";s:20:\".*wp-app\\.php(/.*)?$\";s:19:\"index.php?error=403\";s:18:\".*wp-register.php$\";s:23:\"index.php?register=true\";s:32:\"feed/(feed|rdf|rss|rss2|atom)/?$\";s:27:\"index.php?&feed=$matches[1]\";s:27:\"(feed|rdf|rss|rss2|atom)/?$\";s:27:\"index.php?&feed=$matches[1]\";s:20:\"page/?([0-9]{1,})/?$\";s:28:\"index.php?&paged=$matches[1]\";s:14:\"all(/(.*))?/?$\";s:26:\"index.php?&all=$matches[2]\";s:41:\"comments/feed/(feed|rdf|rss|rss2|atom)/?$\";s:42:\"index.php?&feed=$matches[1]&withcomments=1\";s:36:\"comments/(feed|rdf|rss|rss2|atom)/?$\";s:42:\"index.php?&feed=$matches[1]&withcomments=1\";s:23:\"comments/all(/(.*))?/?$\";s:26:\"index.php?&all=$matches[2]\";s:44:\"search/(.+)/feed/(feed|rdf|rss|rss2|atom)/?$\";s:40:\"index.php?s=$matches[1]&feed=$matches[2]\";s:39:\"search/(.+)/(feed|rdf|rss|rss2|atom)/?$\";s:40:\"index.php?s=$matches[1]&feed=$matches[2]\";s:32:\"search/(.+)/page/?([0-9]{1,})/?$\";s:41:\"index.php?s=$matches[1]&paged=$matches[2]\";s:26:\"search/(.+)/all(/(.*))?/?$\";s:39:\"index.php?s=$matches[1]&all=$matches[3]\";s:14:\"search/(.+)/?$\";s:23:\"index.php?s=$matches[1]\";s:47:\"author/([^/]+)/feed/(feed|rdf|rss|rss2|atom)/?$\";s:50:\"index.php?author_name=$matches[1]&feed=$matches[2]\";s:42:\"author/([^/]+)/(feed|rdf|rss|rss2|atom)/?$\";s:50:\"index.php?author_name=$matches[1]&feed=$matches[2]\";s:35:\"author/([^/]+)/page/?([0-9]{1,})/?$\";s:51:\"index.php?author_name=$matches[1]&paged=$matches[2]\";s:29:\"author/([^/]+)/all(/(.*))?/?$\";s:49:\"index.php?author_name=$matches[1]&all=$matches[3]\";s:17:\"author/([^/]+)/?$\";s:33:\"index.php?author_name=$matches[1]\";s:69:\"([0-9]{4})/([0-9]{1,2})/([0-9]{1,2})/feed/(feed|rdf|rss|rss2|atom)/?$\";s:80:\"index.php?year=$matches[1]&monthnum=$matches[2]&day=$matches[3]&feed=$matches[4]\";s:64:\"([0-9]{4})/([0-9]{1,2})/([0-9]{1,2})/(feed|rdf|rss|rss2|atom)/?$\";s:80:\"index.php?year=$matches[1]&monthnum=$matches[2]&day=$matches[3]&feed=$matches[4]\";s:57:\"([0-9]{4})/([0-9]{1,2})/([0-9]{1,2})/page/?([0-9]{1,})/?$\";s:81:\"index.php?year=$matches[1]&monthnum=$matches[2]&day=$matches[3]&paged=$matches[4]\";s:51:\"([0-9]{4})/([0-9]{1,2})/([0-9]{1,2})/all(/(.*))?/?$\";s:79:\"index.php?year=$matches[1]&monthnum=$matches[2]&day=$matches[3]&all=$matches[5]\";s:39:\"([0-9]{4})/([0-9]{1,2})/([0-9]{1,2})/?$\";s:63:\"index.php?year=$matches[1]&monthnum=$matches[2]&day=$matches[3]\";s:56:\"([0-9]{4})/([0-9]{1,2})/feed/(feed|rdf|rss|rss2|atom)/?$\";s:64:\"index.php?year=$matches[1]&monthnum=$matches[2]&feed=$matches[3]\";s:51:\"([0-9]{4})/([0-9]{1,2})/(feed|rdf|rss|rss2|atom)/?$\";s:64:\"index.php?year=$matches[1]&monthnum=$matches[2]&feed=$matches[3]\";s:44:\"([0-9]{4})/([0-9]{1,2})/page/?([0-9]{1,})/?$\";s:65:\"index.php?year=$matches[1]&monthnum=$matches[2]&paged=$matches[3]\";s:38:\"([0-9]{4})/([0-9]{1,2})/all(/(.*))?/?$\";s:63:\"index.php?year=$matches[1]&monthnum=$matches[2]&all=$matches[4]\";s:26:\"([0-9]{4})/([0-9]{1,2})/?$\";s:47:\"index.php?year=$matches[1]&monthnum=$matches[2]\";s:43:\"([0-9]{4})/feed/(feed|rdf|rss|rss2|atom)/?$\";s:43:\"index.php?year=$matches[1]&feed=$matches[2]\";s:38:\"([0-9]{4})/(feed|rdf|rss|rss2|atom)/?$\";s:43:\"index.php?year=$matches[1]&feed=$matches[2]\";s:31:\"([0-9]{4})/page/?([0-9]{1,})/?$\";s:44:\"index.php?year=$matches[1]&paged=$matches[2]\";s:25:\"([0-9]{4})/all(/(.*))?/?$\";s:42:\"index.php?year=$matches[1]&all=$matches[3]\";s:13:\"([0-9]{4})/?$\";s:26:\"index.php?year=$matches[1]\";s:27:\".?.+?/attachment/([^/]+)/?$\";s:32:\"index.php?attachment=$matches[1]\";s:37:\".?.+?/attachment/([^/]+)/trackback/?$\";s:37:\"index.php?attachment=$matches[1]&tb=1\";s:57:\".?.+?/attachment/([^/]+)/feed/(feed|rdf|rss|rss2|atom)/?$\";s:49:\"index.php?attachment=$matches[1]&feed=$matches[2]\";s:52:\".?.+?/attachment/([^/]+)/(feed|rdf|rss|rss2|atom)/?$\";s:49:\"index.php?attachment=$matches[1]&feed=$matches[2]\";s:52:\".?.+?/attachment/([^/]+)/comment-page-([0-9]{1,})/?$\";s:50:\"index.php?attachment=$matches[1]&cpage=$matches[2]\";s:20:\"(.?.+?)/trackback/?$\";s:35:\"index.php?pagename=$matches[1]&tb=1\";s:40:\"(.?.+?)/feed/(feed|rdf|rss|rss2|atom)/?$\";s:47:\"index.php?pagename=$matches[1]&feed=$matches[2]\";s:35:\"(.?.+?)/(feed|rdf|rss|rss2|atom)/?$\";s:47:\"index.php?pagename=$matches[1]&feed=$matches[2]\";s:28:\"(.?.+?)/page/?([0-9]{1,})/?$\";s:48:\"index.php?pagename=$matches[1]&paged=$matches[2]\";s:35:\"(.?.+?)/comment-page-([0-9]{1,})/?$\";s:48:\"index.php?pagename=$matches[1]&cpage=$matches[2]\";s:22:\"(.?.+?)/all(/(.*))?/?$\";s:46:\"index.php?pagename=$matches[1]&all=$matches[3]\";s:28:\".?.+?/([^/]+)/all(/(.*))?/?$\";s:48:\"index.php?attachment=$matches[1]&all=$matches[3]\";s:39:\".?.+?/attachment/([^/]+)/all(/(.*))?/?$\";s:48:\"index.php?attachment=$matches[1]&all=$matches[3]\";s:20:\"(.?.+?)(/[0-9]+)?/?$\";s:47:\"index.php?pagename=$matches[1]&page=$matches[2]\";s:27:\"[^/]+/attachment/([^/]+)/?$\";s:32:\"index.php?attachment=$matches[1]\";s:37:\"[^/]+/attachment/([^/]+)/trackback/?$\";s:37:\"index.php?attachment=$matches[1]&tb=1\";s:57:\"[^/]+/attachment/([^/]+)/feed/(feed|rdf|rss|rss2|atom)/?$\";s:49:\"index.php?attachment=$matches[1]&feed=$matches[2]\";s:52:\"[^/]+/attachment/([^/]+)/(feed|rdf|rss|rss2|atom)/?$\";s:49:\"index.php?attachment=$matches[1]&feed=$matches[2]\";s:52:\"[^/]+/attachment/([^/]+)/comment-page-([0-9]{1,})/?$\";s:50:\"index.php?attachment=$matches[1]&cpage=$matches[2]\";s:20:\"([^/]+)/trackback/?$\";s:31:\"index.php?name=$matches[1]&tb=1\";s:40:\"([^/]+)/feed/(feed|rdf|rss|rss2|atom)/?$\";s:43:\"index.php?name=$matches[1]&feed=$matches[2]\";s:35:\"([^/]+)/(feed|rdf|rss|rss2|atom)/?$\";s:43:\"index.php?name=$matches[1]&feed=$matches[2]\";s:28:\"([^/]+)/page/?([0-9]{1,})/?$\";s:44:\"index.php?name=$matches[1]&paged=$matches[2]\";s:35:\"([^/]+)/comment-page-([0-9]{1,})/?$\";s:44:\"index.php?name=$matches[1]&cpage=$matches[2]\";s:22:\"([^/]+)/all(/(.*))?/?$\";s:42:\"index.php?name=$matches[1]&all=$matches[3]\";s:28:\"[^/]+/([^/]+)/all(/(.*))?/?$\";s:48:\"index.php?attachment=$matches[1]&all=$matches[3]\";s:39:\"[^/]+/attachment/([^/]+)/all(/(.*))?/?$\";s:48:\"index.php?attachment=$matches[1]&all=$matches[3]\";s:20:\"([^/]+)(/[0-9]+)?/?$\";s:43:\"index.php?name=$matches[1]&page=$matches[2]\";s:16:\"[^/]+/([^/]+)/?$\";s:32:\"index.php?attachment=$matches[1]\";s:26:\"[^/]+/([^/]+)/trackback/?$\";s:37:\"index.php?attachment=$matches[1]&tb=1\";s:46:\"[^/]+/([^/]+)/feed/(feed|rdf|rss|rss2|atom)/?$\";s:49:\"index.php?attachment=$matches[1]&feed=$matches[2]\";s:41:\"[^/]+/([^/]+)/(feed|rdf|rss|rss2|atom)/?$\";s:49:\"index.php?attachment=$matches[1]&feed=$matches[2]\";s:41:\"[^/]+/([^/]+)/comment-page-([0-9]{1,})/?$\";s:50:\"index.php?attachment=$matches[1]&cpage=$matches[2]\";}', 'yes') ON DUPLICATE KEY UPDATE `option_name` = VALUES(`option_name`), `option_value` = VALUES(`option_value`), `autoload` = VALUES(`autoload`)

WordPress database error: [Duplicate entry 'rewrite_rules' for key 'option_name']
INSERT INTO `rm_options` (`option_name`, `option_value`, `autoload`) VALUES ('rewrite_rules', 'a:104:{s:34:\"sitemap(-+([a-zA-Z0-9_-]+))?\\.xml$\";s:40:\"index.php?xml_sitemap=params=$matches[2]\";s:38:\"sitemap(-+([a-zA-Z0-9_-]+))?\\.xml\\.gz$\";s:49:\"index.php?xml_sitemap=params=$matches[2];zip=true\";s:35:\"sitemap(-+([a-zA-Z0-9_-]+))?\\.html$\";s:50:\"index.php?xml_sitemap=params=$matches[2];html=true\";s:38:\"sitemap(-+([a-zA-Z0-9_-]+))?\\.html.gz$\";s:59:\"index.php?xml_sitemap=params=$matches[2];html=true;zip=true\";s:55:\"relatos-eroticos/(.+?)/feed/(feed|rdf|rss|rss2|atom)/?$\";s:52:\"index.php?category_name=$matches[1]&feed=$matches[2]\";s:50:\"relatos-eroticos/(.+?)/(feed|rdf|rss|rss2|atom)/?$\";s:52:\"index.php?category_name=$matches[1]&feed=$matches[2]\";s:43:\"relatos-eroticos/(.+?)/page/?([0-9]{1,})/?$\";s:53:\"index.php?category_name=$matches[1]&paged=$matches[2]\";s:37:\"relatos-eroticos/(.+?)/all(/(.*))?/?$\";s:51:\"index.php?category_name=$matches[1]&all=$matches[3]\";s:25:\"relatos-eroticos/(.+?)/?$\";s:35:\"index.php?category_name=$matches[1]\";s:48:\"relatos/([^/]+)/feed/(feed|rdf|rss|rss2|atom)/?$\";s:42:\"index.php?tag=$matches[1]&feed=$matches[2]\";s:43:\"relatos/([^/]+)/(feed|rdf|rss|rss2|atom)/?$\";s:42:\"index.php?tag=$matches[1]&feed=$matches[2]\";s:36:\"relatos/([^/]+)/page/?([0-9]{1,})/?$\";s:43:\"index.php?tag=$matches[1]&paged=$matches[2]\";s:30:\"relatos/([^/]+)/all(/(.*))?/?$\";s:41:\"index.php?tag=$matches[1]&all=$matches[3]\";s:18:\"relatos/([^/]+)/?$\";s:25:\"index.php?tag=$matches[1]\";s:45:\"type/([^/]+)/feed/(feed|rdf|rss|rss2|atom)/?$\";s:50:\"index.php?post_format=$matches[1]&feed=$matches[2]\";s:40:\"type/([^/]+)/(feed|rdf|rss|rss2|atom)/?$\";s:50:\"index.php?post_format=$matches[1]&feed=$matches[2]\";s:33:\"type/([^/]+)/page/?([0-9]{1,})/?$\";s:51:\"index.php?post_format=$matches[1]&paged=$matches[2]\";s:15:\"type/([^/]+)/?$\";s:33:\"index.php?post_format=$matches[1]\";s:41:\"cookielawinfo/[^/]+/attachment/([^/]+)/?$\";s:32:\"index.php?attachment=$matches[1]\";s:51:\"cookielawinfo/[^/]+/attachment/([^/]+)/trackback/?$\";s:37:\"index.php?attachment=$matches[1]&tb=1\";s:71:\"cookielawinfo/[^/]+/attachment/([^/]+)/feed/(feed|rdf|rss|rss2|atom)/?$\";s:49:\"index.php?attachment=$matches[1]&feed=$matches[2]\";s:66:\"cookielawinfo/[^/]+/attachment/([^/]+)/(feed|rdf|rss|rss2|atom)/?$\";s:49:\"index.php?attachment=$matches[1]&feed=$matches[2]\";s:66:\"cookielawinfo/[^/]+/attachment/([^/]+)/comment-page-([0-9]{1,})/?$\";s:50:\"index.php?attachment=$matches[1]&cpage=$matches[2]\";s:34:\"cookielawinfo/([^/]+)/trackback/?$\";s:40:\"index.php?cookielawinfo=$matches[1]&tb=1\";s:42:\"cookielawinfo/([^/]+)/page/?([0-9]{1,})/?$\";s:53:\"index.php?cookielawinfo=$matches[1]&paged=$matches[2]\";s:49:\"cookielawinfo/([^/]+)/comment-page-([0-9]{1,})/?$\";s:53:\"index.php?cookielawinfo=$matches[1]&cpage=$matches[2]\";s:36:\"cookielawinfo/([^/]+)/all(/(.*))?/?$\";s:51:\"index.php?cookielawinfo=$matches[1]&all=$matches[3]\";s:42:\"cookielawinfo/[^/]+/([^/]+)/all(/(.*))?/?$\";s:48:\"index.php?attachment=$matches[1]&all=$matches[3]\";s:53:\"cookielawinfo/[^/]+/attachment/([^/]+)/all(/(.*))?/?$\";s:48:\"index.php?attachment=$matches[1]&all=$matches[3]\";s:34:\"cookielawinfo/([^/]+)(/[0-9]+)?/?$\";s:52:\"index.php?cookielawinfo=$matches[1]&page=$matches[2]\";s:30:\"cookielawinfo/[^/]+/([^/]+)/?$\";s:32:\"index.php?attachment=$matches[1]\";s:40:\"cookielawinfo/[^/]+/([^/]+)/trackback/?$\";s:37:\"index.php?attachment=$matches[1]&tb=1\";s:60:\"cookielawinfo/[^/]+/([^/]+)/feed/(feed|rdf|rss|rss2|atom)/?$\";s:49:\"index.php?attachment=$matches[1]&feed=$matches[2]\";s:55:\"cookielawinfo/[^/]+/([^/]+)/(feed|rdf|rss|rss2|atom)/?$\";s:49:\"index.php?attachment=$matches[1]&feed=$matches[2]\";s:55:\"cookielawinfo/[^/]+/([^/]+)/comment-page-([0-9]{1,})/?$\";s:50:\"index.php?attachment=$matches[1]&cpage=$matches[2]\";s:12:\"robots\\.txt$\";s:18:\"index.php?robots=1\";s:48:\".*wp-(atom|rdf|rss|rss2|feed|commentsrss2)\\.php$\";s:18:\"index.php?feed=old\";s:20:\".*wp-app\\.php(/.*)?$\";s:19:\"index.php?error=403\";s:18:\".*wp-register.php$\";s:23:\"index.php?register=true\";s:32:\"feed/(feed|rdf|rss|rss2|atom)/?$\";s:27:\"index.php?&feed=$matches[1]\";s:27:\"(feed|rdf|rss|rss2|atom)/?$\";s:27:\"index.php?&feed=$matches[1]\";s:20:\"page/?([0-9]{1,})/?$\";s:28:\"index.php?&paged=$matches[1]\";s:14:\"all(/(.*))?/?$\";s:26:\"index.php?&all=$matches[2]\";s:41:\"comments/feed/(feed|rdf|rss|rss2|atom)/?$\";s:42:\"index.php?&feed=$matches[1]&withcomments=1\";s:36:\"comments/(feed|rdf|rss|rss2|atom)/?$\";s:42:\"index.php?&feed=$matches[1]&withcomments=1\";s:23:\"comments/all(/(.*))?/?$\";s:26:\"index.php?&all=$matches[2]\";s:44:\"search/(.+)/feed/(feed|rdf|rss|rss2|atom)/?$\";s:40:\"index.php?s=$matches[1]&feed=$matches[2]\";s:39:\"search/(.+)/(feed|rdf|rss|rss2|atom)/?$\";s:40:\"index.php?s=$matches[1]&feed=$matches[2]\";s:32:\"search/(.+)/page/?([0-9]{1,})/?$\";s:41:\"index.php?s=$matches[1]&paged=$matches[2]\";s:26:\"search/(.+)/all(/(.*))?/?$\";s:39:\"index.php?s=$matches[1]&all=$matches[3]\";s:14:\"search/(.+)/?$\";s:23:\"index.php?s=$matches[1]\";s:47:\"author/([^/]+)/feed/(feed|rdf|rss|rss2|atom)/?$\";s:50:\"index.php?author_name=$matches[1]&feed=$matches[2]\";s:42:\"author/([^/]+)/(feed|rdf|rss|rss2|atom)/?$\";s:50:\"index.php?author_name=$matches[1]&feed=$matches[2]\";s:35:\"author/([^/]+)/page/?([0-9]{1,})/?$\";s:51:\"index.php?author_name=$matches[1]&paged=$matches[2]\";s:29:\"author/([^/]+)/all(/(.*))?/?$\";s:49:\"index.php?author_name=$matches[1]&all=$matches[3]\";s:17:\"author/([^/]+)/?$\";s:33:\"index.php?author_name=$matches[1]\";s:69:\"([0-9]{4})/([0-9]{1,2})/([0-9]{1,2})/feed/(feed|rdf|rss|rss2|atom)/?$\";s:80:\"index.php?year=$matches[1]&monthnum=$matches[2]&day=$matches[3]&feed=$matches[4]\";s:64:\"([0-9]{4})/([0-9]{1,2})/([0-9]{1,2})/(feed|rdf|rss|rss2|atom)/?$\";s:80:\"index.php?year=$matches[1]&monthnum=$matches[2]&day=$matches[3]&feed=$matches[4]\";s:57:\"([0-9]{4})/([0-9]{1,2})/([0-9]{1,2})/page/?([0-9]{1,})/?$\";s:81:\"index.php?year=$matches[1]&monthnum=$matches[2]&day=$matches[3]&paged=$matches[4]\";s:51:\"([0-9]{4})/([0-9]{1,2})/([0-9]{1,2})/all(/(.*))?/?$\";s:79:\"index.php?year=$matches[1]&monthnum=$matches[2]&day=$matches[3]&all=$matches[5]\";s:39:\"([0-9]{4})/([0-9]{1,2})/([0-9]{1,2})/?$\";s:63:\"index.php?year=$matches[1]&monthnum=$matches[2]&day=$matches[3]\";s:56:\"([0-9]{4})/([0-9]{1,2})/feed/(feed|rdf|rss|rss2|atom)/?$\";s:64:\"index.php?year=$matches[1]&monthnum=$matches[2]&feed=$matches[3]\";s:51:\"([0-9]{4})/([0-9]{1,2})/(feed|rdf|rss|rss2|atom)/?$\";s:64:\"index.php?year=$matches[1]&monthnum=$matches[2]&feed=$matches[3]\";s:44:\"([0-9]{4})/([0-9]{1,2})/page/?([0-9]{1,})/?$\";s:65:\"index.php?year=$matches[1]&monthnum=$matches[2]&paged=$matches[3]\";s:38:\"([0-9]{4})/([0-9]{1,2})/all(/(.*))?/?$\";s:63:\"index.php?year=$matches[1]&monthnum=$matches[2]&all=$matches[4]\";s:26:\"([0-9]{4})/([0-9]{1,2})/?$\";s:47:\"index.php?year=$matches[1]&monthnum=$matches[2]\";s:43:\"([0-9]{4})/feed/(feed|rdf|rss|rss2|atom)/?$\";s:43:\"index.php?year=$matches[1]&feed=$matches[2]\";s:38:\"([0-9]{4})/(feed|rdf|rss|rss2|atom)/?$\";s:43:\"index.php?year=$matches[1]&feed=$matches[2]\";s:31:\"([0-9]{4})/page/?([0-9]{1,})/?$\";s:44:\"index.php?year=$matches[1]&paged=$matches[2]\";s:25:\"([0-9]{4})/all(/(.*))?/?$\";s:42:\"index.php?year=$matches[1]&all=$matches[3]\";s:13:\"([0-9]{4})/?$\";s:26:\"index.php?year=$matches[1]\";s:27:\".?.+?/attachment/([^/]+)/?$\";s:32:\"index.php?attachment=$matches[1]\";s:37:\".?.+?/attachment/([^/]+)/trackback/?$\";s:37:\"index.php?attachment=$matches[1]&tb=1\";s:57:\".?.+?/attachment/([^/]+)/feed/(feed|rdf|rss|rss2|atom)/?$\";s:49:\"index.php?attachment=$matches[1]&feed=$matches[2]\";s:52:\".?.+?/attachment/([^/]+)/(feed|rdf|rss|rss2|atom)/?$\";s:49:\"index.php?attachment=$matches[1]&feed=$matches[2]\";s:52:\".?.+?/attachment/([^/]+)/comment-page-([0-9]{1,})/?$\";s:50:\"index.php?attachment=$matches[1]&cpage=$matches[2]\";s:20:\"(.?.+?)/trackback/?$\";s:35:\"index.php?pagename=$matches[1]&tb=1\";s:40:\"(.?.+?)/feed/(feed|rdf|rss|rss2|atom)/?$\";s:47:\"index.php?pagename=$matches[1]&feed=$matches[2]\";s:35:\"(.?.+?)/(feed|rdf|rss|rss2|atom)/?$\";s:47:\"index.php?pagename=$matches[1]&feed=$matches[2]\";s:28:\"(.?.+?)/page/?([0-9]{1,})/?$\";s:48:\"index.php?pagename=$matches[1]&paged=$matches[2]\";s:35:\"(.?.+?)/comment-page-([0-9]{1,})/?$\";s:48:\"index.php?pagename=$matches[1]&cpage=$matches[2]\";s:22:\"(.?.+?)/all(/(.*))?/?$\";s:46:\"index.php?pagename=$matches[1]&all=$matches[3]\";s:28:\".?.+?/([^/]+)/all(/(.*))?/?$\";s:48:\"index.php?attachment=$matches[1]&all=$matches[3]\";s:39:\".?.+?/attachment/([^/]+)/all(/(.*))?/?$\";s:48:\"index.php?attachment=$matches[1]&all=$matches[3]\";s:20:\"(.?.+?)(/[0-9]+)?/?$\";s:47:\"index.php?pagename=$matches[1]&page=$matches[2]\";s:27:\"[^/]+/attachment/([^/]+)/?$\";s:32:\"index.php?attachment=$matches[1]\";s:37:\"[^/]+/attachment/([^/]+)/trackback/?$\";s:37:\"index.php?attachment=$matches[1]&tb=1\";s:57:\"[^/]+/attachment/([^/]+)/feed/(feed|rdf|rss|rss2|atom)/?$\";s:49:\"index.php?attachment=$matches[1]&feed=$matches[2]\";s:52:\"[^/]+/attachment/([^/]+)/(feed|rdf|rss|rss2|atom)/?$\";s:49:\"index.php?attachment=$matches[1]&feed=$matches[2]\";s:52:\"[^/]+/attachment/([^/]+)/comment-page-([0-9]{1,})/?$\";s:50:\"index.php?attachment=$matches[1]&cpage=$matches[2]\";s:20:\"([^/]+)/trackback/?$\";s:31:\"index.php?name=$matches[1]&tb=1\";s:40:\"([^/]+)/feed/(feed|rdf|rss|rss2|atom)/?$\";s:43:\"index.php?name=$matches[1]&feed=$matches[2]\";s:35:\"([^/]+)/(feed|rdf|rss|rss2|atom)/?$\";s:43:\"index.php?name=$matches[1]&feed=$matches[2]\";s:28:\"([^/]+)/page/?([0-9]{1,})/?$\";s:44:\"index.php?name=$matches[1]&paged=$matches[2]\";s:35:\"([^/]+)/comment-page-([0-9]{1,})/?$\";s:44:\"index.php?name=$matches[1]&cpage=$matches[2]\";s:22:\"([^/]+)/all(/(.*))?/?$\";s:42:\"index.php?name=$matches[1]&all=$matches[3]\";s:28:\"[^/]+/([^/]+)/all(/(.*))?/?$\";s:48:\"index.php?attachment=$matches[1]&all=$matches[3]\";s:39:\"[^/]+/attachment/([^/]+)/all(/(.*))?/?$\";s:48:\"index.php?attachment=$matches[1]&all=$matches[3]\";s:20:\"([^/]+)(/[0-9]+)?/?$\";s:43:\"index.php?name=$matches[1]&page=$matches[2]\";s:16:\"[^/]+/([^/]+)/?$\";s:32:\"index.php?attachment=$matches[1]\";s:26:\"[^/]+/([^/]+)/trackback/?$\";s:37:\"index.php?attachment=$matches[1]&tb=1\";s:46:\"[^/]+/([^/]+)/feed/(feed|rdf|rss|rss2|atom)/?$\";s:49:\"index.php?attachment=$matches[1]&feed=$matches[2]\";s:41:\"[^/]+/([^/]+)/(feed|rdf|rss|rss2|atom)/?$\";s:49:\"index.php?attachment=$matches[1]&feed=$matches[2]\";s:41:\"[^/]+/([^/]+)/comment-page-([0-9]{1,})/?$\";s:50:\"index.php?attachment=$matches[1]&cpage=$matches[2]\";}', 'yes') ON DUPLICATE KEY UPDATE `option_name` = VALUES(`option_name`), `option_value` = VALUES(`option_value`), `autoload` = VALUES(`autoload`)


Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /furanet/sites/relatos.marqueze.net/web/htdocs/wp-includes/wp-db.php:1220) in /furanet/sites/relatos.marqueze.net/web/htdocs/wp-includes/feed-rss2.php on line 8
Relatos Eróticos Marqueze » Amor filial (gay) http://relatos.marqueze.net miles de relatos eróticos Thu, 29 Jan 2015 11:28:05 +0000 es-ES hourly 1 http://wordpress.org/?v=3.9.3 La historia de Ángel 1 http://relatos.marqueze.net/la-historia-de-angel-1/ http://relatos.marqueze.net/la-historia-de-angel-1/#comments Thu, 17 Apr 2014 11:00:23 +0000 http://relatos.marqueze.net/?p=69347 La Historia de Ángel 1
Con mi propio padre

Siempre supe que era gay. Desde pequeño recuerdo que siempre me llamaron la atención otros hombres, jamás sentí curiosidad por el cuerpo femenino. Hay quienes dicen que nacemos ya con nuestra orientación sexual determinada. Yo estoy con ellos. ¿Cómo podría creer otra manera, cuando jamás me sentí tentado por mujer alguna? Incluso creo que mi cuerpo siempre estuvo listo para la vida que me esperaba.

Pero me estoy adelantando. Antes que nada sería mejor que me presentara. Mi nombre es Ángel, y esta es mi historia. La historia de un chico alto, delgado, de piel clara, ojos marrón y cabello castaño que llama la atención de mujeres y hombres por igual. Quizás se deba a mis rasgos delicados y andróginos, los cuales heredé de mi madre, pues a mi padre no me parezco en lo más mínimo.

Mi historia empezó bastante tarde, creo yo. Me ha tocado leer historias de personas que conocieron el sexo recién empezada la adolescencia o incluso antes; pero la mía dio comienzo hasta que prácticamente había dejado de ser un adolescente para convertirme en hombre, esos tiernos 21 años. Quizás aquello fue producto de haber sido criado solamente por un padre homofóbico después de que mi madre muriera cuando yo tenía tres años. Mi padre ha tenido muchas mujeres desde entonces, aunque ninguna que durara en casa por mucho tiempo, por lo que la mayoría del tiempo solo éramos él y yo.

Desde pequeño oí a mi papá hacer burla de los “maricones”, despreciándolos y considerándolos seres de segunda. Creo que por eso decidí reprimir mis sentimientos en cuanto me percaté de que había hombres que me provocaban el deseo de estar con ellos. Aprendí que si algún hombre me llamaba la atención, lo mejor que podía hacer era fingir que lo ignoraba para en la soledad de mi cuarto masturbarme imaginándome en los brazos de aquel individuo que había conseguido excitarme.

De esa manera transcurrió mi adolescencia. Lo único del sexo que conocía era la masturbación, no conocía lo que era tocar el cuerpo de otra persona o ser tocado por otro; pues en el caso de las mujeres la idea ni siquiera me atraía y en el caso de los hombres me asustaba pensar en lo que haría mi padre si me descubría haciendo algo así.

Siendo de esa forma las cosas, resulta sorprendente y tal vez un poco irónico que la persona que me mostrara las delicias del sexo fuera mi propio padre.

Déjenme hablarles de mi padre antes de contarles cómo acontecieron las cosas. Como ya mencioné, él y yo somos bastante diferentes. Él es un hombre que en la actualidad se acerca a sus cincuenta años, de estatura regular, piel morena oscura y con una gran barriga que no desaparece bajo ninguna circunstancia. También es un hombre bastante velludo, y aunque creo que no está guapo, creo que tiene su encanto a la hora de tratar a las mujeres, pues estas suelen caer rendidas ante él.

La época en que sucedió la historia que quiero contarles fue una época en que el negocio de mi padre no marchaba demasiado bien. Creo que mucho de ello tuvo que ver con que había terminado con una mujer a la que había querido mucho, y aquello le había provocado una melancolía honda. Aún así creo que mi padre le echaba ganas y yo le apoyaba en lo que podía.

A mi padre siempre le ha gustado tomar, pero en aquella época le dio por tomar más seguido de lo normal. Al menos dos veces por semana llegaba con aliento alcohólico a casa, y al menos una de esas veces por mes consistía en llegar totalmente borracho a casa. En esas ocasiones yo lo ayudaba a desvestirse y acostarse en su cama, y aunque me tocaba verlo desnudo jamás pensé de forma morbosa en él. Para mí era sencillamente mi padre.

Fue en una de aquellas situaciones que todo aconteció. Le quite la camisa a mi padre, y estaba a punto de quitarle el pantalón cuando su mirada se fijó atentamente en mí. Bizqueaba un poco, pero jamás es su estado de ebriedad lo había visto mirar algo fijamente.

—¿Sucede algo? —le pregunté.

—Te pareces un chingo a tu madre —dijo él mientras ponía su mano sobre mi mejilla.

Aquello ya lo había oído, pero jamás de sus labios. Mi papá y yo casi nunca hablábamos de mi madre fallecida. Había visto el dolor en sus ojos cada vez que alguien la mencionaba, y opinaba que era mejor evitar esos episodios.

—Lo sé —le contesté poniendo mi mano sobre la suya.

—Tienes la misma piel suave —comentó él mientras su mano comenzaba a acariciar mi rostro y cuello.

La verdad, aquello empezó a excitarme. Nunca nadie me había tocado de aquella manera. Las manos rugosas de mi padre por causa del trabajo estimulaban mi piel tal como había soñado que lo haría un hombre.

—¿Te gusta? —preguntó mi padre ingeniándoselas para meter su mano por el cuello de mi playera y alcanzar mi pecho.

La situación se estaba volviendo comprometedora, por no decir peligrosa. Si respondía que sí mi papá sabría de mi gusto por los hombres, y no quería ni imaginarme qué haría después de ello.

—Es hora de dormir —le dije retirando su mano con firmeza. Era mejor si solo seguía soñando con las caricias de otro hombre.

Lo que no podía esperarme fue la reacción de mi padre cuando hube retirado su mano. Pensé que me haría caso y me dejaría quitarle el pantalón para poderse dormir, pero en cuanto toqué la hebilla de su cinturón él me tomó con fuerza para arrojarme sobre la cama y después ponerse sobre mí.

—Papá, ¿qué estás haciendo? —inquirí sintiéndome asustado.

—Eres un puto, un puto que ahora mismo va a aprender lo que es un macho de verdad —me contestó él soltándome su aliento alcohólico directo a la cara.

Estaba atrapado. Las manos de mi padre sujetaban mis muñecas por encima de mi cabeza, mientras que su pesado cuerpo estaba recargado sobre el mío, con sus piernas rodeándome. La boca de mi padre se dirigió hacia mi cuello, el cual empezó a besar con fruición.

No entendía qué estaba pasando en aquel momento. Tiempo después me enteraría que mi padre había sido provocado por un “amigo” que le dijo que seguramente su hijo era puto con esa apariencia de niña que tenía y por cómo me le quedaba viendo a otros hombres. No obstante, lo único que sabía en aquel momento era que mi cuerpo estaba reaccionando ante las caricias de otro hombre, incluso si ese hombre era mi padre.

—Papá, detente —le supliqué. Aquello estaba mal. No era correcto que estuviera experimentando lo que había estado soñando con el hombre que me había engendrado.

—Cállate —me espetó él para inmediatamente después abofetearme—. No te he criado para que me salgas puto, pero si así saliste por lo menos me voy a aprovechar para gozar un rato.

Tomó el cuello de mi playera con ambas manos, y antes de que pudiera hacer o decir algo desgarró la tela que cubría mi tronco, haciendo demostración de una fuerza descomunal. Una vez que hubo dejado mi pecho y mi abdomen al aire bajó a besarme las tetillas.

—Papá, por favor —rogué inútilmente.

El hombre que me había engendrado parecía un animal poseso. Mordía mis tetillas con fuerza, como si quisiera arrancármelas. Aunque me dolía, había cierto elemento placentero en medio del dolor. Podía no ser como siempre lo había soñado, pero el caso era que finalmente me encontraba con otro hombre.

Después de un rato de estarme besando el pecho, mi papá se incorporó a medias, pero solo lo hizo para poner su pubis frente a mi rostro. Desabrochó su pantalón justo frente a mis ojos para poder sacar su polla al aire. Cuando finalmente lo logró tuve frente a mí una polla relativamente pequeña, que debía medir no más de doce centímetros. Además se veía aún más pequeña bajo la enorme panza de mi padre. Eso sí, era bastante gruesa y después de todo era la primera polla que veía erecta y que no fuera la mía o la de un actor porno. A pesar de su tamaño me pareció perfecta con su intenso tono moreno.

—Chúpala, ándale —me ordenó mi padre mientras me golpeaba con aquel pito las mejillas.

En aquellos momentos no tuvo que repetirme la orden. Estaba tan extasiado con la visión de aquel instrumento que todo mi pudor se había esfumado. La idea de que aquel hombre era mi padre se perdió en algún rincón de mi mente. En aquel momento solo era un hombre, un hombre que me ofrecía su maravilloso miembro con el que siempre había soñado. Y como tal, no dudé un solo segundo en engullir aquel pedazo de carne. Debido a su tamaño no me costó trabajo meterme ese pene por completo en mi boca. Mi nariz se hundió en la mata de vellos que decoraba su pubis mientras aquel falo profanaba mi boca. La parte más difícil de tragar esa verga era su grosor, por lo que hubo un momento en que no pude evitar que mis dientes se clavaran en aquel pedazo de carne.

—¡No seas idiota! —me gritó mi padre soltándome una nueva bofetada—. Te dije que la chuparas, no que la masticaras. Hazlo bien.

Volvió a ofrecerme su pija, y en aquella ocasión decidí asegurarme de tener cuidado con ella. Abrí mis mandíbulas al máximo para asegurarme de que mis dientes no volvieran a clavarse en su piel. En tanto, él se encargó de follarme la boca, moviendo sus caderas para que su pene entrara y saliera de mi cavidad oral. Yo solo movía mi lengua para disfrutar de cada milímetro cuadrado de la piel morena que rodeaba aquel intruso que se regodeaba en mi boca.
Estuvimos un rato así, hasta que mi papá se separó con la respiración agitada.

—No, no me pienso venir en otro lugar que no sea tu culo —dijo él mientras me daba la vuelta.

Mientras mi padre me despojaba de la ropa que me quedaba, el miedo regresó a mí. Mi recto no había alojado nunca nada que no fueran mis dedos, dos a lo mucho. ¿Cómo se suponía que la gruesa verga de mi padre entrara en él?

Mi papá no anduvo con preparativos. Sentí como su glande rozaba la entrada a mi interior, e hice ademán de escapar.

—¿A dónde crees que vas? —preguntó mi papá al mismo tiempo que me golpeaba—. Vas a tener la verga que siempre has deseado, mariconcito.

Mi padre puso sus dos manos alrededor de mi cintura, sujetándome fuertemente para evitar que pudiera escapar. Si bien tenía miedo, debía admitir que su glande rozando mi ano y su cuerpo recargándose en mis nalguitas me excitaban de sobremanera. Era rico sentir el contacto de su piel contra la mía, así como de su panza sobre mi espalda.

No obstante, un segundo después toda la excitación se esfumó. Mi padre guió con una mano su pito a mi interior, y rápidamente me lo dejó ir todo adentro. No pude evitar soltar un fuerte grito, pues cuando aquella gruesa y poderosa verga entró en mi interior sentí que me partían en dos.

—¡Cállate, puto! —me gritó mi padre antes de golpearme nuevamente—. Tienes el mismo culo apretadito y calientito de tu madre.

Mi padre comenzó con el mete y saca, y mientras hundía la cabeza en la cama para evitar gritar nuevamente solo pude pensar en que era una fortuna que mi padre no tuviera el pene más grande. No quería ni imaginarme cuanto habría dolido aquello si mi papá hubiera poseído una polla como la mía, la cual llegaba cuando estaba erecta a los 18 centímetros. Evidentemente aquello también lo había heredado del lado materno de la familia.

Aunque al principio fue molesto, poco a poco aquella sensación fue cambiando. El dolor continuaba ahí, pero como había sucedido en el caso de mis tetillas, se fue entremezclando con el placer. A pesar del ardor que sentía en mi recto cada vez que mi padre movía su pija dentro de mí, comencé a sentir cierto cosquilleo bastante placentero que se extendía por mi cuerpo. Quizás influyera en ello el que mi propio miembro estuviera frotándose contra el colchón que se encontraba bajo de mí. Con aquella sensación extendiéndose por todo mi ser no pude evitar comenzar a gemir.

—¿Ya empezó a gustarte? —interrogó mi padre haciendo sus metidas más bruscas, como si su pene fuera un taladro que quisiera horadar mi interior—. No cabe duda que eres un puto. Un pinche puto al que le gusta la verga.

Los insultos del hombre que me había dado la vida no me importaban. Lo único que quería era que continuara penetrándome con fuerza, que hundiera su polla lo más profundo que pudiera dentro de mí. Solo quería que aquel pedazo de carne abriera mi interior y dejara pasar toda la fuerza descomunal y hombría que mi padre tenía.

Literalmente estaba viviendo un éxtasis. Y digo literal porque mientras mi padre seguía hundiendo su verga en mi interior mi orgasmo llegó, seguramente influido por la manera en que mi verga se frotaba contra la cama cada vez que él presionaba sus caderas contra mi trasero. Solté un fuerte gemido mientras sentía que mi alma salía de mi cuerpo y se iba directamente al paraíso, aunque en realidad lo único que estaba saliendo de mi cuerpo era el precioso néctar que se producía en mis testículos.

—¡No mames, wey! ¡Me vengo, me vengo! —exclamó mi padre justamente cuando sentía las contracciones de mis músculos para ayudar a la salida de mi semen.

Mi papá clavó aún más profundamente aquella estaca de carne que era su pene para depositar su semilla en mi interior. Prácticamente sentí cada uno de los chorros que su gruesa verga depositó en mi intestino, al mismo tiempo que sentía sus manos sosteniéndole con fuerza por la cintura como si quisiera fundirse en mi interior.

Sin lugar a dudas, fue la experiencia más sublime que había vivido en mi vida. Ninguna masturbación que hubiera experimentado podía compararse con aquello. Me sentí sumamente satisfecho mientras mi padre se recostaba a mi lado sin sacar su polla de mi interior, abrazándome con fuerza para prolongar el contacto.

Así fue como nos quedamos dormidos. Me quedé dormido con el hombre que había logrado desvirgarme, mi propio padre.

]]>
http://relatos.marqueze.net/la-historia-de-angel-1/feed/ 3
LA PRIMERA VEZ CON MI PADRASTRO http://relatos.marqueze.net/la-primera-vez-con-mi-padrastro/ http://relatos.marqueze.net/la-primera-vez-con-mi-padrastro/#comments Tue, 04 Feb 2014 11:00:35 +0000 http://relatos.marqueze.net/?p=68253 Lo que voy a contar paso hace unos años ya. Me llamo Javier para ese entonces tenia unos 21 años, de 1.74 de altura morocho, flaco, lindo de cara. Desde que tengo uso de razon siempre me gustaron los hombres. Soy de Buenos Aires, Argentina. Y esta historia paso en casa de mi mama un día que me quede a dormir en su casa

Como contaba recien estaba de visita en casa de mi mama, ya que mis padres se separaron yo siendo muy chico, vivo con mi papa entonces los fines de semana me quedaba en casa de ella.

Un viernes, como tantos, a la tarde me fui a casa de mama a pasar el fin de semana con ella y su pareja Pablo. Que por cierto el no me caía del todo muy bien que digamos pero lo toleraba.

Desde que llegue hasta entrando a bajar el sol todo transcurría con total normalidad mi, mi mama preguntándome cosas típicas como: como me estaba yendo en el colegio, mis cosas, el barrio, mi papa, mis perros, etc. Llegada la hora de hacer las compras para la cena Pablo fue a hacer los mandados y trajo consigo 2 botellas de gancia con la excusa de que hacia calor y nunca viene nada mal unos tragos antes de irse a dormir.

Terminamos de cenar y nos pusimos a mirar algo de televisión y a tomar los gancias que para esa hora estaban bien fríos como se suelen tomar. Tomamos y tomamos, hasta las 2 a.m de la madrugada masomenos cuando mi mama dice que tenia sueño y se va a acostar. Yo al escuchar que mi mama se despedía de nosotros me di cuenta que estaba algo “alegre” por el alcohol consumido y que estaba sonriente, lo que llamamos “entonado” me dispuse a ir a mi pieza que tenia en casa mi mama agarre el cepillo de dientes y me los fui a lavar.

