Relatos eroticos, Sexo, Sexo gratis, Videos porno, Fotos porno, Porno, Porno gratis, xxx

Relatos eróticos Marqueze. El Sexo que te gusta leer.

El tatuador

3 de enero de 2013 0 comentarios
por ErosLover
Arturo levantó la mirada finalmente. José se encontraba sentado sobre una silla plegable (que seguramente él usaba cuando trabajaba) con solo un calzoncillo estilo slip de color blanco. Sus piernas le parecieron a Arturo como dos fuertes pilares que sostenían aquella obra de arte que era su cuerpo, especialmente considerando el suave tatuaje en forma de enredadera que se estiraba por el interior de su pierna izuierda. Viéndolo así, solo en ropa interior, todos los tatuajes resaltaban. No cubrían cada centímetro de piel, y sin embargo estaban repartidos por todo su cuerpo dando una imagen agradable en su conjunto. Además, a Arturo le parecía que el vello del hombre resaltaba las imágenes más que ocultarlas. Era como si les diera volumen y las volviera más realistas.
  
categoría:

Yo no sé amar

1 de abril de 2012 2 comentarios
por Vergador
Algunos han sangrado de su culito, otros son bien tragones, a otros les ha dolido pero han aguantado y sin mayores daños, pero siempre los violo, no quiero amarlos, sólo entrar en sus culitos y darles dolor mezclado con un intenso placer. Así ha sido, porque, después de haberles roto el culito, todos regresan por más, quieren ser violados otra vez. Abiertos y sacrificados en el nombre del placer entre machos. Unos cuantos se han enamorado y quieren que a diario les rompa el culito, pero a mi me gusta la variedad de cabrones que hay en el mundo, no podría ser de un solo culito.
  
categoría:

Mi hombre, mi macho

28 de febrero de 2012 0 comentarios
por Jorge
De cómo encontré un amante macho con la medida perfecta de verga.
  
categoría:

Un Poco de Ayuda

23 de septiembre de 2010 1 comentario
Después de cenar, el cornudo lava los platos mientras su mujer está siendo cabalgada en su propia cama, cuando ella lo llama para que ayude a su macho a cogérsela mejor. Mucho morbo y humillación.
  
categoría:

El boxeador y su tío

17 de agosto de 2010 2 comentarios
Alberto tenía 36 años, estaba viviendo en un pequeño apartamento en las afueras de la ciudad desde que se había divorciado de su mujer hacía 7 meses cuando lo descubrió viendo porno gay en su laptop. Debido a este hecho, el juzgado de familia lo trato como a un degenerado imponiéndole una pensión con la que a duras penas daba abasto, e impidiéndole casi de hecho ver a sus hijos. Desde entonces se había concentrado en su miserable trabajo para evitar deprimirse por lo desdichada que era su vida. Sin embargo esto no había dado resultado en lo absoluto. Se sentía más solo que nunca tanto que inclusive había pensado en suicidarse. Él siempre había sido gay, se había casado a los 25 años con la que pensó sería la mujer de su vida y por algún tiempo estuvo enamorado de ella siendo feliz al ver nacer a su primer hijo, pero a la verdad no se la puede ocultar, y pasados los años empezaron los problemas de pareja, infidelidades por parte de su mujer y ... leer más
  
categoría:
por Caleño21
Yo no pretendí más que no deseaba con locura que eso pasara, mi primo Santiago tenía la razón en todo lo que había dicho, no podía dejar de pensar en él, quería que me culiara y me diera toda su verga así que empezamos a tocarnos y a besarnos bajo el agua que caía, esos labios rojos y carnosos me invitaban a practicar sexo ardiente con un hombre por primera vez y la pasión de los dos salió a flote.
  
