Relatos eroticos, Sexo, Sexo gratis, Videos porno, Fotos porno, Porno, Porno gratis, xxx

Relatos eróticos Marqueze. El Sexo que te gusta leer.

El coño de la abuela sabía a gloria, y era obvio, que por el estado de humedad en que se hallaba, se había estado masturbando mientras nos observaba a escondidas, mientras mamá y yo nos entregábamos a realizar nuestras fantasías sexuales, así, entre las dos hembras desbocadas, cabalgando como posesas, mi madre, sobre mi polla y la abuela sobre mi cara.
Sí, es estupendo mantener relaciones sexuales con miembros de mi familia, aunque yo, por desgracia, no lo hago con la asiduidad de antes, pues ahora no vivimos en la misma ciudad, pero en verano, nos encontramos en Tarragona, en un conocido camping nudista donde, eso si, con toda discreción damos rienda suelta a nuestras actividades sexuales, este año con el aliciente de la participación de mi cuñado, pues mi hermana Eva se casó el año pasado, y la incorporación de la nueva estrella de la familia (Salió a mi madre) Ana, mi hermanita. Nuestras aventuras comenzaron de pequeños, crecí junto a 4 hermanos (tres chicas y un chico) y prácticamente sin padre (parecía el hombre invisible) ... leer más
  
categoría:
Al cabo de un rato de tener a mi abuela subiendo y bajando sobre mí, sentí que me iba a correr y así lo dije. Mi abuela se salió de mí. Pensé que no quería recibir mi semen dentro, pero no esperaba que me dijera, ponte de pie, Laura, ven conmigo, las dos se pusieron de rodillas delante de mí. Mi abuela empezó a menearme la polla que de pronto estalló lanzando chorros de leche caliente.
Mi abuela Rosa María es alucinante. Es lo que se dice una abuela marchosa, de las que no paran quieta y sigue el lema de "A vivir, que son dos días". Viste ropa buena, va a la peluquería con frecuencia, y los fines de semana, sale con las amigas a lugares "de marcha" para gente de su edad. En Madrid, hay algunas discotecas para gente mayor, y mi abuela es conocida en todas. En casa, alguna vez me ha pillado alguna revista "porno" al limpiar mi habitación y la ha ojeado conmigo, señalando a alguna de las tías buenas que salen ... leer más
  
categoría:
Se sentó a horcajadas sobre mi sexo, haciéndolo desaparecer en su gruta de placer, yo aún no acababa de creerlo: Me estaba follando a mamá. Acariciando mi pecho con sus labios, mordisqueando mis pezones, no cesaba de cabalgar sobre mi miembro erecto, su respiración se agitaba, estaba en el umbral de un nuevo orgasmo, un salvaje orgasmo.
Sí, es estupendo mantener relaciones sexuales con miembros de mi familia, aunque yo, por desgracia, no lo hago con la asiduidad de antes, pues ahora no vivimos en la misma ciudad, pero en verano, nos encontramos en Tarragona, en un conocido camping nudista donde, eso si, con toda discreción damos rienda suelta a nuestras actividades sexuales, este año con el aliciente de la participación de mi cuñado, pues mi hermana Eva se casó el año pasado, y la incorporación de la nueva estrella de la familia, Ana, mi hermanita. Nuestras aventuras comenzaron de pequeños, crecí junto a 4 hermanos (tres chicas y un chico) y prácticamente sin padre (parecía el hombre invisible) mi madre y abuela, esta fue una mujer ... leer más
  
categoría:

La abuelita de Darío

19 de marzo de 2009 1 comentario
Mojé mi verga en los líquidos de su concha, se la froté por el culo y de una se la ensarté hasta los huevos, ella solo gimió, se notaba que era muy experta en esos menesteres y vaya uno a saber cuantas pijas se comió ese culo, con mi verga dentro del culito de la abuela empecé a serruchar ese hermoso ojete, y se la metí bien profundo mientras ella gemía de placer.
Esta historia que les voy a relatar a continuación es totalmente verídica y me tuvo a mí como uno de sus protagonistas. Era allá por el verano de 1987, cuando una tarde muy calurosa fui a buscar a mi amigo Darío a la casa de sus abuelos (donde él vivía) para ir a jugar a la pelota a la plaza. Cuando llegué su abuela, Lidia, me dijo que Darío regresaría aproximadamente en una hora, pero que había expresado que lo esperara ahí para luego irnos juntos.- Lidia, enseguida me invitó con una chocolatada fresca, la cual al momento de traermela  y querer apoyarla en ... leer más
  
categoría:

Cuatrimonio

13 de marzo de 2009 0 comentarios
por Gitone2
Minerva se puso sobre mí y se fue sentándose poco a poco. Cuando notó resistencia se detuvo unos instantes y, de un empujón, se dejó caer hasta el fondo. Una lágrima rezumó por su mejilla todavía maquillada, y me la bebí con un beso. Pedí a los chicos que vinieran, observando que estaban muy calientes, y que me penetrasen los dos a la vez. Víctor se puso por debajo de mí y se encajó en mi culito, mientras su abuelo, de rodillas, hacía entrar su polla en mi coño y observaba el pene y el coño de sus nietos que quedaban a pocos centímetros.
Me criaron en un entorno muy femenino. Tengo tres hermanas y siete primas, y por casa andaban a menudo dos tías, las dos abuelas y tres bisabuelas. Los pocos hombres de la familia se pasaban el día trabajando y no eran especialmente cariñosos. Mi padre me pegaba a menudo y me exigía que me comportara como un hombre. No es extraño, pues, que yo no tuviera ningún modelo masculino y que en ... leer más
  
categoría:
La abuela de Romy se puso en bolas y acto seguido hizo lo mismo conmigo. No podía creer que la abuela de mi novia me quisiera tener adentro igual que la hija y la nieta, Ester sin decir nada me empezó a chupar la verga, era puta igual que todas en la familia. Cosa que a la abuela de Romy me la cogí por todos lados, le hice el orto, la penetré innumerables veces por la concha.
Hola, soy Ariel, tengo 20 años y les voy a contar una historia que me resultó de mucha enseñanza y excitación. Yo salía hace dos años con una chica llamada Romina, en ese tiempo, para describirla podría decirles, que era de estatura media flaca, con pechos firmes, grandes, cola chiquita pero tersa, una sonrisa espectacular con cara angelical, pero ustedes sabrán que no todo lo que brilla es oro, pues Romy era una bestia en la cama... Era lo más perra que se puede a su edad, a los 19 años había tenido muchos novios con los que salía poco tiempo, ... leer más
  
categoría:

Reunión familiar

21 de febrero de 2009 0 comentarios
Fernanda no era ninguna novata y chupaba la pija como una diosa, le pasaba la lengua por su capullo, le volvía a tomar los huevos con las manos, podía ver como ambos gozaban, era raro ver a mi propio hijo cogiendo y más a su tía, Fer, terminó de sacarle la ropa que le quedaba y ahí estaba Gustavo con una pija de colección, enorme, parada, mientras la tía se la chupaba, hasta yo me estaba excitando.
"¿Hola cuñadita, como andas, a vos también te tocó venir a la fiesta de la abuela?"Así comenzó un domingo cualquiera donde todos los pronósticos indicaban que iba a ser de lo más aburrido del mundo. Habíamos venido con mi mujer y los chicos a la fiesta de cumpleaños de la "abuela" lo que implicaba ver a toda la familia de ella, que en su mayoría era insoportable. La mañana transcurrió de lo más "normal", tomando una cerveza por aquí, un vino por allí, picando algo, alguna charla intrascendente con los tíos, tías, primos, y todo el espectro familiar. Hasta que ... leer más
  
categoría:

Bienvenido a la mayor comunidad de escritores de relatos eróticos


Copyright © 2008. Gestores Profesionales de Contenidos Digitales S.L.
Todos los derechos reservados