Al salir del baño veo que Pablo seguía mirando televisión ya sin mi mama y tomando lo que le quedaba en su vaso. No le di importancia, lo salude

Yo- hasta mañana Pablo

P-hasta mañana javi, nos saludamos y me fui a mi pieza no cerrando la puerta por completo por el ruido que hace cada vez que se abre y se cierra

Pablo es un hombre de unos 42 años, grandote, con panza crecida y aspecto rudo, de brazos y piernas anchas debido a su trabajo de camionero pero siendo algo atractivo. Un hombre criado en el campo.

Acostado en mi cama no podía conciliar el sueño fue entonces que mi estado casi de ebriedad hizo que vea que estaba haciendo Pablo en el living. Al abrir un poco mas la puerta de lo que estaba veo que todavía seguía allá mirando televisión con cara de aburrido, fue entonces que me empece a calentar nose porque hasta que llegue a la conclusión que era por ver al esposo de mi mama sentado mirando tele con ese aspecto tan varonil

Desde mi pieza lo empece a chistar de manera que mi mama no escuche desde la suya. Pero no dio resultado. Entonces tuve la idea de gemir como si estuviera teniendo sexo o haciéndome una linda paja. Es ahí que Pablo pone en silencio la televisión para ver si el sonido venia de alguna de las piezas o si eran los vecinos. Al cabo de 5 minutos se da cuenta que los gemidos venían de mi pieza.

En ese momento decidió apagar la televisión y venir hacia mi pieza haber que estaba pasando. Al ver esta situación desde la puerta de la pieza y con el corazón a mil, me bajo el boxer hasta la mitad de la cola y la sabana corrida como para que cuando llegase pudiera verme en esa posición.

Realmente nunca pensé que iba a pasar minutos mas tarde. Por fin llego al marco de la puerta y miro para ver que pasaba. Me vio “dormido” con el boxer por la mitad de la cola. Yo realmente pensé que el iba a cobijarme con la sabana y se iba a ir a dormir, pero no. El se quedo en el marco de la puerta. Yo lo espiaba ya que estaba boca abajo en una posición como para poder ver hacia la puerta sin que el lo supiera. En eso veo que el no dice nada y empieza a masajearse el bulto por encima del pantalón sin ningún disimulo observándome la cola medio desnuda

Yo no podía creer que ese pedazo de machote se estuviera tocando mirando mi cola en la cama. En medio de la oscuridad, solo con la luz ambiente que provocaba la luna veo que se acerca y me empieza a tocar la cola de manera suave como para que no me “despertara” de arriba hacia abajo, de un lado al otro. Hasta que me termina de bajar el boxer hasta las rodillas. En ese momento “me despierto” y veo como con una mano me tocaba la cola y con la otra estaba pajeando con la pija por fuera del pantalón. Era una pija grande, gorda bastante gorda. Sin decir ninguna palabra se acerca hasta donde estaba mi cabeza y me la pone en los labios, yo simplemente me dispuse a abrirla y saborear ese pedazo de carne que se me estaba ofreciendo… chupe unos minutos hasta Pablo se baja el pantalón y el slip que tenia hasta las rodillas y se sube arriba mio intentando coger mi agujerito… hasta que lo encuentra hummmmmm que sensación mas rica… sentia como iba entrando en mi, como las capas de mi recto se abrían al recibir aquel pedazo de hombre.

Una vez adentro empezo a bombear suave y aumentando su intensidad a lo largo del tiempo. Se podía escuchar el movimiento de la cama como rechinaba de sus cogidas que me propiciaba.

En un momento noto como el ritmo de sus embestidas empieza a aumentar y como su pene rozándome la próstata dentro de mi ano, me daba el indicio que estaba por venirse en cualquier momento, y no me equivoque. Sentí como su lechita caliente, espesa recorria mis intestinos. Uno, dos, tres, cuatro y después perdí la cuenta Estábamos en un éxtasis los dos que jamas me olvidare.

Sin decir ninguno de los dos alguna palabra. Se levanto fue al baño y se fue a dormir con mi mama, al escuchar ese sonido de la puerta cerrarse me diriji yo al baño a limpiarme. Vi como su lechita recorria mis piernas. Me bañe y me volví a acostar ya satisfecho por el hecho casi incestuoso q acaba de ocurrir.

Al otro día todo era mas que normal, mi mama sin sospechar que su esposo se había cogido a su hijo y nosotros de manera naturales como siempre. Desde ese dia siempre que podemos hasta el dia de hoy hacemos algo… pero esas historias son para otros relatos

Espero que les haya gustado

javi_nene_1993@hotmail.com mandame mails ;)

]]>
http://relatos.marqueze.net/la-primera-vez-con-mi-padrastro/feed/ 5
Continuacion de dia hijo y de noche mujer de mi padre. Dia 2 http://relatos.marqueze.net/continuacion-de-dia-hijo-y-de-noche-mujer-de-mi-padre-dia-2/ http://relatos.marqueze.net/continuacion-de-dia-hijo-y-de-noche-mujer-de-mi-padre-dia-2/#comments Tue, 26 Nov 2013 11:50:03 +0000 http://relatos.marqueze.net/?p=67225 Hola aquí sigo contándoles mi relación incestuosa con mi padre

Como les conté en mi primer relato, al día siguiente al despertarme ya mi padre se había ido a trabajar, yo me duche, quite la sabanas de mi cama que estaban manchadas de nuestros jugos y baje a desayunar, cuando llegue a la cocina aún estaba mama en casa, le pregunte por papa y me dijo que lo había visto salir con una cara de felicidad que no le había visto en mucho tiempo.

Mientras desayunaba no para de pensar en lo ocurrido la noche anterior, miraba a mi madre y me entraba un poco de remordimiento pero luego me justificaba yo mismo diciéndome que estaba dándole a papa lo que ella no quería darle, termine de desayunar y me fui a clases.

Llegue del cole  al medio día y no había nadie en casa ya que mama estaba trabajando y papa no había llegado a almorzar y mis hermanitos se quedaban al comedor de la escuela.

Cuando entre a mi habitación me acorde de la noche anterior y me entro una corriente por todo mi cuerpo y me empalme de una, como me hubiera gustado tener a papa allí para que me volviera a follar. Al entrar al baño de mi habitación encontré el slip que mi padre llevaba puesto la noche anterior y lo cogí para llevarlo a mi nariz, pude percibir ese aroma a macho que tiene mi padre, pensé en hacerme una paja pero me aguante ya que el llegaría dentro de poco y aprovecharía para que me hiciera suyo de nuevo.

Fui al cuarto de mama y cogí un tanguita de ella y me lo puse, me mire al espejo y me quedaba muy sexi ya que tengo un culito respingón, me quede con el tanga puesto, me quite la camiseta y anduve así por toda la casa para esperar que él llegara, cuando faltaba poco para que  llegara me fui a la cocina a calentar la comida que mi madre nos había dejado preparada.

A los 5 minutos llego mi padre con cara de cansado, penso que no había nadie en casa y se fue directo a su habitación, se quitó la ropa y bajo a comer en calzoncillos, al entrar a la cocina me encontró allí con mi culito a su disposición , al verme su cara se ilumino, yo camine hacia él, cruce mis brazos por encima de sus hombros y lo recibí con un beso, el me abrazo por las caderas y siguió caminando hasta recostarme al mesón de la cocina, estuvimos allí besándonos unos 5 minutos, se estaba excitando mucho, me besaba con mucha pasión, me comía las tetillas, metía su lengua en el lóbulo de mi oreja, cuando nos separamos me dijo, por lo que veo nos vas a cumplir eso de en el día mi hijo y de inmediato me giro para recostarme su polla en el culo y besarme el cuello, su polla empezó a crecer y podía sentir ese bulto queriendo romper la barrera de tela que tenía.

Le pregunte ¿quieres comer? y me dijo que si, que tenía mucha hambre, pero que antes quería comerme a mí, abrió la nevera, saco una cerveza y las destapo.

Me pregunto qué de donde había sacado ese tanga y le dije que se lo había pillado a mi madre, eso le dio mucho morbo y me dijo: vaya, ya que no la he follado a ella con ese tanguita, ahora te follare a ti. Te queda muy bien.

Fue bajando detrás mío, besándome la espalda hasta quedar agachado, me  abrió las piernas e hizo el tanga a un lado para tener mi agujero a su vista, tomo un poco de la cerveza y de inmediato puso sus labios en mi agujero, yo al sentir esa sensación de frio en mi culo, largue un gemido y abrí un poco más mis piernas para facilitarle el trabajo, empezó a lamer mi culo, cual niño con un caramelo, después se puso de pie y me alzo en peso para subirme al mesón, donde me acosté boca arriba, mi padre me quito el tanga y se lo llevo a la boca mientras con un dedo penetraba mi culo, luego me hizo levantar las piernas para seguir comiendo mi ojete, nunca imagine que el hombre que me trajo al mundo pudiera darme tanto placer y yo dárselo a él.

Cuando ya me dilato lo suficiente me pidió que me sentara y lo abrazara, yo así lo hice para que acto seguido mi padre me retirara un poco del mesón dejando solo mi espalda apoyada en él y allí mismo clavarme su polla, no fue muy difícil puesto que aún estaba dilatado de la noche anterior aunque sentí una leve punzada que me hizo apretar un poco la paredes de mi culo, cosa que a el le gusto.  Estuvo cerca de 10 minutos  follándome  en esa posición para luego pedirme que me tirara al suelo a  cuatro patas.

Mi padre estaba vuelto loco, cuando ya estaba casi para correrse se sentó en una silla y me pidió que me ensartara su polla de espalda a él, esa posición me encanto, me tenía agarrado de las caderas y yo me follaba solo con su polla, mientras me masturbaba a la vez.

Luego me abrazo y quede  con mi espalda pegada a su pecho, me hizo echar la cabeza hacia atrás  para acto seguido decirme al oído “me encanta hacerte mi mujer”, se hecho un poco hacia delante quedando prácticamente  acostado en la silla y me hizo levantar mis piernas yo quede casi en posición de litotomía mientras él me sujetaba por los muslos.

Esa posición me hizo calentar aún más, me sentía una verdadera hembra ensartada por la polla de su macho, gemía mucho  y le decía a papa que  no parara, que me hiciera el amor como no lo había hecho en mucho tiempo, que desahogara su furia varonil en mi culo.

De repente sentí que me iba a correr y le pedí que me abrazara más fuerte,  presionaba mi culo contra su poya, mi padre al darse cuenta empezó a moverse rápidamente con movimientos de mete y saca, mientras me decía te voy a preñar cariño, ya casi viene, toma la leche que papa te da para que te alimentes, quiero tenerte así siempre, me encanta tu culo apretadito y allí mismo sentí como mi culo se humedecía con la leche caliente de mi padre , eso me excitó  y me corrí de una manera descomunal, mi semen salto y me callo en la boca. Nos quedamos un rato allí en esa posición y yo podía sentir mi culo inundado de su leche.

Luego nos levantamos para comer, cuando mi padre me saco la polla su leche empezó a salir de mi culo y corría por mi entre pierna.

Nos dimos una ducha rápida y bajamos a comer.

Durante la comida solo hablamos de cómo me iba en el cole, cuando terminamos como ya era un poco tarde para él, se vistió si se fue casi enseguida.

Yo aproveche  para lavar el tanguita de mama y meterlo a la secadora antes de que ella llegara, por suerte ese día como que se iba a ver con su amante por que llego más tarde que nunca.

 

]]>
http://relatos.marqueze.net/continuacion-de-dia-hijo-y-de-noche-mujer-de-mi-padre-dia-2/feed/ 3
¿Cuántas primeras veces podemos tener? http://relatos.marqueze.net/cuantas-primeras-veces-podemos-tener/ http://relatos.marqueze.net/cuantas-primeras-veces-podemos-tener/#comments Mon, 14 Oct 2013 06:07:41 +0000 http://relatos.marqueze.net/?p=56874 -Oh!…primo,tienes el miembro mas grande que vi en toda mi vida.

-Tranquilo.-Cris hizo una media sonrisa y acercó su pene a mi cara.-Es cierto que tengo un buen tamaño,pero no es un superpalo.

Mi lengua comenzó a relamerse sin que me diera cuenta e inquietamente miré el falo que mi primo me entregaba con todo su amor.No supe como empezar y me sentí incapaz de merecer nada de lo que me diera.Cris era como un Dios todopoderoso,un ser inmaculado,inalcazable.Me inhibi ante la visión de tanta grandesa.

Yo estaba arrodillado, su olor me envolvía y me llevaba a desearlo casi de manera enferma.El aroma a macho que su cuerpo desnudo despedía era hipnótico.Sin embargo algo de mi primo seguia deteniendome de hacer lo que tantas veces habia soñado hasta el cansancio.¿Qué era lo que no me dejaba chupar ese enorme pene?.Una sensación de inseguridad pasó delante de mi por unos segundos.

De la nada surgió un pensamiento al borde de lo estupido,”No debí haberme dejado desnudar por Cris, mi cuerpo no es nada comparado al suyo”.

-Adelante primo,me has dicho que lo deseabas.-Christopher tomó su pene con toda la mano y comenzó a menearlo frente a mis ojos.-Es un gran placer para mi hacer esto,pero veo por tu cara que pareces arrepentido.

-No,claro que no, Cris.Es solo que esta es mi primera vez y quiero que sea especial.

Las estrellas eran visibles desde la ventana del granero,por suerte para mi, estabamos en plena temporada de verano y el estar sin ropa era mejor que tenerla encima.Aunque aún así, la antorcha que usabamos dejaba ver en mis nalgas redonditas y blancas el clásico brillo provocado por la transpiración.

Pasé el brazo por mi frente sin dejar de mirar el pene que tenia delante. Noté que el glande no era tan gordo con respecto al tronco, pero en conjunto ambos eran hermosamente bestiales. Las pelotas colgaban perfectas y tenían la cantidad perfecta de pelo,ni muy poca,ni en exceso.

Todo en mi primo encajaba perfecto,era alto,de ojos azules, profundos y tenía una cabellera corta, prolijamente peinada.Llegué a la conclusión que a sus 18 había alcanzado la perfección típica que toda la familia de mi padre solía tener.Tambien sentí lastima por mi,de lo único que podria a llegar a presumir era de mi cabello rubio,algo que daba mucha clase para ese año.

Yo seguía paralizado,no lo merecía.

-Primo,esto es especial.Si llegaran a enterarse de lo que estamos haciendo,podrian azotarnos como a los esclavos.¿No crees que me estoy arriesgando por ti?.

-Lo sé,aprecio que…

-¿No dijiste que soñabas con esto cada noche?-Mi primo me miró por al menos unos segundos.Mi cara debió haberlo molestado,sacudió la cabeza y largó un fuerte suspiro de fastidio.-¿tienes miedo?

¿Tenía miedo?.El gran sueño de mi vida estaba frente a mi. Había deseado tanto a mi primo,poder follar con el de mil maneras diferentes,hacerlo mi dueño,convertirme en su juguete predilecto,ser el único chico de entre tantas mujeres que seguro pasaban por su cama.Sin embargo ahora lo sentia:el temor de no ser lo suficientemente bueno para él.

-Rapido.-Dijo Cris-No podemos ausentarnos tanto tiempo de la casa,se daran cuenta que no estamos en nuestras habitaciones.-Mi falta de reacción hizo enojarlo,seguramente estaba acostumbrado a sus propios tiempos,a no tener que esperar para tener lo que deseaba.Mi miedo se estaba convirtiendo en realidad,no lo merecia.

Cristopher tapó su cara y volvió a suspirar defraudado.

-Sabes una cosa.Dejalo.-Dió la vuelta y caminó hacia la pila de fardos donde estaba nuestra ropa y la antorcha encendida.Mientras lo hacia,pude observar su cola dura y parada.Era mil veces mejor a como me la habia imaginado viendola tantas veces atraves de los pantalones.-Talvez no me deseas lo suficiente.-Soltó al fin,pero sin mirarme.Mi reacción fué nmediata.

-Si que lo hago,primo.Te deseo tanto que obedecería a todo lo que me pidieras.Soy capaz de todo por tenerte sobre mi.

Christopher volteó para mirarme.En el trayecto había llegado a ponerse la camisa blanca,pero no tuvo el tiempo para abrocharsela.Si no hubiera estado tan confundido habría apreciado mejor sus abdominales perfectamente formados.

Casi como al pasar ojeó mi desnudez y dijo:

-Entonces…pruebalo.

Las palabras salieron de su boca y retumbaron en mis oidos como una señal de alerta.Si no reaccionaba de una vez, Christopher se largaria enfadado y lo que es peor,luego no me daria otra oportunidad de enmendar mi estupidez.Por eso me obligué a no pensar,solo me dije a mi mismo que era la primera oportunidad y que era mejor hacerlo mal a no hacerlo nunca mas.

Para mí, ese hombre parado a unos metros todavia era un adonis.No traté de verlo de otra manera,avancé hacia él con una nueva idea.Realmente tenia suerte de hacerlo mi macho.

Arrastré mis rodillas por el heno del granero,miré a mi primo y relamí mis labios antes de llegar a su pene.Él seguia parado con la camisa desabotonada y con su verga erecta,el tiempo y la situación no la habian echo ceder,su esplendor era cada vez mayor a medida que me acercaba.

Cuando estuve frente a semejante herramienta agradecí mi suerte.Observé la nueva sonrisa de christopher y me dispuse a pasar mi lengua desde la base hasta el glande.

Creo que mi primo no estaba dispuesto a perder nada de tiempo.Con un movimiento que no previne,agarró fuertemente los pelos de mi nuca y me ensartó su miembro hasta la garganta.Una fuerte arcada me invadió como una ola, y aunque traté de evitarla, mis esfuerzos fueron totalmente en vano.Empezé a toser,pero Christopher no sacó su pene de mi boca,el cual ahora parecía mas grande que antes.Tuve el presentimiento que lo disfrutaba.

-Oh,primo!.De eso es de lo que estaba hablando…

No forcé mi cuerpo,cuando mi garganta pudo acostumbrase a el pene golpeandola,atiné a relajarme y dejar que Christopher maneje la situación.Sabía que no era lo que muchas veces imaginé,pero se acercaba.Además,mi primo follaba mi boca,a lo mejor con un deje de violencia,sin embargo lo hacia,era mi dios follando mi boca.Y nada me hacia mas feliz que eso.

En un momento supe de lo que se trataba todo.Tan solo debía dejar de pensar en tonterías y dejarme llevar por el instinto.La respiración entrecortada de Christopher,sus palabras y gemidos, me invitaban a eso.Así que agarré sus bolas y me puse a jugar con ellas.Con otra mano lo acariciaba fuertemente,recorría sus gruesas piernas,el vientre,el pecho.Llegué a un punto de perverción en el que necesitaba mas.

Clavé mis uñas y los rasguñé una y otra vez.Quería mezclarme con mi primo.Lo segí rasguñando y el me respondió colocando las dos manos en mi nuca y enterrando mas adentro su verga.No me importaba el que apenas me dejara respirar, sus gemidos de placer eran mi oxígeno.Sin embargo no pude entenderlo cuando sacó el mastil de mi boca.

-Primo,¿por qué no detenemos?-Pregunté.Mi voz sonó como la de un niño de diez años.

Christopher me miró,interpreté que era ternura lo que transmitía.

-Ira…-(se pronucia “aira”)-…quiero ser tu primer hombre,mi deseo mas profundo ahora es desvirgar tu culito.-Mi primo se agachó y quedamos cara a cara.Sus ojos azules me ipnotizaron.-¿quisieras recibir mi pene en tu ano?

-Si.

La sonrisa blanca que recibí a cambio de mi respuesta se volvió opaca cuando enseguecí por segunda vez.No era yo el que ahora estaba en el granero,arrodillado,con las marcas del heno en las rodillas.El Ira de 15 años,tímido y estúpido había desaparecido.En su lugar, un extraño de cabello rubio comenzaba a masturbar su propio pene mientras se lanzaba encima de Christopher y lo besaba.

-Ira,no sabía que eras tan bueno en esto.Siempre pensé que eras un niño de papá.

-Ay,Christopher,nadie es lo que parece en esta hacienda.Aunque espero que tu si.

Ambos caímos al piso.Yo me aseguré de aterrizar sobre el pecho de mi primo para jugar con sus pezones.Los lamia,acariciaba,e incluso les deba buenos mordiscos.En respuesta obtenía las fuertes respiraciones.

Continué bajando hasta su vientre plano y duro,me gustaba el que no tuviera pelo sino hasta el ombligo,donde una fina linea bajaba hasta llegar a la verga.

Mi nueva identidad no se asustó ni un segundo cuando llegué a los huevos.Esas bolas enormes eran un placer prohibido que me gustaba meterme lo mas que podía.Christopher intentó tomar el control una vez mas,pero ahora era yo quien realmente lo tenía y no dejaria que me lo arrebate.Él pareció notarlo.

-Vamos Ira.No podemos perder el tiempo.Dejame follarte de una vez.

-Lo siento primo,quiero disfrutar este palo hasta que me dé asco,cosa que creo imposible.

-No te preocupes por eso.-Respondió.Rascó mi cabeza y continuó.-Esta no va a ser la última vez,te lo prometo.

La verdad es que era mi primera vez y al principio yo quería que fuera especial.Sin embargo,el Ira descontrolado, hambriento de vergas y placer,eso no le importaba en lo mas mínimo.En esos momentos él estaba cargo y ser desvirgado era solo eso,el ser desvirgado.¿Qué importancia tenía la primera vez?.Iba a ser solo una mas de las tanta de ahora en adelante.

-Está bien,primo.Hazme tu puta.-Lo miré con intención.Decidí dejarlo pensar que él era el patrón,que sienta que dominaba la escena.

-¿Quieres ser mi puta?.Está bien.-Christoper levantó su desnudez,yo rodé y quede boca arriba con una gran sonrisa.Volví a observar su cuerpo tallado,el cual sin duda era una obra de arte.Nunca me equivoqué en pensar que era un dios todopoderoso.Pero esta vez su figura ya no era inlcanzable,sino mia.-Debes saber que soy muy rudo con mis zorras.

