Donde el centro de la historia eres tu: los demás te dan lo tuyo solo a ti