Relatos eroticos, Sexo, Sexo gratis, Videos porno, Fotos porno, Porno, Porno gratis, xxx

Relatos eróticos Marqueze. El Sexo que te gusta leer.

Vacaciones en el campo

12 de septiembre de 2013 0 comentarios
por erebo
Justo para las fiestas de fin de año, cuando terminé el secundario, a mis viejos se les da por pelearse. Ni bien pasaron las fiestas y mi cumpleaños número 19, cumplo el 4 de enero, mi vieja me dice: -Nos vamos a Córdoba al campo de mi hermana, por lo menos quiero estar un mes lejos de tu padre, tal vez enfriando un poco la cosa podamos arreglarnos. -Pero yo que voy a hacer un mes en medio del campo... me voy a enfermar de aburrimiento. -No, ya hablé con tu tía y tu prima va a estar ahí. -Que divertido... la mojigata esa... -Callate y prepara lo que quieras llevar, salimos mañana. Y allá fuimos, mi prima es un año mayor que yo pero está criada en una escuela de monjas y casi nunca la dejaron salir, las perspectivas de diversión no eran muchas. Como las cosas eran tal cual las esperaba, me dediqué a entretenerme contando a Bety, mi prima, todas las aventuras sexuales de esta super-mina porteña, casi todo mentira claro, pero la idea era escandalizarla. -Pará Susi, - Susi ... leer más
  
categoría:
Amelia y Sara se habían ido solas de puente a la costa. Hacía mucho tiempo que deseaban tener unas vacaciones, por muy pequeñas que fueran, de “sólo chicas”. Ambas tenían muchas ganas de pasárselo bien. El sábado se arreglaron para salir de marcha pegarse una buena juerga. Amelia insistió en que ambas se vistieran muy sexys, ya que allí no les conocía nadie. A regañadientes, Sara aceptó. Su amiga se vistió para triunfar con un vestidito muy escotado que dejaba a la luz sus dos grandes pechos. Pese a estar un poco rellenita, aquel escote era el mejor arma de Amelia.  Sara embutió su delgado cuerpo en un vestido de una pieza, a rayas y corto. Sus pequeños pechos no resaltaban mucho en el escote, pero su delgada figura le daba un aire de adolescente. Ambas veinteañeras cogieron un taxi y se dirigieron a la zona de marcha. Se divirtieron de un garito a otro y tomaron un par de copas. A eso de las 5 de la mañana, ambas iban contentillas. Algunos chicos se habían acercado a intentar ... leer más
  
categoría:
Mi enamorada está temporalmente en casa de sus padres, pero eso no significa que la dejaré sin que se retuerza de placer.
  
categoría:
De repente me desperté. No sabía en qué momento me había quedado dormido y miré a Sara, que dormía en silencio. Unos prolongados gemidos sonaban como si una gata en celo maullara dentro de nuestra propia habitación. Mi novia se despertó.
  
categoría:
por pajatope
Mí tía contrataba mucamas que estaban muy buenas para calentarme, eran jóvenes y las hacía vestir con ropita apretadita de yegua, ella misma les elegía la ropa. Elegía a potras parecidas a ella... Ellas estaban acostumbradas a vernos desnudos, nos comportábamos con naturalidad, aunque más de una vez las miradas se cruzaban, o descubrías a alguna mirándote la verga... Yo a veces tomaba sol por las mañanas mientras mi tía iba de compras, con lo cual dejaba órdenes a su mucama para que estuviera pendiente de mí y me atendiera como a mí me gustaba... A una de ellas, recuerdo, una de esas mañanas le propuse un juego; como tenía cara de pícara y de putita, y además su físico era parecido a la yegua de mi tía, al llevarme un zumo a la piscina, le expliqué que me encantaría que se pusiera una tanguita de mi tía y sus tacos altos, por supuesto le ofrecí dinero... aceptó de mil amores... Al cabo de unos minutos apareció en la cocina vestida como la putona de mi tía, yo la ... leer más
  