-Todo lo que quieras…primo.-respodí provocadoramente.

Mi pelo fué agarrado con fuerza extrema pero no sentí dolor.Christoper me empujó contra una pila de dos fardos la cual estaba al lado de nuestra ropa.Después me propinó una buena nalgada que dejo mi culito palpitando;giré la cabeza y vi los dedos estampados en la nalga derecha.El rostro de mi primo estaba desencajado y creo que lo excitó mas el que gimiera para él.Otro buen manotazo me mandó al cielo.

-Abre las piernas y preparate para recibir mi tronco.-Dijo.¿Acaso iba a decir que no?.Obedecí como si fuera uno mas de los esclavos que estaban en las mazmorras.Al abrir mis piernitas senti una mano pasando saliva a mi ano de forma salvaje.

Un escupitajo me advirtió que se venía el momento,mi culito dejaria de ser virgen.Sentí la punta de la verga presionando la entrada de mi agujero.Claro que costaba,Christopher ejercía mayor fuerza a cada intento,e incluso pude escuchar uno o dos escupidas mas.

El momento me calentaba,aunque supe desde el principio que el descomunal miembro nunca entraría sin dilatación previa.

-Primo,quiero tu verga dentro mio.-Dije.-Méteme los dedos para dilatar.

-No,yo no hago las cosas así.-Respondió.Lo observé retroceder varios pasos hasta agacharse y recoger un rastrillo escondido entre el heno.Lo vi venir.Christopher escupió la punta del palo,que era mas fino que su verga,e intentó introducirlo en mi ano.Puedo decir que el que dolor sentí no era comparable con nada que haya vivido.¿Como logré no gritar?

-Primo,me rompes.-Dije aprentando los dientes.Solo un instante el Ira de siempre se hizo presente.Pero desapareció tan rápido como vino.-Mételo mas adentro.

Dos o tres veces senti entrar y salir el palo del rastrillo.Traté de relajarme para acostumbrarme,pero mi primo no era discreto con respecto a la velocidad con que me ensartaba.

-Listo.-Dijo finalmente,tiró del rastrillo y lo arrojo lejos.Me reistí a la tentación de tocarme el ano,mas cuando sentí un liquido recorriendo mi pierna izquierda.Sonreí.

Lo que pasó después fue una gran fusión de dolor y placer pervertido.Christopher metió su verga sin restricciones y yo solté un grito imposible de ahogar.Fué solo un momento de quietud antes del mete y saca considerablemente lento.Me estaba desgarrando por dentro,el maldito rastrillo no era nada comparado al grosor de la polla que me envestía.

Traté de concentrarme en el fardo donde estaba apoyado,luego en mi primo y sus gritos de placer;sin embargo encontré la calma cuando volteé a la ventana del granero y ví las estrellas en el cielo.Eran tan perfectas,luminosas.Lograba perderme en ellas y olvidarme del dolor que me invadia.

El sufrimiento desapareció gradualmente.Primero fueron los insultos,después las nalgadas.Todo me recordó al deseo que sentía hacia Christopher,y aunque el comienzo fué traumático,terminé por disfrutar de sus bestiales envestidas.Mas vale tarde que nunca,terminé por incorporarme.

-Vamos primo,cojeme,hazme tuyo.

-Ira…-sus gemidos se mezclaban con los mios-…me encanta que tu sangre bañe mi polla.

Lejos de asustarme, sus palabras me encendieron aún mas,si era posible.Lo empujé y dificilmente pude desprender sus brazos de mi cintura.Su verga saliendo me arrancó un gemido por demás agudo.

Me dí la vuelta y quedé frente a mi macho.Le pegué una cachetada.Tanto me había concentrado en ese hombre que olvidé mi verga,la cual noté, estaba a punto de estallar.Comenzé a pajearmela mientras él volvía a ensartarme.

En medio de la noche,eramos Christopher y yo,ambos nos besabamos desenfrenadamente.Él me cojia fuerte,toda su humanidad estaba dentro mio.Ira pervertido aprovechaba para rasgarle la piel de esa espalda y brazos echos de piedra.El dios estaba a mi altura,no era mucho mejor que yo.Se habia transformado en un hombre como todos,solo era especial por tener una gran verga y ese cuerpo escultural.

-!Me vengo!.-Dijo.Una gran ola de leche llenó y estiró mis entrañas.Christopher soltó gemidos que se detuvieron cuando retiró la verga de mi ano.Traté de volver a besarlo pero corrió la cara y dejó mis labios rozando el aire.

La magia se acabó para él.Recogió su ropa y arrancó la antorcha que había plantado cuando llegamos al granero.Ni siquiera se limitó a mirarme,pero yo lo observé y ví su rostro anguloso.Sus ojos no demostraban arrepentimiento,en cambio me decían algo como:”Ya me descargué,ahora me voy.”Su figura salió caminando hacia las enormes puertas entrecerradas y antes de traspasarlas apagó la única fuente de luz.Christopher se fué desnudo y me había dejado solo en la completa oscuridad.

Mi mente seguia comandada por la lujuria,sin detenerme a pensar,agarré mi polla y me masturbé recordando los acontecimientos recientes.

La bestialidad,el placer,los insultos obsenos.

Pasados menos de dos minutos,trallazos de lefa salieron acompañados de grandes gemidos.Yo seguía apoyado en los fardos.El recuperar la consciencia me recordó que me dolian las nalgas y de seguro estaban todas rojas y marcadas.Tambien me asustó el liquido que seguia cayendo de mi agujero malherido,no me atreví a comprobar que era semen y sangre.

Llegué a atemorizarme de la persona en la que me habia convertido durante la follada.No era yo,alguien,un pervertido tomó mi cuerpo,mi carne debil y me hizo un monstruo hasta el momento de venirme.

De todos modos se fué.Ya siendo el Ira de siempre repasé lo sucedido.No me extrañaba el comportamiento final de mi primo,creo que la culpa despues de haberse venido era previsible.Lo mas probable es que se ya estaba arrepintiendo de haberme besado y cojido.

“Bueno,en unos días seguro vuelve a desearme”,pensé. Solo esperé estar recuperado para ese entonces.

0000000

Pasé un tiempo reflexionando.Tanto como me fué posible antes que las puertas del granero se abrieran de par en par.La luz de una antorcha me hizo pensar automáticamente que Christopher había vuelto.Sin embargo dos figuras se presentaron ante mi visión borrosa.Me fué imposible no diferenciar el contorno de mi padre,tan alto y grande como un árbol.

El momento de explicar porque estaba desnudo en el granero,en madrugada, no sería facil.La cantidad de sangre que cubria la parte inferior de mi cuerpo y de seguro,los grandes epacios de heno a mi alrededor no ayudarian.Un instinto de cobarde fué esconderme tras la pila de fardos donde Christopher y yo habiamos cojido.

Para mi suerte esa pila de dos fardos era solo el comienzo de una gran montaña que le seguía atrás.Sin preambulos corrí unos cinco metros con el corazón en la boca.Pronto me encontré agazapado cubierto por una pared de ellos,pero mi miedo continuaba.Estaba seguro que mi padre no me habia visto,el granero era enorme y la antorcha no iluminaba lo suficiente.Escuché su estruendosa y pesada voz:

-¡Maldito esclavo!-Un pequeño gritito y el sonido a heno desparramandose.Mi padre seguia maldiciendo,su voz se acercaba peligrosamente hacia mi.

Realmente me paralizé cuado la pared de fardos encima mio se tambaleó.De seguro el esclavo había sido empujado por mi padre hacia ellos.Traté de contener la respiración en los espacios de silencio que dejaba entre insulto e insulto,porque no sería capaz de inventar algo convincente si me escuchaba y me encontraba ahí escondido.

-Vas a comenzar a respetar a tu dueño,después de esto no te quedarán ganas de volver a robar comida.-Dijo mi padre,Don Cisco.

-No señor,perdoneme,no volveré a traicionar su confianza.Por favor le pido.-La voz del esclavo sonó finita,como la de un niño.Se notaba que tenía terror a lo que fuera que venía.

-Ers un maldito esclavo,no tienes derecho a elegir.Asi que te comportas o te azoto,a ti y tu madre.

El llanto del esclavo me quebró el alma.Era un chico inocente.

¿Como mi padre lo descubrió robando comida? ¿cual era el castigo que le tenia preparado al ladrón?.Don Cisco no era conocido por ser amable y blando con sus pertenencias.Yo mismo lo habia visto cortarle tres dedos a un mulato por querer escapar.Y anque cuando era chico lo detestaba y me daba terror,a mis 15 años habia aprendido a no pensar en eso.

-Quitate el taparrabos y ponte en cuatro.-Dijo mi padre.

¿Va a cojerlo?me pregunte totalmente desorientado.

Mis duda comenzó el lento trance para volverse realidad. Primero escuche el cinturon de mi padre desabrochandose,el metal tintineó varias veces,como si costara desprenderse.Luego el apenas audible llanto del esclavo y por último, una cadena de gritos ahogados y gemidos de ambas personas.No supe que sentir,el escuchar a mi padre teniendo sexo me impactó y al mismo tiempo comenzó a exitarme.Mi pene se endurecia cada ves mas sin que yo lo quisiera conscientemente.El lado incestuoso,el lado lujurioso que me habia poseido cuando follaba con mi primo,volvia fuertemente.Como un fantasma casi incontrolable me invadía.Traté de resistir las tentaciones,nada era seguro con mi padre.

¡¿Qué!? ¿¡Queria follar con mi padre!?.

Una pelea se desató en mi interior,una batalla entre hacer lo correcto o dejarme llevar por el placer.dolor de cabeza me golpeo tan fuerte que caí desmayado. Y no se la cantidad de tiempo que transcurrió,cuando desperté el silencio era total,no vislumbraba un ápice de luz.Inconscientemente me levanté y caminé adonde mi padre seguro cogió al esclavo.

Al llegar vi al mulato tirado sobre mi ropa,estaba en posicion fetal.Presentí que tenia los ojos cerrados y llenos de lagrimas.Sin embargo ¿que podia hacer?,mi dolor de cabeza continuaba, aunque no al nivel el cual me dejó inconsciente.Además, Sinceramente no me importaba.Tiré de mis prendas las cuales aplastaba y sali del granero.Cuando llegue a mi habitación las vi llena de sangre.

0000000000

Era muy dificil identificar la cantidad de emociones y sentimientos que esa noche experimenté.Me acosté en mi cama todo contracturado,las marcas del heno y el fardo no se habian ido del todo y un aroma a semen me circundaba la nariz.

Queria dormir,pero antes de cerrar los ojos,me acordé de mi padre y lo que le hizo al negro.Me dió lastima cuando lo pensé y el fantasma de la lujuria volvió a despertar por tercera vez.Me elevó,me llevó flotando hasta el granero.Él me dijo que debia pedir disculpas de parte de Don Cisco.Como su único hijo mi deber consistia en dejar que el esclavo me haga lo que le habian echo.Ojo por ojo y diente por diente.

“Complacer y ser complacido”,al fantasma no le importaba que mi ano estuviera destrozado,tenia que humillarme ante el negrito,eso tenia prioridad.Supuse que no estaria mal cojer con él,despues de todo seria mi primera vez…

Con un esclavo.

 

]]>
http://relatos.marqueze.net/cuantas-primeras-veces-podemos-tener/feed/ 1
Un día cualquiera http://relatos.marqueze.net/un-dia-cualquiera-2/ http://relatos.marqueze.net/un-dia-cualquiera-2/#comments Mon, 07 Oct 2013 06:00:00 +0000 http://relatos.marqueze.net/?p=25897

Y allí estoy yo, disfrutando uno a uno de cuatro pedazos de carne joven jugosa. Sigo de rodillas, con los 4 futbolistas a mi alrededor, con la polla de Alejandro en la boca y las de Juan y Carlos en mis manos masturbándolos. Oigo los comentarios. Pero a mí eso me excita más, estoy disfrutando como un loco, con la verga de Alejandro, gorda y dura, hasta la laringe y tres más que me esperan.

Hoy por mañana me despierto cuando algo gordo y duro se abre camino entre mis labios, buscando las profundidades de mi boca. No podía ser otra cosa que la polla de mi hermano pequeño, al que muchas mañanas le gusta marcharse al colegio tras haber recibido una buena mamada, que yo de buena gana le hago… Antes de seguir me presentaré, me llamo Javier tengo 19 años y vivo con mis padres y mi hermano que ya ha cumplido los 18.

Como la casa es pequeña compartimos habitación, así que un día descubrió mis revistas gay y desde entonces me somete a “chantaje”, amenazando con contarlo a mis padres si no se la chupo cuando él lo pida. Ni que decir tiene que me “someto” al chantaje muy gustoso, pues mi hermano es ya todo un ejemplar, viril y masculino, que empezó a afeitarse hace años y ya es un hombre de pelo en pecho, recio y musculoso, dotado de una buena tranca y una gran vitalidad. En cambio, yo, a pesar de ser año y medio mayor, parezco más joven, pues soy barbilampiño y no tengo vello en el cuerpo, excepto una pequeña mata en el pubis y cuatro pelos en las axilas. Además mi rostro es bastante aniñado, estoy delgado pero fibroso, con un vientre plano y unos pectorales bien definidos. Soy rubio y de ojos azules, pero lo mas atractivo de mi cuerpo es mi culo, redondito y apretado, limpio de vello con un ojete sonrosado y tragón, que es para muchos la puerta de paraíso…

Bien, volviendo a mi relato, la mañana comienza con la dura polla de mi hermano dándome los buenos días y como yo soy muy educado no dejo de contestarle. Sin abrir los ojos abro la boca y me trago su cimitarra hasta el fondo, como a él le gusta, que después de tantas mamadas ya sé lo que pone cachondo a mi hermanito. Empiezo a succionar con fuerza, lamiendo con mi lengua el frenillo, lo que le hace emitir los primeros gemidos. Sé que no durará mucho pues las corridas de mi hermano son intensas pero cortas.

A sus 18 años todavía no ha aprendido a controlar su ritmo, así que se deboca enseguida. Pronto siento los espasmos de su orgasmo y los primeros borbotones de esperma que inundan mi boca y mi garganta. Me lo trago todo y lo saboreo con fruición. Me estoy acostumbrando a estos despertares y el día que él no me ofrezca su polla seguro que yo la tomaré sin pedir permiso. Enseguida me levanto, me visto con mis vaqueros ceñidos, una camiseta pegadita y bajo a desayunar. Desayuno solo pues mis padres ya se han ido a trabajar y mi hermano ya lo ha hecho antes. Marcho corriendo al colegio en el que curso COU, llevo conmigo los libros y el equipo de gimnasia, pues hoy daremos clase a última hora.

La mañana transcurre tranquila, incluso aburrida. Soy bastante buen estudiante, pero hoy no tenemos clase de ciencias y no veré a mi profesor favorito, Juan, que está como un tren. Cuando sea mayor seré como él. A última hora tenemos gimnasia y tras sudar un buen rato nos vamos a la ducha, uno de mis lugares favoritos del colegio, donde puedo ver a la vez 24 cuerpos adolescentes en todo su esplendor. La ducha es como un túnel de lavado con caños a ambos lados, al que entramos todos a la vez. Yo me pongo siempre en el centro, con vistas a derecha e izquierda y procuro entrar el último, por lo que tengo que cruzar entre mis compañeros, así que es inevitable rozar el culo de uno que se enjabona las piernas, la polla de otro que no se hace a un lado…Es lo más cercano al paraíso que puedo imaginar.

Muchos de mis compañeros están ya completamente desarrollados y presentan atractivos cuerpos con buenos atributos, hacia los que se me desvía la vista. Más de uno se da cuenta de mis miradas, pero a mí no me importa, me encanta ver sus reacciones, azorados y tímidos unos, orgullosos y exhibicionistas los mejor dotados. Supongo que muchos de ellos se imaginan que me gustan los tíos, algo que a mí me trae por completo al fresco. Sin embargo parece que hoy mi descaro va a tener una respuesta. Como luego ya no hay clase me recreo en el agua, enjabonándome despacio, sin prisa, así que me he quedado el último en la ducha y al salir he visto que todavía quedaban cuatro de mis compañeros, todos ellos del equipo de fútbol, por lo que tienen unas poderosas y musculadas piernas y unos culos bien firmes (mmmm!).

Al frente del grupo está su líder, Alejandro, el más desarrollado de todos, musculoso y atlético, peludo y con un cipote con el que sueño a menudo. Los otros 3 tampoco están nada mal, aunque no trato mucho con ellos, están en otro rollo. En cambio, hoy los 4 parecen estar muy interesado en mí y me miran de forma nerviosa, me doy cuenta que todavía no han empezado a vestirse, dos de ellos tienen la toalla alrededor de la cintura pero Alejandro y el otro están en pelota y yo diría que Alejandro está medio empalmado. Yo, como si nada, me dirijo a mi sitio, pero Alejandro se interpone en mi camino y me increpa:

-¡Tú, maricón, nos hemos dado cuenta de cómo nos miras en la ducha! -¿Tú crees?, pregunto yo inocente.

Por un momento duda, pero enseguida reacciona:-Pues claro que sí, nenaza, que no estamos ciegos. Y si quieres pollas hoy te aseguro que las vas a tener. Y me empuja con sus fuertes brazos hacia abajo, hasta que mi boca queda a la altura de su tranca, ya completamente empinada y rezumando líquido preseminal. Los tres compañeros se sitúan alrededor, con sus miembros ya preparados, masajeándose para no perder el tono. Vaya, la situación ha dado un giro inesperado. ¡No me van a pegar sino que piensan darme un atracón de polla! Bueno, no me voy a quejar, aunque estoy algo sorprendido. Al final resulta que las historias de sexo que circulan sobre los futbolistas en la ducha van a ser ciertas…

Y allí estoy yo, disfrutando uno a uno de cuatro pedazos de carne joven jugosa. Sigo de rodillas, con los 4 futbolistas a mí alrededor, con la polla de Alejandro en la boca y las de Juan y Carlos en mis manos, masturbándolos lentamente. Oigo los comentarios que se hacen entre ellos: -¡cómo la chupa el maricón!, -¡Fíjate cómo disfruta el muy guarro!, -Hoy vas a hartarte de polla, mariconazo!; y otras lindezas por el estilo. Pero a mí eso me excita más, estoy disfrutando como un loco, con la verga de Alejandro, gorda y dura, hasta la laringe y tres más que me esperan.

Alejandro se tensa de repente y empieza a gritar, “me corro”, saca la polla de mi boca y me llena la cara con su leche, que intento recoger con mi lengua. Sin darme tiempo a limpiarme, uno de tras de otro pasan por mi boca, corriéndose en mi cara, que ahora está totalmente cubierta de semen, creen que así me van a humillar y no saben lo que a mí me excita eso.

A medida que van acabando se visten deprisa y se quedan mirando, cuando el último está acabando se oye una de las puertas del vestuario, -Anda, fray Luis, exclama uno, y salen todos de estampida por la otra puerta. Y allí me quedo yo, desnudo, empalmado y con la cara llena de esperma y si tiempo para esconderme. De todos modos, salgo corriendo a las duchas e intento ocultarme ahí, aunque es en vano, Fray Luis, o Fray Sobón, como le llamamos me ha visto y me llama, -¡Gómez!, ¡salga de ahí que le he visto!

Así que salgo de la ducha y el puede verme en todo mi esplendor, lo que hace sin recatarse lo más mínimo, dedicando una especial mirada a mi polla, que sigue empalmada, ahora más si cabe por lo excitado que estoy delante de este fraile cuarentón que me mira lascivamente.-¿Qué se supone que está haciendo? ¡Degenerado! ¿Quién estaba con usted?, me pregunta.

Naturalmente yo no voy a chivarme, así que él se enfada y me amenaza con llevarme al padre Rector, pero yo me mantengo firme. Ante mi negativa, me hace poner una toalla alrededor de mi cintura y me lleva al despacho de director, mientras me sermonea sobre lo degenerado que soy y la que me va a caer encima. El despacho del dire está cerca y a esas horas ya no hay gente por ahí, así que llegamos sin incidentes.

El director es un hombre en sus 50, delgado, ascético, pelo corto canoso, nariz aguileña y mirada intensa, es muy estricto y severo y según bromeamos los alumnos siempre “está dando por culo”. Su cara al vernos entrar es todo un poema y Fray Luis le relata brevemente cómo me ha encontrado. El Rector me dice.-Límpiese la cara, por favor, y como yo no tengo otra cosa, me quito la tolla y me limpio la cara, quedándome desnudo en medio del despacho.

-Bueno, ahora me va a contar usted lo que ha pasado. ¿Le han forzado? Con mucha calma les cuento lo que ha pasado, y durante el relato me vuelvo a excitar y, muy a mi pesar, una erección asalta mi miembro, que comienza a empinarse delante del rector…”Vaya, ya veo que le excita recordar lo que ha pasado. ¿Puedo asumir entonces que no le forzaron a realizar esos actos asquerosos?”.

Yo, ya puestos en lo peor, le digo la verdad, que nadie me obligó. -Así que encima disfrutó. Y yo ahí me callé, pues no soy del todo un suicida.

-¿Sabe usted que eso es pecado mortal? ¿Sabe usted lo que le puede pasar? ¿Qué piensa decirle a sus padres? Y al mencionar a mis padres empiezo asustarme, pues no me gustaría involucrar a los pobres, tan inocentes ellos.

El rector ha visto el susto en mi mirada y cambia de actitud:

-Claro, que hay otras maneras de resolver esto de un modo discreto y entre nosotros, ¿verdad, Fray Luis?  Y me giro y veo al buen fraile, sonriendo, mirándome lascivamente, que se ha quitado la sotana, desabrochado el pantalón y se masajea una polla no muy grande pero negra y gruesa. Ya no hacen falta más palabras y yo siento un gran alivio, pues no me van a pedir nada que yo no pueda darles.

Me arrodillo enfrente de Fray Luis, tomo su rabo en mi mano y lo acercó a mi boca, acariciándolo con mis labios. Pensé que si les hacía disfrutar de verdad, la cosa se olvidaría ya que todos tendríamos algo que ocultar.

