Relatos eroticos, Sexo, Sexo gratis, Videos porno, Fotos porno, Porno, Porno gratis, xxx

Relatos eróticos Marqueze. El Sexo que te gusta leer.

Ángel había encontrado trabajo aquel verano en la misma ciudad en la que residía su tía segunda Sara. Puesto que su timidez le impidió pedirlo por sí mismo, fue su propia madre quién comentó el caso con  Sara, la cual no puso ninguna objeción: “Para eso está la familia”, arguyó. Sara y su novio Luis vivían juntos en un apartamento de dos habitaciones. Ángel cogió con ganas su nuevo trabajo, y se habituó a vivir con la pareja. Pese a que su cuarto no era lo mejor del mundo, era gratis, y no le importaba convivir con trastos de su tía. Pasaba gran parte del tiempo que no estaba trabajando en aquel oscuro cuarto. Su timidez le dificultó hacer amigos, y pasaba mucho tiempo con su portátil; jugando a juegos online o navegando por Internet. Tanto Sara como Luis le animaban a que conociera gente, y le invitaban a que saliera con ellos a cenar, o con más amigos. Nada de esto hizo que Ángel extendiera las alas y se forjara su propio grupo de amigos. Aquella marginación derivó ... leer más
  
categoría:
Volví a meter mi verga y después de un rato de bombeo me empezó a recorrer en todo el cuerpo una sensación desconocida pero muy placentera, mi tía ya sabía que lo que yo estaba teniendo era mi primer orgasmo y ella me apretaba con sus piernas muy fuerte como para que los dos termináramos al unísono.
Esta historia me ocurrió cuando tenía 18 años,  estaba en último año de la secundaria cuando un día me fui de pinta y decidí ir a casa de la abuela yo ya sabía que por las mañanas todos se iban a trabajar y mi tía se quedaba sola en casa pues, ella iba a la escuela por la tarde. Para eso mi tía ya me había  quitado mi virginidad, hacía un mes, pero todavía no me descargaba en una vagina, necesitaba aprender más sobre sexo. Así que estaba en casa de la abuela tocando la puerta para que mi tía me abriera,  yo ya tenía  mi verga parada y sabía que esa mañana iba a coger, me hizo pasar y ... leer más
  
categoría:
Empezó a levantarse y a dejarse caer suavemente, yo sentía que mi pija era apretada como por un guante caliente, mi tía me cabalgaba y sentía mi verga caliente, mi tía empezaba a gemir de tan excitada que estaba, ella terminó de cabalgarme y yo terminé dentro de ella, que delicia el sentir su conchita caliente y que yo la estuviera llenando con mi leche cremosa.
Quizás tendría como 18 años cuando perdí mi virginidad gracias a mi caliente tía, ella tendría en ese entonces unos 22 o 23 y ya le encantaba el sexo y a quien no si es lo más rico en esta vida. Pues resulta que mis padres solían salir muy seguido los fines de semana y mi mamá le pedía el favor a mi tía     que viniera a cuidar a mis dos hermanos, entre ellos estaba yo, mis padres no confiaban mucho en mí ya que debía estudiar para mi ingreso en la facu, así pasaron varios viernes y la compañía de mi tía ya era común, una vez me despertaron ... leer más
  
categoría:
por Vergador
Después de varios años sin ir, por fin llegue al pueblo, a mis 33 años, soltero, profesionista, citadino convencido, 1.80, 85 kg de puro músculo, gracias a la hora diaria de gimnasio, barba cerrada, perfectamente peinado, camisa desabotonada para presumir pelo en pecho, jeans de corte vaquero, estacione el carro, en la acera de enfrente de una tienda. Me bajo de mi auto y su delicioso clima artificial; y el polvoso aire caliente me golpea la cara, los brazos, mi pantalón se me pega a la piel y comienzo a transpirar, pienso en cruzar la calle para ir a la tienda por unas cervezas antes de llegar a la casa de mi abuela. Antes de cruzar, una camioneta se estaciona frente a la tienda, desciende un tipo simplemente delicioso, pinta de cabrón, rapado, delgado fibroso, requemado por el sol con unos jeans mugrosos y viejos, muy joven par mi gustos, como de 21 años, me mira y hace un gesto parecido a un saludo y se mete a la tienda. Y me dirijo con más razón y ... leer más
  
categoría:

Noche de pasión

21 de diciembre de 2011 0 comentarios
por ErosLover
Una vez que estuvo totalmente dentro de mí me levanté un poco para que la polla de mi tío saliera, y me volví a sentar para comenzar un ligero mete y saca. Era tan delicioso que me olvidé de todo lo demás y solo me entregué ciegamente al placer que me proporcionaba su pene. Cerré los ojos sin dejar de moverme y lo único que me preocupaba era seguir gozando.
  
