Relatos eroticos, Sexo, Sexo gratis, Videos porno, Fotos porno, Porno, Porno gratis, xxx

Relatos eróticos Marqueze. El Sexo que te gusta leer.

Sexo con dos hermanas

28 de febrero de 2003

Para que estan las hermanas?

SEXO CON DOS HERMANAS Esto me ocurrió hace algunos años cuando fui transferido a otra Ciudad a Trabajar.

Me presente en mi nueva oficina y después de las presentaciones de rigor me quede en mi nueva oficina a verificar los asuntos pendientes cuando se presentó Lety, mi secretaria la que había llegado tarde porque había ido al doctor, me dijo que le daba gusto que fuera su nuevo jefe y que estaba a mis ordenes para lo que se me ofreciera. Me llamó inmediatamente la atención el que hubiera recortado el uniforme de oficina que usan todas las mujeres, quedando una minifalda impresionante que dejaba ver sus bien torneadas piernas, Lety es una mujer menudita, morena, con cabello y ojos negros muy brillantes con grandes senos y un culo de llamar la atención. Me preguntó si me molestaba que recortara las faldas del uniforme a lo que le dije que claro que no.

Después de algunos días, empecé a notar una actitud francamente coqueta de Lety, se acercaba mucho a mi, y estaba mucho tiempo archivando en el archivero que estaba en frente de mi escritorio, agachándose y dejándome ver su ropa interior que normalmente era de hilo dental. Al principio lo tomé como un juego pero cada vez me obsesionaba más con verla y que me siguiera enseñando su lindo trasero.

En ese entonces estaba hospedado en un hotel y le encargue a Lety me consiguiera un departamento amueblado, Un día me dijo que ya lo tenía y que le dijera cuando lo podía ver. Fuimos esa tarde y me mostró junto con la vendedora el departamento el cual me gusto y lo tomé en ese momento. Regresamos a la oficina y me dijo que solo faltaba comprar los artículos de limpieza y alimentos para poderme cambiar ese mismo día. Me dijo que le diera dinero para ir al Super y que yo fuera al hotel a recoger mis cosas que mas tarde me alcanzaba en el departamento. Así lo hice y cuando estaba terminado de acomodar mis cosas, Lety llegó con varias bolsas y me dijo. –Ahora si, ya no te hace falta nada para vivir cómodamente, que te parece si probamos que todo funcione como debe ser,

-Bueno le dije y estuvimos probando el refri, estufa, TV, etc, hasta que me dijo, -y la cama? Esta cómoda?

-No se, le dije, mañana te digo que tal esta, a lo que me contesto, -No, como crees!, hay que probarla ahora, a ver acuéstate y me dices que tal.

Me recosté un momento y le dije, Si esta bien, bastante cómoda,

-A ver deja me ver si es cierto y se recostó junto a mi,

-si está cómoda, me dijo y se me quedo viendo y me dijo –Sería bueno ver si no rechina mucho, que tal si la probamos No necesite más para acercarme a ella y comenzar a besarla y acariciarla, nos desvestimos rapidísimo y en un momento se puso de rodillas encima de mi, bajo su mano y tomo mi verga que estaba a punto y empezó a frotar su clítoris son la cabeza de mi verga de una forma salvaje y desesperada, pensé que se iba a lastimar porque lo hacía de una forma muy violenta, incluso me empezó a rozar demasiado, hasta que de repente la puso en su abertura y de dejo caer fuertemente hasta quedar completamente dentro de ella. Se detuvo un momento y me dijo que le gustaba hacerlo violentamente para poder tener un orgasmo, que me dejara llevar y no me asustara. Le dije que hiciera lo que quisiera, pero no estaba preparado para ese torbellino que vino más adelante.

Empezó a moverse pero se impulsaba con sus piernas al subir para que tuviera más fuerza la siguiente penetración. La sensación el principio era exquisita y me puso a punto pero ella incrementaba más y más la velocidad y fuerza y empezó a dolerme y a lastimarme. Le pedí que se pusiera boca arriba para yo así poder llevar el ritmo, se dio la vuelta y empecé a metérsela nuevamente, arqueo su cuerpo levantando sus caderas y me apremiaba a incrementar el ritmo. Así lo hice pero ella pedía que fuera más y más fuerte. Sabía que si así lo hacia terminaría muy pronto y no quería terminar antes que ella por lo que le pregunté que me dijera que le gustaba y cómo llegaba más rápido al orgasmo. Me dijo que nunca había tenido un orgasmo con alguien, que hacía el amor y que sentía una necesidad de sentirse más y más llena y que nadie la había podido llenar completamente, y que nadie le aguantaba el ritmo que ella imprimía.