Así que me dediqué a lamer la polla de Fray Luis, de arriba abajo, lentamente, con mucha saliva, a acariciar el glande entre mis labios y, finalmente, empecé a introducirla en mi boca. No podía olvidarme del rector, a quien de veras debía satisfacer, de modo que le ofrecí mi mayor tesoro, me incorporé y puse mi trasero en pompa, abriendo los cachetes con ambas manos, sin dejar de mamar la pija de Fray Luis.

-Vaya, ya veo que entiende usted rápido, dijo el Rector, y oí como se acercaba y sentí sus manos acariciar mis glúteos, disfrutando su textura. Luego noté su lengua ensalivando mi agujero y enseguida uno de sus dedos entrando en el.

Estaba claro que me iba a follar a conciencia. Al primer dedo le siguieron dos y más saliva, de modo que me dejó perfectamente dilatado y lubricado, este hombre sabía lo que hacía, era un gran experto. Luego sus dedos me abandonaron y, tras una pequeña pausa, noté la presión de su glande en mi esfínter, que ya estaba preparado para recibirle. Todavía no había podido ver su rabo, pero por el dolor que me produjo al entrar de golpe pude imaginarlo inmenso, largo y muy grueso, no pude chillar porque tenía la polla de Fray Luis en la boca, que si no…

Bueno estuvieron así un rato, hasta que el Rector dio la orden de cambiar de postura. Me hicieron tumbar atravesado en su mesa, boca arriba, con la cabeza asomando por un lado y el culo por el otro. fray Luis me enculó enseguida y yo incliné mi cabeza hacia atrás, para que el rector tuviera un buen ángulo y pudiera follarme la boca. Por fin pude ver su herramienta, mientras la veía por debajo mientras pasaba delante de mis ojos hacia la boca. No sé cuantos cms mediría pero era de lo más hermoso que nunca he podido disfrutar, abrí mi boca todo lo que pude y de un solo movimiento me la metió hasta la laringe, quedando sus huevos, gordos, peludos, apoyados en mi nariz.

Empezaron a follarme los dos de nuevo, cada vez con un ritmo más intenso, la mesa se movía y gemía, pero lo ninguno de los dos emitía un solo gruñido, debía de ser la costumbre de hacerlo en silencio. Finalmente Fray Luis se corrió dentro de mí, con 4 o 5 convulsiones, pero el Rector aún continuó un buen rato. Cansado de mi boca, ocupó el lugar de Fray Luis, puso mis piernas sobre mis hombros, me abrió bien y me empaló de nuevo con su tranca gigante. Yo disfrutaba como un loco y empecé a gemir y a gritar, de modo que Fray Luis tuvo que tapar mi boca con su mano.

Durante 10 minutos más, el padre rector me folló intensa, brutalmente, su polla salía por completo de mi agujero y entraba de golpe hasta el fondo. Sin poderlo resistir me corrí sin tan siquiera llegar a tocarme, tan intenso era el placer que sentía. Poco después él comenzó a descargar sus trallazos de semen en mi culo, uno tras otro, en un torrente de leche sin fin que llenó mis entrañas. Acabó y esperó a que su polla se desinflara antes de sacarla de mi culo, que al pronto se sintió vacío. Al momento mi agujero empezó a rezumar esperma, tal era la cantidad que había recibido.

Finalmente, ambos recuperaron la compostura y me despidieron, recordándome que a partir de ese momento el incidente quedaba olvidado para los 3. Yo regresé al vestuario, me metí de nuevo en la ducha para limpiarme, pero allí tuve que masturbarme de nuevo por lo excitado que estaba.Eran las 6 y media de la tarde. Hasta las 8 que empezaba mi clase de natación aún tenía tiempo de pasarme por el centro comercial para ver si ligaba con alguien. La tarde todavía era joven…

Autor: Javier

]]>
http://relatos.marqueze.net/un-dia-cualquiera-2/feed/ 3
PERSEGUIDO POR EL DESEO http://relatos.marqueze.net/perseguido-por-el-deseo/ http://relatos.marqueze.net/perseguido-por-el-deseo/#comments Fri, 27 Sep 2013 16:54:14 +0000 http://relatos.marqueze.net/?p=54713 Querido Pedro, aun recuerdo en mi mente todos esos momentos deliciosos en que nos conocimos y nos amamos por primera vez, aún siento como mi mano temblosa de placer y timidez se introducía en tu entrepiernas y casi doy un salto de arrepentimiento y temor al tocar tan grande y duro ejemplar que ahí se escondía y como sufrí al tratar de acomodarlo entre mis glúteos a pesar de estar completamente mojada mi hendidura, tubo que expandirse al máximo y casi se partió en dos cuando dejó entrar ese animal que tenía vida propia y poseía palpitaciones independientes a las tuyas. Pero en fin hoy estoy frente a la puerta de tu casa en pleno bosque impulsado nuevamente por instintos que me son irrefrenables esperando que estés aún que no nos hemos visto por más de 2 años, sosteniendo en mi mano una buena botella de vino gran reserva para compartir contigo, golpeo y espero; vuelvo a golpear, y apareces en el dintel de la puerta, es increíble como tu rostro de molestia al ser interrumpida tu soledad se ilumina con gestos de incredulidad y se mezclan con los de alegría al verme.

- ¡Marce! pero que increíble nunca pensé volver a ver tu rostro nuevamente, pero… pasa entra no te quedes ahí parado no tardes

-Gracias no esperaba otra cosa de ti tanto tiempo sin verte y todos los días pensando en ti permíteme abrazarte nuevamente

Luego sentí su cuerpo pegado al mío y volví a la realidad sintiendo un gran alivio y emoción en mi corazón al tener nuevamente a este delicioso especímen humano apegado a mí tanto que sentía el latir fuerte de su corazón en mi oído al meterme entre sus poderosos brazos y desaparecer entre su pecho, junto a él me sentía totalmente segura(o) y no quería apartarme de él.

- Pero espera Marce no te emociones tanto. toma asiento y conversemos de tu vida! yo como siempre solitario y sin mas compañía que la de los animales del bosque, de vez en cuando bajo al pueblo por provisiones y vuelvo rápidamente, tu sabes me carga la ciudad.

Yo sin decir palabras tomo su rostro y lo inclino hacia mí buscando esos carnosos labios que tanto extrañaba y los junto con los míos siento como se funden en uno sólo y mi lengua busca la suya afanosamente y se entrelazan ambas en un interminable beso mis manos toman su cuello firme y musculoso y empino mis pies para alcanzarlo más y tenerlo cerca él baja sus manos y rodea mi talle con su derecha y con su izquierda toma mi barbilla para sostener mi rostro junto al suyo. Ese fue nuestro reencuentro. permanecimos por largos minutos abrazados y sin decir palabra (estaban demás) y luego tomamos asiento junto a la única pequeña mesita del comedor, su casa ere de lo más sencillo poseía una pieza central que tenía un comedor y cuatro sillas y aun costado una cama amplia y bien cuidada, más allá la cocina y junto a ella el baño formando un cuadrado casi perfecto el techo con vigas al descubierto daba un aspecto de una autentica casa en el bosque que es donde estaba, había dejado mi máquina a unos 150 metros de ahí y sin avisar fui a pedirle a Pedro alojamiento por esa noche ya que el campamento mío estaba muy alejado (unos 40 kms ) o si nó debía instalarme en mi carpa de campaña.

Suerte la mía que lo encontré Pedro, preparó la cena y yo ordené la meza dejando el vino al centro y acerqué dos copas, no duchamos y luego cenamos casi sin palabras solo miradas y la noche comenzó a caer, Pedro me conversaba de sus cosas y yo lo escuchaba con atención, parecía un niño con un juguete nuevo, desbordaba entusiasmo y alegría sus ojos brillaban a la luz de las velas, en determinado momento me levanté de mi silla y me coloqué a espaldas de él sentado y le rodee su cuello escuchando sus conversación él se detuvo y yo le dije sigue que te estoy escuchando, comencé a besar su cuello y acariciar su pecho y sin mediar mas palabras nos sentamos al borde del camastro nos abrazamos y comenzamos a acariciarnos lentamente y fue subiendo el tono de las caricias, desabroché su camiza y su pecho plagado de pelos quedó a mi placer recorriéndolo con caricias y besos mordisqueando sus tetillas que se inflamaron de placer. Pedro me desnuda el torso y me recuesta sobre la cama y me recorre con sus labios ardientes todo mi cuerpo besa mi vientre mis tetillas me voltea y besa mi espalda me vuelve nuevamente yo le saco su camisa siento a Pedro sacarme mi ropa de un tirón quedando totalmente desnudo y abre mis nalgas comenzando a recorrerlas con su lengua que introduce en mi ojete dejándome totalmente ensalivado luego me toma y me coloca al centro de la cama y él se baja los pantalones a media pierna y se mete entre las mías siento sus caricias en mis muslos y como se va colocando en posición dejando mis talones por sobre sus hombros siento que no tengo escapatoria y solo me relajo a tal modo que mis rodillas quedan apegadas a mi pecho, en eso siento como una enorme cabezota dura ardiente y palpitante se apoya en mi ojete y trata de entrar – le digo Pedro déjame guiarla porque está muy lejos de la entrada, luego la tomo con una mano y con la otra abro mu culo y le indico el camino correcto, Pedro suavemente comienza a empujar y siento como entra poco a poco hasta que siento su mata de pelos en mi entrepiernas y sus testículos cuelgan por entre mis nalgas yo los acaricio y los palpo con mis manitas son dos enormes bolas peludas que caen y golpean en mis nalgas cada vez que Pedro embiste mi culo totalmente abierto y atragantado de pene Pedro galopa y galopa como un jinete solitario en el bosque y su potra salvaje emite quejidos de placer a cada embestida sus poderosos brazos me tienen sujeto por detrás de los hombros y en cada embestida me atraen hacia sí logrando meterlo completamente al fondo de mi hueco a ratos con empujones laaargos y lentos y en otros cortos y profundos siento como su pene palpita en mi y se funde a mi culo como uno solo pasando sus latidos a mi cuerpo que me van provocando orgasmos uno tras otros y ya no tengo mas leche que expulsar mis jugos se confunden con los suyos y nuestros vientres resbalan sobre una mezcla de sudor y sexo yo desesperado tomo a Pedro por la cintura con mis piernas y lo atenazo fuertemente como impidiendo que se me escape y mis brazos por entre sus axilas rodean sus fuertes hombros, estamos fundidos completamente en una sola cosa cuando siento que Pedro me inundo con sus jugos y su cuerpo se tensa a cada una de sus emisiones llenando mi hueco hasta casi rebalsarse. Esa noche hicimos el amor hasta casi el amanecer y al otro día nos volvimos a juntar. hasta que no pude hacer durar mas mi estadía. Ho Pedro espero volver a verte nuevamente.

]]>
http://relatos.marqueze.net/perseguido-por-el-deseo/feed/ 3
De día hijo, de noche, amante de mi padre http://relatos.marqueze.net/de-dia-hijo-de-noche-amante-de-mi-padre/ http://relatos.marqueze.net/de-dia-hijo-de-noche-amante-de-mi-padre/#comments Sun, 08 Sep 2013 06:41:42 +0000 http://relatos.marqueze.net/?p=52480 Hola amigos, quiero compartir con ustedes la relación de amor filial vivida con mi padre.
Mi nombre es Carlos, soy latinoamericano, tengo 22 años, actualmente trabajo en el mundo de la hostelería y restauración, soy mulato de ojos café, cabello negro, 1.65 cm, 66 kg y un buen culo. Desde que tengo uso de razón he sabido que soy gay, la mayoría de mis amigos lo saben, pero con mi familia es un tema que nunca se ha hablado, aunque tengo claro que ellos también lo saben, lo que yo no sabía es que mi vida sexual llegaría hasta donde está hoy, compartida con el hombre que mejor me ha hecho sentir en la cama en los últimos 3 años y al que yo he hecho más feliz en todo este tiempo, mi padre. Él se llama Raúl, tiene 42 años es de mí mismo color, mide 1,75 cm, con los ojos un poco más claros que los míos, un cuerpo ni súper atlético pero tampoco gordo ya que trabaja en la construcción pero toma bastante cerveza y tiene un pelín de abdomen, su polla es de 19 cm súper recta y bastante gruesa. La más bonita que he visto y probado.
Hace unos años, aproximadamente 4, cuando yo tenía 18 mis padres empezaron a tener problemas en su relación, debido a que mi madre no quería tener sexo con mi padre. Hoy día sabemos por qué, y era porque tenía un amante. Día tras día al llegar los dos del trabajo eran discusiones y más discusiones por cualquier tontería que sucediera en la casa. Yo siempre optaba por irme a mi habitación y mis dos hermanitos menores como siempre estaban concentrados en la TV ni se enteraban. Muchas veces después de discutir, mi padre se quedaba a dormir en el sofá, yo a veces bajaba a tomar agua en la madrugada y lo encontraba allí dormido y en posiciones bastante incomodas.
Un viernes mis padres se pelearon porque mi madre se iba a una fiesta y él no quería pero aun así ella se fue, yo también había salido con mis amigos y cuando llegue a las 4 de la madrugada lo encontré en el sofá con el cuello un poco torcido, al verlo me dio mucha tristeza y me acerque a él, lo desperté y le dije que por que no se iba a dormir a mi habitación ya que allí estaba durmiendo tan mal, mi padre accedió y se fue conmigo a mi habitación. La verdad que hasta entonces no se me había pasado nunca ningún pensamiento sexual con mi padre. Cuando nos metimos a la cama yo le pregunte que pasaba entre mi madre y él y un poco triste me conto que tenían problemas y que ella no quería tener sexo con él, cosa que me conmovió mucho. Así pasaron los días y mi padre ya no se iba a dormir al sofá cuando discutía con mi madre, sino que se iba directo a mi habitación, cosa que empezó a ponerme nervioso al pasar de los días ya que muchas veces me despertaba a media noche a orinar o tomar agua y al volver a la cama lo veía a él dormido con ese aspecto varonil y algunas veces tenía erecciones y lograba ver como se le salía la punta de su polla por el interior, aparte de que mi cama ya estaba adquiriendo un olor a macho que me encantaba y no era precisamente el mío. Así me fui fijando en mi padre como hombre, a veces él se cambiaba en mi habitación y dejaba allí su ropa interior y yo cuando estaba solo la olía y relamía la parte de delante donde muchas veces habían restos de líquido pre seminal.
Una noche estábamos durmiendo los dos en ropa interior y en medio del sueño él se acomodó hacia mi lado y tiro su pierna y su brazo por encima mío, yo al sentirme presionado por ese cuerpo tan grande me desperté, cuando abrí los ojos allí estaba mi padre casi encima mío, con su cara muy cerca de la mía pasándome todo su aliento y una erección que ni les cuento, yo al sentir su polla tan dura en mi pierna, me calenté de inmediato y muy lentamente me fui girando para quedar de espalda a él y sentir ese pedazo de tronco en mi culo, aunque nos separara las telas de nuestros slip, al sentirlo allí detrás mío, empecé a restregar mi culo con su polla y eso lo calentó aún más y en medio del sueño el también empezó a mover su pelvis contra mí, como a los 3 minutos mi padre se despertó y al ver la posición en que me tenía y que encima estaba súper erecto, se apartó bruscamente como si hubiera visto un espanto, yo me gire y le pregunte que le pasaba, me respondió que nada, que lo disculpara si me había incomodado por la manera en que dormía y que el mejor se iba a dormir al sofá para no incomodarme a mí. Yo me acerque a él y lo abrase y le dije que se tranquilizara que no me incomodaba para nada al dormir conmigo y mucho menos por la situación que se acaba de dar ya que sabía por lo que estaba pasando con mi madre, duramos un par de minutos en silencio y yo empecé a acarearlo en su pecho a manera de consuelo pero esa situación me calentó aún más y fui bajando la mano hasta su abdomen, yo tenía la cabeza en el pecho de él y de pronto escuche un suspiro y note como su polla palpitaba dentro del slip, al ver eso levante la cabeza y acercándome aún más a él, le dije: papá déjame ayudarte, déjame hacer la función que mama no quiere realizar, mi padre intento aparatase diciéndome que si estaba loco, que él era mi padre y eso no podía ser, y que además, a él no le gustaban los hombres. Yo insistí y esta vez fui yo quien subió su pierna por encima de el para no dejarlo escapar y le dije que no pensara en nada, que se dejara llevar, que yo sabía que lo necesitaba, dicho esto, le di un beso en su mejilla, rozando un poco sus labios, a la vez que le agarraba su paquete, mi padre volvió a suspirar y abrió un poco las piernas y cerró los ojos. Yo me puse en cuatro patas encima de él y lo empecé a besar en su pecho, le comí las tetillas, baje por su abdomen y o relamí por todas partes hasta llegar a su entrepierna que estaba que quería estallar, por encima de su slip lamia y mordía su polla, lo apartaba un poco y le comía esos huevos inmensos mientras seguía acariciando su pecho con mis manos, mi padre estaba desesperado, gemía muchísimo, parecía un león. Luego saque la cabeza de su polla y pude disfrutar de las gotas de líquido pre seminal que salían, mi padre me decía que parara, que eso no podía ser pero yo no pensaba dejar lo que había empezado , era delicioso sentir ese sabor saladito .En una de esas mi padre estaba tan desesperado que cogió mi cabeza y la hundió en su polla para que me la tragara toda, sentir ese trozo de carne en mi boca ha sido una de las sensaciones más placenteras que he tenido, durante varios minutos chupe su polla y sus huevos, yo también estaba tan caliente que parecía que se me iba a escapar, de repente mi padre me dijo que se iba a correr y de inmediato saque la polla de mi boca para que no lo hiciera, fui besando todo su cuerpo hasta llegar a su boca, donde le estampe uno de los besos más pasionales que he podido dar, me acerque a su oído y muy despacio le dije: aun no te corras que falta lo mejor, esta noche quiero convertirme en tu mujer, quiero ocupar el lugar que mama tanto rechaza, desde hoy quiero ser yo quien satisfaga tus necesidades papa. Al escuchar esto mi padre me abrazo y me giro quedando el encima mío y empezó a besarme, me chupaba por todas partes, me bajo la ropa interior y me la dejo a media pierna, me comía el cuello y podía sentir su barba de tres días rapar mi hombro y mi mejilla llegó al lóbulo de mi oreja y mientras me terminaba de bajar el slip con sus pies me dijo: si quieres ser desde hoy mi mujer, lo vas a ser, gracias por preocuparte por mis necesidades, hijo, desde hoy tendrás un macho en casa que se preocupara de la tuyas, desde hoy serás en el día mi hijo y en las noches mi mujer, dicho esto mi padre bajo besándome por todo mi cuerpo hasta llegar a la entrada de mi culo que ya estaba muy húmedo levanto mis piernas y agarrándome por los muslos miro mi culo y luego a mi cara y me pregunto ¿ este es el culo que desde hoy me voy a comer? Yo con voz sensual le respondí, si papa es ese, disfrútalo, es para ti. Dicho esto mi padre me empezó a comer el culo de la manera más desesperante que haya visto luego bajo la velocidad para dedicarse a dilatarme más, lo lamia, metía su lengua dentro de mí, lo mordía, estaba como un poseso, de pronto volvió a subir a mi oído y me pregunto si ya estaba preparado, yo le dije que sí que me hiciera suyo, que lo necesitaba, me puse un poco de lubricante y le puse a él en la polla, volvió a levantar mis piernas y acerco su polla a mi culo, cuando sentí esa cabeza babear en la entrada de mi cuerpo, me quise desmayar, papa fue empujando lentamente y yo le decía que la metiera toda ya, pero el pasaba de mí, me lo iba haciendo a su manera, al momento entro la cabeza y mi padre suspiro fuertemente de la excitación, yo lo abrace y su polla entro completamente, sentí un gran dolor por que no pensé en el grosor que tenía, mi padre se tiro por completo sobre mí, me beso y me dijo: ya eres mi mujer, desde hoy te quiero tener así todas las noches, no sabes las ganas que tengo de marcarte, de dejar toda mi genética dentro de ti, que sientas como tu macho derrama su leche dentro tuyo y yo sentir como la recibes, esas palabras me calentaron mucho más y empecé a masturbarme, movía mi culo desesperadamente, mi padre empezó a meter y sacar, primero lentamente luego aumento la velocidad, le dije que cambiáramos de posición pero me dijo que no, que ese día solo quería hacerlo en esa posición, que ya tendríamos muchas noches más para hacer cuantas posiciones quisiéramos. Yo jadea, estaba poseído, saber que el hombre que me estaba follando con esa furia era mi padre, me calentaba mucho más. En un momento levanto mis brazos y los sujeto con los suyos quedando completamente desparramado sobre mí, follandome y mientras me comía el cuello , la oreja y la boca, estaba vuelto loco y yo no me quedaba atrás, estaba con las piernas abiertas sin nada que las sujetara y disfrutaba de la follada que me estaba dando el que desde ese día seria mi hombre, mi marido, mi macho, que era mi mismo padre, de pronto me dijo: me voy a correr mi amor, abre más tu culito para recibir a tu hombre, ábrelo por favor, yo le dije, ya está papa, ya puedes descargar dentro de mí, márcame, inunda mis entrañas de ti y en eso me abrazo fuertemente y soltó un fuerte gemido, acto seguido su leche empezó a correr dentro de mí, sentir esa corriente de calor dentro de mi intestino y mi culo encharcado de la leche de mi padre hizo que me corriera sin siquiera tocarme, papa me beso y dándome las gracias nuevamente, se quedó dormido con su polla dentro de mí.
Por la mañana al despertarme ya se había ido a trabajar, yo me duche, quiete la sabanas de mi cama que estaban manchadas de nuestros jugos y baje a desayunar, cuando llegue a la cocina aún estaba mama en casa, le pregunte por papa y me dijo que lo había visto salir con cara de felicidad.

Espero les haya gustado mi historia, ya les seguiré contando mas. Perdon por las faltas ortográficas.

