Relatos eroticos, Sexo, Sexo gratis, Videos porno, Fotos porno, Porno, Porno gratis, xxx

Relatos eróticos Marqueze. El Sexo que te gusta leer.

Me la metió haciéndome gozar como a una perra, sentía que era un metal ardiendo de fuego el que estaba penetrando mi vagina, ningún hombre me había hecho el amor como él me lo estaba haciendo. Para a completar el placer me lo metió también por mi culo. Me estaba yendo al infinito sintiendo su verga penetrando mi culo y luego de nuevo mi vagina, en verdad que no quería que terminara nunca.
En este relato voy a contarles como me folló violándome un ginecólogo muy abusivo y pervertido de la ciudad, pero que al fin me hizo gozar como a una puta, dándome un placer enorme que ni mi propio esposo me da, porque este ginecólogo tiene una verga enorme en verdad. Espero sea de su agrado y que me escriban sus comentarios, esto me sucedió apenas hace una semana. Soy una mujer de 32 años de edad, alta, cuerpo esbelto, piel blanca, pelo rubio natural y ojos un poco azules. Soy abogada y estoy casada desde hace 2 años con un abogado igual muy exitoso ... leer más
  
categoría:

Favor a una amiga

23 de septiembre de 2009 0 comentarios
Mi poya tocó su coño. Guié mi miembro y la penetré. Poco a poco. Cuando ya la tuve toda dentro, empecé a moverme, a hincársela bien. Mi poya entraba y salía de su vagina. Un poco después comencé a mamarle sus senos. Estaban deliciosos. Hacia como le había hecho el doctor. Se los estrujaba y manoseaba, mientras con la boca le chupaba los pezones, bien duritos que estaban.
Yolanda me había pedido que la llevara en mi coche al ginecólogo, pues el suyo estaba estropeado y su hermana o su madre, que eran quienes la acompañaban normalmente, no podían. Tampoco podía posponer la visita, pues se debían pedir con un mes de antelación, y ya iba con cierto retraso a su revisión anual. Llegamos a la sala de espera, y después de esperar un rato, llamaron a Yolanda. Esta entró dentro de la consulta. Un minuto después, Yolanda salió de la consulta con cara preocupada, y me hizo una señal para que me acercara a ella. -¿Qué pasa, Yoli? -Veras. Hay un problema. Resulta que creía que hoy ... leer más
  
categoría:

El ginecólogo

12 de septiembre de 2009 0 comentarios
Sus embestidas ya eran fuertes y profundas, cada vez sacaba su polla casi entera para volver a clavármela, sentía como llegaba al fondo de mi cueva y como el placer se extendía desde ese punto por todo mi cuerpo, arquee la espalda, para sentirle más adentro, cerré mis piernas sobre sus caderas y me corrí, sintiendo como los espasmos de mi sexo exprimían la leche calentita de su polla.
Hola amigos, me llamo Claudia y cuando sucedió este relato tenía 18 años. Entonces aún era virgen pero mi madre insistió en que debía hacerme una revisión ginecológica completa. Iba a un colegio de chicas, por lo que no conocía muchos chicos de mi edad y no había tenido oportunidades. Tenía muchísima curiosidad por el sexo, me masturbaba casi a diario, leía relatos eróticos en esta página e incluso cuando mi grupo de amigas y yo quedábamos en una casa para hacer botellón veíamos alguna película porno. Cuando llegué a la consulta del ginecólogo estaba muy nerviosa, miraba a todas las otras mujeres de la sala de espera, pensando ... leer más
  
categoría:

Mi amante ginecólogo

8 de agosto de 2009 0 comentarios
Cada mordida en mis tetas era un grito de placer, entre mis gemidos se escuchaba el sonido de sus testículos con mi culo, perdí el control y le decía, esta putita está disfrutando ese rico pene, esa verga dura y gorda me está haciendo tener el mayor placer, ya viene mi orgasmo, él al sentir como me chorreaba dejó salir su leche, que rico es sentir dentro una verga caliente y sobre todo la leche.
Como me  llamaré en este relato será como Morena, soy una chava mexicana de 25 años, soy morena, no soy una modelo pero tengo un cuerpo aceptable, fui criada  con moralidad y costumbres muy fuertes, ya que mi padre y  mi madre fueron criados también  a la antigua (ustedes saben, virgen hasta el matrimonio), siempre fui tratada como la princesita de casa, soy la más chica, pero aunque me criaron a la antigua no quiere decir que no sea cachonda, como ser humano también siento las necesidades del cuerpo pero las he podido controlar, pero llegó el día que perdí el ... leer más
  
categoría:
Sentí que la amiga de mi tía se comenzaba a colocar sobre mí, en cierto momento sentí que algo duro y caliente me penetraba el coño, por unos segundos llegué a pensar que se trataría de un sabroso consolador, como uno que mi tía me había mostrado en su casa, pero cuando abrí los ojos me encuentro frente a frente con la cara de Miguel.
Si, mi hermano Ernesto fue mi primer hombre, y posteriormente en varias ocasiones más, así sucesivamente hasta que me case con mi actual esposo que por casualidad también se llama Ernesto No quiero que piensen que soy una loca promiscua, todo lo contrario. Hoy en día soy una mujer profesional felizmente casada, madre de dos niños, amante esposa, pero que no puedo o no quiero decirle que no a mi propio hermano. Soy la tercera de tres hermanos, Ernesto es el mayor, Julio es el segundo, aunque debería decir que es la segunda, ya que es homosexual de closet. Y yo Marilyn soy la tercera. Nuestra familia es católica, y bastante conservadora. Normalmente ... leer más
  
categoría:

Sabrosos cuernos

30 de julio de 2009 1 comentario
Vi como entraban a un hotel y quedé esperando que salieran. Ella me dijo que era una de las cosas que no permitiría: estar presente mientras cogían. Adopté la costumbre de llevarla y luego de ver como entraban al hotel, entrar yo también con una prostituta y alojarme en la habitación contigua para al menos oír los gemidos de mi mujer en los momentos de placer.
Siento escalofríos de placer al estampar los hechos de que voy a ocuparme. Dedico mi relato a todos mis colegas en cuernos, conscientes o no, los primeros ya habrán experimentado el deleite de saberse cornudos y no necesitaré recalcarles el extremo placer que sienten por cada centímetro que sus mujercitas les agregan. Los segundos deberán aprender a trastocar el dolor en placer, y para ello basta pensar en el momento apasionado que las esposas pasan en brazos de sus amantes, lo radiantes que vuelven de sus encuentros, la felicidad de saber que no serán recriminadas por sus maridos, las confidencias en el lecho matrimonial, los besos de agradecimiento por ser tolerantes, ... leer más
  
categoría:

Mi ginecólogo

5 de junio de 2009 0 comentarios
Lo dejó adentro de mí y me miró, yo estaba muy alterada, el corazón a mil y me dijo, tranquila, no te voy a hacer daño, me besó muy baboso y empezó a meterlo y sacarlo lentamente, sentí que me metía uno de sus dedos en el culo mientras me metía el pico cada vez más rápido y yo lo ayudaba con mis piernas abrazadas a su cuerpo, ahí tuve otro orgasmo mientras él seguía metiéndolo y sacándolo.
Mis primeras visitas al ginecólogo fueron a una de esas doctoras que tratan a las adolescentes hijas de gente con mucha plata, pero ahora a mis 25 años mis viejos ya no me pagan las consultas, por lo que tuve que buscarme un doctor más barato en uno de estos centros médicos de Mall, en los que las horas se piden por internet. Así que la primera vez que fui al nuevo doctor, busqué el que se acomodara a mi horario y sin saber con quién me iba a encontrar llegué a mi cita. Al entrar me encontré ... leer más
  
categoría:

Bienvenido a la mayor comunidad de escritores de relatos eróticos


Copyright © 2008. Gestores Profesionales de Contenidos Digitales S.L.
Todos los derechos reservados