Relatos eroticos, Sexo, Sexo gratis, Videos porno, Fotos porno, Porno, Porno gratis, xxx

Relatos eróticos Marqueze. El Sexo que te gusta leer.

Exhibicionismo bi

20 de julio de 2013 6 comentarios
El camionero me follaba en la boca y sentía que en cualquier momento se vendría y fue así, me sacó la verga de la boca para correrse en mi espalda, de repente noto un chorro caliente en el condón, sintiendo como se corrió el hombre que estaba arriba de mí, fue esto tan rico que yo necesitaba correrme, el camionero me empezó a jalar la verga y me vine en menos de un segundo.
Hola, mi nombre es Fabritzzio y soy italiano mexicano, tengo ya más de 20 años en México y siempre he sido un exhibicionista, hoy tengo ya 34 años estoy casado y mi rol ha sido siempre bisexual, le cuento que desde hace un tiempo me gustó la idea de exhibirme en los hoteles ya que frecuentemente viajo fuera de la ciudad y es muy normal para mi llegar a todo tipo de hotel. Pues en un buen día de esos que la calentura me tenía a mil por hora, decidí comprar una tanga verde, ponerla y darle rienda suelta a esto, quiero decirles ... leer más
  
categoría:
Yo sentía como pasaba su cabeza y luego ese tronco gruesísimo, toda esa calentura me dilató y me hizo pedir más, me bombeó por unos minutos y se acostó en la cama, me ordenó que lo montara viendo esa verga deliciosa, lo mejor de todo fue cuando me subí me hizo que le diera la espalda y ver cómo me ensartaba su verga en mi hoyo.
Como les dije en mi relato anterior, al pasar esa revisión con ese federal de caminos que hice que se vaciara y quedara contento con mi mamada, me subí a mi carro y tomé  la carretera sabiendo que aun quedaban más de 3 horas de camino a puerto Vallarta, sabía que tendría que pasar una caseta más y estaría ya en la carretera libre a puerto Vallarta, llegué a la caseta y estaba un señor de un bigote muy marcado, de lentes, solo me vio, me sonrío, pagué y seguí mi camino. Ya en el camino me paro en una cuneta que está en la entrada a Chacalita, claro ya eran ... leer más
  
categoría:
Me desgarró el vestido a la par que yo me afanaba por desprenderme de las bragas y, abierta de par en par, me penetró con una furia desesperada. Parecía con si se le fuera la vida en eso. Nos agitábamos violentamente y con tanta ansia, que creo que tuve el orgasmo más fuerte de toda mi vida, porque incluso después de tenerlo me sentí cocida en mi propio caldo.
Lo he vuelto a hacer. No tengo remedio. Pero si alguno de ustedes supiera la vida que llevo, desde luego que lo entendería. Hace apenas un año que me casé. Pero mi flamante marido, uno de los empresarios más importantes de este país, vive en Madrid debido a los negocios que regenta. En cambio yo tengo que permanecer en un pueblecito perdido de Valencia, porque trabajo como maestra en una escuela. Lo cierto es que no tengo necesidad, pero es que la vida madrileña me puede. Así que vivo a mis anchas. Soy una mujer infiel. Pero no me considero en modo alguno una ninfómana al uso. Mi ... leer más
  
categoría:
Mi madre era la ninfa de mis pajas, nunca escuché a mamá echarle en cara a papá la falta de vigor sexual, pero la mayoría de las veces quedaba insatisfecha, me excitaba ver cómo, después de que papá le echase un polvo, mamá se retiraba a otra habitación para masturbarse. Me fascinaba ver cómo se introducía en su vagina un plátano o un pepino, me volvía loco.
Voy a relatar sucesos acaecidos durante cierta etapa de mi vida. Se trata de mi juventud. Vivía con mis padres y era hijo único. El negocio familiar era un restaurante de carretera que empezaba a tener cierta dificultad para funcionar pues cada vez se detenían menos pasajeros a comer. Cuando yo nací el restaurante si llegó a funcionar con éxito, incluso había empleados: una cocinera, un camarero... aparte de mis padres, que también trabajan. Como he dicho, cuando yo ya era un jovencito el restaurante empezaba a dar escasos ingresos. Sólo atendían el negocio mi padre y mi madre, y yo, que de vez en cuando echaba una mano. He de ... leer más
  
categoría:

Mi hermano camionero

12 de junio de 2009 2 comentarios
Carlos comienza a tocarme el culo, a meterme un dedo, luego dos, me dilato fácil (no lo niego), y mientras yo chupaba a mi hermano me da vuelta, paro bien la cola, juega un ratito con su lengua, ya estaba bien abierto y me apoya la cabeza de su pija con un poquito de jabón, sentí un pequeño y lindo dolor y fui yo el que empujó para que entrara toda.
Soy gay desde siempre, vivo en Bs. As capital, tengo 24 años, soy rubio, alto, delgado, buen cuerpo... Mi hermano es mayor que yo, tiene 35 años, es camionero y vive en el interior; más bajo que yo, más rellenito y muy peludo, pero con algo que la naturaleza no fue justa: a él lo dotó con una verga de 20 cm y gruesa como 6 o 7 cm. Un día, hace unos meses, fui a visitarlo a su casa en el interior donde vive con su esposa, donde me quedé a dormir, era fin de semana. Él es muy jodón y mostró fotos de un viaje ... leer más
  
categoría:
Gozó tanto que después de la última expulsión de semen Sergio se desplomó sobre mí dejándome la pija enterrada, por suerte al bajarse ésta abandonó rápidamente mi cuevita dejándola ardiendo. La fricción que se produjo en esa zona a pesar de la crema me dejó el recto muy caliente, casi al punto de que si me hubiesen puesto un huevo podríamos haberlo comido frito en muy pocos minutos.
Estoy sentado frente a mi PC con el culo de costado porque no lo puedo apoyar totalmente como consecuencia de lo sucedido anoche y además por el calor reinante se me hace imposible tenerlo sobre mi banqueta. Voy a tratar de narrar lo que me sucedió ayer sábado. Hacía días que estaba sin vaciar mis vesículas seminales porque con el calor todo el mundo conocido está veraneando, aunque yo también tuve mi ración de vacaciones en el Este, para el último fin de semana estaba nuevamente en la paz de mi depto. Como no tenía nada que hacer llamé por teléfono a mis amigos de Pinamar diciéndoles que iba a pasar ... leer más
  
categoría:

Bienvenido a la mayor comunidad de escritores de relatos eróticos


Copyright © 2008. Gestores Profesionales de Contenidos Digitales S.L.
Todos los derechos reservados