]]>
http://relatos.marqueze.net/de-dia-hijo-de-noche-amante-de-mi-padre/feed/ 9
Descubriendo el amor con mi padre… (I) Me descubre http://relatos.marqueze.net/descubriendo-el-amor-con-mi-padre-i-me-descubre/ http://relatos.marqueze.net/descubriendo-el-amor-con-mi-padre-i-me-descubre/#comments Wed, 04 Sep 2013 06:30:53 +0000 http://relatos.marqueze.net/?p=51602 Con papa las cosas comenzaron tardias… Hace un año, cuando yo tenia 36 años y el 63… Yo no habia salido del closet, aunque mi familia sospechaba desde hacia años… Por mis maneras… Mis gustos… Y porque no salia con chicas… en realidad desde los 25 años habia empezado a tener relaciones con hombres… me gusta hacer de nena… vestirme en la intimidad, maquillarme… son solo pasiva, muy putita… por eso nunca frecuenté el ambiente gay, que es hostil cuando alguien es como yo. supongo alguien entenderá… busco encuentros en lugares casuales, o por las lineas telefonicas de contactos…y preferentemente busco tipos heterosexuales, que tengan curiosidad, o que estén calientes y no les importe que su nena no sea una mujer absoluta..

Hasta esa epoca yo habia estado viviendo sólo unos años, pero sorpresivamente no me renovaron el alquiler cuando vencio.. Y como no consegui nada tuve que mudarme con mis padres por un tiempo. Al principio evite usar su depto para mis encuentros…., a pesar de que ellos pasaban desde el viernes hasta el lunes en una casa del tigre que tienen, y yo quedaba solo…
Pero al cabo de unos meses decidi haces una excepción, una mañana, cuando yo llegue un poquito colocado de un boliche. Era un sabado de verano, a eso de las 7. Subi en el ascensor con dos hombres, se veia que eran albaniles. Uno de unos cuarenta y otro mayor…bajaron en el piso de mi depto. Y fueron a trabajar a un depto. A tres puertas del mio.
Estando solo en el depto de mis padres yo escuchaba sus voces,calculo que hablaban en guarani, pero no llegue a preguntarles…. Hacian un ruido increible… Golpes y golpes… Estaban picando el piso… Me dio un impulso de intentar algo con ellos…. Me fui al cuarto y saque mi “bolsa de la ropita!”, que escondia atras de los cajones… Me puse apurado un vestido negro. Medias tambiennegras…. Una tanga roja… Sandalias y mi peluca rosa…. Fui al baño de mis padres y me pinte los labios… Y luego use el rouge como rubor en las mejillas…

Me mire, no era gran cosa. Soy lampinio y de formas redondas, pero estoy un poquito rellenito, aunque no gordo… Asi vestido de nena digamos que no voy nunca a infartar a nadie, pero supero a esos travestis baratos de constitucion y once…. Y en la cama, eso si, creo que se como satisfacer a los machos…Me fume un porrito para animarme, y sali al palier…
Obviamente los tipos se desconcertaron al verme, habian sacadola puerta para trabajar…. Puse mi voz mas femenina… Los salude… Y fui al grano… Si alguno queria venir a casa se la chupaba y le regalaba cien pesos… Hablaronentre ellos… el mas viejo se enojo… me contesto que no de mal modo… Los salude y entre rapido al depto…. A los diez minutos golpearon…. Abri y vi al mas joven de los dos…
Casi no cruzamos palabra. Cerre la puerta y lo hice sentar en el comedor…tal lo pactado le dicien pesos.. Me acepto una cocacola…me sente a su lado y empece con las caricias..le abri la bragueta y le hice bajarse todo hasta la rodilla. Le hice girar la silla para quedar mirandome. Su pene se endurecio con las caricias… Lo empece a masturbar. Tenia un pene normal de tamaño…. Con un escroto largo que llegaba al final de su glande aun con una total erección… Enseguida me empezo a tomar de un hombro…. Y me pidio que se la chupe… Le hice caso…. Me arrodille y se la empece a comer… El tipo empezoa suspirar y a exclamar en voz baja… Se puso de pie… Me agarraba la cabeza y se movia cogiendo mi boca hasta que me daban arcadas…. Me hizo poner de pie y me dio vuelta… Me empezo a apoyar el pene en las nalgas…moviendose ritmicamente…… Me corrio la tanga y empezo a masajearme el ano con sus dedos.. Me hizo apoyar las manos en la mesa… Me lubricaba con su saliva… Y luego de entrar su dedo empezo a sacar lubricante de mi cola… El tipo ya habia estado con putos… En un momento senti su glande empujar entre mis enfinteres y me aparte…. No tenia pensado eso… Me insistio… Le pregunte si tenia preservativos…no tenia….. Lo convenci para que me dejara chuparsela otra vez…. Mientras le hacia una felacion el hombre seguia insistiendo con meterla… Para terminar con sus quejas le ofreci de acabarme en la boca… Se entusiasmo… Apenas se sejo cuparla unos segundos y se la agarro para masturbarse. Me pidio que le chupe las bolas… Y luego me dijo que abra la boca… Abri la boca y saque la lengua frente a su pene… En voz alta empezo a anunciarme… Ahi viene ahi vieneee…. Le atrape la punta del glande con los labios…. Y le agarre las bolas…. Y senti en la boca sus eyaculaciones… Su semen tibio daba contra mi paladar y caia en la raiz de mi lengua.bajando hasta la punta…

El hombre se vistio y salio contento…. Mire el reloj y eran las nueve de la mañana…. Pense en masturbarme para sacarme esa calentura… Me daba un poco de sueño

Pero a los diez minutos sono el timbre…. Mire por la mirilla y le abri al otro hombre… Me explico en su tonada extranjera que el habia entendido que yo cobraba cien pesos, y no que le pagaria a el…..tendria unos sesenta años… Era canoso y bien morocho… Bajito y panson… Me miraba y sonreia… Me acepto tomarse un fernet… Mientras se lo preparaba me empezo a abrazar desde atras… Apoyandome ybesandome el cuello…. Tome cien pesos de la mesada y se los di….. Se desnudo por completo… Tenia unos tatuajes medio precarios y descuidados… Eran nombres de mujeres… Me abrazo y me empezo a besar la cara… Quizo darme un beso de lengua pero no correspondi.. Asi que beso mis labios cerrados… Me tomo del brazo y me llevo al cuarto de mis viejos…. Dude…nos subimos a la cama…. Tenia un miembro enorme, que colgaba semi erecto….. Lo hice acostar boca arriba y se la empece a chupar… Estuve mas de un minuto, pero su cosa seguia blanda.. Me propuso llamar a su compañero.. Que era mas joven y reaccionaba mas rapido, el iba a mirar y se le iba a parar.. Lo llamos desde la puerta… El otro no queria dejar las herramientas… Habian sacado la puerta yq uedaria abierto….

El mas viejo volvio al cuartoy me dijo que espere en la puerta… Me puse medio nervioso.. No queria dejarlo solo en ese cuarto.. Habia valores de mis padres…. Fui al cuarto..y lo vi acostado en la cama masturbandose… Mirandome sonriente…. Si bien no tenia nada de atractivo el hombre me calentaba… Su pene se sacudia en su mano… Negro, ancho y largo… Con un glande palido… Le pregunte su nombre… Era jose… Inventé mi nombre y me presente como viky. Golpearon y fui a atenderle a su amigo.. Fuimos al cuarto… El recien llegado se desnudo y se acosto al lado de su amigo. Me daba morbo ver a esos hombres, desnudos en la cama donde duermen mis padres… Me subi a la cama arrodillado a los pies… Pase entre los dos y les tome sus penes con las manos. El mas joven me hablaba… No eran muy suaves sus palabras.mas bien soeces y ofensivas… Mucho mas que en el encuentro que habiamos tenido minutos antes… Le hablaba al otro sobre mi… Que era un puto miedoso… Que no lo habia dejado clavarla por mi culo…. Me agarro bruscamente para que se la chupe… “se quiere tragar mi leche otra vez el puto???” el tipo estaba gritando.. Le empeze a pedir que baje la voz…me preocupabanlos vecinosdeledificio… Pero no lo hacia,evidentemente no compartia mi preocupación…. Mientras le hacia una felacion el tipo seguia exclamando fuerte… De forma que era imposible que no se escuchara desde el pasillo…

Tuve una idea…. Fui al comedor y pude el equipo de musica. A todo volumen… Sonaba musica trance enla radio.. Volvi al cuarto… “ahora grita papito”… Le dije al mas joven (nunca supe su nombre) y se la empece a chupar otra vez…. La musica me animaba… Mis nervios desaparecieron…. Me incline sobre jose y se la empece a chupar a el… Al rato me agarro los brazos y se incorporo…. Me beso en los labios, que cerre y luego aparte girando la cabeza… El tipo estaba exitado, me acariciaba las nalgas…me agarraba la tanga.. “dame un beso chanchittaaaaa”.. “tengo sucio papi… Tu amigo me acaboen la boca…” ….” te hizo eso??? Te tragste su cochinada puto????”.

El mas joven me metia sus dedos enel ano mientras yo lo masturbaba…. “ponte asi esooo en cuatro” me ordenó jose…. Y empezo a frotarme el pene entre las nalgas… Su amigo se sento en la cama y me acomodo la verga bajo mi boca. Se la empece a chupar… Y empezo a eclamar…. Me puso la mano en la cabeza y empezo a masturbarse en mi boca…. Senti el dedo de jose meterse en mi culo…
- con esa cola que tienes mira como se me endurecio….
Senti que salia el dedo de jose… Senti algo mas caliente…. Me di cuenta que era su glande y empece a pedirle que no, sin preservativo no…. Pero en medio de la oracion senti que jose empujaba bruscamente y que su pene se me metio de un golpe en el ano…. Grite de dolor…. Pero jose hio caso omiso y empezo a moverse… Enseguida el dolor se me paso y sentia esa cosa entrar y salir de mi culo… deje de resistirme… empece a acompañar su movimiento… a gemir como una nena… como les gusta a los tipos…. el mas joven me hacia chuparsela arrodillado frente a mi cara…… pasaron unos dos minutos y jose se detuvo… saco el pene de mi ano…. estaba algo blando… me di vuelta y se lo empece a chupar…. senti a su amigo pasar sus rodillas entre mis piernas… me penetro… jose me agarraba de la cabeza y me cojia por la boca…en un moomento le saque la mano de mi cabeza y empeze a dejar que su pene pasara por mi garganta…. mis labios quedaron casi en la base de su tronco…..
y de repente senti una violenta eyaculacion llenar mi garganta… y antes de reaccionar vinieron otras… libere mi boca como pude… tragando saliva para evitar atragantarme con el semen, mientras jose gritaba y se masturbaba sobre mi cara…. tardo unos diez segundos mas, dejando que su semen cayera en mi cara..hasta que termino y solto su pene, dando un suspiro….
Le di unas chupadas a jose para limpiar el semen de su verga… Le lami los huevos y los muslos en donde habia caido… Y luego jose corrio su cuerpo. Entonces gire la cabeza y vi la puerta del cuarto…. Me corrio un calor por el cuerpo
Dentro del cuarto, en la alfombra, estaba el bolso de mi papa, apenas pasando la puerta… El que usaba para ir a tigre, negro y amarillo… Ese hombre gritaba como loco detras mio mientras me cogia el culo….. “toma puta…. Tragaleche… Toma esto que te gusta…. Culo rotooooo…. Mariquitaaaaaaa…. Seeeeeeee que lindoooooo ves que es lindooooo bebeeeee ves que te gustaaaaaa”.
Grite…. “holaaa hay alguien????”
quise pedirle al tipo que parara pero no escuchaba… No podia salirme… La musica estaba en su climax de ruido…
Vi a papa asomarse a la puerta y verme…. Mi propio padre…. Que vaya a saber desde cuando andaba por la casa… La musica habia tapado su entrada……
Papa me estaba mirando con la boca abierta… Me veia en su propia cama…. A su hijo mayor vestido de mujer…. Maquillado…. En su cama en cuatro patas…. Grite: “paraaaaaaaaaaaa por favoooooooooooorrrr”. Pero mi hombre seguia disfrutando de su coito anal…y gritandome cosas…. Aparte la vista y volvi a verlo… Papa miraba serio… Papa miraba a jose que salia del baño haciendo un comentario sobre cuando me trague su esperma… Y se quedaba duro al verlo a papa…… Y papa me miro a los ojos…. Pronuncio mi nombre…. Y me di cuenta que mi cara estaba enchastrada de semen…
No dijiste que tenias novio putooo….- decia el hombre que me cogia….. Luego le grito a papa…- no nos dijo capooo….. Aahiiiii
Senti el peso del hombre bajar mi cintura…. Hasta acostarme boca abajo…. Papa no me quitaba la vista… Le grite que se fuera varias veces….. Y mi amante empezo a exclamar mientras llegaba al orgasmo….. Sus movimientos fueron haciendose mas lentos… Me tenia agarrado del cuello y me gritaba cerca del oido… Hasta que quedo rendido sobre mi…. Y retiro su pene y seo movio alcostado mio….
- por favor vayanse….. Les pido por favor…..
- es tu novio no?? Sos el novio????
- andateeeeee!!!!. Grite en un ataque de nervios…. Los empuje hasta el comedor donde estaba su ropa… Se vistieron y los hice salir, casi a los empujones….
Empece a llorar… Volvi al cuarto y lo vi a papa en el baño… Sentado en el inhodoro. Me sente en la cama. Le pedi perdon a papa, entre llantos desconsolados….
Al rato papa vino a mi… Me dijo como si nada que lo habian llamado porque su socio habia tenido un ataque cardiaco y habia tenido que volver… Hablama friamente…. Uqe mama estaba en tigre… Y que el volvia esa noche si andaba todo bien… Se desvistio y se puso una camisa y un pantalon largo….
- quienes eran… Esos…
- no se…- fue lo unico que pude contestarle… Sin poder parar mi llanto… Limpiaba mis lagrimas con las manos… Y veia que salian de mi cara con grumos de semen…
Papa termino de cambiarse y se fue sin saludarme. Yo quede sentado en esa cama sin saber que hacer…..

]]>
http://relatos.marqueze.net/descubriendo-el-amor-con-mi-padre-i-me-descubre/feed/ 1
QUERIDOS HERMANOS (2) http://relatos.marqueze.net/queridos-hermanos-2-2/ http://relatos.marqueze.net/queridos-hermanos-2-2/#comments Sun, 11 Aug 2013 15:22:35 +0000 http://relatos.marqueze.net/?p=50581 He vuelto a sentarme a escribir y compartir con todos ustedes lo que a estado pasando desde que escribi el primer relato, ya hace tiempo….
Me llamo Marco y actualmente tengo 29 años, 1.85 de alto, 84 kgs. blanco, vivo en Monterrey, N.L. MEXICO.
Como mencione en mi primer relato viviamos en un departamento mi hermanito y yo solos, ahora que a pasado tiempo mi hermano mayor Fabián que tiene 35 años estuvo casado por dos años y por circunstancias que desconocemos, se divorcio de su esposa y se vino a vivir con nosotros, obviamente tuvimos que buscar otro lugar mas grande para vivir y nos mudamos a una casa con dos recamaras, ahora ya somos 3 en casa !!
Al principio que empezamos a vivir los 3 juntos, mi hermanito que ahora ya tiene 21 años y yo seguimos compartiendo la cama…. Nuestras relaciones sexuales solo se limitaban a faje y sexo oral porque lo que es la penetracion causa que mi hermanito haga ruidos… ustedes saben, gemir, pujar, jadear todo eso… en fin asi que solo lo basico por decirlo asi para evitar que Fabián escuchara nuestros ruidos y evitar que nos descubriera.
Mi hermanito ahora es todo un experto en hacerme oral, claro que me tomo tiempo enseñarlo a hacermelo como a mi me gusta, me excita cuando se la mete todo lo que le puede caber dentro de su boca (mi pene mide 21cms. erecto) se lo mete hasta la garganta y me la mama muy rico, ya que yo no aguanto mas se la meto todo lo que puedo por su garganta y dejo salir mi leche dentro, este momento es el mas excitante para mi porque el continua mamandome el pene y sujetandomelo con su mano. Como me encanta esto !!
Buscabamos la ocasion de estar solos para poder penetrarlo y satisfacer nuestros deseos, finalmente lo estabamos haciendo pero no como a nosotros nos gustaba, con libertad y sin limitarnos del tiempo,
Asi como fue pasando el tiempo empezamos a tener nuestras relaciones cada noche pero esta vez haciamos todo, claro que mi hermanito trataba de no hacer Fuertes ruidos, uffff los dos quedabamos satisfechos y nos dormiamos.

Pasaron unas semanas y todo bien, pero un dia que estabamos solos en la casa y estabamos en plena accion en nuestro cuarto y mi hermanito Jaimito estaba dando rienda suelta a sus quejidos y gemidos cada vez que se la metia toda,  inesperadamente la puerta del cuarto se abrio y vimos frente a nosotros a mi otro hermano mayor Fabian, que nos miraba como atonito a los dos en la cama cogiendome a Jaimito. Nos supimos que hacer solo tartar de cubrirnos, Fabian por su parte solo nos dijo: Desde cuanto esta pasando esto? Porque te dejas que te coja Marco?  Jaimito solo me miraba a mi y bajo la cabeza… no supimos que decir, pero era obvio que nos habian pillado en accion.

Mas tarde yo fui al cuarto de Fabian para explicarle que estaba sucediendo, que mas podria hacer? Ya nos habia visto.   Fabian por su parte me empezo a decir que no me diera verguenza por las cosas que yo hacia con Jaime, que el tambien era hombre y cuando tenia nuestra edad lo hacia tambien, pero con uno de sus mejores amigos, que al casarse decidio dejar de verlo, pero siempre lo recordaba.

Me propuso algo que nunca esperaba oir, me pidio tener sexo conmigo, que le hiciera oral, que hacia mucho que no tenia nada de sexo con nadie desde que se separo de su esposa,  mientras me decia eso se frotaba su paquete sobre el pantalon que ya se marcaba bastante, al ver que yo no tomaba iniciativa ni me movia de donde estaba parado, el se me acerca y toma mi mano y se la pone justo en su paquete, se sentia bien duro y caliente….. por fin reaccione y se la empeze a tocar sobre el pantalon y el en un momento saco su verga del pantalon…. Ufff al verla de fuera, pude ver lo que tenia mi hermano mayor de paquete, un tremendo vergon, no tan largo como el mio pero si mas grueso y un poquito curvo hacia arriba, pero se veia majestuosa esa vergota.  Mi hermano Fabian me la arrima y me dice que la jale, empiezo a jalarsela  y el comienza a gemir de placer y me pide que se la jale mas rapido y con mas fuerza, yo apenas podia creer lo que estaba haciendo, Jalandosela a mi hermano mayor !!!  Wow !

Asi estuvimos un momento y el me pone sus manos en mis hombros y me dice que me baje, al principio me resisti a hacer eso, pero el me sujeto con fuerza y me doblo para abajo, ya incado me dice que se la mame, que abra mi boca y la pruebe, ya estando en esa posicion y caliente como estabamos los dos, se la empeze a mamar como pude y senti rico sentir esa verga dentro de mi boca, me la metia y me la sacaba como si me estuviera cogiendo por la boca…  en cuestion de unos 15 minutos que estuve mamandosela, finalmente escuche como gemia de placer y senti su leche en mi boca, un sabor extraño …..

Su verga aun le salia semen y algo flacida, el me dice que lo hize muy bien y que le gusto mucho. Me dice que el comprende las necesidades que los hombres tenemos cuando estamos solos. Me salgo de su cuarto y me voy a ver tv a la sala.  Pasan 3 dias y una tarde me llama a su cuarto, al entrar lo veo sobre la cama desnudo y me hace la seña para que entre y me acueste con el en su cama, me empieza a tocar mi cuerpo, me besa en mi boca y me excite !  Me desnudo y el me agarra mi verga que esta dura y palpitante de lo caliente sin pensarlo Fabian se la introduce a su boca y comienza a mamarmela, eso hace que me ponga muy caliente y despues se mete una bola y luego la otra bola a su boca chupandome los huevos y despues siento un escalofrio al sentir su lengua bajando hacia mi culo, hace que me estremezca cuando su lengua humeda hace contacto con mi ano, eso es una experiencia que jamas en mi vida habia experimentado.  Estando yo tan excitado no me di cuenta que mi hermano levanta mis piernas y acomoda su verga dura justo frente a mi culo, en ese momento solo senti un terrible y profundo dolor al sentir la cabeza de su verga entrando por mi culo virgen ……….

Intente levantarme par sacarmela pero el estaba ya arriba de mi, me dominaba facilmente por su altura y peso, escuchaba como Fabian me murmuraba al oido que lo dejara entrar… sin oponer mas Resistencia trate de relajar mi cuerpo y dejar que mi hermano hiciera lo que queria hasta satisfacerse, sentia como me estaba penetrando como me clavaba esa verga que tiene y sentia a cada momento como su cuerpo chocaba con el mio dandome por atras,  oia como salia de su boca esos quejidos de placer.        Finalmente cuando el termino, me di cuenta de que tenia dentro de mi su semen, su leche de macho !

Ahora que estamos los 3 viviendo en casa, yo sigo compartiendo  mi habitacion y hacienda lo mismo con mi hermanito Jaime.

Pero una o dos veces a la semana visito el cuarto de mi hermano mayor Fabian……….

