Relatos eroticos, Sexo, Sexo gratis, Videos porno, Fotos porno, Porno, Porno gratis, xxx

Relatos eróticos Marqueze. El Sexo que te gusta leer.

Me unté la verga con una crema, se lo emboqué y empecé a empujar, ella se quejaba y lloraba de dolor, lo que me excitó aún más y agarrándola por las caderas se lo empujé de un solo trancazo, comencé a bombearla y ella empezó a disfrutar la culeada que le estaba dando, este placer inmenso me provocó la tercera acabada, cuando se lo saqué noté cómo le salía mi leche de su estirado culo.
La historia que les voy a contar a continuación, ocurrió hace 9 meses. Mi nombre es César, soy un muchacho de 21, estudio economía en mi país, mido 1.78, cabello y ojos negros, piel blanca bronceada porque me gusta ir mucho a la playa y de contextura gruesa. Tengo un amigo al cual conozco desde que teníamos 6 años que entramos juntos al colegio, su nombre es Vicente, nos llevamos muy bien, a pesar que ya no estudiamos juntos ya que él estudia Ingeniería en otra universidad, siempre salimos a rumbear juntos y hemos seguido en contacto, nos vamos de vacaciones ... leer más
  
categoría:

El ginecólogo

28 de octubre de 2013 0 comentarios
Se desabrochó el pantalón y se bajó los calzoncillos. Ante mi vista apareció el bulto esta vez descubierto. Lo acercó a mí sin dilación y yo cerré los ojos al notar cómo se hundía dentro de mí. Los golpes fueron incesantes, uno tras otro hasta conseguir que yo me corriera. Una fuerte sacudida y un resoplido así como la hinchazón de su glande me advirtieron que él tan bien se estaba corriendo.
Las visitas al ginecólogo no me gustan mucho. Bueno, corrijo, ahora sí me gustan. Os explicaré como se produjo el cambio de opinión. Siempre había tenido una mujer como doctora ginecóloga y confieso, que eso me desagradaba menos, pues para mí, ir al gine es desagradable. Imaginaros el rato que pasamos subidas a ese potro y con las piernas abiertas de par en par un buen rato. Nada agradable, lo dicho. Pedí cita para el ginecólogo en una revisión anual. Me dieron día y hora y lo normal. Me duché, me depilé un poco para estar más presentable y me puse mis braguitas acompañada ... leer más
  
categoría:
Chupé su verga una y otra vez, a la vez que él me despojaba de mi parte alta del bikini y liberaba mis pechos. Luego, fue un caballero. Apartó de mi boca su polla y se agachó delante de mí, y me lamió sin descanso. Mordí mis labios, gemí, después de darme placer unos minutos, se levantó y cerró la puerta de la bodeguilla y me despojó de la braga del bikini. Volvió a besarme y lo irremediable llegó.
Mi marido tiene un jefe de lo más original. Cuando se aburre, simplemente se gasta una pasta, organiza una fiesta. Tiene un hermoso chalet a las afueras de Madrid. Le ha costado una pasta. Tiene un montón de millones dentro de el. Objetos de los más variados. Traídos de los lugares más recónditos del mundo. Y no le importa organizar esas fiestas para sus empleados y que ellos mismos campen a sus anchas por su casa. Supongo que no tendrá miedo de que le roben algo, siempre le queda la opción de despedirlos a todos en grupo, ... leer más
  
categoría:
Deseoso de seguir metiendo y sacando mi verga de su culo aceleré mis movimientos, ella seguía moviendo sus nalgas, me vine apretándola contra mi cuerpo, me quedé acostado a su lado, cuando sentí su mano sobre mi verga, la agarró y la comenzó a limpiar, de inmediato sentí como la metía en su boca con la que divinamente me la chupó, hasta que se me volvió a poner dura.
Cuando joven recién había llegado a la ciudad, dispuesto a trabajar en la misma empresa en la que hoy soy gerente. Por suerte gracias a mis padres, había conseguido ese empleo, pero necesitaba donde vivir. Aunque tenía algo de dinero no era mucho, también gracias a uno de los empleados conseguí una habitación, en casa de una señora. Cuando lo escuché referirse a ella como una vieja rara, me hice la idea de que sería más o menos, como mi abuela materna que era bastante vieja. Pero cuando llegué a la antigua casa, dentro de una las más lujosas urbanizaciones de la ciudad, comencé a llevarme varias ... leer más
  
categoría:

Quitar el stress II

26 de octubre de 2013 0 comentarios
Las convulsiones de mi orgasmo hicieron que mi culito se contrajera succionando su verga, lo que lo llevó a una acabada impresionante, sentí mi culo llenarse de abundante leche espesa y caliente, su verga no paraba de lanzar leche y yo la exprimía con mi culo, él gritaba de placer, su verga no paraba de convulsionarse en mi culo, la sacó y desparramó sus últimas gotas en mis nalgas.
Continuando el relato, recordaran que quedó mi jefa, Laura, y yo junto a los tres empleados de ella, bañadas en la leche de ellos, pero después de una buena limpiada de verga que les dimos, ya estaban listos para la acción de nuevo. Yo chupaba al chofer y Laura estaba mamando al negro mientras el otro la mamaba a ella, podía ver mientras me devoraba la verga como Laura se comía la verga negra inmensa y gemía por la comida de concha que recibía. El chofer se puso sobre mí, que me recosté en el sillón, y me clavó por la concha, su rica verga se deslizó fácil ... leer más
  
categoría:

Helen, mi maestra

25 de octubre de 2013 1 comentario
Comencé a moverme queriendo romperle el culo, Helen me dio a entender cuál era la cadencia que quería y yo respondí dándole bien fuerte, esta mujer no tenía reparos para el sexo, lo disfrutaba horrores, gemía, decía cosas calientes y pedía verga a los gritos y yo estaba extasiado de estar con alguien tan genial que no tardé más de cinco minutos en decirle que le tiraba mi leche en su culo.
Si alguno de los lectores ha tenido ocasión de leer mis anteriores relatos en esta muy buena página, podrá comprender las razones o motivos de mi especial gusto por mujeres de 40 años o poco más y la suerte que me ha acompañado de que todas ellas, solteras y/o casadas, fueran muy buenas amantes que sabían disfrutar del sexo en su totalidad y sin reparos. Desde mi más temprana edad adulta tuve la suerte de conocer siempre mujeres que al momento de llegar a la intimidad se han abierto a las experiencias sin miramientos o tabúes y eso ha sido muy beneficioso, pues cada nueva ... leer más
  
categoría:

Quitar el stress I

24 de octubre de 2013 0 comentarios
Laura comenzó a lamerla, mientras Rubén me besaba y con una de sus manos apretaba mis nalgas y con la otra tomó la cabeza de Laura empujándola contra su verga, la metió en su boca despacio, parecía habituada a esa verga, Rubén presionó para abajo haciéndome saber que deseaba que me uniera a Laura en la mamada, viendo esa rica verga no tardé en hacerlo ya que lo deseaba demasiado. Hola, muchos me conocerán por mis anteriores relatos, pero para los que no, les cuento que soy de Argentina, tengo 28 años soy de pelo castaño, mido 1.70 y mis medidas son 100 - 62 - 92. Retorné después de los días de descanso y el lunes me presenté a mi nuevo trabajo. El jefe de personal me llevó con mi nueva jefa, que también era la esposa de uno de los dueños, ella era una mujer de unos 40 años, alta como yo, de pelo rubio muy elegante y que se mantenía muy bien de cuerpo, su nombre era Laura. Me mostró mi nueva oficina, junto ... leer más
  
categoría:

Ricas y casadas

24 de octubre de 2013 0 comentarios
Mi lengua recorrió todo su trasero, incluyendo una sesión de estimulación anal y dejé varias marcas por todo su trasero. Ignoro si su marido practicaría el sexo anal con ella, pero mientras yo lo humedecía con mi lengua, ocasionalmente entrando más allá del arillo del esfínter hacia las paredes interiores, la hembra lanzó los gemidos de placer más espectaculares que he oído en mi corta vida.
He aquí lo que me sucedió aquella vez en Puerto Vallarta. Sucede que fue en aquella ocasión que el tiempo pasa volando, y no sabes con certeza si lo que pasó fue un sueño o fue la realidad. Lo que les voy a contar aquí supera en todo cualquier fantasía que haya tenido jamás por el simple hecho de que ocurrió, fugazmente como cualquier momento agradable, y etéreo como alcohol bajo el sol caliente del Pacífico Mexicano. Pues era entonces la celebración de la independencia mexicana, y todo mundo nos tomamos el puente de Jueves a Domingo, para "celebrar" nuestra libertad alcoholizándonos en algún antro de Vallarta para terminar agarrando cualquier ... leer más
  
categoría:

Más sexo para vivir

23 de octubre de 2013 0 comentarios
Se levantó y se acercó a mí, me besó y me cogió firmemente el pene, pasó la mano por mis testículos, estaba caliente ya, para variar, le aparté las manos, me tumbé en la cama, se puso encima, pasé mis dedos por su mojada rajita, y se metió mi pene, ella soltó un gemido. Inmediatamente empezó a botar, quería sentir mi miembro dentro de ella.
Este relato sucedió en Kenia, en un viaje que hice por allí, fui a un Safari, el cual consistía en ir con un grupo de cazadores, que tenían un contrato legal con un zoo, le facilitaban los animales, y mientras los turistas observaban ese mundo. El grupo era de unos quince, la mayoría chicos, y sólo una pareja, nos presentaron a los cazadores, al frente estaba una chica, se llamaba Maite, era española, rubia, de complexión fuerte, estatura media, delgada, con senos medianos, solía ir con un pantalón muy corto y una camisa, todo ello marrón. El primer día, nos dijeron que íbamos a ir a ver a los leones, para ver ... leer más
  
categoría:

Antes de irte

10 de octubre de 2013 0 comentarios
Te toco, estás durísimo, también estás muy excitado, quiero metérmelo a la boca, chupártelo, besártelo, lamértelo. Que rico sabes, está durísimo. ¿Te gusta así? le doy vueltas a mi lengua en la punta y te lo chupo despacio, si mi amor, como te gusta, así te hago, que rico, te paso la lengua despacio por todo tu pene, por tus testículos, te los beso, te chupo.
...” ¿Ya te vas?  ¿Estás recogiendo todo para irte? ¿Que harás? ¿Vas directo a la casa? ¿Estás muy cansado? quería verte un ratito... si, si... ya sé que no será posible hoy... ¿sabes? estaba recordando lo que hicimos el otro día... que rico, ¿que tal si te sientas unos minutos y lo repasamos? ¿Quieres?  Bueno, tú cierra los ojos y yo te voy recreando la escena”... Tenías mucho trabajo ese día y yo pasé por tu oficina a verte unos minutos... estabas solo, ya se habían ido todos. Me dijiste que te sentías estresado, que te dolía el cuello, todo... yo me paré detrás de tu silla mientras tú terminabas un reporte, ... leer más
  
categoría:
Pages: 1 2 3 4 5 6 7 8 ... 96 97 98 99 Siguientes »

Bienvenido a la mayor comunidad de escritores de relatos eróticos


Copyright © 2008. Gestores Profesionales de Contenidos Digitales S.L.
Todos los derechos reservados