Le dije, -OK, Vamos a tratar de hacer algo para que puedas llegar al final, pero a este ritmo, nadie te va a aguanta

r. Decidí llevar a cabo algo que había leído y que siempre quise hacer:.

Le puse una pañoleta para taparle los ojos y la amarre las manos a la cabecera de su cama, le abrí sus piernas y comencé a besarle el clítoris. Primero suavemente y depuse más y más rápido con mi lengua en su duro nódulo. Ella pedía más y más y yo la bese hasta que se me canso la mandíbula y no podía hacerla llegar al final, decidí penetrarla, me puse de rodillas y comencé a penetrarla nuevamente, lo estuve haciendo bastante tiempo pero tampoco llegaba al final y yo sentía que terminaba así que comencé a besarla nuevamente en su clítoris y a introducir mi dedo por su culo, ella empezó a respira más agitadamente y me dijo que le metiera la verga por el culo, así lo hice y emitió un gemido de dolor pero al poco rato ya me estaba pidiendo que se la metiera más y mas fuerte, yo ya no podía contenerme pero estaba decidido a hacerla terminar, baje el ritmo y al mismo tiempo le acaricie su clítoris con mis dedos, ella se retorcía pero movía violentamente sus caderas para sentir mi verga en su interior más y más fuerte, Asi estuvimos otro rato hasta que ya no pude más y me vine dentro de su culo, pero ella seguía pidiéndome que no me detuviera. Pero yo no podía más, me salí de su culo y comence a meterle mis dedos en su vagina, me pedía más y más así que decidí meterle mis cuatro dedos excepto el pulgar a ver hasta donde llegaba. Era increíble pero me pedía que le diera más fuerte, entonces junte mis 5 dedos y comencé a meterle toda mi mano, no pense que entrara toda pero ella se movía para que se introdujera mi mano completamente. Con 2 o 3 arremetidas de ella ya tenia toda mi mano dentro de ella hasta la muñeca. Entonces empezó a moverse y a contorsionarse como loca yo solo sostenía mi mano y ella hacia todo el movimiento, estaba cada vez más excitada y respiraba cada vez más fuerte. Y así estuvo hasta que me dijo que tratara de meterla más dentro de ella, empuje mi brazo más dentro hasta que pude sentir que mis dedos topaban y ella se estremecía y exclamaba un grito de satisfacción y comencé a sentir un liquido caliente que me envolvía mi brazo.

Decidi sacar todo el brazo y arremeter contra su clítoris con mi lengua, le pasaba violentamente mi lengua una y otra vez y sentía que otra vez llegaba punto para acabar nuevamente con un prolongado grito.

Se quedo quieta un rato pero a estas alturas yo ya tenía otra erección y necesitaba hacer algo, así que le dije, bueno, ahora te toca a ti hacerme terminar otra vez, la desamarre y le quite la venda de los ojos y me pare al pie de la cama en lo que ella se sentó, puso mi verga en medio de sus senos, los apretó con sus dos manos y cuando subía me daba una buena chupada, no tarde mucho en venirme en su cara y ella tomo mi verga con sus manos y engullo todo mi semen limpiándome la verga completamente y haciéndome estremecer con cada mamada.

Así terminamos y ella se fue a su casa, después de esa vez ella quería estar todos los días en mi casa al salir de la oficina. Así estuvimos cerca de dos semanas y en todas las ocasiones ella me pedía que le introdujera mi mano, porque solo así podía terminar, no tenía llene, solo quería coger y coger y siempre estaba ansiosa de tener sexo. A mi al principio me gustaba pero ya me estaba agotando esa situación, Durábamos no menos de 2 horas y a veces hasta 4 horas follando cono animales todos los días. Uno como hombre desea una mujer siempre dispuesta pero aquello era demasiado, Lety era un animal en celo y no podía bajarle el libido. Por fortuna llegó su regla y en esos días salimos en las noches a conocer la ciudad, Me hacia falta porque no conocía, Un día fuimos a un bar y me dijo que iba a ir su hermana y unas amigas, para evitar líos en la oficina, nadie sabía de nuestra relación, ni siquiera su hermana, Pues salimos todos juntos y me presento a su hermana Eli y a sus amigas, de inmediato me llamó la atención su hermana, no se parecían en nada, En ese entonces Lety tenía 23, Eli 28 y yo 30. No podía haber hermanas mas diferentes Eli es blanca, alta, con su cabello castaño claro y ojos claros, y sus rasgos físicos muy diferentes. Estuve platicando con Eli casi toda la noche y se dio entre los dos una atracción muy fuerte. Sin embargo como iba con Lety, no

trate de llegar más lejos, y nos despedimos.