 

 

]]>
http://relatos.marqueze.net/queridos-hermanos-2-2/feed/ 1
Todo Sobre Mi Madrastra http://relatos.marqueze.net/todo-sobre-mi-madrastra/ http://relatos.marqueze.net/todo-sobre-mi-madrastra/#comments Fri, 14 Jun 2013 15:35:07 +0000 http://relatos.marqueze.net/?p=49143 Llamarse Axel tiene un curioso acento ya hecho común, con lo que en su momento me dejó poco conforme.
Con 19 años mi gusto por los deportes se había vuelto muy Cool y los barros en mi cara comenzaban a ceder, por lo que las muchachas se me acercaban, no sin decirme como parte del juego que me veía muy infantil, pues de ser gordo comenzaba a bajar de peso y desarrollar un cuerpo atlético que cada vez les era más atractivo, pese a tener lo que llamaban una cara demasiado inocente protagonizada por mi cabello castaño muy claro y aún un poco rubio y el verde claro de mis ojos con el sudor de mi piel bronceada.
Comencé a hacer abdominales y ejercicios que me dieron un poco más de culo que de tablilla de chocolate en el abdomen. Y sin embargo, Sandra, mi novia me había dicho “chaparro” como si mi virilidad le indignase con esa mirada fría y asesina, que escondía que a lo poco una cita con el estúpido Ricardo, con sus idas a la tienda de ropa y su apariencia de puro maquillaje, el típico junior metrosexual pendiente de cada cabellito que se le caía y con sus pantalones de 300 euros.
Estaba hastiado, pero en el gimnasio sólo podía pensar en dejar esa cabeza vacía, cosa que aprendí a raíz de la muerte de mi madre, que me dejó como exhausto, tan triste pero vacío que no lloré en su funeral, cosa que mi padre me reclamaba con su actitud generosa en apariencia pero pétrea.

Un día estábamos comiendo una comida breve y frugal, una sopa de la fonda de la esquina y me dijo:
-Creo que sería bueno que fueras a una universidad en el extranjero
-No creo que tenga una beca, le respondí.
-Eso es parte de tu flojera, no te has dado cuenta del sacrificio que hemos hecho tu difunta madre y yo por tì.
- Si ella viviera no me querría lejos, propiné
-Tú ni siquiera lloraste por ella, me respondió
-No lo hice porque estaba enojado
-Y recuerdo que esa vez tiraste el café como si fuese orina en el traje negro que traías, dijo esta vez con sorna y no enojado
Sorprendido por su frialdad y entre el miedo del daño que podría hacer en mi relación con èl y un deseo implacable de aplastarlo, de vengar mi frustración con mi última novia aposté:
-Tù la mataste
Me decepcionó su falta de silencio y lo dominante de su mirada, que si se paró fue para darme una decidida cachetada.
-Yo te podría demandar por asesinato y no darte nada en esta casa
-Hazlo
-Pues vete y llévate sólo lo puesto, lo demás me pertenece. En cuanto a tu herencia, tendrás tu cheque pero necesito tramitarlo, pero dudo que te alcance el dinero para mucho.
Me quedé mudo, pero noté que era sincero en la ausencia que había estado reprimiendo, por lo que sentí una mescla de coraje y desatino. Me dio otra cachetada a la que respondí sin pensar con un beso irracional, como pícaro, un beso de enemistad casi golpeado en sus labios.
-Puedes permanecer aquí o puedes irte, pero ahora será diferente, pues veo que hay algo que aún tienes que expresar
-Tuve una decepción amorosa
-Pues ese desafío puede hacerte comprender más sobre esas incomprensibles mujeres, dijo con un brillo en los ojos que sabía que él mismo no podía controlar
-Tu madre estaría orgullosa de tu éxito, pronto será abuela aunque ya no esté
El plato de comida fue devorado por mi hambre. Luego supe que era mi mente evadiendo el estrés psicológico que me causaba ese momento.
Estaba asustado y nada excitado con el recuerdo de la voz de Sandra, de sus labios, de su voz como salida de un manantial suave, y luego cambió la sensación a una agradable picazón al haberla recordado con su coño a mi merced y mis brazos abrazándola al completo. En cierto modo me había amado y si bien tenía un poco de envidia del pene de ese maricòn , sabía que yo era el bueno. Ya la recuperaría, no podía aceptar esta situación.
Silencio. Más silencio. No deseaba seducir a mi padre. Ignoraba lo que quería. No lo podía concebir. Por mi estómago pasaba la decepción y un miedo que era un hecho, la certeza de que algo moría, de que el deseo de venganza me quemaba un poco y de pronto mucho. Mi pene estaba erecto mientras mi corazón quería constreñirse.
Tenía que volver a su vagina, a aquel momento que me había sido arrebatado. Mis muslos excitados comenzaron a masturbarme sentado a ahorcajadas en la silla de madera, y sentían como nunca como un peso excesivo mis pantalones de mezclilla, que parecían tan rugosos como un metal oxidado por mi dolor reprimido.
Los muslos jugaban hasta que mi mano masajeaba por los pantalones bajando el cierre y dejando entrever mi prepucio que acariciaba, rebelde a masturbarme hasta que mi mano fue franca con mi bálano. Era hora de sacar todo mi pene y masturbarme francamente.
Pero atrás estaba de nuevo mi padre.
-Se ve que has tenido una decepción grande, que te va a obligar a hacerlo mejor y ser todo un chico fino
-NO, dije decidido, bloqueado por la vergüenza del momento y por la intensidad de los sentimientos, con el pene aún salido de bragueta del pantalón y la trusa.
-Tienes que evitar esos hábitos y convertirte en el adonis que las chicas merecen. Adonis. Pensé en la posible homosexualidad de mi padre, pues todo pintaba a una especie de engañosa seducción.
- Hay que saber comprender a la mujer desde dentro, sin dejar de ser hombre, y más cuando aún eres joven para llegar a ser bello y guapetòn.
No podía creer esas palabras de un hombre relativamente formal de 46 años, y con esa dulzura casi tierna de quien lamenta el destino de algo que se ha acabado, y al mismo tiempo goza de tener la suerte de su lado.
-Eres lindo Axel, y puedes tener una vida con esas cabronas mujeres que pocos pueden imaginar, siendo un príncipe, un amante silencioso del cual puedo estar orgulloso, que sepa que las tetas y las curvas son más que lo que se ve en la primera apariencia.
-Tienes un secreto, le dije en un reguero de emociones como pocas veces había sentido, entre la excitación y la derrota
-Sí, aunque sólo estaba esperando el momento justo para decírtelo
-Dímelo, dije sudando por el estrés, ya con el pene en su lugar en los pantalones, con un hilo de voz.
-Tienes una nueva madrastra, que es una excelente jugadora, hemos jugado y hemos ganado, y ella es rica con muchas inversiones, lo que te permitiría cómodamente irte a estudiar y olvidarte de mí, ya sabes, limitaciones y rivalidad mutua.
-No lo haré dije
-Entonces tendrás que hacer una muestra de amistad con tu madrastra, quien tiene buenas intenciones para tu futuro y de darte una cultura de una madre refinada.
-Como usted mande le dije, reprimiendo la ira
-Quiero que la seduzcas obedeciéndome, quiero que hagas tu mejor papel
-Sí señor
-Así se dice y vamos a celebrar
Fuimos al cuarto y me pasó ropa nueva que había comprado: Ropa Interior compuesta por unos bóxer negros con dorado y una camiseta ver sache con un polo blanco y pantalones de vestir negros rematados por un saco de lana y una corbata de seda con un estampado oriental.
Fuimos a cenar a un hotel de la ciudad considerado boutique, en donde pedimos caviar y unos steaks de salmón combinados con la música de un grupo por demás conocido que rara vez daba ese espectáculo en cabaret. Luego fuimos a un bar en una terraza, en donde se veían luces fugaces.
-es ese mismo exceso que te permite aprender a torear la soledad, me dijo retornando a su acento paternal
-Es como toda esa gente pasando sin mucho sentido- Me reì.
-Tu presentación será el miércoles – me dijo
Las miradas en la discoteca para las mujeres con sus pechos despampanantes y plenas de erotismo, con sus obligos solícitos y sus bragas prometedoras, en donde me sentí liberado al poder confesar, con la confianza en mi padre de mi deseo por bailar y excitarme. Sobra decir que una de ellas secretamente fue a mi habitación a intercambiar la noche de su cuerpo por dinero, a lo que mi padre sòlo dijo que llevar a los hombres con las prostitutas los iba fogueando como antaño ( a lo que dudé de tal conocimiento en él).
Esa prostituta era esa falsedad, como las burbujas del refresco, pero al mismo tiempo, una falsedad cierta, superficial en todo caso, con la indiferencia y profesionalismo con que me puso el preservativo con sus pies decorados con maquillaje dorado.
Y fue después de un masturbado orgasmo, sin demasiada pena ni gloria, que me di cuenta de que mi padre deseaba algo más, algo diferente al confuso incesto homosexual, aunque había erotismo en lo que deseaba que hiciese con él.
Podía hacer lo contrario, sin embargo me podría en sus manos. Me sentí relajado y abracé a la puta como oso de peluche, feliz por ese desahogo, sintiendo mi sudor complementado con el suyo, en la lujosa y espaciosa habitación, llena de objetos brillantes que le daban un toque poco verosímil al asunto.
No estaba satisfecho pero estaba confiado. No hubo masturbación al día siguiente, pero había un picor que caía desde una consentida frustración. Estaba viviendo el placer de ese momento. Y en el garaje había un nuevo porsche carísimo y un Audi a4 más moderno.
-Ese Audi està destinado a tì me dijo al oído
Pero tienes que actuar a la altura de tus materialistas gustos.
-Sí señor
-Tu madrastra te dará las llaves en su momento
-Sí papá Dije con una sonrisa de cachete a cachete
El día siguiente conocería a esa bruja que nos había hecho ricos, que sin embargo odiaba de antemano. Mi padre me dijo que me tenía un obsequio.
Abrì la caja y encontré una lata de metal como galletera con un prominente adorno de oro, que al quitarlo jalò la tela de lo que era un leotardo de tanga en seda púrpura estampada en relieve con caballos, como el que usan las bailarinas de ballet, pero con un claro espacio para el pene, que se unía con una cápsula independiente que se podía abrir y cerrar por tiras ingeniosamente entrelazadas para orinar, pero que cuando se cerraban constreñían ligeramente los genitales.
-Tu nuevo pijama de lujo, que estrenarás
Me sonrojé como nunca. Me parecía simplemente vergonzante la sola idea.
-Recuerda tu nueva vida
Le obedecí, sintiendo que caminaba hacia un espejo en un abismo.
-Buen chico – me dijo y me dio un beso en la frente empujándome a la cama y tapándome con las sábanas
Mi mente se revelaba, una parte de mí quería escapar de ser ese arlequín en el que me convertiría, pero otra parte aceptaba divertida el juego de poder de la sumisión, en el cual podría aspirar a poseer, por compromiso a mi propio amo. No podía creer que ese hombre fuera mi padre. Pero le admiraba, estaba orgulloso.
Cuando, a medianoche fui al baño, había un frasco de laboratorio que decía con una etiqueta fluorescente pon tu muestra de orina aquí.
Le hice caso y oriné en el frasco, sospechando lo peor.
El día había llegado, para lo que, después de estudiar, me presenté como me habían citado en la dirección de mi nueva madrastra, una gran casa minimalista con un comedor de madera fina de una sola pieza sacada de un árbol colosal arrebatado a alguna lejana selva.
Y allí estaba ella, una chava de 29 años, con pelo rojo como el fuego y ojos negros, con un talante de una piel de una lisura difícilmente descriptible y de casi 1.90 de altura.
Unos pechos firmes aunque no tan abundantes me arrebataron una breve erección que logré disimular.
Sorprendido por la coordinación de las personas que le ayudaban y la amabilidad de ella que rompía con el estereotipo de la “lady” infumable. El desayuno consistía en una ensalada con pescado ( tan extraña en el desayuno) y jugos de frutas multicolores en esa aséptica casa con su estilo minimalista tan sugerente.
Más allá del comedor, se veían varias escaleras que conducían a terrazas que lograban privacidad a pesar de no tener puertas, pues se perdían de vista. A la derecha de donde estaba sentado, la piscina se hallaba en una especie de foso a desnivel con el desnivel propio de la casa en donde continuaba un gran jardín, y era rematada por una pirámide de vidrio de una especie de polarizado que tenía un lujoso azul claro.
Y sobre el agua se hallaba un peculiar basamento en forma de senos femeninos perturbadoramente esculpidos en madera con barniz seguramente a prueba de agua, entre los cuales había una base con dos espacios para pies marcados, desde el cual salían cables de acero delgados pero, a mi juicio capaces de soportar toneladas y de esos cables se sostenían unas bolas de mármol, de las cuales salían unas cadenas recubiertas de plástico amarillo y finalmente unos grilletes que por fuera eran de una felpa blanca parecida a la lana natural, estando de otros dos cables en el sentido opuesto a los primeros un carrete con más cadena plastinada terminado en dos esposas de felpa. Al fondo colgaba un collar de cuero elaboradamente grabado y una pelota de pilates.

La madrastra, llamada Ana era escritora. La conversación versó sobre mundos imaginarios en donde los hombres son recluidos en ciertos centros donde son abordados por amazonas llegada la estación.

-Te presento formalmente a tu madrastra, Ana Dijo mi Padre
-Encantada, Manuel, dijo sin cortapisas
-Sabes que tenemos la misma voluntad
-Sí, así es, rió mi padre con sarcasmo
-Es natural que me odies y es parte de la historia, pues soy la villana, pero lo que hace diferente a esta historia es, que si obedeces te enseñaré a amarme, me dijo Ana, de Frente
- ¿ Traes tu credencial de elector, Mi Hijo?
-¿ Qué te importa?
( Ana se limitió a reír con aires de superioridad)
En otros tiempos, tu padre diría haberte vendido a mí para ser mi juguete. Y despreocupa, lo hago porque te amo. Amo lo que puedes ser. Me convertiré en madre, sin olvidar a tu primera madre, me adueñaré de tu ombligo y tenderé un nuevo cordón umbilical con una mantis y tú a cambio gozarás de muchos privilegios que ni siquiera habías soñado. De todos modos, basta el chantaje.

Le dí a Ana Mi credencial de elector y sacó su celular, apretando sólo un código.

Una puerta al fondo se abrió y salió un hombre en un elegante traje blanco con una credencial. Soy el Doctor Jiménez, abogado y cirujano estético y vengo a comentarle de lo que me dijo su padre, tomando en cuenta que es mayor de edad, y su estado de salud es bueno, a lo cual le encargaremos análisis adicionales y otorgue su consentimiento informado y libre, que dada su naturaleza me otorga poder a realizar bajo mi discreción y arbitrio médico.
Entendí el negocio, la traición de mi padre no era absoluta, pues yo también me entregaba.
Adelante -Dije
Tomó su Celular y activó la grabación
-Repite cinco veces: Doy mi pleno consentimiento a todos estos procedimientos médico-quirúrgicos
-”Doy mi pleno consentimiento a todos estos procedimientos médico-quirúrgicos”

”Doy mi pleno consentimiento a todos estos procedimientos médico-quirúrgicos”
”Doy mi pleno consentimiento a todos estos procedimientos médico-quirúrgicos”
”Doy mi pleno consentimiento a todos estos procedimientos médico-quirúrgicos”
”Doy mi pleno consentimiento a todos estos procedimientos médico-quirúrgicos”
”Doy mi pleno consentimiento a todos estos procedimientos médico-quirúrgicos (:…)”

Un momento. Ana, en un impulso descubrió uno de sus pechos y me lo mostró abiertamente, lo cual me provocó una excitación tal por su talante altivo que asumí lo que estaba haciendo.

El doctor regresó con equipo para tomarme muestra de sangre, lo que fue también toma de iris y de huella digital en un dispositivo electrónico. Era un momento de placer, algo me hacía abandonarme y confiar.
Ahora, formalicemos nuestra unión en esta carta moral, dijo Ana, quien sacó un documento en donde se comprometía a ayudarme de manera vitalicia
-¿qué necesidad tienes de hacerlo?
-Sólo juega tu papel, respondió
Lo firmé con gusto y ese pecho fue lamido por mi joven lengua, aunque fuese de la amante de mi padre, allí, sin pudor delante de él.

Firmé una cantidad de papeles de la que perdí la cuenta. Me estaba entregando completamente. Comencé a llorar, indefenso hecho del cual me avergoncé y el doctor con total frialdad sacó de su maletín el cojín para apoyar mi mano secándome él las lágrimas con la actitud de quien degolló un pollo.

El alcohol fue puesto en mi brazo y la aguja llevó a tubo de ensayo la muestra, implacable

Te amaré por siempre y mamarás de mí, hijo mío, mi obra de arte

Ahora acompáñame a la alberca, hay que estar solos tú y yo como madre e hijo antes de que me case con tu padre, así nos entenderemos mejor. Sacó un estuche de su injustificablemente caro bolso de diseñador y vi un insecto con unos ojos impresionantes hecho en metal brillante con un micro-display similar a la de los nuevos relojes inteligentes pero mucho más pequeño en el cuerpo redondeado del insecto, que tenía en la parte de abajo protegidas por una membrana de vidrio que decía “quirúrgicamente estéril”. Mi padre estaba desabrochando mi camisa, y cuando razoné, un terror como nunca antes había sentido se adueñó de mí.

Con pulso ágil, Ana impuso la mantis sin la membrana en mi ombligo, lo que me hizo sentir que mis entrañas se desgarraban y sangraba algo muy profundo en mí. Y allí estaba la mano de mi padre reprimiendo el grito, mientras las patas de la mantis se cerraban en torno a mi ombligo que escurría sangre y adoptaba una forma triangular, al quedar atrapado en una parte de abertura más fina a la altura de la cabeza, y una parte más gruesa por las patas traseras del insecto simulado. Recordé la escena de tortura de Matrix, pero ahora me parecía muy erótico, mientras el recuerdo de Sandra persistía.

Una vez limpia la herida del ombligo me pidió que la acompañara a solas a la piscina, a lo que accedí entre las lágrimas y con todo el cuerpo a punto de vencerse y temblando. Ya había visto lo que me esperaba en aquel lugar
Recordé lo que me dijo mi hermana ( que debería estar disfrutando en algún centro comercial del nuevo estilo de vida de la familia, sin considerarme a mí o a mi padre “ Eres tan pervertido que podrías querer a tu madrastra” Ahora sentía coraje por todos los momentos en que no había valorado el esfuerzo de mis padres, y yo me sentía el hijo de mi papá con una conexión que difícilmente podía ahondar y explorar.

En cierto modo había perdido libertad, pero sabía que ella me daría libertades que no me había atrevido a imaginar, por lo que le entregué mi cuerpo alegremente: En esa base colgante de la piscina de su gran casa minimalista y modernista me puse las decorativas cadenas en pies y manos, que fueron restiradas por unos carretes para tal fin, dejándome, junto con el bello y artístico collar a merced de mi madrastra, quien sacó un pecho de su atuendo, haciendo que me enamorara de la perfección y firmeza de su teta, mientras mi frustrado falo sudaba a gotas líquido preseminal. Era el elegido.
-Mama de aquí, hijo
Arriba del agua, todo mi cuerpo estaba en éxtasis. Mi ombligo se sentía conectado a lo profundo de mi abdomen y podía sentir, como mi pudendo vibraba, mi pubis era libre de luchar por ser libre, y el placer subía de mis genitales a todo mi cuerpo en esa posición extasiada. Reí con alegría real, con lo más cercano a la felicidad que había conocido
-Gracias madrastra, Gracias Bruja –le dije
-Quiero que sea libre, pero para eso hay que romper ciertas cadenas que se deben imponer primero.
Todo mi cuerpo estaba lleno de goce, hasta mi postura era un salto feliz, mi obligo que había dolido a raudales, agradecía tener la mantis, joya electrónica que me había instalado, como un nuevo cordón umbilical, e hizo conciencia, lleno de un placer liberador del olor de mi propio pene a punto de explotar mientras me acercaba el seno a los labios….y en ese instante sentí un indescriptible orgasmo en todo el cuerpo que me hizo temblar y reír gritando de placer, vibrante desde la base de mi cuerpo y mi ano por toda la pelvis hasta mi garganta, liberando también un chorro de semen sobre su costoso atuendo de seda. Estaba totalmente amarrado, pero estaba volando, sintiendo su sabor de mujer como un hecho que pocos novelistas imaginativos se atreverían a imaginar, una sensación cautivante de admiración por ella, que acariciaba simpáticamente mi cabeza que seguía los movimientos de sus duras tetas que en vez de amamantarme me penetraban y me absorbían, me llenaban de deseo de ser una con ella, disipando el miedo de traicionar a mi padre.
Distraído por ese pensamiento ahora trivial, volví a la realidad en donde estaba sorprendido de cómo fue posible que me hubiera permitido llegar hasta aquí. Había apostado y apostaría una vez más
-¿Me quieres?- Le dije
-Claro que sí, aunque no te habías dado cuenta de eso. Te quiero como a un hijo y mis hijos deben estar preparados para fortaleza superior de la mujer que apaga rápidamente el fuego de los hombres, que se extingue en un segundo sin dejar nada, de manera frustrante. Quiero que encuentres placer en las circunstancias más dolorosas, que yo sea sólo un espejismo entre tantas mujeres y hombres. Quiero que cuando ames, lo hagas como un rey. Y deberás empezar por ser un mendigo. Sus palabras me devolvieron a un estado aterrado. De golpe me ensimismé, aunque me controlé, tenía que demostrar fuerza. Podría denunciarlos por chantaje, pero de poco serviría, además nada se compraba con la oportunidad que ahora tenía, que me llenaba de coraje para seguir en mi propio rumbo. Perdía más de lo que ganaba. Y deseaba dominar, como cuando una Reyna tiene una corte ingente.
Aún elle es esclava de su jerarquía y debe seguirse a sí misma, para no perderse entre su propia importancia.
Ahora se había ido y me había dejado atado con mis pensamientos mustios.
Y Se prolongó la espera con mi falo que volvió, paulatinamente a la erección. Sentía una mescla indescriptible de emoción, curiosidad y riesgo. Me preguntaba de dónde había obtenido tanto dinero y qué había visto en mi padre, cómo le había contado, como mi padre había planeado traicionarme de esta manera…o salvarme. La ira cedía paso al abandono, y sentí, como si fuese algún monje oriental, una calma procedente del vacío. No había nada que hacer….nada.