categoría:
por pajatope
Mí tía contrataba mucamas que estaban muy buenas para calentarme, eran jóvenes y las hacía vestir con ropita apretadita de yegua, ella misma les elegía la ropa. Elegía a potras parecidas a ella... Ellas estaban acostumbradas a vernos desnudos, nos comportábamos con naturalidad, aunque más de una vez las miradas se cruzaban, o descubrías a alguna mirándote la verga... Yo a veces tomaba sol por las mañanas mientras mi tía iba de compras, con lo cual dejaba órdenes a su mucama para que estuviera pendiente de mí y me atendiera como a mí me gustaba... A una de ellas, recuerdo, una de esas mañanas le propuse un juego; como tenía cara de pícara y de putita, y además su físico era parecido a la yegua de mi tía, al llevarme un zumo a la piscina, le expliqué que me encantaría que se pusiera una tanguita de mi tía y sus tacos altos, por supuesto le ofrecí dinero... aceptó de mil amores... Al cabo de unos minutos apareció en la cocina vestida como la putona de mi tía, yo la ... leer más
  
categoría:
por pajatope
La yegua de mi tía acostumbraba a tomar sol en tetas con un tanguita de hilo dental y tacos altos, lo hacía en la terraza de su casa, sabía que yo podía mirarla cada tarde y lo hacía a propósito para calentarme, cada tarde me hacía una tremenda paja mirándola. Después se ponía un blusón transparente y tomábamos café y fumábamos como si nada hubiera pasado, yo estaba con un slip que me marcaba el bulto enorme de mi verga. Así pasaba cada tarde en su casa de verano, yo tenía 18 años y ella 32... Cada tarde salía a la terraza y empezaba a pasarse crema bronceadora por las tetas enormes que tenía, se masajeaba los pezones y el culo, y yo me ponía duro mirándola... Unos de esos días se me ocurrió una brillante idea...., pensé en recolectar la leche que salía de mi cuerpo cada tarde y recogerla en un recipiente para así luego introducirla en su crema bronceadora. Así fue que al cabo de una semana, llené su bote de crema y esperé, la muy ... leer más
  
categoría:
La fricción de la penetración dentro de ese ano maravilloso, me estaba exprimiendo todo el grosor del miembro venoso. No daba más. La eyaculación era inminente. La penetré al máximo agarrándome fuertemente de sus caderas. Sentí como desde la base, donde me apretaba el anillo de su ano, la vena del tronco comenzaba a bombear espesas gotas de semen dentro de su recto. Sentía que la inundaba.
Me levanté al mediodía. Mi tía me dejó una nota: habían salido con Pilar y volverían a la tarde. Aproveché para bañarme tranquilo. Como a las 14 me llamó por teléfono mi tía para comentarme que estaban demoradas y llegarían mas tarde. Me dijo que como Pilar le prestaría su departamento a su hermana, esta noche se quedaría a dormir aquí, y que por eso se estaba organizando. Finalmente regresaron a la tardecita. Pilar era realmente hermosa, sin palabras. Jamás había tenido la oportunidad de conocer a una mujer así. Alta como de un metro ochenta, delgada, pero de esas delgadas que dejan a un hombre sin respiración cuando las ... leer más
  
categoría:
Empecé a metérsela despacio y profundo, ella con sus piernas en mis hombros, esto hacía que se la metiera hasta el fondo, mi verga no es muy larga, pero si es gruesa, se la sacaba y hacía que se bajara de la mesa en la que estaba y que me la chupara. Para después ponérsela nuevamente, me senté en la silla y se sentó encima, se la metió y empezó a cabalgarme de una manera animal.
Para empezar debo decir que yo no mido 1.90, peso 100 kg y soy una montaña de músculo, tengo un cuerpo acorde a una persona que practica hace muchos años una disciplina deportiva y que tiene 30 años. Por otro lado mi tía, la otra protagonista de este relato verdadero, tampoco es una súper mujer, por el contrario si se conserva bien es más por una cuestión de suerte que por fuerza de voluntad. Es separada desde hace algunos años, ha estado por lo que yo sé siempre con el mismo tipo y siempre ha sido una mujer super calentona... La ... leer más
  
categoría:

Un día de incesto

22 de noviembre de 2009 0 comentarios
Él se retiro el preservativo, tomó nuevamente a su tía de las caderas y, mirando su miembro y el ano de ella, acercó su pene y comenzó a introducirlo lentamente. Cuando su glande ya estaba dentro de Sonia, introdujo el resto de su carne con gran fuerza. Ella gimió, luego dio un suspiro y Cristóbal comenzó su frenético ir y venir. Ella gozaba la potencia del muchacho.
A diferencia de otros sábados, Sonia se levanta muy temprano para preparar su casa. Tiene visitas. Su hermana mayor, Marta, viene de viaje con su familia. No la ha visto desde hace siete años, cuando se fue al extranjero junto a su esposo. Le avisó hace un par de semanas atrás que tomaría unas vacaciones y que aprovecharía de visitarla. Asea la casa con dedicación y, previo baño, se dirige al aeropuerto para recibirla. No pasa mucho tiempo cuando ve aterrizar el avión. Luego de los abrazos de rigor para ella, su esposo y sus dos hijos, suben al auto de Sonia rumbo a su casa. Durante el trayecto faltaban ... leer más
  
categoría:
Pages: 1 2 3 4 5 6 7 8 Siguientes »

Bienvenido a la mayor comunidad de escritores de relatos eróticos


Copyright © 2008. Gestores Profesionales de Contenidos Digitales S.L.
Todos los derechos reservados