Relatos eroticos, Sexo, Sexo gratis, Videos porno, Fotos porno, Porno, Porno gratis, xxx

Relatos eróticos Marqueze. El Sexo que te gusta leer.

Nora, mi sobrina nieta

13 de agosto de 2012 0 comentarios
Mi lengua buscó suavemente el himen hasta que lo ubicó y con la punta lo inspeccioné minuciosamente y luego comencé a introducirla hacia el interior de su vagina moviéndola de un lado a otro y de arriba abajo. Se contorsionaba de gozo, mi lengua siguió ganando terreno dentro de su vagina. Tras unos movimientos logró otro brutal orgasmo que casi cae desmayada.
Mi nombre es Roque, soy viudo y vivo solo, tengo una sola hermana, Dora, quien tiene unos años menos que yo. Dora vino un día a verme trayéndome una preocupación. - Roque: Nora mi nieta, tu sobrina nieta de 18 años, está por ir con la división a Bariloche en el viaje de egresados, ella es virgen y tiene miedo, pues a su hermana en esos viajes la desvirgaron mal y quedó muy resentida, mi hija nunca supo nada, pero a mí y a su hermanita nos contó todo y con lujo de detalles.  La nena vino a mí porque está decidida a perder la virginidad sea como sea, pero que no sea traumática como ... leer más
  
categoría:

Con mi abuelo

20 de julio de 2010 2 comentarios
por fcfw
la verdad , no pensaba que habia hecho nada malo , al contrario , me sentia bien por que tenia mucho tiempo que no veia a mi abuelo feliz y riendo , ademas , a mi tambien me gusto y me decia a mi misma "es solo un beso no tiene nada de malo"
  
categoría:

Me cogí a mi suegra

16 de junio de 2009 0 comentarios
Conduje mi pija hasta su concha que era un mar, y la ensarté de un solo estoque lo que la hizo abrir la boca, pero no profirió ruido alguno; la calentura era demasiada, la situación, el saber que era mi suegra, el hecho de que se presentara así, el lugar y todo lo que se puedan imaginar me hizo que luego de 4 ó 5 metidas y sacadas le llenara la concha de leche.
Tal vez todos los hombres casados y los que no, tengan su fantasía, pero lo que es seguro es que más allí o más aquí todos hemos fantaseado con cogernos a la suegra. Hay veces que solo es un sueño y otras en que se convierte en realidad. A mí se me ha convertido en realidad 3 veces en mi vida: una cuando me desempeñaba en un pueblo del interior y dos desde que estoy en la capital. En una de estas dos veces (la primera) se me dio con mi suegra-suegra, es decir con la madre de mi esposa y luego ... leer más
  
categoría:
El silencioso placer del desahogo nos trae el bienestar lógico del relax. Me dejé caer de costado, mirando el techo, la nada misma, ahora ella esta repuesta y viene a culminar su obra, con la boca sobre el miembro roba los restos del semen que emergió de mí, la deja limpia y se guarda el sabor de su macho, del hombre que la hizo sentir tan mujer.
Esta historia me aconteció hace pocos años, transitaba mis espléndidos cincuenta y ocho años, la emoción sedimentada y los dulces recuerdos perfuman y alientan mi intensa vida sexual. Hace dos días, con Mirna, la nieta de mi esposa, reverdecimos y revivimos nuestro primer encuentro, a instancias de ella he decidido escribir esta historia para recrearla y contar como nos marcó tanto en el afecto y en la memoria del sexo.  De este modo podemos bajo el anonimato de nombres ficticios contarles como hemos disfrutado, y lo seguimos haciendo de esa relación. Nos conocimos, cuando estaba por los trece, su abuela, mi esposa, me presentó en familia, ese encuentro lo tengo tan ... leer más
  
categoría:
El placer se hace intenso, la fricción y lo ajustado del estuche hace el resto, me derramé en ella, dejarme vencer por el placer de llenarla con mi leche fue algo superior a la sensación vivida en previo, ahora se combinan otros valores, otros conceptos otra sensaciones.  Disfrutamos de mis latidos, de mi semen, de mi vida que se queda un poco en ella.
Esto sucedió dos días después de aquella tarde de lujuriosa orgía, mis dos nietas y el novio de una (Giselle) que para hacerle pagar los cuernos que le plantó Rogelio, el culpable de los cuernos, le hacía el culito a Emilce yo debí hacérselo a él a instancias de la damnificada y bajo promesa de dejarme hacer el de ella: Tren sexual de locura y sexo. Estas son mis nietas, Emilce y Giselle (esta en el afecto), ambas de la misma edad, gloriosos dieciocho añitos llevados con toda la enjundia y arrogancia que da tener toda la vida y los placeres por delante, yo me muevo y disfruto con la vitalidad de un ... leer más
  