Así paso un tiempo que no me atrevería a medir, pero fueron como unas dos horas en ese suspenso total….mi silencio no se vio interrumpido por mi padre, sino por el doctor que me informaba que estaba en un buen estado de salud, sin problemas como ácido úrico, creatinina o diabetes…-un poco de colesterol-, dijo -Pero nada que no se pueda corregir con el ejercicio que harás para tener una excelente figura.
Por cierto, hoy tienes una cita a domicilio, para la depilación, puesta de clavos quirúrgicos, circuncisión y anillo de silicona a las 9 de la noche.
La enfermera se limitó a desinfectar el espacio que quedaba en mi nuevo accesorio en el ombligo.
También me dio en la boca pastillas de antibiótico.
Después llegó mi madrastra y dijo que fuéramos al centro comercial a tomar un café.
En el carro decidí probarla con la mirada severa, como de quien tiene un secreto de muerte del otro.
Casi sin darle importancia, estaba manejado el Audi. Algo que me hubiera llenado de emoción me daba casi indiferencia. Tenía todas las dudas y ninguna forma de enfrentar la situación.
Me quemaba por dentro.

Ya en el café de gusto moderno, me impresionó un cuadro de formas abstractas en donde un ojo parecía hecho de cabellos en diagonal, pleno de sensaciones táctiles. Un pastel patéticamente caro recubierto de fresas y hoja de oro comestible fue ordenado por la friolera de 250 Euros
Sin dudarlo se dirigió con el encargado de la galería y lo compró por un fuente monto de dinero.
-Nunca te diste cuenta todo el tiempo que te espié y te desee-
No pude más que un sonrojo que parecía trivial a esas alturas.
No podía hablar, estaba rebasado.
Tomamos el café en silencio, que duró una larga hora.
Fuimos a pasear por las tiendas, en donde cumplió todos mis caprichos, desde de los tenis Nike más caros hasta una edición especial de un conocido celular con carcasa en Oro Blanco y Titanio, pasando por una Laptop Tesla Workstation al precio de un auto compacto, con todas las tarjetas imaginables de video ( recordad la fecha en que sucedió, 2012), Ropa de diseñador entre la que destacó las camisas de Armani, Unas camisetas mandadas a hacer a otro diseñador particular por 1,700 Euros y 2,000 euros de Bóxers los un reloj futurista de 4,000 euros, un cinturón entrelazado de Carolina Herrera de 300 Euros unos audífonos de 1,800 euros. También se encargaron unos lentes y accesorios personalizados que no describiré a detalle por 5,000 Euros.
Puesto me llevé una chaqueta Hermes con una pluma de Dalí de 7,000 Euros que se venía más para un chavo como yo y un anillo de piedras de colores masculinos También me impuso unos aretes de 9,000 Euros a los que se les añadieron unas esmeraldas con mis iniciales que dijo, me serían puestos al hacerme los agujeros en casa También compras de deporte por 6,000 Euros más. No lo más caro del mundo, pero más dinero del que había visto alguna vez junto en persona.
Y desde luego, el corte de pelo, con un simpático estilista con el que conversé un buen rato. Un chico muy conocedor de videojuegos y posgrado en diseño, que, utilizó un champú burbujeante, uno suave, dos muy aromáticos y muchos pasos para dejarme un peinado que elegí con confusos pero harmónicos rizos y levantamientos.
Casi Todo el valor de nuestra hipoteca, gastado así, en unos instantes.
-La haz pillado me dijo en un arranque sospechoso e incomprensible una vendedora.
Toda una fortuna en un solo día. Eso sí, me dio una tarjeta de crédito adicional y me dijo que me sujetara a ella en lo sucesivo, aunque me quedé incrédulo de la línea.
-Eso sí, el banco tiene instrucciones de no dar ni un centavo en efectivo por ningún concepto.
-Así observaré cada paso que das…rió…pero podrás hacer tu vida, ya lo verás.
-Vayamos a tu casa de antes, tu padre la venderá para olvidarse de la deuda.
Le dí una cachetada tan irracional como el beso que le había dado en la boca a mi padre.
Sólo sonrió, lo que me dio una sensación de poder como pocas veces en mi vida.
Fuimos al departamento y la tristeza del recuerdo de mi madre, y las dudas sobre mi padre me cegaron. Vi la ventana abierta y pensé, por un momento fugaz en el sinsentido y la arbitriedad de mi vida. El pensamiento de terminarla era depresivo y al mismo tiempo patéticamente erótico.
Revolví lo principal en la maleta, bajé cerrando la puerta y fui al carro. Había que llegar a la temible cita.
Llegar a la que sería mi casa desde ese día fue interesante, con sus muebles divertidos y únicos en forma de cuerpos humanos jugando libremente en el lujo del espacio inmenso de mármol que resaltaba cuadros antiguos y modernos que fascinaban. Había un cuadro religioso de un ángel violinista mirando desesperado y enojado a una tempestad, en un espacio al otro lado de la alberca que albergaba una biblioteca en espiral en la cual se podrían hacer unos 6 pisos habitables en mi fascinación por el gran terreno que ocupaba esa casa y sus inexpresivos, caras e implacables paredes de mármol aséptico.

Subiendo por ese espacio a la izquierda había una sala con una pantalla enorme de 90 pulgadas y sillones minimalistas recubiertos de verde. Una gran puerta de vidrio polarizado en dorado, como un lingote de oro simple y sin adornos mostraba mi nombre en un display electrónico.
-Pon tu mano
La puerta se abrió por un sistema automático, dejando ver un increíble espacio con terrazas ingeniosamente colocadas a desnivel, de tal manera que había un balcón enorme donde se podía ver la ciudad con una mesita de lectura, un espacio grande encerrado en un domo geodésico de vidrio azul oscuro, una escalara que subía a un espacio de lectura y en la esquina un reluciente trombón conectado a unos tubos de agua, con un respaldo con correas de cuero y barras para agarrarse, que quedaba claro que era el servicio. Viendo más de cerca se podía apreciar un control en una pantalla táctil junto con un perchero.

Ana me explicó, que como en las misiones espaciales, había que atarse de frente para orinar y que el mecanismo se acercara para recibir la orina y luego de limpiarse él mismo y dar los análisis de salud comunes, arrojaba agua a presión por todo el cuerpo del trombón aseando a presión y masajeando ligeramente los genitales. Se lograba privacidad en cada tramo de aquel cuarto por el ingenioso uso de los desniveles. No podía creer que semejante espacio fuera sólo para una persona, con sus armarios de material plástico iluminado como una nave espacial alrededor de todo el cuarto, con su luminoso de madera clara.

Llegamos arriba de una escalerilla a la derecha, a una plataforma donde hubo una imagen que me hubiera hecho orinarme si no hubiese orinado un minuto antes: En una esfera de madera con una pantalla LCD curva que simulaba muchas pantallas llenas de indicadores, había un sillón tipo ginecológico, que podía girar sobre su propio eje y tenía correas para el cuerpo. Era evidente que sería mi cama. En un mueble contiguo se hallaba un sistema como de quirófano de asepsia, de electricidad y de oxígeno. Se habían puesto mantas y cojines que se veían cómodos suavizando la escena. Un último detalle era un carril de nado que salía mágicamente de la sala contigua, y terminaba en otra especie de sala que fungía como estudio con enorme sillón de ruedas de piel y una gran computadora Apple. Y para confirmar mi temor, vi detrás de mí al Doctor.
-Habéis Firmado: “Manifiesto explícitamente, que dadas mis preferencias y aficiones, lo que suceda en cuanto a juegos de manipulación corporal violetos y de cambio que tengan poco o moderado peligro para mi integridad, forman parte de lo expresamente consentido por mí, y en plena potestad de mis facultades y con el arbitrio médico necesario manifiesto mi consentimiento informado para someterme a estas situaciones, renunciado de manera absoluta a denunciar de manera alguna o emprender ninguna acción jurídica relacionada con supuestos tratos crueles, inhumanos o degradantes o por privación ilegal de la libertad de manera ilimitada, salvo cuando la ley indique terminantemente lo contrario”.
Me quedé mudo.
-Ok, en observación de lo anterior, bienvenido vuestros nuevos aposentos, caballero. Cualquier pregunta relacionada con vuestros procedimientos y modificaciones podéis preguntármela ahora.
La excitación indescriptible y trepidante volvió a recorrerme.
¿Cómo lo haréis?
Básicamente, insertaré un clavo transuretral que sostendrá un implante de silicona con grafeno y células de piel cultivadas remplazando parte de tu meato, por lo que abriremos separando tu glande en erección, para que el material pueda ajustarse a tus reacciones, y luego, en lugar de los clavos pondremos una inserción uretral que mantendrá la distancia, aumentará el orificio uretral y será la combinación perfecta para tu piel joven, logrando el efecto de hongo combinado con una cicatriz invisible y la remoción del frenillo, eliminado también la práctica totalidad de la piel restante y podremos un sensor que sustituirá al prepucio mediante una manga de silicona, que a su vez jalará un cable que aumentará el largo de tu miembro. Pocas personas en el mundo pueden acceder a esta sofisticada cirugía, y la hemos llevado a casa sólo para ti.
Deseaba que estuviera mi padre para defenderme, pero tal pensamiento resultaba inútil.
Mi madrastra tomó su celular, y con una aplicación, activó el sensor del accesorio en forma de Mantis ( Para quien no haya visto una la podéis buscar en google) que empezó a emitir unos sonidos como un violín opacado al exterior, mientras podía sentir en todo mi vientre los ruidos que producían….y un piquete eléctrico en mis entrañas desgarrador. Luego sentí una picazón similar a cuando los pies se adormecen pero unas mil veces aumentada en todo el cuerpo que me paralizaba. Luego se calmó. Comprendí que no tenía otra alternativa que obedecerles. Sabía por intuición que el insecto figurado en mi ombligo era una trampa mortal para dominarme. No había alternativa.
-Es la última oportunidad, su madrastra está dispuesta a echar por tierra esto si no es su voluntad.
-Si quiero, dije lleno de conflicto interior y placer perverso.
-Desnúdate
Seguí la orden sin pensar. Mi mente estaba vacía.
Dos enfermeras habían llegado y ya estaba ayudándome a pasar a mi cama, la cual se inclinó y mostró sus reposapiés, los cuales recibieron mis pies y muslos que fueron amarrados con correas de cuero, dejando en la indefensión total mi ano y genitales completos en esa posición de piernas elevadas, separadas al máximo e inmovilizadas. Las chicas vestidas de enfermeras dieron un masaje a mi pecho que me llenó de un placer intenso, e hizo que tuviera una sensibilidad en las tetillas que no había sentido antes.
Luego me pusieron una loción de un fuerte olor que me provocó cosquillas y una sensación de adormecimiento, que se fue convirtiendo en una sensación de burbujeo muy relajante. Fue mágico como mi mente se concentraba en el placer del momento y en lo atractivas que eran después de todo, las chicas. Mi pene, insatisfecho, volvió a hacerse duro y rígido. Un masaje delicioso siguió, aunque sin tocar mi viril órgano, untando un aceite de una untuosidad que me excito y me hizo sudar con la piel abrillantada. Me explicaron que se trataba de un tratamiento multivitamínico. Para complementar me inyectaron en el brazo otra dosis multivitamínica para tener más resistencia en el procedimiento. Después aplicaron una crema de hidratación profunda muy fresca en mi piel, y después una pasada de limpieza con burbujas de oxígeno que salieron de mi propio y sofisticado dormitorio ¡cómo deseaba que esos labios chuparan mi sexo!.
Ahora aplicaban una crema para rasurar en las zonas de mayor bello, para lo cual levanté mis brazos que fueron sujetados por nuevas correas. La zona del pubis y el ano fue incluida pasando una rasuradora eléctrica bien afilada.
Después, el Doctor en persona sacó de mi propia cama que se convirtió en una silla que me tenía casi parado, una pistola de depilar y un faro de luz especial, y se colocó una máscara similar a la de soldar. Venía esa luz que se acercaba, así como un calor intenso que por zonas recorría mi cuerpo. Me colocaron una venda en los ojos para que no los abriera, pero alcanzó a ver que prendían una luz aún más intensa, y me aplicaban un nuevo ungüento que me provocó una sensación intensísima de calor, especialmente cuando lo sentí, de manera indiscriminada en mi ano. Sentía que me iba a quemar, pero era más el placer. Podía haber eyaculado en ese momento un gran chorro, pero tenía que darme mi lugar. Me concentré en no hacerlo, y sentí una sensación de frustración y al mismo tiempo de poder, que sólo era interrumpida por un dolor punzante cuando sentía que pasaba la pistola de depilar por las diferentes regiones de mi cuerpo.
La cama de nuevo era cama, esta vez en posición con el vientre hacia abajo, con lo que pasaron la máquina por la región de mis nalgas y la parte trasera de mis piernas.
Sin darme cuenta, por retener mi excitación eyaculatoria por no haberme podido masturbar auqel día (pese a haber hecho un buen chorro de semen) estaba haciendo tensión y distención muy intensa con el ano, lo que me hizo gemir intensa y decididamente, como la mujer que finge exageradamente un orgasmo…pero esta vez era sincero. Luego me quitaron la venda y vi mi cuerpo ligeramente aclarado por el tratamiento y completamente lampiño, con un tono parejo y lleno de vida, que me parecía hermoso.
-Ahora sufrirás
Ana pasó por mi piel una especie de lápiz destructor de las raíces del vello dándome toques con un dolor que me impulsaba a olvidar todo y salir corriendo. Pero eso era imposible. Pocos dolores eran así. Cada toque era un verdadero infierno. Pero mi polla seguía excitada. Cuando tocó cerca del ano, intenté gritar de pavor pero yo mismo me detuve. Iba a ir al final del destino que yo mismo me había forjado al haber aceptado hasta por segunda vez. No podía concebir revelarme, tal vez de mi padre en un mundo en que realmente no tenía muchos lugares a donde ir o qué hacer. Este sufrimiento horrible era parte del excitante drama de mi vida.
Salí del sillón-cama de operaciones para un breve descanso y apreciar mi belleza. Ese corte me iba muy bien y la piel suave como la nieve me gustaba mucho. Vi atrás la mano de Ana, que aplicaba una base de maquillaje en mi cara y conservaba una sonrisa sutil. No podía leerla del todo, no era totalmente predecible, parecía escuchar lo que le decía y sin embargo imponer su dominio contundente. Pude ver en el espejo como agregaba colores balanceados a mi cara que me gustaron mucho. Esa experiencia de maquillarme ahora me hacía sentir como la persona más importante que pudiera estar en la ciudad.
-Adelante mi héroe, dijo en voz baja para placer de mis orejas.
Por mi propio pie volví al sillón, donde volví a ser atado en posición de mujer que va abortar y fue inclinado atrás el respaldo de las piernas y separado para tener acceso a mi recién depilado ano.
El doctor lo comenzó a acariciar por la superficie teniendo una precisión de digito puntura en los nervios más sensibles lo que trajo sensaciones que no hubiera imaginado en mi virginidad rectal.
Luego comenzó a abrir y cerrar la parte interna de mis nalgas y las dejó para volver a aplicar presión sobre mis muslos, a lo que me resistí para no relajar la pelvis y conservar mi erección. No tocaba mi pene. Sólo mi ano, creciendo mi frustración. Mis gemidos eran casi gritos como una respiración suplicante ante el mar de placer.
De nuevo emití gemidos de verdadera y experimentada puta. Ya no tenía orgullo ni nada que perder. Como si fuera una nueva crema esa quemazón triste me recorrió. Pero el masaje era implacable, los estímulos eran implacables. Me dolía la cabeza y la espalda, dolor que desapareció cuando aplicó un lubricante con un vigoroso masaje. Ahora mi ano urticaba y quemaba, como cabezas de alfileres al rojo vivo. Y lo sentí. Un nuevo placer, que no dejaba espacio para nada más. No había pensamiento ni sentimiento por un momento. Me di cuenta de un orgasmo más prolongado que los otros que había tenido.
Sólo ausencia total, placer total. Era un orgasmo seco con un epicentro fuerte en la próstata que había sido alcanzada por los dedos del doctor. No sabía cuánto aguataría tanto placer y tanto miedo.
Fui dejado con las piernas hacia arriba separadas, el doctor metió y sacó rítmicamente su dedo, hasta que salieron flujos de mi próstata masajeada, sintiendo un alivio tremendo.
Las enfermeras pusieron un spray antibiótico, que urticaba un poco pero muy poco en comparación a la primera sensación. Me di cuenta que, de un cajón que funcionba como autoclave, mi madrastra ya con tapabocas y un pijama quirúrgico sacaba una gran colección de instrumentos cortantes, tijeras, punzones y tubos de distinto tipo.
-Nagggh! , traté de articular, pero cuando iba a gritar un pecho desnudo de mi madrastra entró en mi boca. Era mayor la excitación, todo lo que me estaba pasando me parecía muy erótico, por lo que dejé que sus pezones jugaran en mi boca, mientras mi pene era violado en su sacralidad por una sonda caliente de metal puro. Mi ego estaba destrozado, no me quedaba nada en el mundo. Lloré como un niño desesperado, sin poder distinguir entre placer y dolor, pues cada estertor hacía que mi pulsión creciera. De nuevo mi falo era protagonista de un placer nuevo.
Todo el cuarto vibraba por mis roncos lamentos.
-Me gusta que llores, pues con tus parejas te hará reír. Tu pene será tu vagina….y movió rítmicamente la sonda entrando y saliendo, produciendo un placer que desde la base del pene hasta mi pecho pulsaba de nuevo, listo. Me detuve. Un clavo de acero quirúrgico fue clavado en mi pubis, y de este, con unas pinzas quirúrgicas se puso un anillo en la base de mis depilados genitales doloridos.
Como para prolongar la agonía, de la manera más trivial me comenzaron a hacer manicura, como queriendo prolongar el dolor de esa punzada…una vez que hubieron terminado yo mismo me distraje con lo sinceramente bonito que se veían mis uñas bien terminadas y barnizadas.
Estaba atado, mi cuerpo estaba a su merced y encima me entregaba, me humillaba yo mismo.
Las pinzas quirúrgicas ahora torturaban mis orejas, que no sólo eran perforadas sino eran presa de un alambre elástico que las separaba y servía de soporte para los accesorios que me podrían, el arete de oro y unos extensores.
Tenía más placer que miedo, ante mi inminente circuncisión, pues el sillón tipo ginecólogo me devolvió a la postura sentada normal, y fue puesta bajo mis genitales una charola también de acero quirúrgico.
La sonda fue conectada con el anillo de la base de mis genitales, por una abertura que fue hecha en mi pene que comenzaba con un punzón que comenzó a herir mi prepucio sin anestesia alguna, produciéndome el dolor más grande que había sentido nunca jamás., incluso desde el accidente que había tenido. Un bisturí fue rápido y limpio y afilado, dejando un dolor casi imperceptible que creía lentamente pero era mayúsculo entre mis lamentos roncos y mi cuerpo brillante por la ira y el sudor.
Con unas pinzas largas, mi frenillo fue brutalmente arrancado.
Pero no grité. No tenía fuerzas La sangre comenzó a fluir pero fue atajada por pinzas que cortaban la circulación y mantenían restirado mi prepucio, proceso que se repitió del otro lado de la sonda, que ayudaba a mantener la forma de mi pene. Un anillo de silicona fue puesto, con otro extensor de metal. No había regreso, me estaban modificando de por vida. Y lo disfrutaba. Confiaba.
Muy despacio y con cuidado le cortó la piel, de arriba hacia abajo a la izquierda, luego a la derecha, lo más cerca que pudo al margen del glande, para poner una tira de silicona que haría el efecto del aumento. No pude más con el dolor y me quedé desmayado. Pero sin gritar.
Cuando desperté, la herida dolorosa todavía estaba allí, recogida con más de 10 pequeños clavos que torturaban la base de glande como piquetes de abejas repartidos por toda el área que había cubierto mi prepucio, y mi pene había sido lavado y recubierto con agua caliente lo que lo dejaba sondeado, erecto y desnudo, como una serpiente que había visto en la primaria, despojada por ella misma de su piel para que le creciera otra. Porque todo mi pene era una culebra color sangre brillante, sin piel pero erecta, a punto de explotar y de quemarse. La sensación era cada vez más intensa mientras despertaba, y pude ver con terror como prácticamente no tenía piel. Era solo esa culebra furiosa, agonizante, pervertida. Con toda frialdad mi madrastra me trajo una charola para que vomitara. Ni así la iba conmover. Mi boca fue limpiada Y esta vez sí vi un falo erecto obviamente reprimiendo mi grito de dolor. Lamí su prepucio de fuerte olor. Era el de mi padre.
-Serás fuerte en la vida al beber de la semilla de tu padre, que no pudo beber tu abuelo.
Él solo vestía una bata, y se vería que la bruja, mi madrastra lo había dejado para el final, pues no había podido ver la suerte de espectáculo que habíamos hecho. Sabía que ella me ayudaría a vengarme. Las lágrimas seguían fluyendo, mientras el pene casi ahogándome me hacía sentir el áspero pubis de mi padre junto a mi joven mentón. Fui desatado por el doctor para que me pusiera de rodillas para mamar a mi padre.
-Ya eres todo un hombre, tendrás mucho éxito con las mujeres, Dijo con un placer susurrado y eyaculó en mi boca.
Me pusieron un artefacto como un cinturón de castidad de varillas que detenía la herida del glande y lo empujaba, alargando todo el pene.
Un chorro de champagne estaba en mi boca. Los presentes brindamos.
-Tengo dinero pero mi familia no me quiere. Era todo frialdad. Así necesitaba alguien a quien hacer sufrir hasta que me amara, y me enamorado de tus ojos. Si no éramos de sangre, había que hacer fluir tu sangre, hijo mío.
-Gracias, mamá, le respondí
-No soy la clásica dominante, en verdad quiero que hagas tu vida y eso sólo es posible experimentando el verdadero dolor.
-Tu cita en el hospital será en 2 meses
-Gracias
Las intervenciones fueron un éxito, y en verdad, pude volver a seducir a mi novia, quien se impresionó por mi nuevo aspecto por artificial que fuera y mi nueva perfección con ese cuerpo hermosamente marcado. También mi madrastra pagó la colegiatura de la universidad más prestigiosa de la ciudad, muy conocida pero que no viene al caso su nombre.
Fueron semanas a toda felicidad, pero algo comenzó a atormentarme. Deseaba que mi padre no quedara impune, pese a que amaba a mi madrastra….Tengo de todo, estoy en el placer y el éxito, sólo me falta la venganza.

]]>
http://relatos.marqueze.net/todo-sobre-mi-madrastra/feed/ 1