Relatos eroticos, Sexo, Sexo gratis, Videos porno, Fotos porno, Porno, Porno gratis, xxx

Relatos eróticos Marqueze. El Sexo que te gusta leer.

La mechera

14 de septiembre de 2013 0 comentarios
por erebo
Hace dos años que vine a estudiar a la Capital, como en la mayoría de los casos muy justa de dinero. Compartimos una pieza con Marina, una piba bárbara, con toda la onda pero con un defecto, es mechera, vale decir que roba ropa en las tiendas. Si tiene necesidad de alguna ropita nueva, nada demasiado grande, una remera, ropa interior o un par de medias. La he visto hacerlo con total facilidad, nunca la descubrieron y yo siempre la retaba por esto. Unos mese atrás conocí un chico que me dio vuelta, estaba como loca y quería ser única para él. Me invitó un fin de semana a pasarlo en la costa y como tenía libre acepté. Ya teníamos sexo pero yo lo quería agasajar, impresionarlo con algún conjunto de lencería bien sexy pero... No tenía plata. - Hacé como yo - me dice Marina - Estás loca... Prestame algo. - Claro, si lo robé yo lo podés usar, no me jodas, si querés algo así jugate - Me dice levantándose la pollera y mostrando una tanga de encaje hermosa. Esa noche ... leer más
  
categoría:
Johann gemía de dolor y de placer al mismo tiempo, yo quería penetrarla toda de una vez pero no quería hacerle daño, ella empezó a hacer movimientos circulares con sus caderas, pegándose cada vez más mi, centímetro a centímetro fue entrando mi verga hasta que la tuvo toda adentro, ella no dejaba de gemir y yo empecé a bombearla un poco más fuerte, dándole lo que ella quería.
Hola a todos, es la primera vez que escribo un relato erótico, pero es que esta vez estoy tan excitado con lo que me pasó que quiero contárselos. Mi nombre es Lucas y tengo 26 años y mi esposa se llama Johann y tiene 29, hace más de tres años estamos casados y tenemos una buena relación. Soy una persona que me encanta disfrutar del sexo, y me encanta hacerlo con mi esposa: Ella es una de las mujeres más lindas que conozco, es delgada, el color de su piel es claro pero muy blanca, tiene el cabello largo y ondulado, tiene unas piernas y un culo muy lindo, ... leer más
  
categoría:
Totalmente excitado, 44, me miraba y lo miraba, mientras su glande aparecía con todo su esplendor y se ocultaba entre sus dedos. Ezequiel suspiró fuertemente y vi como un chorro de semen se lanzaba con fuerza a larga distancia mojándole todo el pecho. 44 no apartaba la vista de mis ojos, jadeaba mientras se seguía masturbando. Su mirada llena de placer se hundía en mi mirada y así sin dejar de contemplarme, derramó su esperma sobre la cara de Ezequiel.
Dos veces había rechazado las invitaciones de Uriel para ir a cenar a su casa. Tenía temor por lo sucedido hacía 15 días.  Pero no podía dejar de ir al cumpleaños de Nicolás, su hermano y mi buen amigo. Regresaba a esa casa por primera vez  tras el desenlace en el que 44, su papá y hasta ese momento mi amante, nos sorprendiera desnudos en la cama y besándonos. Aquel día 44 me golpeó y me cortó toda comunicación. Entré en la residencia lleno de miedo y disimulando la vergüenza. Venía acompañado de mi hermana. Abracé fuertemente ... leer más
  
categoría:
Me seguí haciendo la dormida y sentí que el que había entrado me jaló con un dedo las braguitas, lamiéndome el ano deliciosamente. Luego de eso me bajó nuevamente las braguitas y echada como estaba boca abajo, me metió su verga por el ano, bombeando sin importarle que me despertara. Así estuvo por un buen rato hasta que me llenó de leche por el culo.
Mi relato se inicia cuando mi madre me pidió que alojara a dos jóvenes, que vendrían a la ciudad donde yo vivía, y que los hospedara por un tiempo. Para los que no me conocen, me presentaré diciendo que me llamo Kathy y que hace 7 años vine de una provincia en que vivía, y actualmente tengo 25 años de edad, estudié secretariado, y a pesar de algunas experiencias que viví y que le quitarían el hipo a cualquiera, mantenía siempre esa candidez de mis primeros años y mi deseo de ayudar a la gente que lo necesitaba. Es así como recibí una llamada de mi madre, para que alojara momentáneamente a dos ... leer más
  
categoría:

Solita sin mi marido

19 de enero de 2009 1 comentario
Cabalgaba sobre la verga que tenía dentro, uno agarró mis tetas, le dije que me penetrara por el culo, metió su verga en mi ano, yo gozaba con la culeada que me estaban dando, sentí que tendría otro orgasmo, ellos igual, aceleramos hasta que nos corrimos los tres en medio de jadeos de placer. Daba gracias por el tipo de trabajo que tenía mi marido, así yo podía gozar de cuanto macho quisiera.
El relato que les contaré, me ocurrió cuando fui a despedir a mi esposo al aeropuerto, y lo que sucedió luego de que su avión partió. Debido al trabajo que realizaba mi marido, yo ya estaba acostumbrada a sus continuos y sorpresivos viajes. De un momento a otro su jefe le indicaba que debía abandonar la ciudad, y esta situación me daba cierta libertad para poder salir a algún lado cuando él se ausentaba de la ciudad. Fue así que una tarde que me encontraba en la oficina, recibí la llamada de mi marido, pidiéndome que llegara rápido del trabajo para llevarlo al aeropuerto. Llegué ... leer más
  
categoría:

Bienvenido a la mayor comunidad de escritores de relatos eróticos


Copyright © 2008. Gestores Profesionales de Contenidos Digitales S.L.
Todos los derechos reservados