La masturbación , tanto femenina como masculina, es la estimulación de los órganos genitales con el objeto de obtener placer sexual, pudiendo llegar o no al orgasmo .

LA SOBRINA DE MI ESPOSO II

Era increíble todo lo que había leído entre mi sobrina Sofía y Andres la forma en que se hablaban, lo que se contaban, con la naturalidad que se enviaban fotos o decían las cosas, bueno del tipo no se me hacia raro así son muchos tipos, pero de mi sobrina?, sobre todo que me tenia inquieta saber si en verdad hace todo lo que le dice al tipo o si como me dice aun no ha hecho nada; Ese tipo debía tener unas historias para contar, pero lo mas increíble no era que fuera perro con todas, sino que se le entregaban como tan fácil, había que reconocerle que su miembro ayudaba muchísimo, no hay nada mas excitante que un tipo que tenga un miembro grande o grueso y que lo sepa usar, eso no tiene discusión. Pero lograr que las nenas se fijen en su miembro para excitarlas eso si era el merito que había que reconocerle, pero pues así son los chicos ahora quieren tener el mundo en sus manos y hacer de su vida sexual un polvorín; Estaba muy excitada mi vagina traspasaba mis pantis de lo mojada, mis senos parecían piedras quería cogerme a mi esposo y que me usara como la vez pasada, pero me daba miedo que se diera cuenta que en menos de dos semanas me había puesto muy arrecha, podría pensar que algo esta pasando o que me puede hacer lo que quiera y yo no podría negarme porque fui la que lo incite o le mostré que me excito mas cuando me trata como puta.

Read more

Me gusta / No me gusta

Mi nombre no es Encarna. Acercarse y no llegar

Acercarse y no llegar, una técnica preparatoria que utilizo cuando quiero darme una sesión de autoerotismo intensa.

Pero Mi nombre no es Encarna, pero servirá para esta historia.

Soy una mujer de 28 años, 155 cm de estatura, y de 44 a 48 Kg. de peso según esté de paranoica con la báscula y los dulces, que me enloquecen (los aztecas y su maldito chocolate). Soy menudita y de poco pecho, ojos castaños, nariz un poco pecosa, y boca… (un momento que me miro al espejo, que difícil es describirse a una misma)…ni grande ni pequeña, pero mis labios son bonitos (me gustan), y lo único que llama la atención de mí es que soy pelirroja, por lo demás soy siempre la “sombra en la pared”, la “tía en la que los tíos no se fijan hasta que están con varias copas y las tías buenas han pasado de ellos”.

Read more

Me gusta / No me gusta

Las manos de Ani

Habían terminado las clases regulares, y seguían los exámenes finales y la verdad, es que mis calificaciones eran muy bajas y mis vacaciones se habían esfumado.

Mis padres viajarían a casa de unos tíos que están cerca de la costa, tenía ganas de ir para poder repetir lo del año pasado con mi prima Susana pero ese año lo veía muy difícil, y así fue mis hermanas se fueron de vacaciones y yo me quedé con mis padres. Tenía una semana para ponerme a estudiar.

Durante una semana fui a clases de recuperación a la escuela, habían muchos que tomaban los cursos pero, además, acudían a la escuela los que entraban a primer año.

Ese año entraron unas chicas hermosas o como mis cuates y yo decimos, “la carne fresca”, entre ellas destacaba una en particular, una rubia, de unos ojos color verde claro con un brillo espectacular, de estatura media, como de 1,65, su cuerpo era el mejor de el de todas, sus largas y torneadas piernas terminaban en una delicada cadera y una cinturita en la que cualquiera se perdería, con una cara de ángel que cautiva a cualquiera, su nombre era Anni y tenía 18 años, lo supe unos días después. Read more

Me gusta / No me gusta