Relatos eroticos, Sexo, Sexo gratis, Videos porno, Fotos porno, Porno, Porno gratis, xxx

Relatos eróticos Marqueze. El Sexo que te gusta leer.

Mi padrino

22 de septiembre de 2009 3 comentarios
Me pidió que me pusiera en cuatro para que me la metiera como a una perra, me coloqué parando bien mis nalgas y sentí que mi hoyo dilatado recibía ese pedazo de carne caliente, me lo metió todo y me cogía más fuerte que antes, se aferró a mi cintura como para que yo no escapara y me pegaban sus testículos con fuerza en mi conchita, yo estaba súper excitada.
Hola soy Celia y quiero compartir una de mis aventuritas, esto pasó hace un par de años y al día de hoy me caliento de solo recordarla, a mis 25 años soy una mujer mexicana muy deseada, mido 1.70 de tez blanca, creo que mis piernas torneadas con mi culo redondo y bien levantado hace ver mi esbelto cuerpo como el sueño de cualquier hombre, mis senos 36 C que están en donde deben estar y hacen que ojos masculinos los observen con lujuria,… el sexo me encanta, soy una ninfomanía que solo está pensando en sexo, sexo, sexo, pornografía y fantasías supervalientes. Tenía ya aproximadamente 10 ... leer más
  
categoría:

El poder de la lengua

25 de julio de 2009 1 comentario
Delante de mi marido me la metió en el culo enseñándole como debía hacerlo. A mí me enseñó a ordeñarle el capullo. Entre los dos me estaban agrandando el ojete. El padrino se corrió dando fuertes alaridos. La sacó de mi ano y cogiendo a mi Pepe me la enchufó en el ojete abierto y lleno de leche. Me volví a correr. Mi Pepe dio tres culetazos y soltó toda su carga lechera en mi muy visitado pandero.
A orillas del Tormes conocí a José - primero mi novio y ahora mi marido-. De novios, como todas las parejas, él siempre andaba buscando y atacando, y una servidora defendiéndose unos días, tolerando otros, y colaborando en lo posible en las cosas del amor. La raja de mi conejo le estaba vetada. Sólo podía pasear su dedo de arriba a abajo, con las bragas puestas, hasta que me notaba mojada y me reprimía quitando su dedo de allí. Entonces aliviaba a mi desesperado José con una manola a toda velocidad, su capullo aparecía y desaparecía entre mi mano ... leer más
  
categoría:

Mi noche de bodas

11 de julio de 2009 1 comentario
Le pido a mi esposo que se acueste en la alfombra y lentamente me meto toda su pija en el culo. Cabalgo sobre él hasta que su leche me llena los intestinos. Me levanto y le comienzo a chupar la pija arrodillada, exponiendo el culo al grupo de amigos. Juan se sube encima de mí y me mete su pija en el culo sin darme tiempo a reaccionar. Me coge realmente muy fuerte provocando que un orgasmo me llegue en forma violenta.
Si hay una noche que para una mujer es inolvidable, esa es la noche de su boda. Pero en mi caso fue y es inolvidable por muchas razones, más de ocho razones. Ya de novios, mi esposo me había sugerido en varias ocasiones la posibilidad de tener sexo con otras personas, pero a mí, si bien me excitaba la idea, no me tenía muy convencida. Dos semanas antes de nuestra boda, por causas variadas, no había tenido sexo, por lo que yo ya venía bastante caliente, factor en parte desencadenante para lo que luego sucedió. Para ... leer más
  
categoría:
Salimos del local y nos dirigimos a su casa, a las tres cuadras vi un letrero que decía: Motel Luna de Miel. Le pregunté, ¿puedo entrar contigo a este motel? me agarró la mano y dijo, quiero ser tu mujer, entramos al motel, subimos a una habitación donde le hice el amor, donde la amé, donde desde ese instante me enamoré. Le pedí que se casara esa noche y así lo hizo.
Queridos Amigos: Hace 7 años mi con-cuñada se iba a casar con el hermano de mi esposa. Ella siempre me miraba y se sonreía con una sexualidad que me volvía loco. Antes de que se casara con mi cuñado, Yo di una fiesta por mi cumpleaños en mi casa. Ella llegó a las 2100 vestida en pantalón blusa y saco. Estaba preciosa. Todos mis invitados estaban tomando y de repente (a la media hora) ella se fue a mi dormitorio. Yo pensé que iba al baño, pero, se demoraba y no salía. Yo entré a mi habitación y ella estaba sentada en la esquina de ... leer más
  
categoría:
Ella acabó varias veces, sus jugos bañaban mi verga y sus pechos se ofrecían a mi boca. Padrino, soy tuya, ¡soy tuya! Eran sus gritos. Acabé con un torrente de semen en su concha y ella llegó a su orgasmo final poco después. Nos abrazamos, y después de besarnos largamente, me dijo: déjame que te chupe un rato.
Mi mujer tenía una ahijada que era su debilidad. Pasaron unos años y fui destinado a dirigir la sucursal de una empresa multinacional a la ciudad donde vivía Lila con su familia. Yo había perdido noción de los tiempos y de la edad y condiciones físicas de aquella ahijada que siempre recordaba. Mi primer mes en esa ciudad fui solo y volvía a casa los fines de semana. El segundo lunes, mi secretaria entró a mi despacho y me dice: señor, está la señorita Lila... que necesita hablar con Ud. Por unos instantes pensé en nombres y apellidos y entonces me surgió el recuerdo de la ahijada de mi mujer. La hice pasar y entró una joven morenita, con ... leer más
  
categoría:

Bienvenido a la mayor comunidad de escritores de relatos eróticos


Copyright © 2008. Gestores Profesionales de Contenidos Digitales S.L.
Todos los derechos reservados