categoría:
A mis 18 años sentía que nada salía bien, acababa de mudarme a un pueblo pequeño en una ciudad mediana cercana a la capital... el lugar era bonito, parecía estar perdido entre las montañas y aún así, solo quedaba a media hora del centro de la ciudad.... en el lugar hasta el momento solo habían dos casas (apenas se estaba desarrollando el complejo residencial)... Yo, hijo único de un matrimonio en el cual no había amor, me consideraba homosexual desde que tenía memoria... medía 1.66 mts , pesaba 68 kilos (por suerte mi complexión era gruesa, no gordo)y no era para nada feo... no tenía cara de homosexual chupapingas, y al mismo tiempo me odiaba por no ser como mis demás amigos, toda la vida había tenido que fingir mi interés por las mismas cosas en las que todos los demás chicos se veían realmente interesados, y sin embargo ya en mi antigua ciudad había logrado acomodarme a la rutina de fingir y verme normal, tenía novia tenía amigos, todo iba bien (y aun así ... leer más
  
categoría:
El guió su tronco hacia mi concha, sentí esa cabeza mocha comenzar a meterse dentro mío, estaba entrando semejante verga que con lo mojada que estaba entró sin problemas, sentí ese placer, esa excitación que me viene al gozar con otro macho, de ser infiel, de hacer a mi marido aún más guampudo, el placer degenerado e inmundo, bajo, asquerosos sucio, prohibido, pero tan divino.
Hace varias semanas atrás nos fuimos con mi esposo e hijos a pasar unos días a la estancia de un amigo, él es soltero y cincuentón, no daré su nombre ni la ubicación del lugar para mantener su privacidad, si les daré el nombre del capataz de la estancia Alfonso, él es un hombre de 45 años, grande robusto de hombros anchos bien parecido y manos grandes de dedos gruesos, sus manos parecen un racimo de vergas, y no miento. Al llegar nos instalamos en la casa, es tipo española, amplia, grandes ventanales, dormitorios grandes, y bien amueblada, atrás de la casa tiene un patio grande con una piscina, y un quincho ... leer más
  
categoría:

Fabiana II

23 de octubre de 2009 1 comentario
Él tomó la iniciativa, la tomó como una muñeca y la puso boca abajo, separó las redondas nalgas y fue penetrando suavemente. Quedaron de costado sobre la cama y comenzó a estimular el clítoris con una mano y los senos con la otra. La hembra vencida, comenzó muy lentamente a disfrutar los estímulos.
Gustavo y Fabiana, dejaron de verse unos meses, debido a que él tuvo que viajar por trabajo. Habían tenido un comienzo muy intenso: él fue su primer hombre y Fabiana sabía que podía hacer cualquier cosa que Gustavo le pidiera. Durante los meses que no se vieron, Gustavo escribía cartas que encendían el espíritu de la joven, él conocía la pasión de Fabi por la literatura y sabía muy bien como mantener vivo su amor. Ella mantenía el secreto de su aventura, ni siquiera sus amigas más íntimas sospechaban lo sucedido; leía con avidez las cartas de su amor secreto. Sus palabras llegaban a sus fibras más íntimas, en las noches imaginaba que Gustavo estaba a su lado y le susurraba al oído todas ... leer más
  
categoría:
No hay nada más erótico que ver la cara de una mujer mientras la penetras por el culo,  yo continué con mi faena como desesperado, ya que sabía que estas oportunidades no se dan a diario, hasta que sentí que mis bolas chocaban con su chucha, por lo que empecé un bombeo suave para que se acostumbrara y después aceleré la velocidad, mientras escuchaba sus quejidos de placer.
Un día estaba en mi apartamento en labores domésticas cuando alguien toca el interno, al responder me doy cuenta que es Mariluz, gustoso le abro y la dejo entrar a mi apartamento, venía vestida con una blusa bien entallada, pantalones jeans bien pegados, venía peinada y maquillada como un reina... Al ver mi cara de sorprendido me plantó un beso en la boca y me preguntó como estaba, yo medio atontado le dije que bien y la invité a sentarse, le pregunté si quería algo de tomar y la muy puta me responde, con tu leche basta... Se acercó a mí y se sentó en mis piernas a horcajadas y ... leer más
  
categoría:
Pages: 1 2 3 4 Siguientes »

Bienvenido a la mayor comunidad de escritores de relatos eróticos


Copyright © 2008. Gestores Profesionales de Contenidos Digitales S.L.
Todos los derechos reservados