categoría:
Emilce gime en medio del trance de un orgasmo mayúsculo, Rogelio apura el metisaca que yo mismo le imprimo transmitiendo el impulso desde el interior de su culo, seguramente al cogerlo estoy frotando la próstata y eso lo hace gozar y excitar, y quien sabe disfrutar totalmente abierto y colmado de mi carne.
Esta es la continuación del relato de “Nieta lujuriosa 1”, que si la leyeron entenderán el porque no me era tan fácil seguir escribiendo, las emociones tan fuertes vividas obligaron a hacer una pausa en el relato tanto por lo extenso de comentar los hechos como por los efectos al memorarlos. Habíamos tenido sexo y del bueno, con todo el fuego que puede generar una pendeja de 18 añitos, con todas los hormonas pidiendo que apaguen su fuego interior, y un “abu” como me dice, con toda la pólvora dispuesta, solo faltaba encender la mecha... y Giselle la encendió y ¡cómo! le estalló dentro de su intimidad más húmeda.  Pero ahora sigue lo mejor... En el relax de una afiebrada relación de sexo, nos ... leer más
  
categoría:
Seguía latiendo en ella, nos miramos, podíamos entender que ese deseo brotado de la nada, desde una vida anterior creció y maduró en nuestra existencia, tomó forma y se expandió, permaneció latente con el detonador activado, solo necesitó el precursor y el momento adecuado para estallar.  La lujuria de ese encuentro carnal nos llenó de placer, la carne en la carne, el deseo en el deseo.
Esta es una historia casi en tiempo real, podría decirse que el fragor de los hechos puede palparse en estas líneas.  Si fuera manuscrito tendría las alteraciones propias de la agitación calenturienta, aún tiemblo de la emoción vivida y palpitado.   Situación inédita y jamás imaginada, ni aún en la más afiebrada de mis lujuriosas fantasías, pero... la vida tiene te da sorpresas, realidad arrolladora como locomotora fuera de control. A mis sesenta y algo más, los vivo a pleno, con toda la pimienta, adicción casi compulsiva al sexo, su práctica constante es la medicina que me hace vivir a full cada día, postura filosófica y actitud frente a la vida me ... leer más
  
categoría:
El morbo nos contagió, los dos hombres mamando a una, al rato a la otra.  No sentí culpa al mamar a mi nieta, ella lo deseaba más que yo por la forma en que sostenía mi cabeza, y me lleva a la entrepierna para hacerla delirar.  La nueva ronda de tragos hacía todo más fácil, todos contra todos, saliendo de un agujero para entrar en otro sin importar el de quien.
Esta es la continuación del relato de “Nieta lujuriosa - inicio”, que si la leyeron entenderán el porque no me era tan fácil seguir escribiendo, las emociones tan fuertes vividas obligaron a hacer una pausa en el relato tanto por lo extenso de comentar los hechos como por los efectos al memorarlos. Habíamos tenido sexo y del bueno, con todo el fuego que puede generar una pendeja de 18 añitos, con todas las hormonas pidiendo que apaguen su fuego interior, y un “abu” como me dice, con toda la pólvora dispuesta, solo faltaba encender la mecha... y Giselle la encendió y ... leer más
  
categoría:
Empujo con más fuerza en su sexo, entro a fondo y ella disfruta esa forma de hacerlo, incita y desafía, pide más, rompe todo, sus manos me contienen hasta dejar que se me escape la vida dentro de ella con el primer chorro de semen, un segundo y un tercero, nada más importa, solo dejarme ir en ella y gozarlo.
Esta es una historia casi en tiempo real, podría decirse que el fragor de los hechos puede palparse en estas líneas. Si fuera manuscrito tendría las alteraciones propias de la agitación calenturienta, aún tiemblo de la emoción vivida y palpitado. Situación inédita y jamás imaginada, ni aún en la más afiebrada de mis lujuriosas fantasías, pero... la vida tiene te da sorpresas, realidad arrolladora como locomotora fuera de control. A mis sesenta y algo más, los vivo a pleno, con toda la pimienta, adicción casi compulsiva al sexo, su práctica constante es la medicina que me hace vivir a full cada día, postura filosófica y actitud ... leer más
  
categoría:

Bienvenido a la mayor comunidad de escritores de relatos eróticos


Copyright © 2008. Gestores Profesionales de Contenidos Digitales S.L.
Todos los derechos reservados