Relatos eroticos, Sexo, Sexo gratis, Videos porno, Fotos porno, Porno, Porno gratis, xxx

Relatos eróticos Marqueze. El Sexo que te gusta leer.

Vintage

15 de noviembre de 2009 0 comentarios
por Jilo
Con las dos manos le sujeté una de sus nalgas y así, sin cambiar de posición, continué penetrándola. Me acomodé en una postura muy extraña, pero que a ella le encanta, y comencé a joderla con fuerza. Ella comenzó a aturdirse, me tomó una nalga con una de sus garras. Con una nalgada y un bramido angustiante, supe, o creí saber, que se estaba viniendo.
“Lo importante es que nunca pude hacerte sentir mal, feliz Día de la Mujer Mundial” Andrés Calamaro “If I changed anything about my past, I wouldn't be the same person I am today, and I like me today” Seka Cómo podría imaginar que llegarían tiempos oscuros en los que la vida, al igual que la pornografía, se convertiría en una predecible realidad a la carta, un imperio de la patanería sin trama ni sorpresa alguna, en pocas palabras, que la realidad tendría rasurado el pubis y sería empinada en un gang bang de autosuficiencia asfixiante. No es raro, entonces, que me dé cuenta que toda historia porno está basada en hechos reales. Cualquiera diría que el ... leer más
  
categoría:
Mi madre era la ninfa de mis pajas, nunca escuché a mamá echarle en cara a papá la falta de vigor sexual, pero la mayoría de las veces quedaba insatisfecha, me excitaba ver cómo, después de que papá le echase un polvo, mamá se retiraba a otra habitación para masturbarse. Me fascinaba ver cómo se introducía en su vagina un plátano o un pepino, me volvía loco.
Voy a relatar sucesos acaecidos durante cierta etapa de mi vida. Se trata de mi juventud. Vivía con mis padres y era hijo único. El negocio familiar era un restaurante de carretera que empezaba a tener cierta dificultad para funcionar pues cada vez se detenían menos pasajeros a comer. Cuando yo nací el restaurante si llegó a funcionar con éxito, incluso había empleados: una cocinera, un camarero... aparte de mis padres, que también trabajan. Como he dicho, cuando yo ya era un jovencito el restaurante empezaba a dar escasos ingresos. Sólo atendían el negocio mi padre y mi madre, y yo, que de vez en cuando echaba una mano. He de ... leer más
  
categoría:

Bienvenido a la mayor comunidad de escritores de relatos eróticos


Copyright © 2008. Gestores Profesionales de Contenidos Digitales S.L.
Todos los derechos reservados