categoría:
por pajatope
La yegua de mi tía acostumbraba a tomar sol en tetas con un tanguita de hilo dental y tacos altos, lo hacía en la terraza de su casa, sabía que yo podía mirarla cada tarde y lo hacía a propósito para calentarme, cada tarde me hacía una tremenda paja mirándola. Después se ponía un blusón transparente y tomábamos café y fumábamos como si nada hubiera pasado, yo estaba con un slip que me marcaba el bulto enorme de mi verga. Así pasaba cada tarde en su casa de verano, yo tenía 18 años y ella 32... Cada tarde salía a la terraza y empezaba a pasarse crema bronceadora por las tetas enormes que tenía, se masajeaba los pezones y el culo, y yo me ponía duro mirándola... Unos de esos días se me ocurrió una brillante idea...., pensé en recolectar la leche que salía de mi cuerpo cada tarde y recogerla en un recipiente para así luego introducirla en su crema bronceadora. Así fue que al cabo de una semana, llené su bote de crema y esperé, la muy ... leer más
  
categoría:
En el ultimo dia de vacaciones el protagonista le tiene preparado algo de exhibicionismo a su mujer.
  
categoría:
Esteban acompaña a su padre a un viaje de negocios y vive una gran experiencia en el hotel con otro de los huéspedes.
  
categoría:

Vacaciones en Ibiza

25 de octubre de 2009 2 comentarios
Cogí mi polla y con el glande acaricié los labios de su coño, suavemente, mojándolo bien con sus flujos, que ya salían abundantes. Con su mirada me decía que la metiera, pero también me decía que lo hiciera con cuidado, primero metí la punta, y ella abrió la boca, pero sin exhalar ningún quejido. Poco a poco fui entrando en ella, y aunque en algún momento se estremecía, no emitió ningún quejido y mi polla entró entera en su interior.
Bueno, no sé muy bien cómo empezar. Supongo que empezaré de la misma manera en que lo hacen todos los relatos, es decir, describiéndome. Me llamo José, soy bastante normal, no me considero especialmente atractivo. No soy ni muy alto ni muy bajo (1.70), no estoy gordo (70 kilos), mi piel es tirando un poco a morena (me pongo moreno con el sol en seguida), cabello moreno, ojos marrón y mi cuerpo es proporcionado. Ahora mismo tengo 31 años, pero lo que voy a contar me sucedió cuando tenía 23. No soy muy diferente ahora de ... leer más
  
categoría:

Carta a Claudia

15 de octubre de 2009 0 comentarios
Me acerco y extiendo mi mano y te aprieto tus tetas, tus pezones están paraditos con mi otra mano debajo del agua te toco y sobo tu entrepierna, allí corres tu tanguita a un lado y me dejas palpar y tocar tu conchita saladita.
Hola mi amor diría tu marido... Lo que pasó en estas vacaciones fue algo tan caliente que te lo recordaré, recuerdas como movías tus pompis y tu culito... Recuerdo tu hermoso cuerpo con una tanguita bien apretadita entre tu rajita húmeda y caliente... Mmmmm que sabroso era verte en la playa, al atardecer ver a tu marido y niños jugando en la arena... cuando tú me ves en el mar... Le haces seña a tu esposo que te vas a nadar un poco más a lo profundo y te vas a zambullir en el agua y comienzas a entrar despacio...las olas golpeando tus tetas, tus pezones se paran con la brisa del mar... Estás hermosa y bronceada... como una sirena ardiente... allí vienes a mí y a una distancia de la orilla nos ponemos a saludar ... leer más
  
categoría:
Pages: 1 2 3 4 Siguientes »

Bienvenido a la mayor comunidad de escritores de relatos eróticos


Copyright © 2008. Gestores Profesionales de Contenidos Digitales S.L.
Todos los derechos reservados