A los pocos días me dijo Lety que le había caído muy bien a su hermana y que le hablara a su trabajo, ella me dio sus teléfonos y le pregunte si no le importaba que saliera con ella algún día a lo que me dijo que no, que quería mucho a su hermana y que solo quería que la tratara bien, que conmigo no quería ninguna relación sentimental salvo tener sexo cada que pudiéramos.

Pues con esa declaración de Lety., que empecé a invitar a salir a Eli a varios lugares, saliamos a cenar, al cine, de días de campo y casi invariablemente después de dejar Eli en su casa, al poco rato llegaba Lety a mi departamento, me preguntaba como me había ido con su hermana y lo que ella le platicaba de mi, que estaba muy emocionada de salir conmigo y que le gustaría que formalizaramos nuestra relación con su familia , yo le decía que si me gustaría pero que me daba miedo que se enterara de estaba follando con su hermana que mejor prefería terminar con nuestra locura sexual y dedicarme a su hermana.

Ella me dijo que estaba bien, que si quería yo estar con Eli que no había problema, que sabía que nos queríamos y que ella se hacía a un lado, pero que le diera tiempo e encontrar a otra persona que la follara porque no podía estar sin una buena verga adentro.

Bueno, pues acabamos esa noche como siempre, en la cama dándonos un buen acostón.

Lety cumplió su palabra y ya no volvió a visitarme en mi departamento ; yo formalice con Eli, después de eso un día acabamos solos en mi departamento, nunca se había dado esa oportunidad de estar así, Yo besaba a Eli y ella correspondía pero en determinado momento cortaba el contacto y se volvía más fría,. Yo estaba seguro de que quería como yo tener sexo pero su actitud me confundía.

Le pregunté si se sentía mal conmigo o si había algún problema, a lo que me dijo que no había problema, que le encantaba estar conmigo pero que ella se había prometido llegar virgen al matrimonio y que no quería faltar a su promesa, pese al deseo que tenía de hacerlo. Yo me lleve una sorpresa mayúscula con lo que me dijo,. Nunca me imagine que a sus 28 años y siendo tan guapa, siguiera siendo virgen.

Le dije que no se preocupara, que no haríamos nada que ella no quisiera, me dije que estaba bien que solo quería que la abrazara y la besara.

Así pasamos varias noches, no teníamos que decir nada pero nos ibamos directo al departamento. Nos encantaba estar juntos, yo quería por supuesto irle dando confianza y llegar más lejos poco a poco. Y así se fue dando la situación, las caricias se volvía mas atrevidas pero sin llegar a los genitales, hasta que un día me permitió desnudarla completamente, me quede contemplando su cuerpo y le dije –Eli, eres hermosa, por favor déjame llevarte y enseñarte los placeres del sexo, ella me dijo –Puedes hacerme lo que quieras pero no estoy lista para que me penetres.

Yo estaba fuera de mi, con un deseo contenido de varios días, pero dispuesto a no defraudarla, así que decidí respetar su deseo. Me dedique a besarla completamente, comenzado con sus labios , bajando por sus senos, besando por largo tiempo sus pezones y hasta llegar a su interior, el cual me permitió besar sin ninguna restricción intente introducir suavemente un dedo pero de inmediato dio un brinquito y se resistió por lo que no insistí más en hacerlo, solo me dedique a llevarla al orgasmo besando su clítoris.

Yo estaba que me volvía loco del deseo pero ella ya no quería seguir adelante con nada, le propuse me acariciara el pene, pero me dije que no, que le daba muchísima vergüenza y no estaba lista en ese momento, que en otra ocasión.

Como siempre, ella se despidió de mi y se fue a su casa.

Yo me quede en la casa frustrado pero contento de lo que había pasado. Me quede un rato meditando cuando oí girar la llave de la puerta, y un – Hola!! en la puerta Era Lety, me dio un beso y me dijo, -Me acaba de contar Eli lo que pasó entre ustedes y no estoy dispuesto a que la vayas a engañar con otra vieja para desahogarte. Me imagino como estas de ganas de follar, Así que por eso estoy aquí contigo, -Para eso están las hermanas y las cuñadas, no?

Autor: Gustavo

nasa34c2002 ( arroba ) todito.com

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Sexo con dos hermanas, 9.2 out of 10 based on 5 ratings
  
categoría:

Ningún comentario »

Aún no hay comentarios

Canal RSS de los comentarios de la entrada | URL para TrackBack

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para hacer comentarios.

Bienvenido a la mayor comunidad de escritores de relatos eróticos


Copyright © 2008. Gestores Profesionales de Contenidos Digitales S.L.
Todos los derechos reservados